López Obrador y las encuestas

Foto: Internet/Los primeros meses de su administración han sido muy accidentados
 
Opinionez lunes, 15 julio, 2019 12:00 PM

Cuando Andrés Manuel López Obrador ganó el año pasado lo hizo de manera impresionante, 30 puntos porcentuales de su más cercano competidor fue algo histórico y probablemente irrepetible. Si bien el triunfo de Vicente Fox en el 2000 significó la caída del régimen priista y el arribo de un partido diferente al hegemónico, la llegada de López Obrador representó el arribo de una ideología distinta a la que prevaleció por décadas.

El inicio de la administración del popular “peje” ha sido bastante accidentado, lo cual le ha generado críticas y desconfianza hacia su gobierno. Por otro lado, sus simpatizantes se sienten dignamente representados defendiendo su gestión a ultranza.

Se ha hecho costumbre que las diferentes casas encuestadoras del país midan la aprobación del Presidente mes a mes, lo vienen realizando hace varios sexenios desde Carlos Salinas pasando por Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña y ahora López Obrador. Las metodologías son diferentes por lo cual los resultados también varían, más ahora que ha cobrado relevancia técnica como las llamadas telefónicas o redes sociales.

El actual mandatario López Obrador inició con un respaldo popular altísimo, existían encuestas que aprobaban su gestión por arriba del 80% lo cual lo colocaba como el Presidente con mejores números de inicio de gestión. Lo anterior evidentemente era una consecuencia por la forma tan abultada como obtuvo su triunfo.

En lo personal y como estudioso de los ejercicios que miden la opinión pública era de suponer que sería muy complicado sostenerse en esos números iniciales. El poder desgasta por la obligada toma de decisiones donde se ven afectados grupos y personas. Tenemos como ejemplo la cancelación del aeropuerto de la Ciudad de México o el despido de personal gubernamental a quienes sin importar ni respetar antigüedad o capacidad han sido recortados teniendo como única culpabilidad el haber sido contratados como trabajadores eventuales en administraciones pasadas.

La gente al correr del tiempo se empieza a decepcionar del mandatario en turno al observar desde el primer año como los políticos tratan de justificarse sobre la falta de resultados al señalar que su inacción es producto de las pésimas administraciones anteriores. Si bien tienen algo de razón con esta afirmación fueron ellos los que prometieron brindar resultados a partir del primer día de gobierno. La soga al cuello es producto de sus palabras.

En el caso de Andrés Manuel López Obrador decidió pasar por su primera “aduana” sin que nadie se lo pidiera al cumplirse el primer año de su victoria. Organizó un evento en grande y lo más relevante: un debate sobre los logros de su administración en tan solo 7 meses.

Si bien el Presidente de México ha señalado que su gobierno ha hecho más que otras administraciones en el arranque de su mandato, siempre hay datos históricos que ponen a cada quien en su lugar.

La casa encuestadora Mitofsky hizo una consulta al pasado reciente y difundió lo siguiente:

En marzo de 1989 Salinas de Gortari tenía un 57% de aprobación, Ernesto Zedillo en abril de 1995 un 36%, Vicente Fox en mayo un 63%, Felipe Calderón en mayo 65%, Enrique Peña Nieto en mayo 57%, y ahora López Obrador 61% en mayo.

Lo anterior significa que nuestro actual Presidente viene mostrando números más bajos que dos ex mandatarios (panistas) y superando a tres de ellos (priistas) en fechas más o menos similares.

Lo relevante será observar con detenimiento si los números aprobatorios en caída de López Obrador son simplemente un ajuste normal o sencillamente empieza a tener un rechazo del llamado “pueblo noble y sabio”.

 

Alejandro Caso Niebla es consultor en políticas públicas, comunicación y campañas; se desempeñó como vocero en la Secretaría de Hacienda y Secretaría de Desarrollo Social en el Gobierno Federal, así como Director de medios en la Presidencia de la República. También fungió como Director de Comunicación Social en el Gobierno del Estado de Baja California. @CasoAlejandro

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio