Federales no quieren Guardia Nacional


 
Edición Impresa lunes, 8 julio, 2019 01:00 PM

Policías federales se niegan a integrarse a la nueva corporación. Encabezaron protestas y agredieron a la coordinadora operativa de la GN. También policías militares y navales se muestran inquietos ante cambios en sus prestaciones

A tres días que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, marcó el arranque de la Guardia Nacional, los problemas saltaron a la vista. Primero, militares y marinos se quejaron de las prestaciones que perderán; luego desertaron algunos de los reclutas civiles y en la Policía Federal iniciaron protestas.

Principalmente en Ciudad de México, el miércoles 3 de julio centenares de agentes federales se manifestaron en el Centro de Mando, donde expresaron que a la llegada del gobierno de López Obrador, quien desde la campaña electoral los vituperó y tachó de corruptos, se vieron afectados sus derechos laborales. Su incorporación a la Guardia Nacional iría en detrimento de sus condiciones salariales, prestaciones, derechos ganados legalmente y su estabilidad familiar, pues habrán de mudarse a un punto del país que aún desconocen.

Presentaron un pliego petitorio:

  1. Respeto a la dignidad de todos los que conforman la Policía Federal.
  2. Respeto a la antigüedad laboral.
  3. Respeto a las prestaciones laborales.
  4. Devolución del bono de operatividad de $9,800.00 cada 25 días laborados.
  5. No ser evaluados por personal militar que no tiene conocimiento de la función policial.
  6. No pertenecer a Sedena como lo han querido hacer.
  7. No vivir en cuarteles militares.
  8. Sueldo quincenal de 15 mil pesos libres de impuestos a partir de la segunda quincena de julio de 2019.
  9. Sueldo base de 2 mil 300 debe desaparecer y quedar en 15 mil pesos quincenales.
  10. El polígrafo debe desaparecer con fecha 03-07-2019.
  11. Horarios establecidos de trabajo conforme a la Ley Federal del Trabajo.
  12. Renuncia de mandos a partir de comandantes de compañía hasta directores, ya que ellos están inmiscuidos en corrupción y crimen organizado.
  13. Oficina de derechos humanos para los policías dentro del Centro de Mando Contel Iztapalapa.
  14. Sindicato para la Policía Federal-Guardia Nacional.
  15. Pase automático a la Guardia Nacional y el mando saldrá de las filas de la Policía Federal sin parentesco con la escala de mandos.
  16. Uniformes dos veces por año.

Los policías manifestantes, en su mayoría del agrupamiento de la Gendarmería, rematan su manifiesto con la leyenda: “De no llegar a un acuerdo seguiremos en pie de lucha y no nos moveremos hasta realmente ser atendidos”.

Las protestas de los uniformados se extendieron a carreteras en alrededores de Ciudad de México, donde autopistas se vieron afectadas durante varias horas. López Obrador respondió: “Decirle a los de la Policía Federal que no se va a despedir a nadie, que van a tener sus mismos sueldos, sus mismas prestaciones, que no se va a obligar a nadie a que pase a otra corporación, el proceso que se está llevando a cabo para que la Policía Federal (…) pasen a formar parte de la Guardia Nacional es voluntario”. De lo contrario, advirtió, seguirán dentro de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

La nota álgida se dio cuando los manifestantes agredieron a la coordinadora operativa de la Guardia Nacional, Patricia Rosalinda Trujillo, cuando llegó al Centro de Mando de Iztapalapa. La mujer ofreció una mesa de diálogo para atender las demandas y garantizó que no habrá despidos. Iracundos le gritaron “traidora” e improperios y la empujaron fuera de las instalaciones.

Un día después, las manifestaciones continuaron y López Obrador minimizó el acto como un “amotinamiento” de la Policía Federal, “estoy más dedicado, me ocupa más el resolver asuntos pendientes como la inseguridad, como la violencia, no esto de la rebelión de los policías federales, no; me preocupan los homicidios, los secuestros, los robos, eso es lo que me preocupa”.

El primer mandatario confirmó que algunos de los policías federales que ya estaban incorporados a la Guardia Nacional decidieron salirse, por lo cual no serán aceptados de nuevo, pues no puede tolerarse ese tipo de indisciplina.

No hay “mano negra”; pretextos y omisiones, sí: Calderón a López Obrador

Foto: Tomada de Internet

Autoridades federales, encabezadas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, acusaron que detrás de las protestas de la Policía Federal había “mano negra” de personas y grupos de interés que no pertenecen a la institución, aunque aseguró que su administración respeta el derecho a manifestarse.

“Cuando hablo de mano negra es que los que estaban dirigiendo ayer (miércoles 3 de julio) el movimiento no trabajan en la Policía Federal, los principales dirigentes pertenecen a organizaciones de otro tipo”, indicó el mandatario nacional, y expuso que las protestas no tienen causa justa ni fundamento; pidió se investigue a fondo el manejo de la corporación.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana,  Alfonso Durazo, acusó activismo por parte del ex Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, la prueba es que uno de los policías inconformes propuso que el ex mandatario fuera su representante sindical.

A través de un video difundido en sus redes sociales, Calderón Hinojosa aseguró no estar detrás de las protestas de los elementos de la Policía Federal y exigió a Durazo: “Niego categóricamente la cobarde insinuación que desde el poder se hace de que yo he organizado o estoy detrás de las protestas de los policías federales. Secretario Durazo, le exijo que si tiene las pruebas las presente, y si no las tiene, retiren de inmediato esas calumnias”.

Luego recomendó al Gobierno Federal: “Señor Presidente, señor secretario, escuchen a los policías, tómense la molestia de explicarles cuál es el plan de seguridad que ustedes tienen, y qué esperan que hagan dentro de ese plan los policías federales”.

Y continuó:

“Yo agradezco mucho a ese policía, o a esos integrantes de la Policía Federal, que piensen de buena fe que puedo ayudarles, pero no es mi papel y no está bien que yo intervenga como representante de ustedes. Y además, mi nombre, más que ayudarles, les perjudicaría, porque en el gobierno, en la secretaría, gobiernan los prejuicios, los complejos, las inseguridades, los miedos. Por eso no atinan a hacer bien su trabajo (en el gobierno de López Obrador y en la secretaría de Durazo Montaño), y por hacerme un daño a mí, van a terminar haciéndoselo a ustedes. Así que gracias, pero no puedo aceptar su oferta”, abundó el ex mandatario nacional en su video con duración de ocho minutos y 39 segundos.

“A propósito de los calificativos, señor Presidente, nuevamente le pido con todo respeto que deje de descalificarnos con calificativos a quienes no pensamos como usted, todos somos mexicanos y yo le pido respetuosamente que deje de dividir a México”, advierte el ex mandatario sobre los dichos de AMLO respecto a que la Policía Federal “se echó a perder”.

“Ese es el problema, señor Presidente, y ese es el problema, señor secretario: han maltratado a los policías y ellos están reclamando prestaciones, a las que aseguran tienen derecho, nada más, pero nada menos; arreglen ese tema y por favor, no se anden buscando pretexto o argumentos para cubrir lo que simplemente sean omisiones”, insistió Calderón.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio