Doña Claudia Alta Taylor Johnson “Lady Bird”

Foto: Internet
 
Opinionez lunes, 27 junio, 2016 12:05 PM

Los Donez

 

 

 

A propósito de Primeras y Ex Primeras Damas –afortunadamente– cada vez más activas, mencionadas y reconocidas a nivel mundial. Hoy entre la mexicana, la estadounidense e incluso la peruana, el título ha adquirido otra dimensión. Como dato anecdótico de la trascendencia en la historia de su País, es el ser humano que mayor tiempo ha sido protegido por el servicio secreto, la Primera Dama Norteamericana de 1963 a 1969, Doña Claudia Alta Taylor Johnson, conocida universalmente como “Lady Bird”.

El sobrenombre adquirido en la infancia, lo obtuvo de su niñera que comentó: “Es tan guapa como una Catalina” ( bird en inglés ), quien la cuido desde su nacimiento el 22 de diciembre de 1912, celebrado en Karnack, Texas, en la Plantación propiedad de sus Padres Doña Minnie Patillo-Taylor y Don Thomas Jefferson Taylor, acaudalado hombre de negocios.

En 1934 se casó con un aspirante a político que en el 37 se convertiría en Congresista, en el 49 en Senador, en el 53 en Coordinador de la bancada demócrata, en el 61 en Vicepresidente y en el 63 en el trigésimo sexto Presidente de Los Estados Unidos de Norteamérica, bautizado con el nombre de Don Lyndon Baines Johnson, al que amó profundamente toda su vida y del que gustaba comentar, que sus primeras campañas se pagaron con el dinero de la familia.

Periodista, Maestra, Activista y Empresaria, con la desaparición del Presidente Don John F. Kennedy, al juramentar su esposo para sucederlo, recibió en el acto la titularidad de Primera Dama de manos de la afligida “Viuda de América”, Doña Jacqueline “Jackie” Bouvier Lee Kennedy, a la postre Onassis. Durante su gestión Doña Lady Bird, fue un baluarte trascendental en la exitosa administración de su marido. Incluso se reconoce que su apoyo moral y sicológico fue lo que lo mantuvo en la competencia, para finalmente ser escogido por el electorado como mandatario en 1965, con una apretada pero clara diferencia que lo designó para un nuevo periodo en la Casa Blanca que cumplió a cabalidad con el apoyo irrestricto de su inseparable esposa.

Con el retiro de su pareja en 1969, al entregar la estafeta a Doña Thelma Catharine “Pat” Ryan Nixon, no se alejó de las actividades públicas aún con la muerte del amor de su vida. Durante las décadas de los 70 y hasta los 90 Doña Claudia Alta Taylor Johnson “Lady Bird” recibió infinidad de reconocimientos destacando dos; “La Medalla Presidencial de la Libertad” y “La Medalla de Oro del Congreso”, siendo los más altos honores que su País entrega a un civil, por su aporte al engrandecimiento de la nación a la que sirvió apasionadamente con entrega total, para ejemplo de las futuras generaciones.

Hasta siempre, buen fin.

Carlos Mora Álvarez, es orgullosamente tijuanense. Ha sido servidor público y dirigente empresarial. Actualmente es Presidente Ejecutivo del Consejo Estatal de Atención al Migrante. Comentarios y sugerencias: [email protected]

Comentarios

comentarios


Ir a la barra de herramientas
Tipo de Cambio