Llega a Tijuana escuela bilingüe para niños migrantes

escuelita migrantes, Fotos: Norbirt Tsi (Cortesía de Yes We Can)
 
Ezenario lunes, 12 agosto, 2019 01:00 PM

Desde hace más de tres semanas, en Tijuana existe una escuela bilingüe y móvil dirigida para niños migrantes que, junto con sus padres, aguardan en esta ciudad, el momento de cumplir su sueño de cruzar a Estados Unidos y encontrar una vida mejor a la que tenían en sus estados o países de origen. El proyecto se llama “Schools On Wheels Bus” y fue creado por Estefanía Rebellón, fundadora de “Yes We Can World Foundation”, quien preocupada por la educación de los niños, decidió modificar un autobús para brindarles la oportunidad a estos menores.

Al igual que ellos, Estefanía fue una niña migrante que tuvo que dejar su país, Colombia, por las amenazas de muerte que recibió su familia. Tenía 10 años y lograron obtener el asilo en 2002, justo cuando el país vecino se encontraba en una situación tensa tras el atentado terrorista del 11 de septiembre de 2001.

Gracias a esa experiencia y entendiendo las necesidades que se padecen en ese tipo de situaciones, Estefanía se decidió por la creación de este proyecto junto con un equipo de colaboradores.

Aun cuando radica en Los Ángeles, California, y su profesión es la actuación y conducción en medios locales, optó por este proyecto en Tijuana, luego de la experiencia que vivió durante la pasada caravana migrante, cuando visitó el albergue de El Barretal, donde se convenció de que tenía un compromiso pendiente en pro de la niñez: “sé por lo que están pasando estos niños y al verme reflejada en ellos siento una obligación muy grande de poder apoyar en lo que pueda”.

La escuelita móvil se encuentra a un costado del albergue Pro Amore Dei, antes conocido como Caritas, y atienden a un promedio de 37 niños de entre cinco y 12 años de edad, provenientes del interior de la República como Michoacán y Guerrero, así como de Centroamérica.

La próxima semana iniciarán las clases para adolescentes de entre 13 y 18 años, con la idea de poder abarcar a más menores y que así puedan tener la oportunidad de desarrollarse y desenvolverse, mientras esperan en la ciudad, ya sea para sus citas de solicitud de asilo o para intentar cruzar de otra manera junto con sus padres.

Estefanía compartió a ZETA que hasta ahora han visto un gran impacto del programa escolar, sobre todo con el estado emocional de los niños, pues éste ha cambiado considerablemente desde hace tres semanas que llegaron al albergue.

“Estaban en un estado un poco de depresión, de aburrimiento y confusión, ahora ellos se sienten más felices, ya se conocen entre ellos, aunque ya tenían tiempo antes compartiendo, ahora son amigos, saben quiénes son cada quien y participan juntos”, dijo.

Gracias al éxito que están teniendo, la perspectiva que tenían de estar solamente dos meses y moverse, ha ido cambiando, puesto que ahora no solamente quieren expandirse hacia otros albergues, sino también construir una escuela formal para continuar de manera permanente con el programa que sigue en evaluación.

Para participar con donaciones, las personas interesadas lo pueden hacer a través de la web www.yeswecan.world o mediante redes sociales (Facebook, Instagram y Twitter) a través del nombre @yeswecanwf.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio