A 20 días de la ausencia de Adrián Misael y José Luis

Foto: cortesía.- Adián Misael Díaz Mundaca / José Luis FAlcón / Ramón Aguilera Díaz, "El Chito".
 
Edición Impresa lunes, 9 septiembre, 2019 01:00 PM

Están por cumplirse tres semanas de la desaparición de Adrián Misael Díaz Mundaca y José Luis Falcón Millán, y la incertidumbre prevalece. Varios reportes de emergencia han movilizado a las autoridades durante los últimos diez días, en los que han precisado datos de presuntos responsables y de la supuesta ubicación de los cuerpos. Sin embargo, nada de esto ha podido ser confirmado. La madrugada del 5 de septiembre, desconocidos “rafaguearon” la propiedad de Ramón Aguilera Díaz “El Chito”, principal sospechoso de la desaparición

Adrián Misael Díaz Mundaca y José Luis Falcón Millán, de 18 y 19 años de edad, respectivamente, están a punto de cumplir tres semanas desaparecidos. Desde aquel 18 de agosto, cuando salieron del bar El Relajo a la fecha, se han dado avances en la narrativa del hecho, pero de poco sirve si se desconoce el paradero de ambos.

Una gran cantidad de reportes al 089 se han recibido desde el día de la desaparición, detallando la supuesta ubicación del presunto responsable, e incluso el sitio donde podrían encontrarse los cuerpos de los jóvenes. Sin embargo, nada de esa información se ha podido confirmar.

Cuando el tema parecía disiparse de la agenda pública local, la madrugada del jueves 5 de septiembre, un grupo fuertemente armado “rafagueó” la Hacienda Karey, ubicada sobre Avenida Felipa Velázquez Viuda de Arellano, en el Ejido Islas Agrarias, sitio que en días pasados fue cateado por elementos de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE) de la Policía Ministerial del Estado, a raíz de los resultados arrojados en las primeras indagatorias.

La diligencias realizadas por la Unidad de Desaparecidos y Antisecuestros, apuntaron a que este inmueble pudo ser uno de los últimos sitios que visitaron los jóvenes antes de perderse su rastro, toda vez que el vehículo Nissan March de reciente modelo en el que viajaban, estaba habilitado como Uber, por lo que su trayecto fue detectado con información del GPS del teléfono.

Más de 30 casquillos calibre .223 fueron localizados frente al domicilio propiedad de Miguel Aguilera Raygoza, hijo del finado líder taxista Ramón Aguilera Reyes y hermano de Ricardo Aguilera Raygoza, ex dirigente municipal del Partido Revolucionario Institucional, quien en la pasada elección cambió sus intereses en beneficio del gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez.

Sin embargo, las diligencias apuntan a que en el inmueble reside su hijo, Ramón Aguilera Díaz “El Chito”, a quien la Policía Estatal Preventiva identificó en 2017 como presunto integrante del Cártel de Sinaloa, pero actualmente se desconoce si mantiene relación con esa agrupación delictiva.

 

Según lo referido por las autoridades, eran las cuatro de la mañana cuando se perpetró el ataque, y todo parece indicar que se trata de una amenaza. Los desconocidos descendieron de un vehículo y descargaron sus armas contra las paredes y puertas de la propiedad, para luego retirarse; nadie observó nada.

Los cuidadores del lugar -que cabe señalar no está bajo resguardo de las autoridades- no llamaron a la Policía en primera instancia. En vez de ello resanaron los agujeros que dejó la ráfaga de balas.

No fue hasta después de las siete de la mañana que se emitió el primer llamado de emergencia donde hicieron de conocimiento de la autoridad el ataque, pero poco se pudo hacer, máxime cuando los propios guardias levantaron los casquillos de la escena.

Ni familia ni autoridades han emitido alguna información oficial sobre el hecho, solo a través de redes sociales mantienen el activismo en busca de los jóvenes.

Atentado contra dueño de ProTires, un asunto de negocios

El atentado contra el propietario de la conocida empresa ProTires de Mexicali, Antonio Ibarra, no se trató de temas de origen ilícito, todo apunta a un asunto de negocios, o por lo menos esa es la principal línea de investigación de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en torno al caso.

Fuentes allegadas refirieron que la víctima se encuentra consciente y fuera de peligro, pero dado que uno de los proyectiles de calibre .9 milímetros le destrozó la mandíbula, Antonio Ibarra, de 67 años, no ha podido presentar una declaración formal, por lo que esperarán a que se recupere un poco para continuar con las diligencias.

Cabe recordar que el lunes 2 de septiembre, Ibarra salió de su domicilio en el fraccionamiento Los Arcos, ubicado justo entre el Centro Cívico y su negocio, con destino al segundo referido.

Circulaba sobre Calle Jalpa cuando descendía la velocidad para girar hacia la izquierda, y una camioneta Mercury Villager dorada, modelo 2004, placas de circulación 3DES69 del Estado de California, se emparejó.

El propio conductor de la camioneta accionó su arma en reiteradas ocasiones, logrando atinar en dos ocasiones a su víctima, una en la mandíbula y otra en el hombro izquierdo.

La víctima, que tripulaba un vehículo Honda Civic modelo 2018, color negro, con placas nacionales, aceleró su marcha y rápidamente dejó atrás al vehículo donde viajaba su verdugo.

“El Tony”, como se conoce al empresario, logró llegar a su negocio para solicitar apoyo de sus trabajadores, quienes llamaron a la Cruz Roja y a policías municipales, para así evitar una nueva agresión.

Mientras tanto, la camioneta de los agresores fue abandonada a una cuadra del sitio del ataque, sin que nadie pudiera precisar datos de apariencia física u otros elementos.

Dentro de la unidad se recuperó un documento del vehículo con un nombre que conduce a un negocio dedicado a la importación de automóviles, por lo que ya iniciaron con algunas entrevistas.

La misma fuente consultada estableció que todo parece indicar que se trata de un tema de negocios, de unos terrenos o un préstamo realizado por Ibarra a otra persona. Sin embargo, las diligencias continúan y no se ha podido descartar que el incidente tenga un origen pasional. Eduardo Villa Lugo

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio