Empresas siguen cerrando en BC

FOTOS: Ramon T Blanco V
 
Edición Impresa domingo, 25 diciembre, 2016 12:00 PM

Mientras que a septiembre de 2016 abrieron 68 empresas y 235 cerraron, las micro y pequeñas de entre uno y cinco empleados lideran la lista de cancelaciones. 80 por ciento de los negocios que abren en el Estado fenecen en el primer año, advierte economista

 

Contrario al discurso triunfalista del gobierno de Baja California, que afirma que en el Estado se siguen abriendo empresas y las inversiones no cesan de llegar, 2016 ha sido un descalabro para las micro, pequeñas y medianas empresas.

Tan solo en septiembre cerraron 235 negocios, en su mayoría espacios de entre uno y cinco empleados, aunque también finiquitaron dos empresas de mil empleados y una más de 500. Los tres sectores más golpeados han sido el comercio, servicios, construcción y agropecuario.

Según registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en la entidad hay 37 mil 92 empresas de entre uno y mil trabajadores. Por su parte, la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) Tijuana expone que el 10 por ciento de las empresas pequeñas en Baja California también bajaron la cortina en este año. En suma, las cifras del IMSS dan cuenta que entre octubre de 2007 y mayo de 2015, dejaron de existir 3 mil establecimientos.

Analistas consultados por ZETA advirtieron que uno de los factores que ha llevado al comercio a la quiebra es la paridad peso-dólar, que les ha disparado los costos en renta, así como los productos que importan. Por otro lado está la complejidad en el pago de impuestos.

Cabe recordar en 2014, en el marco de la Reforma Hacendaria, se creó el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) que buscaba llevar a la formalidad a las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs), además de que aquellos en Régimen de Pequeños Contribuyentes (REPECOs) pasarían automáticamente a dicho registro.

La promesa fue que no pagarían el Impuesto Sobre la Renta (ISR) el primer año, cubrirían 10% el segundo y cada año se sumaba un porcentaje similar hasta llegar a 100 en diez años. Pero debían cumplir con los pagos correspondientes ante INFONAVIT e IMSS, ya que los empleados tenían que ser registrados.

De acuerdo al Consejo Coordinador Empresarial, la actividad económica en el Estado es muy variada y se puede decir que hay un doble efecto, ya que mientras las empresas medianas y grandes han tenido un mayor auge por la paridad peso-dólar, no ha ocurrido así con el sector comercio.

En tanto que para la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDECO) municipal, las micro, pequeñas y medianas empresas, son un tema central para la administración entrante, por lo que habrán de brindarles apoyo, asesoría y financiamiento.

Panorama de déficit

Mientras la SEDECO afirma no tener registros de las empresas que han cerrado en lo que va de 2016, el economista Roberto Valero advirtió:

“El panorama para las micro, pequeñas y medianas empresas, es inestable en general. El último dato de octubre es que 160 y tantas cerraron. Son negocios de entre uno a cinco trabajadores, eran empresas que estaban en el sector informal o que eran REPECOs y pasaron a la formalidad, pero al encontrarse con las reglas de la formalidad muy duras, se dieron de baja”, expuso de entrada.

“Las cifras son muy variables, por ejemplo dicen que abren cien y al siguiente mes se dan de baja 75. La mortandad de las empresas en Baja California es alta, del 80 por ciento  fenecen en el primer año. Faltan estímulos reales y darle seguimiento, hay una excesiva fiscalización no solo del SAT, sino de INFONAVIT e IMSS. No hay una estrategia de crecimiento ni de seguimiento a los recursos que les otorga el gobierno estatal”, agregó.

Por otro lado, dijo que el consumo interno no es tan boyante como lo menciona el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), ya que ofrece indicadores engañosos, por lo que las cifras son maquilladas.

“Si bien es cierto habla de un aumento de las ventas del 74 por ciento, lo que no dicen es que no te dan unidades, te dan el dinero de las ventas, pero si subes los precios te da más dinero, eso pasa en Baja California. Son las mismas cosas con mayor precio. Otro dato que dan es que tuvimos un crecimiento muy alto, pero no dicen que el año anterior teníamos recesión, se tuvo un rebote y no una recuperación”, finalizó.

 

Buen año: CCE

El Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) del INEGI indica que en el Estado se tienen registradas 116 mil 780 unidades económicas, lo que representa el 2.3% a nivel nacional (emplea 786 mil 56 personas), siendo el sector comercio el de mayor representación.

A decir del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Humberto Jaramillo, es importante precisar que en el Estado es difícil hablar de una actividad económica homogénea, ya que mientras la paridad peso-dólar beneficia al sector industrial, no sucede así en el comercio.

“Hay un crecimiento importante en inversiones, somos uno de los principales generadores de empleos. El turismo, los restaurantes y hoteles han tenido un buen año, sin embargo el comercio ha tenido problemas por el tema de las restricciones arancelarias, las rentas en dólares; ahora necesitan más pesos para pagar, aumentó la luz, la gasolina, sacándolos de competencia”.

Jaramillo reconoció que los corporativos medianos han podido sortear con éxito los retos y crecimiento soportado en la industria de exportación.

Por su parte, Gilberto Leyva afirmó que la mayoría de los sectores fueron afectados el presente año. Los autos usados cayeron un 90% en ventas; las mercancías populares, refrigeradores y salas, un 43%; llantas usadas disminuyó en 50%; en tanto las madererías, que han sufrido trabas y competencia, se desplomaron un 20%. Y las ferreterías, consideran que salieron sin ganancias.

Del total de micro, pequeñas y medianas empresas en la región, aproximadamente un 10% habría dejado de operar.

“El gobierno municipal no nos da las cifras de los negocios que han cerrado, hay que recordar que traemos problemas en los temas que te mencioné. Las medidas del Gobierno Federal han afectado mucho a la frontera, además de la paridad peso-dólar que afecta las importaciones de productos. En otros países como en China tienen una zona franca donde no pagan impuestos y les facilitan el comercio’, resumió Leyva.

 

Estado y ciudad competitivos: SEDETI

Para el titular de Desarrollo Económico de Tijuana, David Moreno, el sector empresarial en la ciudad es uno de los más fortalecidos en Baja California, al mantener una buena comunicación con el sector público.

“Existen rutas, una planeación de ciudad, donde nosotros como autoridad adoptaremos las mejores prácticas y los proyectos emblemáticos que ya se tienen definidos, a efecto de que haya continuidad y verdaderamente una vinculación en proyectos clave que vengan a transformar nuestra ciudad”, comentó respecto al tema.

Ante la cifra del IMSS, que señala el cierre de cerca de 200 empresas de los sectores de comercio, servicios y construcción, aseguró que el tema de las micro, pequeñas y medianas empresas, es central para el gobierno municipal encabezado por Juan Manuel Gastélum Buenrostro, apoyando a las mismas con asesoría y financiamiento, por ser una fuente importante de derrama económica para Tijuana.

Sobre la afectación a este sector, con relación a la  paridad actual entre la divisa mexicana y la estadounidense, Moreno abundó que se debe informar más sobre el tema, aunque dijo que Tijuana y Baja California seguirán siendo competitivas por la mano de obra calificada, entre otras bondades atractivas para la inversión nacional y extranjera.

Entre tanto, la SEDECO informó que del total de negocios que han apoyado con recursos en 2015 no cerró ninguno, mientras que las estadísticas de 2016 no están terminadas.

Al 24 de noviembre, la dependencia había otorgado 61 millones 131 mil 730 pesos del programa Emprende a 418 proyectos en el Estado, además de atender a 3 mil 905 MiPyMEs.

 

Comprar productos mexicanos

Desde hace varios meses la paridad cambiaria ha topado los 20 pesos por unidad. Dicha situación ha traído una ventaja por los precios comparativos de productos mexicanos respecto a los norteamericanos, anotó el economista José Luis Contreras Valenzuela.

“El reto de la economía mexicana es tratar de fortalecer el mercado interno, tener una mayor concurrencia de productos nacionales y de esa manera competir con los productos importados. Para eso necesitamos una actividad industrial y regional que dé mayor valor agregado a los productos nacionales para tener menos dependencia del tipo de cambio. Estamos hablando de mejorar la calidad,  el servicio y garantía”, puntualizó.


 

Empresas adscritas al IMSS, según el número de empleados registrados

 

Un empleado Hasta 5 empleados Hasta 50 empleados Hasta 250 empleados Hasta 500 empleados Hasta mil empleados Más de mil empleados
10,354 14,170 10,447 1,570 281 147 123

 

Alta y baja de empresas adscritas al IMSS, según su tamaño, a septiembre de 2016

 

Por número Cerraron Abrieron
Hasta 50 empleados 50
Hasta 250 empleados 10
Hasta mil empleados 8
Hasta 500 empleados -1
Más de mil empleados -2
Hasta 65 empleados -65
Con un empleado -167

 

Alta y baja de empresas adscritas al IMSS por sector

Por número Cerraron Abrieron
Comercio -65
Servicios empresas -47
Construcción -35
Agropecuario -14
Transporte -7
Industria de transformación -2
Extractiva 1
Industria eléctrica 1
Servicios sociales 2

 

Fuente: Unidad de Inteligencia Económica Mexicali–Centro de Estudios Económicos 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio