Moreno Cárdenas busca “reorganizar y reconciliar al priismo”

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora
 
Edición Impresa lunes, 12 agosto, 2019 01:00 PM

En la antesala de la elección para renovar la dirigencia nacional del PRI, el gobernador con licencia de Campeche se asumió como quien puede sacar adelante al partido tras sus reciente derrotas electorales. Negó ser el candidato de las cúpulas y descartó que el padrón partidista esté inflado en un intento de favorecerlo en sus aspiraciones

El candidato a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas, aseguró que el padrón de militantes no está inflado y que todos los incluidos en ese listado tendrán derecho a votar en los comicios internos del 11 de agosto.

En entrevista con ZETA, el gobernador con licencia de Campeche, quien se ubica como puntero en la contienda por llevar las riendas del Revolucionario Institucional, habló del cuestionado incremento que en los últimos meses se ha registrado en materia de afiliaciones a ese instituto y compartió sus expectativas de la jornada partidista, en alusión a la cual se asumió como quien mayor votación captará.

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora

Además, expuso sus planes para sacar adelante al PRI tras la derrota de esta fuerza política en las elecciones federales de 2018 y las locales de 2019, entre otros temas.

El lunes 5 de agosto, junto a su compañera de fórmula Carolina Viggiano, el político campechano visitó Tijuana, donde ambos acudieron a la Plaza de la Unidad y la Esperanza, en la colonia Lomas Taurinas, para rendir homenaje a Luis Donaldo Colosio, con una ofrenda floral que depositaron al pie de su monumento.

Ahí, a plena luz del sol, se congregaron con un grupo de mujeres priistas, entre quienes figuraron la ex candidata a la alcaldía de Tijuana, Gabriela Roldán Ramírez, y la otrora secretaria general del PRI en Baja California, Mayra Robles Aguirre. En referencia a Colosio Murrieta, quien en 1994 fue asesinado en el sitio, cuando contendía por el PRI para la Presidencia de la República, Moreno Cárdenas mencionó que en su momento el sonorense intentó renovar esa fuerza política y no habiendo alcanzado a lograrlo, actualmente él se proponía concretar esa tarea.

Posteriormente Moreno y Viggiano sostuvieron un encuentro con militantes en el Comité Directivo Municipal (CDM) del partido, donde de acuerdo con información proporcionada, fueron recibidos por más de 500 personas, entre quienes hubo presencia de la CNOP (“en sus bases”), el ONMPRI, las juventudes del partido y priistas como el ex candidato a la gubernatura Enrique Acosta, quien fuera su coordinador de campaña; René Mendívil, la propia dirigente local partidista Edna Mireya Pérez Corona y otros adherentes como Luis López Moctezuma.

Entre un evento y otro, Alejandro Moreno, a quien se conoce como “Alito”, accedió al encuentro periodístico para este Semanario.

A bordo de una camioneta blanca, que él mismo condujo hacia las instalaciones del CDM, de entrada se dijo confiado en los sondeos que lo ubican a la cabeza en términos de preferencias al interior del tricolor. De acuerdo con un estudio publicado ese día por El Universal, “Alito” cuenta con 45% de aceptación contra 21% de Ivonne Ortega Pacheco y 8% de la otra competidora, Lorena Piñón Rivera. “Yo te diría que las encuestas nos dan resultados claros, precisos”, mencionó el contendiente.

Ivonne Ortega acusó omisiones en organización de la elección

Tras el segundo debate partidista, efectuado el 7 de agosto con el tema “La visión de México desde el partido”, Ivonne Ortega alertó que para entonces no se había dado a conocer oficialmente la ubicación de las casillas a nivel nacional, como tampoco quiénes estarían a cargo de estas.

A su parecer, tal situación rompió con los principios de legalidad, transparencia, certeza y máxima publicidad, además de generar incertidumbre entre los posibles votantes.

Acusó que algunos gobiernos estatales estaban interfiriendo de manera “descarada” en el proceso para favorecer a Moreno Cárdenas, por lo que conminó a los priistas a sumarse al operativo Militante Vigilante, impulsado por ella, lo mismo que por Ulises Ruiz, con miras a reportar cualquier posible irregularidad cometida por funcionarios públicos durante las campañas internas y la elección.

Ortega también recomendó a los interesados, cerciorarse de que su nombre apareciera en el padrón de militantes (disponible en la sección de consulta digital del Instituto Nacional Electoral), de modo tal que estuviera en la viabilidad de ejercer su voto.

En el caso de aquellos priistas cuya inscripción al padrón apareciera con la leyenda “en reserva”, de todos modos podrían sufragar.

Conforme al vocal del órgano auxiliar de la Comisión Nacional de Procesos Internos, Ricardo Fletes, en  Baja California serían instaladas 130 mesas receptoras de voto (tres en Rosarito, dos en Tecate, 17 en Ensenada, 51 en Mexicali y 57 en Tijuana), a las que 190 mil 883 militantes bajacalifornianos podrán acudir con su credencial de elector.

En cuanto a las acusaciones de Ortega Pacheco y el ex aspirante Ulises Ruiz, relativas a que en algunas entidades se infló el padrón partidista para manipular la elección a su favor, Moreno consideró que se trata de “comentarios y pronunciamientos” que no se basan en información precisa.

Ruiz Ortiz, quien quedó fuera de la contienda por incumplimiento de requisitos, acusó que en Campeche, Coahuila, Ciudad de México y Oaxaca, la lista de afiliados creció de manera atípica en los últimos cuatro meses; en tanto, Ortega Pacheco enunció que el ex gobernador oaxaqueño y ella, con sus respectivos compañeros de fórmula o planilla (José Alfaro y Coral Valencia), se mantendrán vigilantes en esas entidades, ante “el riesgo de que la cúpula quiera rellenar urnas con votos de más”, a favor de Alejandro Moreno, a quien identificó como cobijado por ese círculo de poder.

Sobre el crecimiento del padrón, el entrevistado argumentó que a principios de 2019 el PRI llevó a cabo una campaña para adherir cuadros y refrendar adhesiones, como parte de la cual algunos comités estatales trabajaron más que otros “y por eso se ve que en algunos lugares hubo una mayor afiliación”. Indicó que producto de ese proceso actualmente hay alrededor de 500 mil nuevos priistas en el país y que la cifra total, validada por el Instituto Nacional Electoral, es de 6.7 millones.

Aclaró que él no constituye la apuesta de la cúpula partidista, como tampoco la del gobierno federal, como igualmente señaló en su momento José Narro Robles, quien desistió de participar en el proceso interno y de paso renunció al tricolor, aduciendo como motivo esa suposición, entre otros.

“Alito” aseguró que en su condición de político proviene “de la base priista”, a la que dijo pertenecer desde los 15 años de edad. Contando actualmente con 44, también mencionó que en ese ámbito ha sido brigadista, promotor del voto, dos veces diputado federal, senador de la República, presidente del PRI (estatal y municipal), secretario de comité nacional, “y hasta hace una semanas era yo gobernador constitucional del Estado de Campeche”, remató.

Al igual que Viggiano, él viene “de abajo” y se forjó como resultado de “caminar la calle” y recorrer comunidades. “Yo no tuve ni papá político, ni papá rico”, subrayó.

Del supuesto respaldo a su candidatura por parte del primer mandatario y patriarca de Movimiento Regeneración Nacional, Andrés Manuel López Obrador y del ex Presidente priista Enrique Peña Nieto, afirmó que él nunca ventiló esa versión, tal como aseguró la ex gobernadora de Yucatán el 25 de junio en entrevista telefónica. “Eso es lo que dice nuestra compañera Ivonne Ortega, totalmente falso, totalmente fuera de la realidad”, esgrimió “Alito”.

Foto: Alejandro Gutiérrez Mora.- El candidato por la presidencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno, durante su visita a Lomas Taurinas.

En concreto, compartió su opinión sobre las imputaciones emitidas en voz de sus opositores: “Eso obedece muchas veces a frustraciones, obedece a que ves que tu proyecto no avanza y no funciona, y declaran cosas que yo creo que luego ni piensan”.

Asentó que tales críticas no le afectan y defendió su propuesta para dirigir el Revolucionario Institucional: “Estamos muy convencidos del proyecto que tenemos”.

Lorena Piñón, 100% priista

La abogada veracruzana, quien busca encabezar el Comité Ejecutivo Nacional del partido tricolor en fórmula con Daniel Santos, reveló en el debate celebrado el miércoles 7, que no se ve levantándole la mano a ninguno de sus dos contrincantes (Ivonne Ortega y Alejandro Moreno).

De cualquier modo, adelantó que de llegar a darse un escenario en el que no resulte victoriosa, seguirá en las filas del Partido Revolucionario Institucional.

“No ha sido fácil para nosotros llegar y permanecer aquí, mi permanencia no depende del resultado de esta elección, nosotros somos 100 por ciento priistas, aceptaremos los resultados de manera madura y de igual manera convocaremos a hacer una operación cicatriz y convocaremos a la unidad”, expuso.

Resaltó el enfoque que en buena medida le dio a su campaña interna, cifrado en el sector juvenil, en nombre del cual trabajó como funcionaria durante la administración estatal de Javier Duarte de Ochoa. “Nosotros sí hemos roto los techos de cristal, sí hemos ayudado a la juventud”.

Finalmente discursó: “Ninguno de los tres que estamos en esta tribuna somos más grandes que las siglas del PRI; el PRI es de todos”.

A su modo de ver, “en las campañas hay pasión, hay ánimo, pero lo que tenemos que cuidar es ser respetuosos, quien quiera a su partido habla bien de su partido, respeta a los compañeros del partido y eso no quiere decir que no haya crítica; si la crítica es buena, el poner los proyectos, pero el denostar, el insultar, el atacar, eso no nos ayuda a los priistas”, quienes en su opinión no gustan de “la división”.

En vista de integrar “un proyecto serio, un proyecto firme”, Viggiano Austria y él ganarán “de manera contundente” el 11 de agosto, “y vamos a encabezar el PRI por los próximos cuatro años”, confió.

Durante la conversación, Moreno Cárdenas también se visualizó como dirigente y declaró que, en caso de ocupar el cargo, recorrerá “los más de 2 mil 400 municipios que tiene México”, en el ánimo de “reorganizar y reconciliar al priismo” de modo que pueda consolidarse como una fuerza política “que señale los grandes errores de este gobierno” y de esa manera “vuelva a ganar elecciones”.

Tratándose del territorio bajacaliforniano, donde desde hace casi tres meses el PRI no cuenta con dirigente estatal propio, siendo que el delegado Óscar Almaraz Smer ha asumido su coordinación, “Alito” puntualizó: “Baja California es una prioridad para el Comité Ejecutivo Nacional, nunca más un PRI de Baja California abandonado a su suerte por el Comité Nacional, aquí va a estar el Comité Nacional, vamos a regresar en breve a presentar la plataforma y el proyecto de trabajo para encabezar los destinos del PRI en Baja California y a dejar

claro que la apertura en el partido es para todos, y todos en el partido tendrán responsabilidad, tendrán espacio, tendrán participación, porque es la única forma de que el PRI pueda ganar las elecciones”.

También recalcó que “un nuevo delegado” impulsará “el proceso de elección de la nueva dirigencia del PRI en Baja California”.

Refiriéndose al papel del actual CEN, encabezado por Claudia Ruiz Massieu (cuya presencia en el proceso electoral local de 2019 fue esporádica) opinó: “No podemos tener un partido que no esté presente y pendiente en todas las regiones, creo que debe haber un partido más combativo, que levante la voz, un partido que recorra el país”.

Para concluir, en cuestión de giras, “Alito” presumió que para el 5 de agosto ya había recorrido 30 estados de la República, incluyendo Baja California, a lo largo de etapa de proselitismo interno, la cual tuvo inicio el 26 de junio. En ese contexto le faltaba visitar Baja California Sur y Morelos, adonde viajaría el 6 y el 8 de agosto, respectivamente.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio