Ejecuciones se trasladan a La Presa

Edición Impresa lunes, 14 agosto, 2017 12:00 PM

Al agente municipal Núñez lo mataron narcomenudistas de la Obrera, y una mujer fue asesinada por atestiguar otro homicidio. El 26.6 por ciento de los asesinatos en Tijuana se están cometiendo en la zona de La Presa, disputada por cuatro células del narcotráfico. La impunidad continúa: ni el 1% de los sicarios han sido sentenciados

En Tijuana, las delegaciones La Presa, con 155 asesinatos, y La Presa Rural, con 102 homicidios en lo que va de la administración municipal iniciada el 1 de diciembre de 2016, superan el número de ejecuciones cometidas en el resto de los municipios bajacalifornianos: los 96 de Mexicali, los 93 de Ensenada, 53 en Rosarito y 25 en Tecate.

Con 966 muertes violentas cometidas hasta el miércoles 9 de agosto,  nueve de ellos perpetradas el lunes 7,  este octavo mes representa otro repunte en la lucha territorial protagonizada por traficantes de droga en Tijuana.

Este grave recrudecimiento de la violencia ha sido un proceso que inició a partir de abril de 2015 y ha continuado en ascenso; en 2017 tuvo su expresión más sanguinaria en mayo, con 154 asesinatos, y agosto apunta para una cifra similar.

Son 870 muertos en las once delegaciones en que se divide la ciudad de Tijuana bajo el gobierno municipal del alcalde Juan Manuel Gastélum, entre diciembre de 2016 y el 9 agosto de 2017. A 155 los mataron en La Presa; seguidos de 127 en Los Pinos; 126 en Sánchez Taboada; 102 de La Presa Rural;  75 en Zona Centro; 68 en Centenario; 64 en Cerro Colorado; 59 en San Antonio de los Buenos; 47 en Playas; 28 en La Mesa y 19 en Otay.

Consultadas las áreas de inteligencia del Consejo Estatal de Seguridad de Baja California, de manera extraoficial, atribuyeron el recrudecimiento de la jornada homicida a las recientes liberaciones de  los primos y Javier Mendoza Uriarte, y a la de quien fuera su cabecilla en 2008-2010, Raydel López Uriarte “El Muletas”, sobre todo porque por años han controlado la Zona Este, donde se están cometiendo la mayoría de los asesinatos. Sin embargo, oficialmente no hay nada a este respecto.

¿Por qué las estadísticas de homicidios se fueron a la alza esta semana?

“Lo que hemos visto y lo que fue motivo de una reunión urgente el día viernes -4 de agosto- en el Grupo Coordinación, fue el hecho de que nos empezó aumentar la estadística de muertos en lo que es la delegación La Presa, más víctimas en lo que es la colonia Valle Verde, la colonia Horóscopo y en general La Presa”, respondió el coordinador de la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales (SIE) en la fiscalía estatal de Baja California, Miguel Ángel Guerreo.

“Por recomendaciones y el apoyo de parte del Ejército se incluyó ahí, dos compañías más de soldados para efecto de patrullar pie tierra la zona, porque muchos de los recovecos que tienen las calles y la topografía, facilitan las ejecuciones y huidas en esa zona. La Policía Municipal ha mencionado que debido a la gran extensión que tiene La Presa, está muy mermada en las unidades de patrullaje y solicitaron el apoyo para tener más presencia de otras corporaciones”.

Agregó:

“A raíz de la Cruzada (de la Seguridad: Tarea de Todos, anunciada el 12 de junio por el gobernador Francisco Vega), en Camino Verde y Sánchez Taboada, cuando iniciamos operativos se recorrió la zona con mayor zona de ejecuciones y ahora el foco rojo está en La Presa y Presa Rural”.

Respecto a estos operativos que concentran acciones solo en determinadas delegaciones, el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del Estado, Juan Manuel Hernández Niebla, consideró: “No sería malo si lo hicieran como lo hizo en su momento, como secretario (de Seguridad) el Teniente Coronel Julián Leyzaola y la sectorización, que iba asegurando delegaciones, para encajonar y arrinconar a la mayoría de los delincuentes en determinadas zonas, y ahí pelear la madre de todas las peleas”.

En el caso de La Presa, “le voy más a que la presencia inhibidora de la Policía estuviera menos presente en algunas zonas, y por eso, para esta gente lo natural fuera trasladarse para allá, por eso pregunto del Grupo Coordinación quien está cuidando esa zona y no está haciendo su trabajo”, planteó Hernández.

 

En Tijuana sentenciados el 0.008% de los homicidas

De acuerdo a datos proporcionados por el Poder Judicial del Estado de Baja California, hasta 31 de julio de 2017, con 919 asesinatos cometidos en Tijuana en 2016 y 966 en 2017, en ambos años la fiscalía había obtenido únicamente ocho sentencias condenatorias – ninguna absolutoria-, todas a través del procedimiento abreviado, en el cual el homicida confiesa y de la pena máxima de 50 años de cárcel, lo sentencian a entre 17 y 30 años de pena privativa de la libertad.

Si se consideran los dos años, el porcentaje de éxito en condenas por homicidio es de 0.004; si contemplan solo las 966 muertes de 2017, porque las sentencias se lograron este año, entonces es de  0.008%.

Mexicali es el municipio donde el mayor número de homicidas han sido llevados a juicio, un total de 210 entre 2014 y 2017, de estos, 152 han sido a través de juicio abreviado, y 58 en juicio oral; ocho han sido declarados inocentes, y 50 han sido condenados.

En Tijuana hay más detenidos por homicidio, pero a la fecha no han sido procesados.

— Van 58 asesinatos en Tijuana en el transcurso de agosto, ¿cuántos detenidos?

“Te puedo hablar de tres detenidos, dos del policía -José Luis Núñez, asesinado el 1 de agosto- y uno del agente asignado al C4 -Rubén Sídney Flores, ultimado el 22 de abril-, es lo que se ha ejecutado en este mes por homicidio. Y con eso se están resolviendo los expedientes por las muertes de los dos policías”, detalló el coordinador Guerrero.

Las autoridades han dicho constantemente que es un tema de narcomenudeo, y cuando capturan han sido autores materiales, a los que les pagan unos cuantos pesos y suplen en cuanto son detenidos. ¿Qué pasa con los autores intelectuales?

“Eso es precisamente lo que nos hace un poco más difícil la investigación para poderle fincar al intelectual, el hecho de que los materiales no conocen a los intelectuales, a veces son los mismos drogadictos o los mismos vendedores, ellos están siendo contratados, saben para qué cártel trabajan, saben que trabajan para Sinaloa, para ‘El Aquiles’, para ‘El Güero Chompas’, pero jamás van a recibir una instrucción directa de ellos para ir a ejecutar al vendedor contrario; al que ven físicamente, de quien reciben órdenes, es del distribuidor, quien les deja la droga y recoge el dinero.

“Cuando llegan aquí con nosotros y aceptan haber cometido el homicidio, la información no es suficiente para judicializar a nadie más, porque lo más que hacen es describir a quién les entregó el arma y a quién les ordenó matar a determinada persona, entonces ¿qué es lo que está pasando? Se están blindado las cabezas con este tipo de sujetos”.

Con 966 muertos, suman poco más de 70 homicidas capturados en el año, según versiones de la PGJE, ¿entre esos han detenido o tiene órdenes de aprehensión en contra de alguno de estos distribuidores que ordenan asesinatos?

“No, todos han sido autores materiales, porque aún no tenemos los suficientes elementos para judicializar al intelectual, porque no quieren señalarlos, a veces se concreta la identificación, pero no el señalamiento” concluyó el funcionario de la fiscalía.

 

Al agente Núñez lo mandó matar “El Oaxaco”

Mientras, en la jornada mortal que continúa, el tema principal sigue siendo el tráfico de droga y el crimen organizado que las autoridades siguen empeñadas en negar.

En el caso del homicidio del agente José Luis Núñez López, cometido el 1 de agosto en el fraccionamiento Jardines del Rubí, en cuya escena quedaron nueve casquillos de dos armas que fueron abandonadas por los homicidas en un terreno cercano a la escena del crimen y localizadas por los servicios periciales, los dos autores materiales ya están detenidos. El primero fue capturado en flagrancia, un  joven de 16 años que fue entregado al Sistema Penal para Adolescentes y enfrentará una pena máxima de apenas cinco años.

En ese momento, del segundo tirador solo existía una descripción puntal de testigos, y las huellas en el arma.

El  miércoles 9 de agosto fue detenido el cómplice, Luis Giovanni Gutiérrez Marroquín, a manos de la Policía Municipal. Según el Informe Policiaco Homologado, lo sorprendieron en posesión de una cantidad de droga –globitos de cristal-, por lo que fue presentado en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), concretamente  en la oficina de Narcomenudeo. Una vez en poder de la fiscalía, mientras lo procesaban por las drogas,  la Policía Ministerial reportó al área de Homicidios que tenían bajo custodia a un sujeto que correspondía a la descripción física de uno de los homicidas que estaba buscando, el cual poco después fue identificado plenamente por los testigos del asesinato de Núñez.

Con el arma y la identificación, la SIE inició la judicialización del sujeto que identificó como Luis Giovanni “N”. En el expediente no hay mayor información.

Por su lado, las áreas de inteligencia del Grupo Coordinación reportaron que el móvil del crimen fue la venta de droga, y como presunto autor intelectual, un sujeto al que en este momento solo identifican como “El Oaxaco”, cabecilla de la distribución de droga local para Alfonso Arzate “El Aquiles”, del Cártel de Sinaloa, en la colonia Obrera, Delegación San Antonio de los Buenos. A sus operadores también los conocen como “Los Oaxacos”.

Los reportes iniciales indicaron que lo asesinaron porque no entregó información de operativos y recorridos policiacos en la zona de interés del criminal. “Tenía acuerdos y quedó mal”, fue la versión de lado de los criminales, “lo llamaron por teléfono dos veces y le pidieron información que se negó a dar, por eso lo amenazaron y lo mataron”, aseguran personas cercanas al agente. Sin embargo, este es un punto que aún no forma parte de la investigación ministerial.

 

Mujer asesinada fue testigo de homicidio

Este mes destacan tres víctimas colaterales, precisamente en la delegación La Presa.

A Benita Patricia Núñez, de 40 años, la mataron mientras estaba en el mercado sobre ruedas de Avenida del Peñón y Amistad  en la colonia Valle Verde. En el ataque hirieron a dos menores de edad que nada tenían que ver con la primera, una de 17 años y una bebé de menos de 2 años que recibió un balazo en el tórax y esta semana fue declarada estable.

De acuerdo a los primeros indicios, Benita fue muerta a balazos porque los vendedores de droga de la zona creyeron que los había delatado, después que fueron enterados que la Policía Municipal y agentes ministeriales habían interrogado a la señora que el 2 de agosto atestiguó el asesinato de otra mujer frente a los abarrotes Alma, sobre la calle Coordinación del mismo fraccionamiento.

La fémina fue cuestionada por las autoridades, pero negó haber visto algo importante y, de igual forma, no quiso dar información relacionada con el crimen.

 

Empleado de Izzi, taquero y tres muertos en abarrotes, por narcomenudeo

Aunque las muertes de algunos comerciantes o empleados de empresas en lo que va de agosto  pudieron verse en un primer momento como víctimas colaterales o decesos circunstanciales, los primeros indicios en la indagatoria ministerial apuntan al narcomenudeo, pese a que ninguno tenía antecedentes delictivos; solo a uno de los cuerpos se le encontró droga entre sus posesiones.

Ni cobro de piso, ni personal, en los siguientes casos:

* Un joven asesinado el 3 de agosto en un automóvil de la empresa Izzi, en la calle Eucalipto de la colonia El Refugio, desde un pick-up blanco que se dio  al fuga en el Bulevar 2000.

* Ramón Méndez (llevaba dos globitos en un bolsillo de su pantalón) y Rodrigo Bazná, baleados el mismo 3 de agosto dentro de los abarrotes Durango entre las calles Jacarandas y Jazmín del fraccionamiento El Florido Primera Sección.

* Alfonso López Rodríguez,  ultimado el 7 de agosto dentro de los abarrotes Patiño en Calle Miguel Hidalgo del Ejido Lázaro Cárdenas.

* El hombre que fue baleado cuando atendía el puesto de tacos varios Don Felipe, sobre Avenida Juan Ojeda Robles de la colonia Buena Vista, el 7 de agosto.

Las autoridades  del Grupo Coordinación indican que tanto familiares como empleadores o compañeros, han manifestado que las víctimas tenían relación con drogas, fuese venta o consumo.

“En el caso del taquero fue un ataque directo, igual que el del joven trabajador de un taller donde reparan lavadoras, cometido hace poco. Esa es una zona controlada históricamente por el CAF (Cártel Arellano Félix), estas muertes pueden ser síntoma de una invasión territorial de otro grupo. Los hombres en los abarrotes fueron asesinados cuando estaban en unas maquinitas, es común que esos espacios, esas tiendas, sean usadas como puntos de venta de narcomenudeo”, se informó.

 


Jueces abonan al problema de inseguridad en el Estado

Juan Manuel Hernández Niebla, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del Estado, refirió a ZETA que los criterios que los jueces aplican en la actualidad carecen de garantías “y están premiado más los procesos que la aplicación de la Ley”, lo cual genera que le estén abonando al problema de inseguridad en Baja California; a la fecha solo diez jueces han liberado a 145 delincuentes.

En entrevista, Hernández manifestó que si bien en estos casos se habla de delitos del orden federal, en cuanto a los que refieren al fuero común, hay muchos ladrones y delincuentes que están siendo liberados por el juez porque en teoría, el Ministerio Público o el policía no presentó el reporte correspondiente, sin embargo, se auto cuestionó  que en tales casos “¿dónde están las mesas cautelares, que en teoría ayudan al juez a determinar si el delincuente se debe quedar en la cárcel?”.

Destacó que entiende que bajo el Nuevo Sistema de Justicia Penal está fallando, se premia la prueba, la capacidad de investigación y la integración del expediente policiaco, además, entiende que tanto los ministerios públicos como los policías no han sido adecuadamente entrenados en cuanto a los procesos; sin embargo, pone énfasis en el actuar de los jueces.

Ello porque el listado que compartió a ZETA muestra unas cifras “muy disímbolas” entre un juez y otro, “(Es) muy claro que los jueces no están aplicando el mismo criterio”, y por lo tanto, van a estar vigilando y analizando la posibilidad de presentar una denuncia ciudadana ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, frente a algún juez en particular que determinen que “está pecando de garantista”. Manuel Ayala


 

En 10 días: 58 muertos en Tijuana  A nivel estatal, la cifra llegó a mil 233 crímenes en 2017

 

En Tijuana, en siete días, 44 personas fueron asesinadas en distintos puntos. La cifra de muertes llegó a 58, en lo que va de agosto. Mientras que la estadística de homicidios dolosos ascendió a 966, en 2017.

El viernes 4, Fernando Alfredo García López, de 39 años de edad, fue atacado a balazos en la colonia Villas del Campo. En un sobre ruedas de la colonia Valle Verde, fue asesinada Benita Patricia Núñez, de 40 años. En los hechos, resultaron lesionadas dos menores de edad, una de 2 y otra de 17 años. En una fosa séptica de la colonia Villa Urrutia, cuarta sección, fue localizado el cuerpo putrefacto de un masculino. En Las Delicias III, un hombre de entre 30 y 35 años, murió a consecuencia de las lesiones por arma de fuego. Un masculino mayor de 20 años fue asesinado sobre la rampa Cetys, sobre la calle Lago Lama, en la colonia El Lago. En el Hospital General perdió la vida un hombre que fue atacado con arma de fuego en Tecate. Sobre la avenida Estadio, en la colonia Conjunto Habitacional Las Praderas, fue ultimado a tiros un hombre de entre 25 y 30 años. Un sujeto que rebasaba los 25 años fue asesinado con arma de fuego cuando se encontraba sobre la calle Hacienda San Rafael y Sata Verónica, en la colonia Terrazas del Valle, II Sección. Los presuntos responsables se dieron a la fuga en un vehículo pick up color verde, con cuatro personas a bordo.

El sábado se informó que, sobre Privada Nuez, en la colonia Villas del Prado, un sujeto mayor de 30 años fue asesinado. De una lesión punzocortante en el área del tórax, un masculino murió en la Privada Progreso, en la colonia Urbi Villa del Prado. Un cuerpo en estado de putrefacción fue localizado sobre matorrales, en la carretera de cuota Tijuana-Tecate, en el fraccionamiento Ponte Vedra.

El domingo, al interior de un domicilio localizado sobre la calle Rancho Alegre, en la colonia División del Norte, un hombre fue asesinado. Martiniano Baez murió en las instalaciones del Hospital General, luego de que fuera atacado a balazos. En la colonia Nueva Tijuana, un sujeto de entre 30 y 35 año, fue asesinado en la vía pública. El cadáver de una mujer mayor de 35 años fue localizado sobre la calle Paloma, en la colonia México Lindo, presentaba huellas de violencia por arma blanca. En el fraccionamiento Urbi Villa del Prado, un masculino de entre 35 y 40 años, fue agredido, resultando lesionada una mujer. Junto a esto, a bordo de un vehículo estacionado sobre la vía pública, en la colonia Alfonso Garzón, fue localizado el cadáver de un sujeto que rebasaba los 35 años de edad. Los restos estaban en estado de calcinación.

Nueve personas fueron asesinadas durante el lunes 7 de agosto. El primer reporte ocurrió sobre la calle Bandera, esquina con rampa Rubén Amaya, en la colonia Xicoténcatl Leyva, donde se localizó una hielera con el cuerpo calcinado de un hombre de entre 35 y 40 años de edad. Después, fue ultimado a tiros Julio César Tovar Caballero, de 30 años de edad, en un puesto de tacos, en la colonia Buena Vista. Además, Patricia Ramos Cruz, de 29 años de edad, fue ejecutada en la Nueva Tijuana. Dentro de la tienda de abarrotes Patiño, ubicada en el Ejido Lázaro Cárdenas, fue asesinado Alfonso López Rodríguez, de 48 años.

El martes 8, en la colonia Granjas Familiares, fue encontrado el cuerpo sin vida de un sujeto de entre 55 y 60 años, presentaban lesiones por arma de fuego. Luego, en un picadero de la calle Del Río, en la colonia Torres Altas, fue encontrado el cuerpo de Luis Alberto Bedoy Armas, de 31 años. Al parecer, fue agredido a golpes.

El miércoles 9 de agosto, tres personas fueron asesinadas. El primer hecho fue el reporte de un masculino mayor de 30 años de edad. La víctima fue estrangulada y su cuerpo abandonado sobre la privada Esmeralda, en el fraccionamiento Villas del Sol. Posteriormente, con lesiones de arma de fuego, fueron hallados los restos de José Natividad Avilés, de 31 años de edad, al interior de una vivienda ubicada en la colonia Praderas de La Mesa. También, en un domicilio localizado en la colonia Emperadores, fue asesinado Jesús Zavala, de 38 años de edad, en los hechos resultó otra persona herida.

Durante la madrugada del jueves 10, cinco personas resultaron heridas, una de ellas era menor, víctima de violencia doméstica; así como un ejecutado con un narcomensaje.  Valentina Lemus Montes, de 11 meses de edad, murió de un derrame cerebral. La pequeña ingresó con golpes contusos. Su madre, identificada como Ericka “N” se encuentra detenida.

“ESTO TE VA A PASAR POR APOYARLO MUGROSO”, fue el narcomensaje que le dejaron escrito al cadáver de una mujer, localizado sobre la Rampa 2030, de la colonia Montes San Antonio. La víctima tenía entre 30 y 35 años de edad.

Adriana López, de 36 años de edad, murió en las instalaciones de Cruz Roja, luego de que le propinaran un balazo en el abdomen. También ayer murió Javier Ávila, de 51 años de edad, producto de lesiones de arma de fuego. Sobre las calles Balconcitos y Ejército Trigarante, de Infonavit Cachanillas, fue encontrado el cuerpo de un sujeto atacado con arma de fuego.

Las cifras de muertes violentas, en lo que va del año, quedan de la siguiente manera: 966 en Tijuana; 96 en Mexicali; 93 en Ensenada; Rosarito 53; Tecate 25.

 

Comentarios

Tipo de Cambio