Negligencia en emisiones de CFE

Fotos: Antonio de Jesús Cervantes G
 
Ezenario BCS martes, 11 febrero, 2020 01:00 PM

Según monitoreos del Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental, la afectación es prácticamente total en La Paz, ya que la mancha de ceniza y contaminantes se ha detectado incluso en Camino Real

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) reconoce el daño ambiental en Baja California Sur, concretamente en La Paz. Cuenta con tres casetas de monitoreo en los linderos de alcance de las emisiones de sus plantas termoeléctricas: una ubicada a la altura del antiguo Centro de Salud en Calle 5 de mayo, una más en la colonia Francisco Villa y otra en Punta Prieta.

Según los monitoreos del Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental (CERCA), la afectación es prácticamente total en la ciudad, ya que la mancha de ceniza y contaminantes se ha detectado incluso en Camino Real.

“Desde el año pasado empezamos a recibir denuncias de personas que perciben problemas respiratorios que se agravan por la contaminación, lo que estamos haciendo es tomar los datos de su domicilio y decirles, de acuerdo a los datos que tenemos, ya sea del monitoreo móvil o fijo, cuáles son las concentraciones en el lugar donde nos reportan y a qué pueden estar asociadas, eso se viene haciendo desde el año pasado”, expresó Jacqueline Valenzuela, directora del CERCA.

Una ciudadana de nombre Angélica hizo el trámite correspondiente de la denuncia ante la organización no gubernamental. En la verificación con datos de la agrupación y de la CFE, en sus casetas de monitoreo oficial se determinó que están contaminando y por encima de normas internacionales y nacionales de salud.

“Ellos lo reconocen”, refirió Jacqueline Valenzuela, brindando además los datos oficiales de monitoreo de la Estación 3, donde se rebasan los límites permisibles del contaminante PM10 prácticamente todos los años desde el inicio del monitoreo.

En cuanto al monitoreo móvil se tienen concentraciones de PM2.5 que oscilan entre 57 y 62 µg/m³, lo cual significa que se encuentran por encima de los límites permisibles para ambos contaminantes.

Angélica confirmó que su domicilio se ubica en la calle Ayuntamiento entre Reforma e Independencia de la colonia Francisco Villa, en esa ubicación está comprobado con datos oficiales que el CERCA solicitó por la Plataforma Nacional de Transparencia a la CFE, que la Comisión sabe del daño que genera y sigue haciéndolo.

Desde entonces no ha habido un estudio de salubridad que especifique el grado de afectación de las cenizas tóxicas que arroja la CFE al ambiente.

 

DENUNCIAS POR CONTAMINACIÓN

El CERCA ha iniciado una cruzada para recabar la información de enfermedades que los ciudadanos reporten en vías respiratorias, piel, ojos y oídos que podrían surgir ante la emisión de cenizas tóxicas.

De entrada, es urgente que la CFE reporte el número de padecimientos presentados por empleados de las plantas termoeléctricas en Baja California Sur, para asociarlo con los contaminantes.

“Exploramos la posibilidad de hacer algo con Derechos Humanos, pero ahora lo vamos a hacer en este año, de manera más formal. Vamos a invitar a las personas para que den la ubicación en que viven y perciben problemas de contaminación, ellos mismos nos reporten problemas de salud, a partir de esto vamos a generar un registro donde vamos a poder ver el dato de la concentración del contaminante; si rebasa o no los índices permisibles, y además, el problema de salud asociado que la persona reporta”, lanzó Jacqueline Valenzuela desde el CERCA.

Los ciudadanos confirmaron la presencia de enfermedades respiratorias frecuentes, para ellos pudiera ser el polvo, pero hay una razón: la caseta de vigilancia de la CFE en la colonia Francisco Villa confirma que particularmente ahí, hay grandes concentraciones de contaminantes.

“A partir de estas denuncias ciudadanas, vamos a tratar de tener un mapa que nos dé una lectura de dónde sí pudiese estar asociada la concentración de contaminantes arriba de los límites permisibles y los problemas de salud que las mismas personas reportan”, expuso Valenzuela.

La extensión de los tóxicos de la ceniza que emiten las termoeléctricas, indica registros de familias en colonias del sur que han manifestado el aumento de enfermedades, también por el sentido del aire.

La unidad de monitoreo móvil y una ubicada en Camino Real confirman que en la zona sur hay gran presencia de contaminantes derivados del combustóleo.

“Lo que más nos ha llegado está al sur en la colonia El Progreso, nosotros a partir de la ruta de contaminantes que publicamos cada semana en la página del CERCA, los contaminantes, independientemente  que recorren la Bahía a diferentes horarios, invariablemente terminan al sur; entonces tiene todo el sentido del tema la contaminación y también por dónde está colocada una las casetas de CFE, que rebasan los límites permisibles, con datos oficiales que es la colonia Francisco Villa y sus alrededores”, confirmó el Centro.

Los comentarios de los ciudadanos han sido que llegaron de otras ciudades del país porque padecían problemas de salud y les recomendaron vivir en La Paz; hoy, a la vuelta de cinco años, el problema del que venían huyendo ya regresó, y gran parte de ello tiene que ver con las emisiones.

 

MAYOR CONTAMINACIÓN EN LA PAZ

El 9 de diciembre de 2019 se hizo un nuevo anuncio federal, o por lo menos así lo indican funcionarios de la CFE: la llegada de una nueva planta, una Central de Combustión Interna, pero también se espera una planta flotante con turbinas. Es decir, la quema de combustóleo de baja calidad va a continuar, sin tomar en cuenta la petición de generar energía eléctrica a través de fuentes renovables.

“Nos van a traer una planta flotante que se va a conectar por Punta Prieta, que va a estar al lado el desarrollo turístico más importante de La Paz, que es Costa Baja, y vas a tener eso ahí, entonces otra vez estamos en incertidumbre”, reconoció Jacqueline Valenzuela.

Se trata de siete proyectos para la Península de Baja California y otros estados, con una inversión de 58 mil millones de pesos.

“Se va a gastar muchísimo, desde el año pasado hemos estado pidiendo en el Presupuesto de Egresos 2 mil millones de pesos para que puedan entrar 228 megawatts de energía renovable. No pueden seguir posicionándose aquí o tomándose decisiones de proyectos que nos traigan más contaminación, sin tomar en cuenta las condiciones de salud de la población”, aseguran especialistas.

Para concluir, ya se ha demostrado en diversas fuentes cómo el aire está contaminado, y por supuesto, los expertos asumen que en las zonas críticas hay afectaciones a la población, falta confirmar en qué escala se encuentran estas afectaciones a la salud “por estar respirando este veneno, realmente es eso, veneno al aire. Tenemos las pruebas, los reportes de laboratorio pedidos por Transparencia y eso es lo que está, denunció la directora del CERCA.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio