Contagia Leonel García romanticismo


 
Espectáculoz sábado, 30 noviembre, 2019 02:05 PM

Con un espectáculo de alrededor de 120 minutos, el cantautor mexicano Leonel García de Cáceres, de 44 años, enloqueció a la frontera bajacaliforniana con la interpretación de múltiples composiciones que han quedado en la memoria de los melómanos por sus versiones con Sin Bandera, Alejandro Fernández, Natalia Lafourcade, Pepe Aguilar, Gloria Trevi, Ha*Ash, Thalía, entre otros.

En su cita en El Foro Jai Alai, en Tijuana, García se dijo emocionado y agradecido con la respuesta del público, unos 2 mil fronterizos que atestiguaron el primer recital de su gira en solitario: “Son un poco más de tres años de estar fuera de los escenarios como solista y en algún momento ya sientes como un dolor en tu corazón de que estas poniendo en pausa demasiado tiempo algo que amas mucho que también es tu carrera solo. Y que me ha dado muchísima satisfacción con la gente, sobre todo esta relación tan bonita que se ha dado con la gente que sigue el trabajo que hago como solista, es muy especial, es gente que le gusta mucho las letras, que pone mucha atención al trabajo, al detalle, al arreglo, al género, a la música. Es gente muy interesante que, pues, quieres seguirles darles dando música, quieres seguirles alimentando el repertorio”, apuntó en entrevista con ZETA.

Canciones como “Sirena”, “Te vi venir”, “Mientes tan bien”, y “Qué lloró” interpretó Leonel en Baja California, con las que inició su recorrido en solitario, pausando su gira “4 Latidos” con Sin Bandera que comparte con Camila. Contagiando su romanticismo, Leonel García acompañado por un grupo de seis instrumentistas vestidos de blanco, presentó un show para el que se montó un largo cortinero blanco sobre el que se proyectaron varias imágenes, gráficos, vídeos e ilustraciones acorde a los temas.

Una pantalla gigante de leds detrás, los coros de la multitud, y el amor expresado en letras insertadas en el corazón, completaron la escena perfecta de la noche del último viernes de noviembre, en la que se rindió pleitesía a la canción, y su carrera como cancionista:

“Siempre hemos dirigido mi carrera hacia esa zona, el cantautor, esa es mi prioridad, simplemente reforzarme en este espacio de que yo soy una persona que se dedica a eso, a componer canciones y a cantarlas, es el famoso cantautor. La gente que yo más admiro desde antes como Billy Joel y Elton John hasta ahora como Bruno Mars, todos son cantautores. El cantautor folk, el cantautor de r&b, el cantautor de pop, hay muchos tipos. Es muy importante que en Latinoamérica sigamos generando cantautores, que se abran puertas para los cantautores, porque mucha de la mejor música proviene de esta zona donde hay un personaje que hace sus propias rolas y las canta. Incluso aquí en México pues Natalia, sus discos originales, o el mismo Caloncho por otro lado por acá, o la misma Carla Morrison de Tecate, son grandes representantes del songwriter, del famoso cantautor, y creo que es para mí de lo mejor que se ha hecho o de lo mejor que se hace en la música. Entonces pues me encanta que estén funcionando nuestros esfuerzos de dirigirnos hacia ese lugar, de que la gente nos ubique de esa manera”, subrayó el cantautor en entrevista con el semanario.

Referente a la trascendencia de los temas actuales, los nuevos procesos del consumo de la música y la evolución de la industria de la música, Leonel García opinó:

“Lo primero que se me ocurre es que la industria ha cambiado mucho no solamente por lo que está pasando con el género urbano, que es un género que tiene una gran expansión, sino también la misma forma en que consumimos la música. El mundo digital ha cambiado la forma de hacer música y de cómo la gente la escucha. Antes se consumían los famosos discos y que obligaban al escucha a exponerse al disco completo al menos porque ya lo habías comprado pues al menos lo oías y lo oías más de una vez, lo escuchabas dos o tres veces, o más o diez, si ya te gustaba pues muchas, cientos. Y eso generaba la posibilidad, de como compositor, tener canciones de lado A, canciones de lado B, más densas, más profundas, menos comerciales, que sabías que iban a estar dentro de un disco, y que no necesitaban ser sencillos porque iban a tener un lugar, iban a existir, y la gente las iba a escuchar, porque en el lado B del disco de la canadiense Alanis Nadine Morissette hay una canción escondida en el minuto y medio, que fue una de las canciones más importantes de ese disco, pero ya sabía que de alguna manera ibas a llegar ahí, porque tu escuchabas el disco completo. Daba oportunidad de presentar varios lados del artista, el artista no solo tenía que presentar su lado más comercial, sino que podía presentar todas sus facetas. Una canción que le gustara a mucha gente, que se pudiera mostrar en la radio, y canciones más intimistas, más oscuras, más difíciles, que mostraban sus curiosidades y sus inquietudes artísticas, que a lo mejor de entrada no eran fáciles, era complicado de escuchar. Decías ‘Uy, esta está medio rara’, pero luego con los meses terminaba siendo tu canción favorita porque era más profunda, porque tenía más carnita, porque tenía más música, más armonía, más letra, era más interesante, entonces, decías, bueno me gusta la que suena en la radio, está bien padre, ya me la aprendí, pero mi favorita es esta, y muchas veces en los discos (cuando existían los discos) la favorita de la gente no era un sencillo. Entonces eso nos habla de cómo ahora que ya no existen los discos como tal y que están básicamente desapareciendo porque la gente consume ahora canciones, tiene playlists de canciones… yo sigo a la antigüita bajando discos completos, y tengo esta onda de que si no me gustan las canciones de un disco, aunque haya una que sí me guste, si no me gustan las demás, no me interesa ese disco, porque no me parece un buen disco”.

 

“Un buen artista me parece ése que puede tener un grupo de canciones donde maneja un nivel de calidad constante, puede haber una que me guste más, pero no hay ninguna que esté mala, eso es para mí un buen artista. Y eso se ha perdido. Ahora muchas veces la intención es tocar, sonar en la radio, ahora sí que ‘yo solo quiero sonar en la radio’, pero eso era una broma cuando lo cantaba Bacilos y ahora es la única verdad, y es feo porque sí es un golpe a la creatividad definitivamente, y hay que tratar de ajustar eso. Yo creo que, como siempre, los primeros años de una tecnología a veces están fuera de control y poco a poco las cosas vuelven a caer en su lugar, tal vez no, pero lo que sí creo es que siempre va a haber grupos para escuchar ciertas cosas. Siempre va a haber ciertos grupos de gente que necesita, como decía hace rato, música más sensible, música más profunda, música que te hable de lo que te está pasando, de tu relación, de tu vida personal, tus miedos, de tus dudas. No necesariamente música que sea para divertirse. Está padre también. Hay momentos para eso, todos los necesitamos también, pero la música va mucho más allá. La música es catártica, la música es enseñanza, la música es un espejo que te refleja y que te ayuda a solucionar problemas personales, la música te cambia el estado de ánimo. La música tiene muchas funciones, y esas muchas funciones pues son muchos diferentes géneros y muchos diferentes tipos de artista que tienen que seguir existiendo”, dijo.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio