Denuncian malos manejos en apoyos a damnificados de incendios

Fotos: Enrique Botello
 
Edición Impresa lunes, 13 enero, 2020 01:00 PM

Susana Covarrubias, ex delegada de La Misión en Ensenada, denunció ante Sindicatura el mal uso de recursos y víveres donados a las familias víctimas de los siniestros que afectaron la región en octubre de 2019.

Por su parte, la Dirección de Desarrollo Regional y Delegaciones señala que nunca hubo resguardo de recursos materiales por parte del Ayuntamiento

Sindicatura Municipal investiga una denuncia presentada por la ex delegada de La Misión, Susana Covarrubias Vázquez, en la que señala presunto mal uso de dinero y víveres donados con motivo de los incendios registrados a finales de octubre en esa demarcación municipal de Ensenada.

La denuncia fue presentada a Sindicatura en diciembre, un mes después de ocurridos los hechos señalados y dos días después de haber dejado la titularidad en el delegación, puesto al que ella asegura haber renunciado. La carpeta fue turnada al área investigadora.

Entre las conductas denunciadas por Covarrubias se enlistan:

  1. Resguardo de víveres y despensas sin control del Ayuntamiento.
  2. Donativo de 2 mil dólares que, asegura, quedó en manos del comisariado ejidal.

3.-Desplazarla de sus obligaciones durante la atención de la contingencia, con el fin de no permitirle documentar las “irregularidades y actos de corrupción”, como señala en su denuncia turnada al área investigadora.

Al respecto, la directora de Desarrollo Regional y Delegaciones dice que fue despedida y atribuye las acusaciones a “un pequeño resentimiento por la remoción”.

Covarrubias Vázquez fungió como delegada de La Misión del 4 de octubre al 4 de diciembre de 2019. El 24 de octubre, al iniciar los incendios que consumieron más de 7 mil hectáreas en Ensenada, con saldo de dos muertos y más de 50 familias damnificadas, solicitó al comisario ejidal, Omar García Lara, utilizar el salón ejidal como albergue y centro de acopio, debido a que el edificio delegacional no cuenta con espacios suficientes.

En el documento narra que las donaciones comenzaron a llegar hasta lograr “una acumulación excesiva” de comida, agua, ropa y artículos personales entregados como despensas a personas afectadas que las solicitaban.

En su narrativa, también menciona un donativo de 94 mil 999 pesos por parte de la empresa Ienova y que el sábado 26 de octubre se presentó un grupo de estadounidenses en La Misión que deseaba hacer un donativo superior a 2 mil dólares, dinero que según la denunciante, se entregó al comisario ejidal. Ella asegura haberlo hecho del conocimiento de la directora de Desarrollo Regional, Georgina Arvizu Gaytán, “a lo que no tuve respuesta”.

Dos días después, se suscitó un conflicto en el salón ejidal con personas que no recibieron despensas, tal como se había acordado con el comisariado y las voluntarias Arcelia “Pichis” Berruecos y Brenda Pinto. Tras las diferencias, Arvizu Gaytán se inclinó hacia el comisariado y las voluntarias.

Covarrubias Vázquez refiere que debido al exceso de apoyo, la ex delegada propuso cerrar el centro de acopio y poner bajo resguardo del DIF todos los artículos, pero no fue así, sino que permaneció en el salón ejidal. Tres semanas después fue cerrado el centro de acopio y la denunciante ya no supo lo que hicieron con las despensas y la ropa.

“Todas las donaciones pertenecían a la comunidad porque se hicieron para ayudar a los damnificados por los incendios, por lo que la Delegación debió hacerse cargo del inventario, pero la directora no reportó a Sindicatura, en cambio le dio toda la autoridad al comisariado, ahora delegado”, narra.

Entonces habló con el jefe de presidencia, Óscar Cruz, a quien explicó lo sucedido y recibió como respuesta que se arreglara con el comisariado y las voluntarias.

El 6 de diciembre de 2019 entregó al presidente municipal, Armando Ayala Robles, copia simple de la denuncia de hechos presentada ante Sindicatura Municipal, “a efecto de que se inicie una investigación de las irregularidades y corrupciones cometidas a la comunidad de La Misión, Baja California, en relación a los incendios ocurridos en el mes de octubre”.

DONATIVOS NO FUERON ENTREGADOS A LA DELEGACIÓN, NI ESTUVIERON BAJO SU RESGUARDO

Georgina Arvizu, directora de Desarrollo Regional y Delegaciones del XXIII Ayuntamiento de Ensenada, aseveró que los donativos recibidos en La Misión nunca estuvieron bajo resguardo del gobierno municipal, porque no le fueron entregados a este orden, sino que todo se recibió en el comisariado ejidal.

El comisariado ejidal Omar García tiene buena relación con los habitantes, es integrante del grupo de bomberos voluntarios y de una comunidad cristiana, por lo que prestó el salón ejidal, la gente comenzó a llevar su apoyo a ese punto y no a la delegación, insistió.

Arvizu Gaytán cuestionó por qué si lo denunciado por la ex delegada ocurrió a finales de octubre, esperó hasta el 5 de diciembre -un día después de su separación del cargo- para presentarlo ante Sindicatura, cuando pudo ser antes.

Reconoció que hubo roces entre la ex delegada, el comisariado, las voluntarias y Adalberto Fimbres, integrante de una agrupación llamada Salva Kids que se estaba haciendo cargo del centro de acopio.

“La entonces delegada consideró que había demasiado apoyo y que había que repartirlo también con familias no damnificadas, sin embargo, Adalberto le señaló que la emergencia no acababa, que las familias seguirían necesitando despensas, por lo que se crearon carnets para llevar un registro de los apoyos entregados”, indicó.

En su denuncia es muy específica con el donativo de Ienova, sin embargo, firmó un certificado anticorrupción en el que recibe 94 mil 999 pesos con 82 centavos. “Es muy sorpresivo que ella ahora cuestione dónde está ese donativo, cuando ella firmó a Ienova de recibido y lo repartió”, denunció.

“Afirma haber entregado 60 despensas a igual número de familias, pero ese no fue el número de damnificados, reviró la funcionaria. “Habla de evacuación de orfanatorios, pero fue de manera preventiva; habla de haber entregado apoyos en el centro de salud, pero ese lugar nunca fue habilitado como centro ni albergue”, abundó Arvizu.

En cuanto al donativo de 2 mil dólares, negó que se haya recibido en el comisariado ejidal. Lo que sucedió, dijo, es que turistas llegaron a La Misión, bajaron al centro de acopio y ahí había un bote para recibir donativos que se usarían en diésel; se juntaron casi 500 dólares, pero no existió un donativo de 2 mil dólares.

Incluso mencionó que recientemente la señora Celia, de 84 años de edad, recibió una nueva casa que fue construida con apoyo de diferentes asociaciones de cristianos y norteamericanos.

Nunca quise recibir dinero: delegado

Omar García, el nuevo delegado de La Misión, sostuvo que no aceptó recibir donativos en efectivo porque “es muy delicado” y negó haber manejado la entrega de 2 mil dólares.

“Sí hubo donativos de dinero, pero fueron en un bote de plástico que se colocó en el mismo salón, no uno en especial que fuera de 2 mil o 2 mil 500 dólares”,  reviró.

Por parte de la guardería Brazos Abiertos, dijo, hubo un donativo de combustible para las unidades que estuvieron participando en el combate a los incendios, pero fue directamente en la gasolinera.

Asimismo, aceptó que hubo un momento en que trasladaron ropa y despensas a la casa de la señora Arcelina y la suya, debido a que el salón del comisariado ya debía desocuparse para cumplir con compromisos, como renta del lugar para fiestas.  García recordó que dos eventos tuvieron que ser cancelados durante el tiempo que estuvo fungiendo como centro de acopio.

Al final, lo recaudado se entregó a familias que lo necesitaban, aproximadamente 910, despensas con un valor unitario de entre mil y mil 500 pesos.

Incluso ante la cantidad de apoyos recibidos, estos e repartieron en otras comunidades afectadas cerca de Rosarito, Ejido Úrsulo Galván y Colonia Peñitas.

“La gente siguió apoyando y recibimos mucha ayuda porque sabía que lo donado se entregaba a quienes lo necesitaran, no tengo la necesidad de robar comida, ni 2 mil dólares”, argumentó el comisario ejidal.

NOTIFICACIÓN Y DESPIDO

Del despido de Susana Covarrubias, la funcionaria comentó que el 4 de diciembre fue citada a la Dirección de Desarrollo Regional por parte del coordinador de delegaciones, Édgar Díaz de León.

Se le notificó su remoción, pero se negó a firmar la destitución y por el contrario, dijo que iba a renunciar. Ese mismo día Omar García fue designado delegado de La Misión.

“La renuncia fue recibida el 4 de diciembre a las dos de la tarde, pero no fue tal porque se trató de un despido, ya hasta teníamos nuevo delegado”, afirmó Arvizu.

La misma tarde, personal de Sindicatura acudió a La Misión para entregar las instalaciones al nuevo delegado, porque Covarrubias optó por no realizar la entrega-recepción. “Desconozco si hasta este momento ya fue ella a entregar informes de gestión, inventario y demás”, declaró Georgina Arvizu Gaytán.

El 18 de diciembre, Sindicatura notificó a la Dirección de Desarrollo Regional y Delegaciones sobre la denuncia en contra de su titular. Les pidieron un informe sobre las causas de su remoción, así como de los centros de acopio. La dependencia ha pedido una prórroga a Sindicatura para poder contestar la denuncia de manera más completa.

CERTIFICADO ANTICORRUPCIÓN

La Dirección de Desarrollo Regional entregó una copia del certificado anticorrupción firmado por la ex delegada, con relación al donativo hecho por la empresa Ienova, en el que se compromete a utilizar los 94 mil 999 pesos a favor de las personas afectadas por los incendios en La Misión.

En el Anexo D del documento, Susana Covarrubias plantea que los apoyos fueron directamente entregados a los afectados que se encontraban en el Centro de Salud, sin embargo, acorde con Georgina Arvizu Gaytán, ese sitio no se habilitó como tal.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio