S&P baja calificación de México a negativa ante menor perspectiva de crecimiento


 
Destacados viernes, 1 marzo, 2019 03:13 PM

Standard & Poor’s (S&P) bajó este viernes la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa, mientras que la soberana del país la mantuvo en ‘BBB+’, según lo informó la empresa estadounidense de servicios financieros a través de un comunicado. Además, señaló que una perspectiva de menor crecimiento económico indica al menos un 33 por ciento de posibilidad de una baja de calificación el próximo año.

“La perspectiva refleja el riesgo de que un reciente cambio en políticas públicas dirigido a reducir la participación de la iniciativa privada en el sector energético, aunado a otros eventos que han afectado negativamente la confianza de los inversionistas, podría aumentar los pasivos contingentes del soberano y disminuir el crecimiento económico”, indicó la calificadora.

Según S&P, la nueva estrategia del Gobierno Federal mexicano para el sector energético coloca una carga financiera adicional sobre la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex), la cual tiene “un legado de débil desempeño operativo y financiero, además de afrontar limitaciones en sus capacidades técnicas”.

“También existe un riesgo de que la menor inversión del sector privado genere menores previsiones de crecimiento económico, lo que debilitaría la resiliencia económica del país”, indicó la calificadora estadounidense Standard & Poor’s en su análisis.

El 29 de enero pasado, Fitch Ratings bajó la calificación crediticia de Pemex y mantuvo la perspectiva negativa como reflejo del deterioro continuo del perfil crediticio individual de la petrolera; por lo que las notas en moneda extranjera disminuyeron de BBB+ a BBB- (la más baja posible dentro del grado de inversión), y en moneda nacional de AA(mex) a AAA(mex).

En un boletín, la agencia calificadora destacó la inacción continua del Gobierno mexicano para prevenir un deterioro en la calidad crediticia individual de Pemex, que llegó a niveles de CCC en escala internacional, derivado del flujo negativo persistente de fondos libre (FFL) junto con una subinversión en exploración y producción.

Fitch detalló que Pemex reportará un FFL negativo de entre 3 mil y 4 mil millones de dólares para 2018 y 2019, respectivamente. Sin embargo, este déficit está subestimado y sería significativamente mayor, entre 12 mil y 17 mil millones de dólares por año, cantidad que la paraestatal necesitaría invertir para reponer las reservas.

Un día después, el 30 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de “hipócrita” a la calificadora Fitch por bajar la calificación de Petróleos Mexicanos, además de señalarlos como “cómplices”, por no haber alertado del saqueo a la paraestatal.

El presidente dijo durante su conferencia matutina que sí le importa la calificación, pero “que [las empresas de servicios financieros] no son jueces, que sean infalibles los técnicos de las calificadoras, y tenemos el derechos a disentir”.

“Guardaron un silencio cómplice y ahora que estamos recuperando a Pemex salen con sus recomendaciones o tratando de calificar el desempeño de Pemex. Los inversionistas con ética saben muy bien que Pemex es una empresa sólida porque es manejada con honestidad”, señaló el mandatario nacional.

“Es muy hipócrita lo que hacen estos organismos que permitieron el saqueo, que avalaron la llamada Reforma Energética, que sabían que no llegó la inversión extranjera y que no se incrementó la inversión en Pemex, y que eso fue lo que produjo la caída en la producción, y nunca dijeron nada, guardaron un silencio cómplice”, dijo López Obrador.

El presidente criticó que “ahora que estamos recuperando Pemex salen con sus recomendaciones, o tratando de calificar sobre el desempeño de Pemex”. Además, dijo que los “inversionistas con ética saben muy bien que Pemex es una empresa sólida porque ya está manejada con honestidad”.

“Yo creo que Pemex está mejor que en los últimos 30 años porque el principal problema de Pemex era la corrupción y ya se está limpiando Pemex de corrupción. Pemex fue una empresa saqueada durante el periodo neoliberal. De las empresas más saqueadas del mundo, de las empresas con más corrupción del mundo”, abundó López Obrador.

“Y se esmeraron en destruir a Pemex. Pero por fortuna, como una bendición, el pueblo de México decidió un cambio para sacar al país de la crisis, para acabar con la corrupción, y para rescatar a Pemex”, dijo el político tabasqueño ante los medios presentes.

“Por eso Pemex tiene mucha fortaleza. No es alcanzó a estos ambiciosos para terminar de destruir a Pemex. Sólo pudieron entregar el 20 por ciento del potencial de Pemex, del potencial que significa la riqueza petrolera de la Nación”, indicó López Obrador.

“Como cuando entra una banda de malhechores a un banco y suena una alarma. Eso fue la elección del 1 de julio del año pasado. No alcanzan a llevarse todo. Lo que dejaron fue suficiente como para sacar adelante a Pemex y al país”, agregó el mandatario nacional.

El presidente cuestionó, también, si Fitch tomó en cuenta que se está ahorrando dinero por el combato al huachicol, que ayer dijo tocó un nuevo mínimo de 6 mil barriles robados. O si tomó en cuenta esa calificadora que por la intervención de su Gobierno se pudo ahorrar el dinero que se tenía que devolver a una empresa por el IVA.

“Tratan de desprestigiarnos cuando ahora México tiene mucha fortaleza por su autoridad moral, en el país, al interior del país la gente se siente orgullosa de que se está enfrentado el problema de la corrupción y en el mundo somos un ejemplo”, añadió el mandatario nacional.

Lopez Obrador también previó que este año México crecerá al doble, y dijo que será un crecimiento del 4 por ciento. “En promedio vamos a creer al doble, es lo que pasa, y se los adelantó, que se tiene que tomar en consideración, sabían que los considerandos de la Ley para permitir la entrega de contratos”, afirmó.

El mandatario nacional cuestionó, además, si los técnicos de Fitch tomaron en cuenta para las proyecciones de la empresa paraestatal Pemex, anteriores la promesa de que para estas fechas se iba a estar produciendo 3 millones de barriles.

“¿Creyeron eso o fueron cómplices del engaño? Resulta que se están extrayendo un millón 720 mil barriles y hay una tendencia a la baja. ¿Qué estamos haciendo, invirtiendo como nunca, y fortaleciendo a Pemex? […] se le quitaban todos sus recursos, ahora se les está reponiendo del presupuesto para que puedan invertir y a parte de lo que le pagaban a Hacienda, ya no lo van a pagar”, indicó.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio