Apagones, crisis de infraestructura

Edición Impresa martes, 10 septiembre, 2019 1:00 PM

“Ese tipo de fallas se pueden dar, se van a seguir dando”, reiteró a ZETA Carlos Morales Mar, director operativo de la Comisión Federal de Electricidad. La demanda del servicio creció 12% este año en comparación con 2018, “desde Loreto hasta Los Cabos forma parte de un sistema aislado que no tiene ningún enlace con alguna otra generación remota para poder compensar”, advierte

“La gente dice que son apagones, pero son medidas que se toman y en algunos casos hay una falla, son pequeñas fallas en circuitos”, declaró Carlos Morales Mar, director operativo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

A un tecnicismo reduce la explicación del funcionario cuando, en promedio, 70 mil ciudadanos sudcalifornianos siguen sufriendo graves problemas con el suministro eléctrico, y de acuerdo a un mayor consumo del servicio debido a las altas temperaturas del verano, en Baja California Sur es muy probable que la situación se extienda a dos a tres semanas más.

“Ese tipo de fallas se pueden dar, se van a seguir dando, pero no significan un corte de servicio a la gente por medida de apagón, ratificamos como lo hemos dicho: apagones no hay”, reiteró Morales Mar.

De acuerdo a su versión, el problema se viene registrando en la Península de Baja California, a excepción de la zona central, ante la falta de una fuente remota de transmisión eléctrica.

“Desde Loreto hasta Los Cabos forma parte de un sistema aislado que no tiene ningún enlace con alguna otra generación remota para poder compensar, todo depende de cómo están los enlaces en ese momento, de cómo está la generación, cómo están las máquinas, cómo está comportándose la demanda”, aseguró.

A ello se suma el hecho de que la demanda eléctrica aumentó por lo menos un 12 por ciento en este año, lo que demuestra que la nueva administración no tomó en cuenta un crecimiento de usuarios, menos aún invertir para no colapsar el sistema.

Desde la CFE sus representantes culpan al sector hotelero de generar los problemas eléctricos, “tuvimos la demanda máxima de 550 megawatts, pero si ustedes ven la línea roja, esa demanda subió 12% respecto al año pasado, eso demuestra un crecimiento excepcional de un área que está desarrollándose, que sigue teniendo y entrando cargas, que en agosto, donde la ocupación que tenían todos los hoteles era su máximo, se nota lo que es ese tipo de demanda; no fue una sorpresa, pero se tuvo que operar por debajo del margen operativo del 6%, eso quiere decir estado de emergencia”.

La capacidad de transmisión eléctrica de BCS son 708 megawatts, y, según la CFE, están rebasados.

Carlos Morales Mar, Director Operativo de CFE dijo que no hay apagones, además comparó la crisis de BCS con Nueva York, la diferencia son 21°C más de calor

LA VERDADERA CAUSA

La actual administración reconoció que no dieron mantenimiento previo a la temporada de mayor demanda eléctrica, lo que significa que la actual administración federal falló y fue negligente.

“En Puerto San Carlos, son máquinas instaladas desde hace unos 30 años, y lo que es Punta Prieta, que está encima de La Paz, es una planta de vapor convencional, tiene también cerca de 40 años de estar trabajando, nos dejaron estas unidades generadoras con un fuerte rezago en lo que eran sus mantenimientos preventivos, los mantenimientos que deben tener para un estado operativo normal. Sin embargo, como las reservas operativas ahí son bajas debido a que la demanda fue muy fuerte, subió un 12%, estas máquinas no les permitían salir a mantenimiento, porque estamos en plena demanda máxima”, reconoció el director operativo de la CFE.

Mientras esto sucede, la cuenta de Twitter @CFE_Contigo (que atiende demandas) se limita a reportar que el apagón no masivo afectó a 25 mil familias y no da respuestas concretas.

Existen dos plantas termoeléctricas principales en BCS y, de acuerdo con los encargados de la CFE, hubo un período de ocho meses para brindar el mantenimiento adecuado antes de la llegada del verano, lo cual no ocurrió.

Incluso las reparaciones se hicieron durante los días en que hubo apagones y, mientras la población estaba en crisis, la CFE determinó sacar de funcionamiento los motores para darle mantenimiento, lo que demuestra falta de planeación, interés por brindar un servicio de calidad y desconocimiento.

“Hay mantenimientos que se prolongaron durante el verano, porque eran unidades generadoras que tiene más de un año para las estaban fuera de servicio, y tenemos algunas unidades generadoras que recuperamos para este verano, de las que se llevaron para atender (durante el huracán) ‘Odile’, las plantas generadoras llegaron en ese momento para atender la contingencia y se quedaron paradas, sin estar conectadas; lo que hicimos fue recuperarlas, darles mantenimiento y ponerlas en servicio, solo con eso podemos mantener el 14-15% de manera operativa. Esperamos que ninguna condición anormal en el sistema nos puede afectar ese 14%”, refirió Carlos Morales Mar.

Desde hace cuatro años, la solución al problema de los apagones estuvo siempre en BCS y la propia CFE fue omisa y negligente al no poner en marcha, por ejemplo, el generador que quedó desde la contingencia por “Odile” en 2014.

 

BCS NO ES NUEVA YORK

El que los sudcalifornianos, particularmente los loretanos, comundeños, paceños y cabeños padezcan de constantes apagones desde hace dos meses, para los directores operativos el incidente es normal arguyendo que también en Nueva York hay interrupción del servicio como en BCS.

“Yo les decía que también en Nueva York suceden estas cosas. Toda la parte norte de lo que es Nueva York, en Manhattan, fuera de servicio, claro, se tardaron seis horas en restablecer, aquí a la hora ya estaba el 50% restablecido”, celebró el funcionario federal.

Por otro lado, actualmente existen 16 proyectos de construcción, seis unidades a base de diésel que debieron construirse desde marzo de 2019 en Los Cabos y que no se ha informado si están en funcionamiento e instruidas desde 2013. Estas  son El Palmar, Central Diésel Los Cabos Banco 5 (SF6), Central Diésel Los Cabos-El Palmar, Monte Real Banco 1, Monte Real MVAr,  Monte Real entronque Aeropuerto San José del Cabo- San José del Cabo.

Además, diez proyectos de ampliación, alimentadoras, alta tensión y transformadores, instruidos entre 2015 y 2018, pero a concretarse hasta 2021. Así lo informa la CFE en el compendio de obras de construcción, distribución e instruidas.

Expertos en energías renovables confirmaron que no hace falta la construcción de otra Planta CCI a base de combustóleo, se requiere mayor almacenamiento y plantas de energías limpias

NO HAY EMERGENCIA: CFE

Los sudcalifornianos recuerdan bien las desafortunadas declaraciones del representante del Gobierno Federal en el Estado, Víctor Manuel Castro Cosío, de que no había emergencia como el Gobierno Estatal lo quería hacer ver, y así lo confirman ingenieros de la CFE.

Guillermo Nevárez, director de Distribución de la CFE, dejó en claro que el argumento del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) cuando declara estado de emergencia, significa que hay un llamado para que todo el personal esté disponible para atender la contingencia.

Estado de Emergencia es un término que utilizamos dentro de la operación del sistema eléctrico nacional para alertar, parar antenas y estar cada quien en su cancha, atentos y disponibles para el momento en que se requiera, la podemos desplegar para prevenir contingencias”, afirmó.

Sin embargo, los residentes siguen denunciando: “Regresaron los apagones, los vecinos estamos cansados, en Diana Laura y Terranova se nos fue la luz, el primero poco más de media hora, y el segundo casi llega a la hora, toda la semana hemos estado igual, no hay alguien que pueda solucionar esto, es una friega para nosotros. Ya casi es hora de dormir, en cuanto regrese la luz mi familia y yo nos vamos a la cama para aprovechar el aire, por lo menos que el cuarto esté fresco y podamos descansar, si no, nos va a pasar igual que el otro día, no pudimos dormir en toda la noche”, denunció Roberto, habitante de La Paz.

Ante esto, “se activó un estado de emergencia para que nuestra gente esté disponible para atenderlo con prontitud, y por otro lado, en el punto de vista del mercado de energía, lo determinamos para que lo que se requiriese en energía eléctrica, en un momento dado, no se vaya a los costos locos de mercado, que pudiera provocarse con algún tipo de especulación, entonces tiene dos fines”, señaló Nevárez.

“Tenemos clientes en el orden de los 311 mil en lo que viene siendo Baja California Sur, 90% de ellos están el área de Los Cabos y La Paz, donde la necesidad de establecer alertas fue en función de 20-30 megawatts, en el orden de unos 25 mil clientes en cada una de esas alertas, y con tiempo de restablecimiento al menos de 60 minutos, en la mayoría de los casos”, minimizó el funcionario.

 

MEJORAR LA INFRAESTRUCTURA, LA SOLUCIÓN

Expertos en energía y electricidad consultados por ZETA confirmaron que los apagones que se siguen registrando en cuatro de cinco municipios de BCS van a continuar.

“Ya son algo normal, nada han resuelto, por ejemplo ayer tuvimos que cerrar temprano y todos los productos de nuestra tienda los trajimos a casa y estamos llevando de poco en poco, porque siguen los apagones y no queremos que se nos vayan a echar a perder, todo eso es pérdida para nosotros, además de que los clientes se espantan sin aire acondicionado ni abanicos. También la alarma se no está active y active, con cada apagón tenemos que estar pendientes del negocio y de la casa”, lamentó Juan David Palacios, comerciante de la Zona Centro de la Capital.

En días pasados las temperaturas han alcanzado los 37 grados Centígrados, con sensaciones térmicas entre 39 y 40 grados.

El Centro de Energía Renovable y Calidad Ambiental (CERCA) reveló que no se trata de la capacidad de generación, sino que las autoridades están ignorando la posible solución.

A su consideración, es primordial que el Gobierno Federal otorgue presupuesto para la creación de áreas de almacenamiento, más allá de buscar otras fuentes de generación.

“Hay que asignar al presupuesto para BCS, para que podamos tener almacenamiento, para que pueda entrar una mayor penetración de energía renovable, limpia y que sea una inversión en transmisión para trasladar la electricidad de donde se genera hasta donde se consume”, refirió Jacqueline Valenzuela, directora ejecutiva del CERCA.

La energía renovable es una alternativa urgente para la generación eléctrica, de lo contrario, la demanda de electricidad en BCS colapsará el sistema, ya que al concentrarse la generación de energía eléctrica, este falla al momento de la alta demanda.

“El primer problema, tenemos un sistema eléctrico basado en una sola fuente de generación, más del 90% que son termoeléctricas, y en algún momento eso va a llegar a un punto que, si no se invierte, puede llegar a un colapso”, externó Valenzuela.

Se ha establecido que el periodo de mayor demanda reside en el verano, lo que obliga a las plantas termoeléctricas a operar a su máxima capacidad, y cuando hay picos de demanda, no existen alternativas para entrar al quite.

Los horarios más fuertes, o al menos así se han considerado, empiezan a partir de las tres de la tarde, extendiéndose por cuatro horas.

“El tema de la demanda eléctrica tiene que ver con la estacionalidad, tenemos un patrón de demanda energética que sube significativamente en los meses de verano, aquí el problema, o digamos lo que se manifiesta como apagón, es que la demanda está superando por primera vez -con una capacidad bastante amplia-, lo que nosotros como usuarios le pedimos al suministrador básico en nuestra casa, es prender los focos, el aire acondicionado, a las capacidades de generación que se tienen en todo el Estado, eso está pasando por primera vez de forma pronunciada”, indicó la directora ejecutiva del CERCA.

Hoy en día es un lujo contar con alumbrado público y energía eléctrica en casa, 25 mil familias se quedan sin luz en cada apagón

En su opinión, el enfoque que el Gobierno Federal le está dando al problema de demanda eléctrica no es el idóneo, por lo menos para BCS. Nadie sabe si realmente se pueda considerar la construcción de un Centro de Combustión Interna (CCI) para la entidad, pero lo cierto es que no se requiere de mayor contaminación y producción de energía eléctrica cara.

“CFE anunció una unidad más de generación a través de combustóleo y proyectos para reconversión de sus plantas a gas natural, y el Gobierno del Estado un reforzamiento con la nueva planta de gas natural que se pretende construir y que va a inyectar 100 megawatts a la red. Pero eso no nos aporta para tener un sistema fuerte, resiliente, que además prevenga toda la demanda que ya estaba pronosticada al sur, seis mil cuartos de hotel”, lanzó Jacqueline Valenzuela, quien reconoce que ni las propias autoridades conocen el verdadero problema, ya que no han llevado a cabo un estudio de demanda para determinar la necesidad real y atenderla.

“Para la demanda en una época estacional, donde tienes una población flotante, que no calculas realmente cuánto es lo que va consumir, necesitamos respaldo, y una de las maneras de dar respaldo es el almacenamiento”, puntualizó la entrevistada.

Mientras tanto, la situación en el Cenace sigue siendo la misma, la declaratoria de emergencia por la falta de reserva seguirá si no hay inversión de mil 300 millones de pesos para una planta de almacenamiento.

Comentarios

Tipo de Cambio