Mucho ruido y pocas nueces


 
Cartaz lunes, 12 diciembre, 2016 12:00 PM

Mucho ruido y pocas nueces,

lo quieren desaforar

porque se puso a robar,

no una vez, sí muchas veces,

porque son gobernadores

tienen el plato servido

mientras que al pueblo sufrido

lo esquilman depredadores,

gozando lo sustraído

estos malos servidores.

 

***

 

El mandil

 

Que hermoso tu delantal,

que embellece tu cintura,

cual de mármol escultura

de una diosa celestial,

entallado está el mandil

que acrecienta tus encantos,

de carne tus curvos cantos,

tan duros como el marfil,

que yo gozaré entre tanto,

aunque te quite el mandil.

 

Alberto Torres B.

Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio