FGE abre carpeta de investigación por caso de maquiladora clandestina

Fotos: Cortesía
 
Destacados viernes, 7 febrero, 2020 05:30 PM

La noche del sábado 1 de febrero de este año, personal de Inspección y Verificación de las delegaciones La Presa Abelardo L. Rodríguez y Cerro Colorado, acudió al inmueble marcado con el #19 de la calle Bonampak, de la colonia Planicie en Tijuana, con la consigna de clausurar una maquiladora textil denominada como Bodega 5, que les fue reportada por operar clandestinamente.

Fotos: Cortesía/ Pertenencias apiladas de los trabajadores en una de las habitaciones

Al llegar, encontraron dos pisos repletos de máquinas de coser y retazos de telas, mientras que en el tercer nivel había al menos 12 habitaciones pequeñas y dos áreas de servicio -cocina y baño- para las 52 personas que usaban ese espacio para vivir. En ese momento se identificó la presencia de mujeres, hombres y menores de edad, que presuntamente también eran empleados de la empresa.

El titular de la dirección de Inspección y Verificación, Adolfo García, comentó a Semanario ZETA que en el lugar una mujer identificada como la empleadora -de nombre Miriam y origen asiático- trató de sobornar a los inspectores para que no procedieran con la clausura de su negocio, debido a que no contaba con ningún permiso para operar.

Ante la sospecha de que se estaba cometiendo el delito de explotación laboral en Bodega 5, la Fiscalía General del Estado (FGE) abrió una carpeta de investigación, aunque solo les fue posible entrevistar a seis de las presuntas víctimas el 4 de febrero. Al día siguiente que regresaron para continuar con la colecta de testimonios, el edificio se encontraba deshabitado.

En las primeras averiguaciones solamente se han corroborado faltas administrativas; sin embargo, la Fiscalía continuará con la investigación ante la sospecha de que la posible propietaria tenga otros negocios con características similares.

En las pocas entrevistas que logró la Fiscalía, se identificó que la mayoría de los afectados provenían del interior de la República, de estados como Tlaxcala y Puebla, y tenían de dos a cuatro semanas de haber llegado a esta ciudad para trabajar. Se descartó que se les tuviera privado de la libertad, debido a que podían entrar y salir del inmueble cuando quisieran.

MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA EN CIRCULACIÓN ESTE VIERNES 7 DE FEBRERO 

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio