Judy

Foto: Internet
 
Cinemazcopio lunes, 21 octubre, 2019 12:00 PM

Con una estructura ya muy vista y probada -veamos, por ejemplo, a Edith Piaf en “La Vie En Rose”- esta película parte del ocaso de Judy Garland, cuando ya descartada por Hollywood, sin dinero y con presentaciones en el Reino Unido como su última carta, este ícono de Hollywood piensa en sus inicios y desde ahí se desarrolla la historia, en retrospectiva.

En realidad, si el director Rupert Goold no hubiera tenido a Renee Zellweger a su lado, sabrá Dios que habría sido de esta película. Así de poderosa es su interpretación, incluyendo su voz en escena, frente al micrófono, cada ceño fruncido y sonrisa de celebridad estudiada de la Era Dorada del celuloide.

Ese entendimiento de una artista como Garland, ya con menos potencia vocal pero con más emoción luego de cuatro matrimonios fallidos y uno más en puerta, es lo que hace trascender a Zellweger en este papel que va directo al Óscar.

El mejor acierto del guion de Tom Edge es no haber detallado una infancia tan conocida, pero sí dotar la recreación de los inicios por ahí de “El mago de Oz” con suficientes indicios para comprender la brutalidad de una adolescencia llena de manipulación, acoso, incertidumbre y franco abuso.

Esto se cuela en cada surco de la frente que Zellweger arruga al devolver Garland a la vida con una verosimilitud que confirma la brillante actriz que es, capaz no de imitar, sino de verdaderamente encarnar a la leyenda y ofrecer un filme que hay que ver. ****

Punto final.- A los fans de “La bruja” de Robert Eggers les va a gustar “The Lighthouse”.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio