La mayor cartera vencida de Infonavit en BC en 10 años

Foto: Ramón T. Blanco Villalón .- Costo promedio de viviendas nuevas es superior a los 800 mil pesos.
 
Edición Impresa lunes, 3 febrero, 2020 01:00 PM

Este año, el saldo de los créditos en Veces Salarios Mínimos aumentó 2.83%, lo que repercute en un mayor descuento para los 192 mil trabajadores que mantienen ese esquema. El Instituto rehabilitará más de 3 mil 800 viviendas abandonadas y las áreas donde se ubican, no obstante, la mayoría de estas han sido invadidas

Al cierre de 2019, la cartera vencida de créditos de Infonavit en Baja California sumó 25 mil 631 cuentas, cifra que representó un índice de cartera vencida de 10.27%. El mayor de los últimos diez años, y casi duplicó al reportado en 2010, de 5.26%

Tan solo de enero a diciembre del año pasado, el número de cuentas vencidas creció 7 mil 119, al pasar de 18 mil 512 a 25 mil 063.

Ana Lizeth Gómez, representante de la Dirección General del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) en Baja California, declaró que la cartera vencida de 2019 “estaría dentro del objetivo que se fijó” para la entidad, sin embargo, no precisó el indicador.

Vivienda de interes social.

Expuso que uno de los factores del alza en el número de cuentas vencidas, es que mucha gente llega a BC -como a otras entidades de la frontera norte- buscando mejores oportunidades, y en algunas ocasiones logra cruzar a Estados Unidos o regresa a sus lugares de origen, dejando de pagar sus créditos.

La rotación del personal en el Estado es otro factor que incide en el índice de cartera vencida: “Hay meses donde tenemos índices más altos, noviembre y diciembre son meses donde hay mucha rotación de personal y una caída en el registro de trabajadores. Esas condiciones también repercuten en nuestros resultados”.

Por otro lado, el Instituto está cambiando el enfoque del área de cobranza, por lo que “ya no vamos a irnos tanto a un índice de cartera vencida, sino qué tanto podemos recuperar de flujo de efectivo”, dijo.

“Antes lo que decíamos a las agencias, tienes 200 cuentas por regularizar de esas 25 mil, y obviamente se va a ir a regularizar. ¿Cuáles? Pues las más que sean más fáciles para ellos, que son las más chiquitas, las que nos deben menos. Ahora la intención es que recuperemos más dinero, porque eso permite dar más créditos”, complementó Gómez.

Sin embargo, datos del Infonavit indican que el saldo de la cartera vencida también se incrementó, al pasar de 6 mil 747 millones de pesos en enero de 2019, a más de 7 mil millones de pesos al cierre de ese año.

 

SALDO DE CRÉDITOS AUMENTAN 2.82%

En México existen 3.9 millones de personas con algún crédito del Infonavit en Veces Salarios Mínimo (VSM), de las cuales 192 mil se encuentran en Baja California. Pese a que muchos de esos acreditados están al corriente de sus pagos, su deuda aumentó 2.82% durante este enero, derivado del incremento del valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que pasó de 84.49 a 86.88 pesos diarios de 2019 a 2020.

Uno de esos créditos en VSM, es el de un trabajador que adquirió en 2010 una casa en el fraccionamiento Hacienda Casas Grandes, en el Este de Tijuana. El saldo original de su crédito era de 314 mil 396.66 pesos. Luego de casi diez años de estar pagando, su deuda apenas disminuyó 29 mil 062.39 pesos.

Para él, fue notorio el incremento de su saldo durante el mes en curso al observar el recibo de nómina por parte de la empresa en la que trabaja, el cual refleja que por el concepto de Préstamo Infonavit le descontaron 894.81 pesos en la tercera semana de enero; casi 39 pesos más que en la última de diciembre de 2019.

Aunque alguna vez pensó en dejar de pagar al ver que la deuda no reducía sustancialmente, desechó la idea, pues considera que le perjudicaría. “Ya voy en una tercera parte del crédito, y al deber actualmente 285 mil 334.27 pesos, no se me hace tanto, espero algún día agarrar un dinero y abonar al saldo” para liquidar el préstamo, y de esa forma acceder a un segundo crédito con el que pueda adquirir una mejor casa.

Luis Fernando Serrano Macías, ex presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), detalló que durante los primeros años del crédito, la mayoría de las veces la amortización va 80% al pago de intereses y 20% a capital. De ahí que la deuda disminuya lentamente.

Foto: César René Blanco Villalón.- Luis Fernando Serrano Macías, expresidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) Tijuana.

Recomendó a los acreditados invertir algún dinero extra que obtengan, como el aguinaldo o un bono, al pago anticipado del capital, para reducir más el saldo del crédito y rescatar la plusvalía de la vivienda, ya que en ocasiones el inmueble “no vale tanto como la deuda”.

Sobre el incremento en los saldos de los créditos, Ana Lizeth Gómez, representante del Infonavit en Baja California, comentó que este se encuentra estipulado en las cláusulas de los créditos, y rechazó que ponga en riesgo el pago de los mismos.

Recordó que antes de 2016, el saldo de los créditos en VSM aumentaba conforme al incremento del salario mínimo convirtiendo a muchos en deudas impagables, pero ahora al fijar el incremento en UMA “topa” la deuda y los créditos no se ven afectados como antes.

No obstante, Roberto Valero, presidente del Colegio de Estudios Económicos de Baja California, observó que persiste el riesgo de que estos créditos se vuelvan impagables al durar 30 años, toda vez que la percepción salarial de la mayor parte de los trabajadores en el país se encuentra estancada, a razón de que el incremento al salario mínimo solo beneficia a una minoría.

Aunado a ello, es frecuente que tras perder su empleo, las personas se recontraten con un salario inferior al que tenían al momento de solicitar el crédito e incluso migren a la informalidad.

Respecto al programa Responsabilidad Compartida, iniciado en 2019 para cambiar los créditos en VSM a pesos, Gómez afirmó que en BC se han beneficiado a 3 mil 774 acreditados, donde el universo de créditos sujetos a dicho programa es de 7 mil 830, cuyos acreditados tienen una percepción mensual inferior a 4 UMA (10 mil 425.6).

A nivel nacional, el Infonavit convirtió 147 mil 480, de una meta sexenal de 745 mil créditos.

En entrevista con ZETA, la funcionaria adelantó que el Instituto está revalorando los requisitos para acceder al programa, con el fin de que más personas puedan beneficiarse con un saldo que no crezca y con pagos fijos, en aras de liquidar el adeudo.

 

COSTO DE VIVIENDA AUMENTA  18%

José Luis Padilla, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) en Baja California,  indicó que el costo de la vivienda en la entidad aumentó 18% en 2020 respecto al año anterior.

Entre los factores que repercutieron en el alza (mayor a la reportada de 2018 a 2019) se encuentran el que se “haya duplicado la mano de obra, así como el encarecimiento del cemento, acero, cobre, aluminio y diésel”. Además del aumento en los derechos e impuestos estatales y municipales.

De acuerdo con el Registro Único de Vivienda (RUV), el año pasado se construyeron 5 mil 293 viviendas en Baja California, de las cuales 82.43% fueron inmuebles con una superficie construida menor a 60 metros cuadrados (m2), 13.60% menor a 80 m2 y 3.97% mayor a 80 m2.

Prácticamente todas las viviendas fueron de dos o más recámaras; y del total de las casas construidas, 63.27% fueron horizontales; el resto verticales.

En cuanto al valor de los inmuebles, el RUV revela que del total de la producción de vivienda más económica en BC fue prácticamente nula.

Al respecto, Ana Lizeth Gómez citó que de acuerdo con datos de Canadevi, el costo promedio de la vivienda oscila entre 800 mil pesos y un millón de pesos, monto al que “difícilmente” un trabajador de los primeros rangos salariales tendrá acceso.

Foto: Julieta Aragón.- Ana Lizeth Gómez, representante de la Dirección General de Infonavit en Baja California.

Para contrarrestar esta situación, anunció que el próximo 4 de febrero el Infonavit pondrá en marcha el programa Unamos Créditos, con el que se podrán juntar créditos para adquirir una mejor vivienda, ya sea nueva o usada.

“Van a ser entre familiares, crédito conjunto entre padres-hijos-hermanos; parejas que viven en unión libre, del mismo género y distinto, (además del crédito conyugal que ya existe) e incluso entre las personas que son co-residentes y no tienen ningún lazo sanguíneo y jurídico, como los llamados roomies.

“Aquí entra la figura de la copropiedad del crédito que se adquirió. La intención es que podamos sumar 2 créditos y posteriormente más, en un crédito compartido”, agregó.

 

RECUPERARÁN HASTA 3 MIL 810 VIVIENDAS EN BC

En México hay 650 mil viviendas abandonadas, de las cuales 30 mil se encuentran en Baja California. Ante ese panorama, el Infonavit, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y las autoridades municipales trabajarán en un programa para rehabilitar las viviendas y las zonas donde se ubiquen.

Ana Lizeth Gómez comentó que, a nivel nacional, se regenerarán 171 mil viviendas. De estas, 3 mil 810 se encuentran en Mexicali y Tijuana, donde se espera que inicie el programa en unos meses, una vez que se firmen los respectivos convenios con las autoridades municipales, previstos para febrero.

“En Mexicali vamos a iniciar con aproximadamente 220 viviendas que ya están adjudicadas al Instituto, principalmente en las zonas de Valle de Puebla y Rincones de Puebla. Adicionalmente, en la Capital bajacaliforniana están consideradas 600 casas en proceso de escrituración”, apuntó.

En Tijuana, la primera fase contemplará 960 viviendas en el fraccionamiento Urbi Villa del Prado, aunque hay alrededor de 2 mil 030 más en proceso de escrituración.

La idea no solo es rehabilitar los inmuebles, muchos de los cuales se encuentran en malas condiciones e incluso han sido vandalizados, sino resolver la problemática de estos conjuntos habitacionales, como las deficiencias de uso de suelo, transporte y equipamiento urbano.

La funcionaria afirmó que el valor del avalúo de las viviendas que planean recuperar en Mexicali es de alrededor de 159 mil pesos, mientras que en Tijuana es de 174 mil, y aunque dependerá de las reparaciones que amerite cada inmueble y las acciones a emprender, se espera que el costo final para venderlas nuevamente esté entre 240 mil y 270 mil pesos en promedio por vivienda.

Lo anterior, con el fin de que sean accesibles a los trabajadores del primer rango salarial, donde actualmente no existe oferta de vivienda nueva.

Para Luis Fernando Serrano Macías, ex presidente de la AMPI, un reto a superar radica en que muchas de las viviendas abandonadas fueron invadidas. En ello coincidió la representante regional del Infonavit, quien reconoce que muchas de estas viviendas sujetas a rehabilitar actualmente están invadidas, por lo que dentro del proyecto del Infonavit se buscará una solución para atender “esa problemática que es una realidad”.

Por último, Serrano Macías consideró que en los últimos cinco años el número de vivienda abandonada ha ido disminuyendo lentamente, en parte “porque no se han edificado más casas” en ese rango socioeconómico y las personas están regresando a vivir a esas colonias, al haber más vialidades o rutas de transporte.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio