Científicos creen que paciente de Londres podría ser el segundo en curarse del VIH


 
Destacadas BCS martes, 5 marzo, 2019 09:50 AM

Científicos informaron que un hombre de Londres, Inglaterra, lleva un año y medio en remisión de Virus de la Inmunodeficiencia Humana [VIH], por lo que sería el segundo paciente en todo el mundo curado de dicha enfermedad, según lo publicado ayer lunes por la revista especializada Nature.

Aunque el caso es “demasiado prematuro” para declarar al paciente como sano, los expertos hablan en entrevistas abiertamente de “curación” del VIH del “Paciente de Londres”, quien permanece en el anonimato, y que empezó su remisión como consecuencia de un trasplante de médula ósea cuyo objetivo era tratar el cáncer que también padecía.

El paciente no identificado fue diagnosticado con el virus en 2003 y comenzó a tomar medicamentos para controlar la infección en 2012. No está claro por qué esperó tanto tiempo para comenzar el tratamiento. Además, desarrolló linfoma de Hodgkin ese año y accedió a un trasplante de células madre para tratar dicha patología en 2016.

Los doctores pensaron que, con el donante correcto, podría obtener algo más además de abordar el cáncer: una posible cura del VIH. El trasplante cambió el sistema inmunológico del paciente de Londres, dándole la mutación del donante y, por lo tanto, su resistencia al VIH.

Los médicos encontraron un donante con una mutación genérica que confiere una resistencia natural al virus. Hasta ahora se conoce que alrededor de un 1 por ciento de descendientes de europeos del norte han heredado esa mutación de ambos progenitores y son inmunes a la mayor parte del VIH.

Sin embargo, el donante presentaba la doble copia de la mutación. Este fue un “acontecimiento improbable”, dijo el investigador principal, Ravindra Gupta, del University College London. “Este es el motivo por el que no se ha contemplado con más frecuencia”, abundó.

El “Paciente de Londres” dejó de tomar voluntariamente los fármacos para el VIH para comprobar si el virus regresaba, ya que las personas que tienen dicha enfermedad están sujetos a un tratamiento diario de por vida para suprimir el virus. Cuando se para, el virus suele regresar en el plazo de dos a tres semanas, lo que no ocurrió con el paciente de Londres, que siguen sin presentarlo 18 meses después.

Una terapia similar tuvo éxito con Timothy Ray Brown, un estadounidense que se sometió a un trasplante en Alemania hace 12 años y sigue libre del virus. Hasta el momento, es la única persona conocida que se cree que se curó de la infección del VIH, el virus que causa el Sida.

Este tipo de trasplantes son peligrosos y han fallado en otros pacientes. Además, no son una terapia práctica para curar a los millones de infectados en todo el mundo. El último caso “muestra que la cura de Timothy Brown no fue una casualidad y que se puede recrear”, señaló Keith Jerome, médico del Centro de Investigación del Cancer Fred Hutchinson en Seattle, quien no participó en el proceso.

Esto podría derivar en un procedimiento más simple que podría utilizarse más ampliamente, agregó Jerome sobre el caso que se presentará en una conferencia sobre VIH en Seattle. En ambos casos las cédulas óseas que recibieron provenían de donantes con un gen CCR5 disfuncional.

Otros pacientes de VIH que recibieron trasplantes de cédulas con el gen CCR5 funcional, experimentaron mejoría y estuvieron meses sin medicación, pero el virus regresó. La curación de este segundo paciente sería de vital importancia ya que el “Paciente de Berlín” dejaría de ser un caso aislado.

“Nadie dudaba de la veracidad sobre el ‘Paciente de Berlín’, pero era un solo paciente. ¿Y cuál de las muchas cosas que se le hicieron contribuyó a la aparente curación? No estaba claro que se pudiese repetir”, dijo al The Washington Post, Daniel Kuritzkes, jefe de enfermedades infecciosas del Hostital Brigham and Women’s de Boston.

En declaraciones al diario The New York Times, el “Paciente de Londres” consideró “surrealista” y “abrumador” que un solo trasplante haya podido curarle el cáncer y el VIH. “Siento un sentido de responsabilidad para ayudar a los médicos a entender cómo sucedió para que puedan desarrollar la ciencia”, afirmó. “Nunca creí que habría una cura durante mi vida”, agregó.

En octubre del año pasado, una investigación realizada por científicos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid -que publicó la revista Annals of Internal Medicine- logró que seis pacientes infectados de VIH hayan eliminado este de su sangre y tejidos tras ser sometidos a trasplantes de células madre.

La investigación confirmó que los seis pacientes -que mantienen el tratamiento antirretroviral- y que recibieron un trasplante de células madre tienen el virus indetectable en sangre y tejidos, e incluso, uno de ellos ni siquiera tiene anticuerpos, lo que indica que el VIH podría haber sido eliminado de su cuerpo, según lo reseñó entonces la agencia española EFE.

Los investigadores creen que la procedencia de las células madre —de cordón umbilical y médula ósea—, así como el tiempo transcurrido para lograr el reemplazo completo de las células receptoras por las del donante —dieciocho meses en uno de los casos— podrían haber contribuido a una potencial desaparición del VIH.

La investigadora Maria Salgado, del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona, co autora del artículo, junto con Mi Kwon, hematóloga del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, explicó que el motivo de que actualmente los fármacos no curen la infección por el VIH es el reservorio viral, formado por células infectadas por el virus que permanecen en estado latente y no pueden ser detectadas ni destruidas por el sistema inmunitario.

-Con información de EFE.

Comentarios

comentarios

Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio