Gobernador pone en riesgo las elecciones, debe millones a los partidos

Fotos: Archivo.- Los dirigentes partidistas David Ruvalcaba (PRI), Mayra Flores (Transformemos), Mario Favela (PBC) sospechan que detrás de la retención hay intereses políticos.
 
Zoom Político lunes, 24 diciembre, 2018 01:00 PM

Desde noviembre se dejó de transferir los recursos que corresponden a los Partidos Políticos en pleno proceso electoral; los partidos pequeños sospechan que es una estrategia para debilitar a la oposición y chantajear al Instituto; el PRI señala que el gobierno de AMLO negociará la gubernatura de 5 años a cambio de recursos y el PAN asegura que es empático con la situación financiera de la administración estatal. Pero sobreviven los partidos sin dinero

La crisis financiera en la administración del panista Francisco Vega de Lamadrid ha trastocado a todos los sectores gubernamentales. Y en medio de un proceso electoral, este terreno no ha quedado exento de sufrir la “falta de liquidez” con la que justifica el gobierno del Estado su falta de pago

Por ello, la certeza y la legalidad del proceso que atraviesa Baja California se sostiene vertiginosamente con miras al 2019.

Desde noviembre, el gobierno del Estado no ha transferido los recursos que corresponden al Instituto Estatal Electoral de Baja California, montos que sirven para preparar el proceso electoral que está en puerta y en donde se renovará al gobernador, diputados y presidentes municipales.

Por ende, los partidos políticos tampoco no han recibido un solo peso, tal como está constitucionalmente establecido en los últimos dos meses. Recursos que son canalizados por el propio Instituto electoral.

Para algunos partidos políticos, la ausencia de pago por parte del Gobierno del Estado mantiene un doble fondo, por un lado, efectivamente la crisis económica por los malos manejos del gobierno panista, pero por otro una estrategia política para debilitar a los partidos de oposición, hipótesis que sostiene el partido Transformemos, por ejemplo.

Pero cada partido tiene su análisis. El PRI, por medio de su dirigente señala que la liberación de recursos por parte del gobierno federal encabezado por Morena se hará hasta que se negocie con el PAN la reforma constitucional para cambiar el plazo de gobernador de dos a cinco años.

Para el Partido de Baja California (PBC) el proceso electoral está en riesgo y carece de legalidad, ya que los recursos para capacitación para organizar sus procesos internos y sus estructuras no son entregados y por ello responsabilizan a Kiko Vega de amenazar a la democracia en el Estado.

El PAN por su lado, se dice “empático” con la situación que atraviesa el Estado, debido que la administración es emanada de sus filas, aseguran que no pueden pelearse con el gobierno.

De acuerdo al presupuesto en 2018, los partidos debieron recibir más de 134 millones 224 mil pesos, de los cuales el estado no ha transferido 27 millones de pesos.

 

PBC: el PAN-Gobierno manipula al IEE con los recursos

En entrevista con Mario Favela, dirigente en el Estado del Partido de Baja California, asegura que la administración de Kiko Vega intenta chantajear al Instituto con el manejo económico.

“Sabemos que hay falta de liquidez, pero también es una estrategia que aplicaron en 2016, el gobierno del Estado no soltó los recursos hasta mitad de la campaña, lo usan como una forma de manipulación del Instituto y de la elección, lo hacen más político. Les dieron una cantidad al IEE, pero sólo para cubrir sueldos. Quiere decir que quieren quedar bien con los consejeros. O se entrega todo o va etiquetado y se reparte en partes iguales. Nos preocupa que empiecen a tratar de meter las manos en el Instituto”.

Y en efecto, de los 35 millones que se adeudaban al Instituto Electoral, el Gobierno del Estado entregó el pasado 10 de diciembre 5 millones de pesos para que se cubrieran los sueldos del personal electoral.

El PBC interpuso un recurso para que el Instituto Nacional Electoral tome el control de las elecciones ante la imposibilidad del órgano local: “podemos verlo como una amenaza a la democracia, que el gobierno del Estado no meta las manos en el IEE”.

El líder del PAN José Luis Ovando se abstiene de señalar a administración panista.

Favela sentencia: “Si el gobierno del Estado no tiene recursos, la elección puede estar en problemas si ya están faltando con pagos ya etiquetados y no los asignaron correctamente, nos puede pasar en media elección, entonces es un problema que puede atentar contra la democracia del Estado.

“Es peligroso, ya estamos dentro del proceso electoral, se están empezando a tomar decisiones muy importantes y se dan situaciones en que dan dinero, pero para cubrir las necesidades sólo del Instituto. Están atentando contra la democracia, es algo grave que debe ponerse sobre la mesa o por lo menos que no hagan cosas buenas que parecen malas, aunque ahorita no sé quién puede confiar en el gobernador”.

 

Transformemos: Kiko pretende debilitar a la oposición

Otro de los partidos Estatales es Transformemos (antes Partido Encuentro Social de Baja California) y como tal, a diferencia del resto de los partidos que mantienen registro nacional, no tienen ingresos económicos de la federación.

Mayra Flores, dirigente en el Estado, interpuso desde finales de noviembre un juicio electoral ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación contra Bladimiro Hernández Díaz, secretario de Finanzas y contra el gobernador del Estado, Francisco Arturo Vega De Lamadrid, por retener sus prerrogativas.

“No hay pretextos para que el gobierno estatal no haya cumplido, en tiempo y forma, con lo que mandata la ley, puesto que, a diferencia de otros recursos que no se han entregado, aquí hablamos de fondos ya presupuestados, donde nada tiene que ver la Federación”, fueron las palabras de Héctor Israel Ceseña Mendoza, dirigidas a los medios de comunicación.

En el mismo sentido, dijo que el Gobierno estatal “utiliza la coyuntura financiera que todos conocemos, para debilitar a la oposición, negándole lo que por derecho, le corresponde… curiosamente, no hemos visto que el Partido Acción Nacional esté sufriendo una falta de recursos, lo cual nos lleva a sospechar que, desde el gobierno estatal, se le está subsidiando”.

 

PRI: retraso del recurso es por la gubernatura de cinco años

Para el presidente estatal del PRI, el gobierno del Estado no es el único responsable de la falta de recursos a los partidos políticos, David Ruvalcaba, su dirigente tiene una teoría: “si el PAN amplía la gubernatura de dos a cinco, creo que es un acuerdo con Morena para que les den recursos. Han invertido en una serie de obras comprometiendo recursos que estaban presupuestados”.

– ¿Lo que sospechas es que Morena podría estar reteniendo los recursos para poder negociar la gubernatura de dos a cinco?, pregunta ZETA

“Qué otra cosa podría ser, ya lo tienen prácticamente en el escritorio”.

–Pero desde noviembre había falta de recursos, desde la administración de Peña Nieto. 

“Claro, pero había una resistencia del Estado y una posibilidad de recibir los recursos, ahora crece el rumor de que en los próximos días se va discutir el tema de modificar el acuerdo de dos a cinco años de gubernatura, veríamos en dos semanas o menos, resuelto el tema económico de Baja California, pero dan a pensar, ojalá me equivoque”.

Para el ex diputado quien asegura que le “preocupa más el recurso de la educación” también es consciente que arrebatar los recursos a los partidos “en pleno proceso electoral” no genera “garantías por medio del gobierno del estado” para el proceso del Estado: “Es lo que nos preocupa. No garantiza la certidumbre ni el interés, pero los partidos tenemos que ver cómo nos arreglamos. Esto está presupuestado, dentro de la ley, esperamos que el siguiente año se resuelva… la responsabilidad es del estado, nuevamente, cuando se trata de dinero, no tiene el interés de resolver los compromisos que el presupuesto tiene autorizados”.

 

PAN: es empático con su gobierno y no ve riesgo electoral

Al Partido Acción Nacional es a quien más se le debe dinero, cerca de los 7 millones de pesos, pues es el partido con mayores recursos públicos. Pero para su dirigente estatal no hay riesgo ni pérdida de certidumbre al proceso electoral.

José Luis Ovando dice que hay “problemas serios con el personal” del partido, pero han estado trabajando con ahorros y los recursos nacionales.

El dirigente estatal dice que se debe “ser empático” con las finanzas que vive el Estado, “es un gobierno panista y se lo que están batallando no sólo para darle recursos a los partidos, sino atender a diversas áreas que traen problemática”. Pero se abstiene a señalar irresponsabilidad a la administración: “Es innecesario echarle más fuego a la hoguera y andar pidiendo dinero como partido, no es lo más estratégico electoralmente”.

– ¿No se pone en riesgo el proceso electoral?

“No, de ninguna manera. La mayoría de los partidos registrados ante la autoridad estatal somos partidos nacionales recibimos recursos federales, no nos va a faltar para el desahogo de pendientes internos ni selección de candidatos ni jornadas electorales, tendremos que apretar el cinturón”.

Por último, el panista dice que se suman “a que tengamos un proceso electoral incuestionado, que no falten los recursos, que para la organización de las elecciones se ocupa dinero… compartimos una preocupación y una petición para que las autoridades atiendan el tema, sin pleitos… es importante vigilar que el recurso para el proceso electoral no falte. Acompañamos y exigir a la autoridad local que se desarrollen bien las tareas, la petición es a la Secretaría de Finanzas”.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio