Por violencia endurecen filtros de seguridad


 
Edición Impresa martes, 26 noviembre, 2019 01:37 PM

“Afortunadamente se han tenido en muchísimos casos resultados positivos en el esclarecimiento de los hechos, y eso es combate a la impunidad”, confirmó el secretario general de Gobierno, Álvaro de la Peña Angulo, sobre los operativos para combatir la delincuencia organizada que han endurecido su estrategia en los últimos días

Las últimas semanas en Baja California Sur se ha denunciado a personas “levantadas” y encontradas sin vida en terrenos baldíos, así como ejecuciones y enfrentamientos con fuerzas de seguridad, como lo adelantarían miembros de inteligencia militar debido a la contención de células delictivas procedentes de Sinaloa.

Según el Gobierno de Baja California Sur, la estrategia es dar seguimiento a cada uno de los hechos de alto impacto, con el fin de reducir la impunidad y el nivel de desconfianza en las fuerzas de seguridad.

“Afortunadamente se han tenido en muchísimos casos con resultados positivos en el esclarecimiento de los hechos, y eso es combate a la impunidad,  el que la haga, que la pague, de acuerdo a la naturaleza de la propia conducta”, declaró el secretario general de Gobierno, Álvaro de la Peña Angulo.

En la Mesa de Seguridad Pública todos los días se revisan los hechos de seguridad, y, cuando hay un salto de incidentes, de inmediato se ordena reforzar los puntos flacos del operativo.

Precisamente en los hechos de alto impacto recientes, miembros del grupo confiaron a ZETA que las investigaciones se hacen sin oportunidad para la corrupción, de esta manera se garantizan resultados.

“Dentro de la estrategia de seguridad y justicia, todos los días se revisan los hechos acontecidos y se planea lo que va a hacer a propósito de estos. El combate a la impunidad ha sido fundamental para bajar los índices delictivos, a quien comete un ilícito se le persigue y se le detiene, en la gran mayoría de los casos así ha sido, sobre todo hechos de alto impacto se han esclarecido, y eso es muy importante”, explicó la fuente de la Mesa de Seguridad.

Ramón Antonio Victorio Cosío, de 19 años ya había sido amenazado de muerte, en un atentado le incendiaron el automóvil, además de que dos de sus amigos habían sido ejecutados en Ensenada, BC

En tramos carreteros, terminales marítimas y aeropuertos hay mayor presencia de militares, Policía Federal y Guardia Nacional, incluso Marina y Policía Estatal. Ante los temores recientes de la incursión de ciertos grupos delictivos, se han endurecido los filtros de revisión, “factor fundamental para disminuir los hechos delictivos, se sigue deteniendo personas a prófugas de la justicia, sobre todo en aeropuertos y en las terminales marítimas, también tenemos aseguramientos de drogas en compañías de paqueterías, se está revisando minuciosamente. Vamos a  continuar enfatizando en los puntos de control al Estado para disminuir este tema de prófugos de las justicia”, expresó por su parte Álvaro de la Peña Angulo.

La escalada de violencia en otros estados de la República preocupa, sobre todo enfrentamientos entre los cárteles Jalisco Nueva Generación y de Sinaloa, ya que comparten el territorio sudcaliforniano.

Ante ello, desde la Mesa de Seguridad se informó que cuando se registran estos altos índices de violencia, podría registrarse algún fenómeno que traiga delincuentes a la entidad.

Po ello se es muy específico: si los visitantes sospechosos no cuentan con recursos para ser turistas, casa o trabajo, menos aún familia, no hay necesidad de que ingresen al Estado. Así se ha combatido la presencia de presuntos sicarios, algunos ya con mandamientos judiciales activos.

“En esos casos se redobla la fuerza y vigilancia en los puntos de revisión secundaria. Hemos tenido detenciones de prófugos de la justicia en terminales marítimas y aeropuertos, principalmente en el Aeropuerto de San José del Cabo y el punto de Pichilingue en el barco, porque traen orden de aprehensión o por delitos diversos y no tienen trabajo, no tienen adónde llegar, no tienen familia, pero vienen huyendo de otro Estado. Es un tema de contención”, lanzó De la Peña Angulo.

 

ACRIBILLAN A JOVEN EN GUERRERO NEGRO

La mañana del 14 de noviembre, la familia Victorio Cosío pretendía salir de BCS con dirección a Ensenada, Baja California. Viajaban a bordo de una SUV Fiat de colores blanco y negro: Ramón Antonio Victorio, padre; Ramón Antonio Victorio Cosío, Cruz Isabel, madre; y Yedith, de 23 años, novia del joven de 19 años, quienes relataron que a unos 10 kilómetros pasando la frontera entre BCS y Baja California, en dirección de Guerrero Negro al poblado Jesús María, fueron interceptados por una vagoneta de color blanco, quedando en dirección opuesta.

En la relatoría de hechos que dio a conocer personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), los hombres en la vagoneta iban fuertemente armados y se dirigieron directamente a Ramón Antonio hijo, descargándole varios disparos.

Conforme a las declaraciones de la familia, los agentes militares describieron que la víctima recibió cinco tiros, falleciendo al instante.

“El originario de Isla de Cedros, de ocupación empleado de Exportadora de Sal, y de compra y venta de  gasolina, recibió disparos en el pecho. Una de las tres personas agresoras les pidió las llaves de su vehículo, el segundo agresor le tomó una fotografía al occiso, y el tercer agresor le quitó los celulares a las personas del sexo femenino. Los agresores abordan su vehículo y se retiran con dirección al sur, es decir, al Estado de Baja California Sur”, compartió un agente de investigación militar.

“Es la forma en que opera la Zona Norte, sicarios enviados directamente a ejecutar y salir del sitio, sin mediar una sola palabra abrieron fuego y tomaron evidencia del asesinato”, aseguró la fuente.

De acuerdo a testimonios, el joven occiso era el encargado de abastecimiento de gasolina a las personas que comercializan la planta medicinal conocida como siempreviva -endémica de Isla Cedros-, la cual tiene un alto valor comercial en el Continente Asiático. Su venta es clandestina y se encuentra protegida por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Ramón Antonio ya había sido amenazado desde hace un año, cuando balearon su vivienda y le prendieron fuego a su pick-up. Versiones de la propia familia lo vinculan con un grupo de personas, “apareció en una fotografía, lo señalaban como coordinador, no especificando de qué; dos personas que aparecen en la fotografía fueron ejecutadas en Ensenada  y por ese motivo creen que no fue un asalto, que iban a matar  directamente a su hijo”

Queda claro que los sicarios iban por Ramón Antonio Victorio Cosío, sus agresores lo cazaron justo después de haber abandonado territorio sudcaliforniano.

El secretario Álvaro de la Peña Angulo confirmó que a todos los hechos se les da seguimiento, sobre todo se invertirá en mayores estrategias y medidas de seguridad, “sin embargo, todos los hechos de violencia que se presenten, por menor que sea, en todo momento se abre una carpeta de investigación, se le hace un seguimiento puntual”, en el caso de Victorio Cosío, la GN351/2019.

MURIÓ CALCINADO EN SU AUTO

La tarde del lunes 18 de noviembre, diversas fuerzas de seguridad fueron alertadas por una llamada de auxilio reportando la incineración de una camioneta Honda Element de color azul en Guadalupe Victoria e Ignacio Ramírez de la colonia El Esterito, municipio de La Paz, adonde acudieron Bomberos y elementos de la Policía Municipal.

Al apagar las llamas, los apagafuegos se percataron que en el interior, en la parte del piloto, se encontraba un hombre sin signos vitales, posteriormente identificado como Agustín Jaime Armenta López, de 48 años y originario de Sinaloa.

“Testigos confirmaron haber escuchado por lo menos dos disparos de arma de fuego, además de ver descender de la unidad a una persona del sexo masculino, prender fuego y huye del lugar”, expresó un agente de Seguridad Pública adscrito a la Policía Municipal de La Paz.

Acorde con testigos, hay indicios de homicidio, sin embargo, el Servicio Médico Forense realizó la cadena de custodia y la investigación del incidente.

“De las investigaciones se desprende que un familiar del occiso aseguró que momentos antes del fuerte olor a quemado en las afueras de su domicilio, su sobrino entró a su casa a despedirse de su familia, a la que con anterioridad ya había amenazado con suicidarse por problemas con su esposa, además les dijo que se había sacado la lotería. Salió, subió al automóvil y momentos después se percataron del olor a gasolina y el incendio de dicho auto”, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Tras el embalaje de los indicios, las autoridades encontraron en el auto 126 mil 300 pesos en efectivo, en billetes de diferentes denominaciones y Un galón con residuos de gasolina.

Mientras que miembros de la Agencia Estatal de Investigación Criminal descartaron el hallazgo de casquillos percutidos pese a las supuestas detonaciones que se mencionaron, o heridas de bala en la víctima.

La necropsia determinó como causa de muerte “quemaduras por fuego directo”, además, que en ningún momento se vio a otra persona, solo se prendió fuego dentro del auto.

En las supuestas declaraciones de familiares, agentes de Investigación Criminal confirmaron que Agustín Jaime entró  al domicilio y les dijo que iría “a un lugar mejor, se despidió de la familia”. Después fue encontrado sin vida.

Pese a los distintos reportes por haber escuchado disparos, todo indica que el fallecido se auto inmoló junto con los 126 mil pesos que se habría ganado en un casino.

 

AMAGARON A GUARDIAS DE SEGURIDAD

Durante la madrugada del viernes 15 de noviembre, hombres armados se dieron su “Buen Fin” en el exclusivo hotel Paradisus, ubicado en el Kilómetro 19.5 del corredor turístico de Los Cabos. El comando ingresó a la caseta alrededor de las 2:53 am. El guardia fue llevado hasta una de las habitaciones e hicieron que llamara a sus compañeros.

De acuerdo a las versiones, uno a uno, los diez vigilantes fueron llegando a la habitación, donde fueron sometidos por entre seis y ocho sujetos armados que los despojaron de pertenencias. Casualmente la Policía Turística no fue la primera en llegar, pero sí los patrulleros a bordo de las unidades de la Dirección de Seguridad y Tránsito de Los Cabos con números económicos 826 y 825, luego que el comando armado se había retirado.

Después del incidente, personal del hotel interpuso la denuncia SJC/2846/2019.

“La Procuraduría General de Justicia del Estado está investigando y tendrá que informar, estamos trabajando precisamente con las demás instituciones, sobre todo con la Fiscalía General de la República y las demás policías para esclarecer los hechos, hay situaciones encontradas de las versiones y no hay ahorita una información que pueda precisar, precisamente que lo que se diga sea la verdad y no alterar”, reiteró Álvaro de la Peña Angulo desde la Secretaría General de Gobierno.

Ante la posibilidad de que se vuelvan a registrar este tipo de hechos, poniendo en riesgo a los huéspedes de los hoteles, la Mesa de Seguridad Pública ha establecido un operativo intenso en la zona turística y alrededores.

Del mismo modo se implementará en La Paz, donde hace semanas hubo presencia de hombres armados en Los Barriles, donde habría una nueva Policía Turística.

“Ya tenemos marcadas ciertas zonas, ciertos incrementos en cuanto a cierto delitos así como la creación de una unidad motorizada con recorridos en lugares que eran de difícil acceso para nosotros”, mencionó Omar Armando Valdez, director general de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de La Paz.

De acuerdo a las últimas cifras del proyecto social Semáforo Delictivo, La Paz se ubicó como el segundo municipio con menor percepción de inseguridad, es decir, el segundo más seguro a nivel nacional.

 

AUMENTAN AGRESIONES INTRAFAMILIARES

De igual forma, Semáforo Delictivo llevó a cabo el análisis de la problemática que envuelve a la entidad, que a lesiones dolosas y venta de droga, suma la violencia doméstica y violaciones en Rojo.

Preocupan principalmente los municipios de La Paz y Los Cabos, donde existe mayor arraigo cultural ante la presencia de ciudadanos de otros estados como Guerrero, Chiapas, Oaxaca, Michoacán y Veracruz.

“En la medida que la población va creciendo en algún lugar, incrementan ciertas conductas, el desarrollo conlleva también problemáticas de todo tipo, necesidades también en Baja California Sur. El crecimiento como en este caso de las conductas delictivas, familiares, es precisamente por el crecimiento poblacional, viene un 7 por ciento de crecimiento anual de personas, familias enteras que se trasladan de otras entidades del país, sobre todo el sureste y del centro, a trabajar a Los Cabos; finalmente se crea una sociedad multicultural, incluso algunos vienen de comunidades de usos y costumbres y es un tema complejo, con una sociedad muy diversa. Debemos trabajar todas las instituciones de los tres niveles de gobierno en la prevención de la violencia social”, reconoció Álvaro de la Peña Angulo.

Las conductas delictivas nacen en el hogar, siendo el machismo y el alcoholismo los principales factores, lo que detona la violencia intrafamiliar y violaciones, incluidas las cometidas en contra de menores de edad y personas con discapacidad.

Semáforo Delictivo sugiere trabajar la educación desde casa, pero también que los gobiernos inviertan en campañas de promoción de los derechos de los niños, de las mujeres y que aprendan a respetar.

“Tenemos que entrar en un tema educativo cultural, desde casa educar a los niños, hablo de que los niños respeten a las niñas, parece algo utópico, pero no lo es. Si un niño aprende a respetar a las niñas, eso se queda por siempre, fomentar los valores universales, el respeto, la educación, no tener solos a los niños en casa, en la computadora, viendo todo lo que ello contiene”, reafirmó el secretario general de Gobierno.

 

 

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio