Crisis de salud no detiene inseguridad: marzo, con 6.8 asesinatos por día

Foto: Jorge Dueñes
 
Edición Impresa lunes, 23 marzo, 2020 01:00 PM

Un promedio de 7 asesinatos diarios se ha registrado en los primeros 138 días de gobierno de Jaime Bonilla, para un total de 947. Pese a la captura de 155 asesinos en el mismo período, autoridades no han podido contener las muertes violentas generadas en el marco de la lucha de poder criminal entre células de “Los Cabos” y operadores de CJNG, Sinaloa y CAF 

De acuerdo a informes policiacos, en Baja California, la mayoría de los hombres asesinados  reciben un balazo en la cabeza o en la cara, los menos en el pecho. Sus cuerpos sin vida quedan tirados en las esquinas, en terracerías o a bordo de sus autos. Muy pocos son estrangulados. Y mientras los cuerpos cercenados reaparecieron en las escenas criminales, la mayoría de las mujeres asesinadas han muerto al lado de un hombre.

En medio de la pandemia del virus COVID-19, el pleito por las calles en Tijuana y por las rutas en Ensenada continúa.

Baja California acumula 947 asesinatos en los primeros cuatro meses y medio de la administración del gobernador Jaime Bonilla Valdez. Durante  el mismo periodo se ejecutaron 155 órdenes de captura por homicidio, 19 de estas solo en los primeros 15 días del mes en curso. De igual forma, han capturado a 184 personas con órdenes de aprehensión por narcomenudeo. Números que incrementaron las detenciones de criminales entre un 19 y 26%, dependiendo del delito.

La semana que concluye, los asesinos en Tijuana evidenciaron que a pesar de los esfuerzos institucionales y los anunciados cambios de estrategia, la dinámica de las muertes violentas en la entidad es similar a la de hace quince meses, cuando tomó posesión el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Los vendedores de droga al menudeo siguen peleando por el control de cada calle. Por tener la mayor tajada de un negocio que, acorde con el ex procurador estatal Rommel Moreno, en 2012 generaba en BC ganancias superiores a 22 millones de pesos al día.

“C.J.N.G. Esto le va a pasar a Todos los LACRAS que anden por la 7A,  calle 11 y la Cacho”, fue el mensaje que escribieron en una cartulina, con un texto parecido en ambos lados, firmado con una expresión de supuesto poderío fálico.

La amenaza fue tirada la noche del 17 de marzo de 2020 en la calle Galeana -conocida por los tijuanenses como Calle 7- y Avenida Madero de la Zona Centro, espacio físico catalogado dentro de “zona blindada” por las autoridades, que fueron burladas mientras los criminales dejaban el narcomensaje en el interior de un bote azul, acompañando dos piernas humanas cercenadas, atadas con cinta adhesiva gris y un cable blanco.

A pesar que la estadística homicida estatal pasó de 8.2 asesinatos al día en 2019, a 6.8 homicidios diarios en el año en curso, ese muerto y medio menos al día en BC no ha terminado de impactar positivamente en la percepción ciudadana, porque los criminales continúan moviéndose por los municipios con impunidad.

Porque 7 muertes violentas cada 24 horas son muchas, y siguen muy por encima de las 2.5 ejecuciones al día que se padecieron  en 2015 -909 homicidios en el año-, cuando se detonó la escalada sangrienta tras la llegada del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) a pelear el territorio bajacaliforniano con las diversas células del Cártel de Sinaloa y Cártel Arellano Félix (CAF). Período en que las ejecuciones que se cuantificaban por cientos, empezaron a contarse por miles en BC: mil 257 en 2016; 2 mil 324 en 2017;  3 mil 160 en 2018; y 2 mil 886 en 2019.

Actualmente, Tijuana suma 722 asesinatos bajo la administración bonillista, y representa el 77% de la violencia homicida en la entidad. En esta ciudad, el resultado de las Jornadas por la Paz de cada fin de semana, las Mesas de Coordinación Territorial para la Construcción de la Paz y la Seguridad realizadas todos los días entre semana; la reestructuración de la Fiscalía General del Estado, la llegada de 250 policías federales a la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) y el aumento en el número de cateos y órdenes de aprehensión ejecutadas  en la ciudad fronteriza, fue que las muertes violentas bajaron de 6.3 a 5.2 al día. Por lo que la presente administración contabiliza 140 asesinatos menos que su antecesor en el mismo periodo. Pero siguen siendo una gran cantidad de asesinatos.

La semana que termina, entre los miércoles 11 y 19 de marzo, 69 personas fueron privadas de la vida de forma violenta. El jueves 12, los decesos de este tipo circularon por el 60% de los municipios, dejando  un asesinado en Mexicali, cuatro homicidios en Tijuana, otros cuatro en Ensenada y, el mismo día, decomisaron una maleta con cocaína en la Aduana Marítima del puerto; y un policía a bordo de una patrulla fue baleado en San José de la Zorra.

En cuanto a Tijuana, el municipio que marca la carrera de sangre en la entidad, tuvo el 15 de marzo uno de sus mejores días, con dos muertos,  pero los asesinos decidieron recuperarse y los reportes policiacos del sábado 14 y lunes 16, registraron once asesinatos cada uno.

Han sido 46 personas en una semana, solo 12 están identificadas: Óscar González, Carlos Rodríguez, Selene Orozco, Manuel Moreno, Miguel Rodríguez, Víctor Morales, Alejandro Martínez y Aldo Martínez no contaban con antecedentes penales. Los cuatro restantes tenían delitos menores: Rafael Calleros por robo con violencia y lesiones calificadas; Simón Arreola Rodríguez se negó a pagar un consumo; Enrique Urrea por actos que inducen al vicio; y Gilberto Escobedo por amenazas, daño en propiedad ajena culposo y manejar en estado de ebriedad.

 

“LOS CABOS”, GENERADORES DE LOS BROTES DE VIOLENCIA

De acuerdo con información de inteligencia proporcionada por las policías operativas, las recientes muertes de personas relacionadas con la venta de droga al menudeo en Tijuana y el trasiego marino de enervantes en Ensenada, implica a homicidas de los tres cárteles: Sinaloa, Jalisco y Arellano.

Pero hay un grupo que está desempeñando un papel protagónico porque llevan quince meses enfrentados. Se trata de “Los Cabos” y “Ex Cabos”, autonombrados sicarios que de 2015 a 2018 sirvieron al CJNG, pero a finales de 2018 y principios de 2019, algunos se escindieron y ahora delinquen bajo la protección del CAF.

“Ellos están peleando y matando entre sí, y a quienes fueron sus subalternos delictivos”, confió a ZETA un uniformado.

Aparte de la pugna en la Zona Este de Tijuana, donde identifican a operadores de la célula de Francisco y Javier Mendoza Uriarte, y en la Zona Centro, donde destacan los delincuentes al servicio de los hermanos René y Alfonso García Arzate, en las áreas con mayor delincuencia, los testigos y detenidos por temas de homicidio han mencionado como autores materiales e intelectuales a:

David López Jiménez “El Cabo 20” o “El Lobo”; Jorge Cristian Gómez Rosales “El Pitey”; Felipe Avitia “El Bagre”; Mario Delval Barocio “Cabo 33” o “Mariolas”; y Leonardo Fabián Robles “Cabo 45”, todos del lado del CAF y enfrentados con operadores de Israel Alejandro Vázquez Vázquez “El Cabo 50” y/o “El Goofy”.

Foto: Jorge Dueñes

CAPTURAS Y APREHENSIONES CONTINUARÁN

“No podemos detener la operatividad porque somos Seguridad Pública” declaró a ZETA la tarde del 18 de marzo, la directora de la Policía de Mexicali, María Elena Andrade, y a la mañana siguiente, 40 elementos del turno nocturno de la Subcomandancia de la Zona Noreste de Mexicali, quedaron confinados al interior de las instalaciones durante seis horas, tiempo que el Sector Salud tardó en  determinar que un infractor detenido que presentó síntomas, resultó negativo al coronavirus.

Andrade habló de dos planes de contingencia: uno hacia el interior de la corporación y otro hacia el exterior. Explicó que siempre han lavado y desinfectado las celdas, oficinas, mostradores y ventanillas, pero desde hace tres semanas lo hacen de manera más continua y focalizada. Además, dotaron a los policías de calle con cloro, lentes tipo goggle, mascarillas, gel y jabón para que mantengan limpias las unidades.

Y para no perder el contacto con la comunidad  y los más de 400 comités ciudadanos, están realizando perifoneo. Por lo pronto, a través de las bocinas de las unidades, mientras hacen los patrullajes, están trasmitiendo el mensaje de la Secretaría de Salud en cuanto a medidas de protección.

“La Policía de reacción continuará los rondines en patrullas desinfectadas y respondiendo a las denuncias ciudadanas que no son aglomeraciones, pero estarán equipados con cubre bocas y goggles”, comentó la entrevistada.

En la medida de las posibilidades, los empleados en grupos de riesgo como adultos mayores, personas con enfermedades crónicas y embarazadas, ya fueron remitidos a sus casas.  El único servicio que se puso en pausa por acuerdo de Cabildo es el área del Jurídico, encargado de los plazos para notificaciones de diversa índole.

En Tijuana, el secretario Jorge Ayón Monsalve y su personal indicaron que el protocolo en esta ciudad es similar al de Mexicali. Pero el área jurídica aún está trabajando y fortalecieron los operativos en centros comerciales, garitas de cruce hacia Estados Unidos y cadenas de empresas donde hay mayor concentración de personas. También analizan la posibilidad de cambiar la operatividad, y en lugar de atender 14 distritos como ahora, dividir el territorio y reorganizarlos en tres distritos.

“Como primeros respondientes en Policía y C4, no podemos parar operaciones”, aseguró Carlos Alberto Flores, comisionado de la GESI, “la situación viene complicada, pero no es una veda para que los criminales hagan lo que les dé la gana”.

En cuanto a limpieza, desinfectan constantemente las áreas comunes, el personal ya recibió guantes, lentes y cubre bocas para los filtros sanitarios y el 17 de marzo todos los primeros respondientes atendieron una capacitación a través de

Suspenden visitas en los Cereso

 Autoridades penitenciarias de Baja California anunciaron que desde el 1 de marzo se establecieron filtros sanitarios para ingreso a los Centros de Readaptación Social (Cereso), con personal médico y de custodia penitenciaria que revisan la temperatura y otros síntomas tanto de empleados, como de las visitas.

“Ahora que ya se registraron dos  casos positivos en Mexicali, entramos en etapa de contención, empezamos con desinfección de áreas médicas y celdas, y si hay personas con síntomas se les segrega y se le da seguimiento; hasta ahora solo tenemos grupas, ningún caso de COVID-19”, explicó Cuauhtémoc Castilla Gracia, subsecretario del Sistema Estatal Penitenciario.

Y aclaró:

“Analizamos con el secretario de Gobierno y el de Salud, y a partir de esta semana suspendemos de manera temporal las visitas familiares y conyugales, para protección de los internos y sus familias. Las condiciones de los centros penitenciarios en todo el país son propicias para la propagación, en algunas áreas no hay luz solar, humedad, las rejas son metal y en ese material el virus sobrevive hasta diez días. Eso es lo que les vamos a explicar”.

No obstante, los internos podrán mantener contacto con su familia con visita virtual, “ya estamos en contacto con una empresa de telefonía y al interior de los Cereso se instalarán más teléfonos públicos, se les dará la posibilidad de hacer video llamadas en los locutorios y en el área de trabajo social”.

Las comunicaciones tendrán duración de tres minutos y podrán efectuarse con familiares incluidos en la lista de autorizados, no más de tres llamadas a la semana. De los 12 mil 122 internos, 40% en Mexicali y 52% en Zona Costa reciben visita, y estiman, serán los que solicitarán este servicio.

También ampliarán el tiempo en patio de dos a tres horas, con actividades deportivas y terapias de reconstrucción los sábados y domingos, a fin de que los internos se mantengan ocupados.

videoconferencia para abordar a los sospechosos, sean de delitos o de COVID-19, en el marco de la pandemia.

“La gente en situación de riesgo ya no se están presentando, además, en áreas no indispensables como la de Servicios a Seguridad Privada y Registros de Voz y Huellas de personal de Seguridad Pública, van a trabajar con guardia”, anunció el mando tijuanense.

 

PRE-DENUNCIA TELEFÓNICA

En cuanto a las medidas establecidas en la FGE frente a la contingencia sanitaria, el fiscal central Hiram Sánchez comentó que se mantendrán las actividades esenciales y se reducirá el personal.

“Las áreas de Detenciones, Homicidios y Narcomenudeo se mantendrán, el personal trabajará equipado con las medidas básicas de protección. Lo que tal vez se reduzca son los cateos y el número de unidades para recibir aprehensiones, pero desahogaremos personal, por ejemplo en el área de Promociones de Litigantes, las cuales vamos a responder a través de mecanismos digitales”, adelantó.

“También en SEJAP (Sistema Estatal de Justicia Alternativa Penal) se van a suspender los trámites de entrega-constancia de extravío de documentos, que genera la mayor aglomeración; y se establecerá un sistema de pre-denuncia telefónica con asignación de cita, dependiendo de la gravedad del hecho y acorde a los tiempos marcados por la contingencia”, concluyó el funcionario.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio