“El Kevin”: ascenso y caída

Kevin Armando Martínez González alias “El Kevin”, “El Flash”, “El Flaco” o “El Perrillo”, identifi cado como generador de violencia en los últimos meses al frente de la Zona Norte
 
Edición Impresa martes, 18 febrero, 2020 01:00 PM

Tras semanas de labor de inteligencia, el sábado 8 de febrero, agentes ubicaron a Kevin Armando Martínez González, líder de plaza de la zona norte, en un domicilio de Dimas, Sinaloa. El operativo estuvo a cargo de la Secretaría de Marina, en coordinación con la Fiscalía de Sinaloa y agentes de Investigación Criminal de la PGJE en Baja California Sur. Era el sucesor de “El Pacquiao”. Autoridades investigan su participación en desapariciones forzadas

En la base de datos de las fuerzas de inteligencia en la Mesa de Seguridad de Baja California Sur, tras la captura de Cristian y/o Luis “N”, alias “El Pacquiao” o “El Lee”, vinculado por el delito de homicidio calificado con ventaja, que presumiblemente cometió el 5 de octubre de 2019 en un domicilio de la colonia Guerrero, en Villa Alberto Alvarado Arámburo, quedó vinculado a proceso y en prisión preventiva en el Centro Penitenciario, aseguraría en su momento la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Según el reacomodo que se tenía planteado, el jefe de narcomenudeo asumiría el control de la plaza, quedando Kevin Armando Martínez González “El Kevin”, “El Flash”, “El Flaco” o “El Perrillo”, quien fue identificado al frente de la zona norte, desde Loreto a Mulegé.

Tras semanas de labor de inteligencia, la madrugada del sábado 8 de febrero se ubicó al peligroso líder de plaza de la zona norte en un domicilio en Dimas, Sinaloa; el operativo estuvo a cargo de la Secretaría de Marina, en coordinación con la Fiscalía de Sinaloa y agentes de Investigación Criminal de la PGJE en Baja California Sur.

Tras la caía de El Kevin o El Flash, la estructura criminal se ha debilitado, sin embargo, no se descarta haya un reajuste

“El Kevin” fue asegurado por las fuerzas del orden y enviado a La Paz, procedente de Mazatlán, Sinaloa, en un fuerte operativo de seguridad y bajo sigilo para evitar que criminales intentaran rescatarlo.

“Era buscado por sus colaboraciones con ‘El Chucky’, presuntamente estaría vinculado como uno de los sicarios que operó el asesinato, tortura y mutilación de dos personas en Loreto, además de los últimos homicidios en Mulegé; principalmente podría estar involucrado con el atentado contra un joven a mediados de noviembre de 2019, los pescadores desaparecidos, así como la ejecución de ‘El Grande’ y otro en enero de 2020”, confirmó a ZETA un agente de investigación de la Mesa de Seguridad Pública.

Tanto el homicidio del joven Ramón Antonio Victorio Cosío, de 19 años de edad, perpetrado la mañana del 14 de noviembre de 2019 en Guerrero Negro cuando pretendía salir de la entidad; y la desaparición de pescadores el 25 de noviembre -algunos localizados sin vida, maniatados y torturados-, involucrarían a “El Pacquiao”, según fuentes de inteligencia. Sin embargo, después de la detención de este, grupos de la zona intentaron apoderarse de la distribución de narcomenudeo, de ahí que supuestamente “El Kevin” participó de alguna manera en los atentados registrados a mediados de enero.

Como el ataque y ejecución de Eduardo Verduzco Gastélum “El Grande”, originario de Sinaloa y presunto líder de plaza en El Vizcaíno, a las afueras del bar El Bazar en la comunidad de Villa Alberto Alvarado el 18 de enero; y de Martín Baduit Ramírez Noguera, de 34 años, presunto líder de plaza de Guerrero Negro, perseguido y agredido a tiros el 16 de enero en el tramo de Santa Rosalía al Paralelo 28, Kilómetro 182+900. Se localizó una camioneta tipo RAM cuatro puertas volcada; un menor y una mujer fueron encontrados sin vida.

“Una de las víctimas era conocido de la zona, ubicado como ‘el de las carnitas’, mientras que el que fallece en la camioneta volcada con su familia, fue considerado uno de los operadores financieros de la estructura criminal. Fueron blancos precisos para acabar con la competencia y apoderarse por completo de la zona norte”, especificó la fuente.

De la misma manera que “El Chucky” y “El Pacquiao”, Kevin Armando fue imputado por el delito de homicidio y desaparición de personas cometido por particulares. Actualmente está siendo vinculado y a la espera de que se dicte sentencia.

 

EL PODERÍO DE LA ZONA NORTE

La búsqueda por desmantelar uno de los grupos más violentos en la entidad, es la que se ha emprendido desde el asesinato del comunicador Rafael Murúa Manríquez, director de RadioKashana en Santa Rosalía, municipio de Mulegé, ocurrido el 20 de enero de 2019 tras haber sido levantado una noche antes y torturado.

Los sicarios más temidos y que han puesto en jaque a las autoridades, de izquierda a derecha, Héctor Mora “El Moreno”, Edson Giovanni Reyes “El Chucky” y Kevin Armando Martínez “El Kevin” o “El Flash”

Desde entonces, la zona norte de BCS se encuentra bajo vigilancia extrema por parte de la Mesa de Seguridad, que mantiene operativos permanentes desde la escalada de violencia que se vivió a mediados de enero, a fin de bajar los índices delictivos previo a la visita del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. De ahí que fuerzas de inteligencia han determinado los blancos prioritarios para el Estado, entre ellos destacan miembros de la célula identificada como Zona Norte, remanente del grupo criminal del sur de la entidad conocidos como Los Javieres, Los Dámaso y/o Los Colores.

A finales de 2017, desde el municipio de Los Cabos fue enviado Edson Giovanni Reyes “El Chucky” o “El Cuatro” para controlar la plaza, tras la salida de los conocidos como Hermanos Villavicencio; desde entonces la zona estuvo bajo su resguardo, con apoyo de jóvenes de entre 20 y 25 años.

“`El Chucky’ operó principalmente levantones, desapariciones y tortura, a sus víctimas las mutilaron como forma de sacarles información, recordarás dos cabezas abandonadas en la carretera a Loreto a principios de abril (2018), ese fue un mensaje que envió cuando sintió que grupos empezaron a movilizarse al norte; los dos asesinados eran sicarios que intentaron meterse”, confió la fuente de la Mesa de Seguridad.

En esa ocasión, en compañía de su grupo de sicarios, “El Chucky” levantó a Héctor Humberto Banda Solís y Marco Antonio Ibarra González, ambos con antecedentes por delitos contra la salud y presuntos sicarios. Sus restos fueron abandonados junto a la carretera en el Kilómetro 66 de la carretera Loreto-Santa Rosalía el 7 de abril de 2018.

Luis Santana Peña Nájera “El Luisillo” y/o “El Luisito” acompañó a “El Chucky”, pero a consideración de la PGJE, faltaba un eslabón: Kevin Armando Martínez González, identificado como posible tercer sicario en la ejecución del par de narcomenudistas y pistoleros.

 

CÉLULA CRIMINAL POR DESMANTELAR

Quienes dieron el hilo de la zona norte fueron Héctor Mora García “El Moreno”; Pedro Eduardo López Mendoza “El Werito” o “El Jaiba”; y Martín Salvatierra Amador “El Picapore”, quienes se encargaron de levantar y privar de la vida a Rafael Murúa Manríquez, de RadioKashana.

“Los primeros en caer y que comenzaron a brindar información fueron los asesinos del comunicador, mismos que pusieron a ‘El Lupillo’, autor intelectual del asesinato y vinculado por un hecho de tránsito con el periodista. Hoy ‘El Moreno’ tiene una célula dentro del penal, que ya está identificada y se trabaja en ello”, aseguró la fuente de la Mesa de Seguridad.

El patrón de tatuajes de El Chucky muy parecidos a los de sus antecesores

De acuerdo con el mapa delictivo entregado por la Mesa de Seguridad Pública en BCS, tras la captura de “El Kevin” y “El Pacquiao”, asumiría el control Alan Antonio “N”, encargado de la operación administrativa, pago de protección con fuerzas de seguridad y demás.

Aunque, según indicios, los Hermanos Villavicencio llegaron desde Ensenada, Baja California para retomar el control, sin embargo, la presencia de fuerzas de seguridad de los tres niveles que se han asentado en la Zona Norte, los obligó a salir de la zona.

Como parte de la estructura criminal que se había elaborado, identificaron a punteros en la entrada de la localidad de Guerrero Negro:

Efrén Reyes “El México”, padre de Edson Giovanni “El Chucky”; Ricardo “N” alias “El Pitufo”; Bryan Alexander “N” alias “El Mujica”; Cuauhtémoc “N”, alias “El Témoc”, todos en la zona de Vizcaíno; y Gildardo “N” alias “El Taxista”. Este último, “una de las piezas fundamentales en la estructura de banda de la Zona Norte, uno de los blancos más importantes no por su peligrosidad, sino la información que puede brindar para la captura e identificación de sicarios y casas de seguridad”, se informó a este Semanario.

 

LOS DETENIDOS DE LA CÉLULA DE LA ZONA NORTE

* Héctor Mora García “El Moreno”, operador en Mulegé Pueblo y Santa Rosalía.

* Pedro Eduardo López Mendoza “El Güerito” y7o “El Jaiba”, de 21 años y originario de La Paz; sicario de “El Moreno”, fue detenido la madrugada del 31 de enero.

* Martín Salvatierra Amador “El Martín” y/o “El Picapore”, oriundo de Santa Rosalía e implicado como autor material del homicidio del comunicador Rafael Murúa.

* José Guadalupe Hernández Barrón “El Lupito” o “El Javier”, de Sinaloa, autor intelectual del homicidio de Murúa.

* Edson Reyes “El Chucky” y/o “El Cuatro”, ex líder de la Zona Norte.

* Luis Santana Peña Nájera “El Luisillo” y/o “El Luisito”, sicario y narcomenudista de “El Chucky”; participó en la privación de la libertad de Héctor Humberto Banda Solís y Marco Antonio Ibarra González, cuyos restos fueron abandonados sobre una cobija en el Kilómetro 66 de la carretera Loreto-Santa Rosalía el 7 de abril de 2018.

* Cristian y/o Luis “N”, alias “El Pacquiao” o “El Lee”, sucesor de “El Chucky” tras su captura en el control de la plaza, pero capturado el 11 de enero, lo que originó el brote de violencia en Mulegé.

* Kevin Armando Martínez González “El Kevin”, “El Flash”, “El Flaco” y/o “El Perrillo”, aprehendido a principios de febrero; era líder de plaza y está vinculado en desaparición forzada y homicidio calificado.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio