Vox pópuli: Patriotismo


 
Cartaz lunes, 8 abril, 2019 12:00 PM

“Al principio creo Dios los cielos y la tierra. La Tierra era confusión y obscuridad por encima del abismo, pero el espíritu de Dios se cernía sobre la superficie de las aguas. Dijo Dios: “Haya luz”; y hubo luz. Y vio Dios ser buena luz, y la apartó de las tinieblas”, es así como inicia la biblia en el libro del Génesis, que es el primero de los cinco libros de la Torá o Pentateuco, o sea el Antiguo Testamento de la parte judía de la Biblia, siguiendo el Nuevo Testamento, para los que somos cristianos, con los cuatro evangelios, hechos de los apóstoles, las cartas y el Apocalipsis.

Bien, no pretendo mediante esta carta hacer proselitismo de fe, en mi caso Católica, sino solo señalar que quien ama al prójimo procure separar la luz (o sea, la verdad, la honestidad, la sinceridad) de las tinieblas (es decir, de las mentiras, el engaño, el ocultar). Esto viene a colación a manera de diferencia y comparación porque está por iniciar la campaña electoral estatal para nuestra Baja California, y las hermanas nupciales para Ensenada, Mexicali, Rosarito, Tecate, Tijuana. Donde demasiados políticos desprestigiados, que siempre mienten con promesas de campaña, procuran engañar con demagogia y luego ocultar o fingir sus desfalcos, robos y abusos.

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres… en verdad, y en verdad os digo: todo el que comete pecado es un esclavo”, esto del Evangelio se San Juan 8:33-34. ¡Vaya!, el que es honesto y sincero no tiene que elucubrar en inventar mentiras, hacer promesas falsas ni buscar engañar como lobo disfrazado bajo piel de cordero.

De la próxima carretonada de ambiciosos que se nos vienen, ¿con cuáles y cuántas falsas promesas, mentiras y demagogia nos irán a saturar?, porque sabemos que no son “libres” en cuanto a que cargan el pecado de contubernios por arreglos con sus caciques de las mafias de partidos a repartirse moches y cuotas con tal de que les den los dedazos. El proceso en Morena ya resultó el primero con inconformidades por lo oculto y manipulado.

En 1513, el tan difamado Maquiavelo francamente lo advirtió, de los políticos como parábola del hijo pródigo “…la prodigalidad [despilfarro] perjudica…[porque] consumirá en tales obras todas sus riquezas y se verá obligado… a imponer excesivos tributos, a ser riguroso en su cobro y… lo cual perjudica a muchos [ciudadanos] y beneficia a pocos [influyentes]… En consecuencia, un príncipe debe… no robar a sus súbditos”. Recáspita.

Nada que decir del PRI y PAN, que ya están tan fastidiosamente desprestigiados –hasta los hoy gastadores y endeudadores actuales que detentan las riendas –por lo que a ojos cerrados ya nadie duda que al votar (y sin dolor de corazón ni que tiemblen las manos) se considera volverán a desecharse y tirarse a ser arrastrados por la cloaca a que se han hecho merecedores, tal como les fue el recién pasado año de 2018 a nivel federal y presidencial.

Pero aún no ha surgido algún partido nuevo verdaderamente independiente que ofrezca candidatos limpios y frescos.Los dizque independientes, igual que hace tres años, sólo son fósiles prófugos de los mafia-partidos. Y de los micro-partidos sólo el ex militar y ex policía Layzaola, con los bemoles del caso en cuant9o a que deberá pensar, comportarse y actuar como un ciudadano civil y no un rígido granadero, es quien ofrece alternativa alguna.

Desde la década pasada en las ocasiones que escribo insisto que un problema de fondo es que, en vez de tele-vizca, cholos, cheves y apatía, razonemos, pensemos y votemos con paz, serenidad y firmeza por candidatos independientes, o anulemos. Y así controlemos a los del PRI, PAN, y los hoy Morena, antes de que igual se sientan intocables. La recién rechifla que se acaba de llevar el Sr. Presidente en un estadio de Béisbol, le debe avisar que en vez de (como tlatoani-faraón) tanto discurso mañanero y lloriqueos contra sus fifís o los españoles, ya trabaje.

Reitero que, en vez de volver a caer por falta de madurez ciudadana en el decepcionante juego de votar sólo de castigo por más de la misma partidocracia, aunque sólo sean con banderín distinto, razonemos, pensemos y evaluemos con inteligencia y sobriedad a todos los partidos y políticos corruptos. Ánimo, amablemente. Continuará.

 

Atentamente,

José Luis Haupt Gómez

Tijuana, B.C.  

Comentarios

comentarios


Tipo de Cambio