Para Meade, renuncia de Carstens “no genera preocupación en la economía mexicana, sino gusto”

Fotos: Internet
 
Negocioz lunes, 5 diciembre, 2016 12:00 PM

A dos años de terminar su gestión como Presidente Enrique Peña Nieto, y en medio de una incertidumbre financiera con los precios del petróleo más la nueva política económica que habrá de establecer Estados Unidos con su Presidente Donald Trump, Agustín Guillermo Carstens Carstens finalmente dejará de encabezar el Banco de México.

Ayer jueves 1 de enero presentó su renuncia al cargo que venía desempeñando como gobernador de BANXICO, para ser gerente general del Consejo de Administración del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), en julio de 2017.

Tras su renuncia, el peso tuvo una caída de 1.4 por ciento, con lo que quedó en su nivel más débil de la sesión, mientras que el dólar ganó 25 centavos y se cotizó en 21.10 pesos, un nuevo máximo histórico.

meadePara el economista José Luis Valenzuela, la salida del funcionario federal tiene que ver más con una diferencia en postura, entre la tibieza que está teniendo el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, mientras que el gobernador de BANXICO se está viendo más insistente sobre ir tomando previsiones ante el escenario económico actual.

“Lo tomaría como una diferencia en cuanto al qué hacer en torno a la política económica con respecto al gabinete actual, porque hay posturas encontradas y se han venido dando desde que el Banco de México urgía que se tomaran previsiones”, comentó el especialista.

“El Gobierno Federal está esperando qué hará Trump, pensando que no va a pasar nada, y Carstens está en la otra postura porque sí va a pasar algo”, agregó.

Cabe recordar que Carstens ocupó el cargo de gobernador del BANXICO desde el 1 de enero de 2010, en sustitución de Guillermo Ortiz Martínez.

Por su parte, el analista Roberto Valero dijo que la salida podría deberse, entre otras razones, a que tanto la Secretaría de Hacienda como BANXICO no llegaran a un acuerdo respecto al Producto Interno Bruto (PIB).

“La posición del nuevo cargo es interesante y está pensando en su futuro. Finalmente el periodo presidencial está a pocos meses de terminar y (Carstens) está agarrando una oportunidad que se le está presentando. Aunque dice que no abandona el barco en medio de la tormenta, la verdad es que su trabajo ha sido aceptable y es un operador importante que va a ocupar el gobierno para el año que entra”, analizó Valero.

“Sí va a ser una baja sensible en un escenario donde 2017 se prevé que será difícil, habría que ver si se cumplen con los precios del petróleo, las tasas de la OPEP, las políticas del Tratado de Libre Comercio. Vamos a ocupar operadores de política económica experimentados, él lo es, pues se ha movido en esos niveles reconocidos; puede ser una baja sensible independientemente que haya gente valiosa en el BANXICO. Esa situación sí es sensible para los inversionistas”, finalizó el economista.

Agustín Carstens Carstens trabajó como secretario de Hacienda y Crédito Público con Felipe Calderón Hinojosa. En septiembre de 2015, el Senado aprobó su ratificación como gobernador de BANXICO por un nuevo periodo de seis años, con 84 votos a favor, 16 en contra y tres abstenciones, iniciando el 1 de enero de 2016 para culminar al 31 de diciembre de 2021.

El titular de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, minimizó la renuncia: “No genera preocupación en la economía mexicana, sino gusto, pues es un reconocimiento al trabajo del mexicano. Nos da tranquilidad porque lo sentimos como un reconocimiento a México y a sus finanzas públicas”, expuso durante el “Foro Bloomberg: México hacia 2017”.

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio