Las hipótesis del crimen

Reportajez BCS martes, 17 mayo, 2016 12:30 PM

En el primer análisis y revisión

de la ejecución del ex jefe de la

plaza del narcomenudeo en La

Paz, Luis Antonio Montoya

Beltrán “El Artista” o “Don

Carlos”, según autoridades

federales y militares, pudo haber

sido asesinado por traición,

entre otras causas

 

Investigaciones ZETA.-En el análisis y revisión del asesinato del jefe de la plaza del narcomenudeo en La Paz, Baja California Sur, Luis Antonio Montoya Beltrán “El Artista”, “Don Carlos” o “El Montoya”, según integrantes del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública, tres son las posibles hipótesis de lo que pudo haber ocurrido la mañana del 5 de mayo en la colonia Arboledas de La Paz, en torno al sonado crimen del jefe criminal:

  1. El principal cabecilla de los cárteles de Los Beltrán Leyva y Los Zetas, fue traicionado y puesto para ser ejecutado por sicarios del Cártel de Sinaloa y entregarle la plaza del narcomenudeo a la organización delictiva del capo Dámaso López Serrano “El Mini Lic”.
  2. El fin del ciclo criminal del delincuente.
  3. Para abrirle paso al Cártel Jalisco Nueva Generación y al Cártel Arellano Félix.

Cualquiera que fuera el caso, “los asesinos contaron en todo momento con el respaldo y protección de agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur”, lo cual se puede reflejar en los ataques de los últimos días en contra de vehículos oficiales y domicilios particulares de peritos, agentes y comandantes de la institución.

Todos, presuntamente coludidos o relacionados con la ejecución del ex cabecilla de la organización criminal de Los Mayitos, cuyos ataques dejan lectura de una posible respuesta al homicidio.

El día en que fue asesinado, el jefe de la plaza del narcomenudeo vestía shorts y playera, se encontraría con dos agentes de la Policía Ministerial del Estado.

Entonces fue cazado y asesinado en la calle Josefa Ortiz de Domínguez y Chichen, Colonia Arboledas de La Paz, a una cuadra del Centro de Operaciones Estratégicas, conocido popularmente como “COE”, cuya institución es especializada en el combate al narcomenudeo; y a escasas dos cuadras de las oficinas del procurador general de Justicia del Estado, Palemón Alamilla Villeda, y de la delegada de la Procuraduría General de la República, Ana Luisa Vera Andrade.

El 8 de mayo, tres días después de la ejecución del jefe de la plaza del narcomenudeo en La Paz, Luis Antonio Montoya Beltrán "El Artista", vino la presunta respuesta de grupos criminales, y lo cual es un preludio de la guerra que se viene en baja California Sur.

El 8 de mayo, tres días después de la ejecución del jefe de la plaza del narcomenudeo en La Paz, Luis Antonio Montoya Beltrán “El Artista”, vino la presunta respuesta de grupos criminales, y lo cual es un preludio de la guerra que se viene en baja California Sur.

Acorde al dictamen pericial, el jefe criminal recibió cuatro tiros a una distancia de dos metros aproximadamente, pegando dos en la cabeza y dos más en el costado izquierdo, a la altura de las costillas.

En la escena del crimen, según peritos de la PGJE, sólo encontraron un cartucho percutido calibre 9 milímetros, lo que de acuerdo con expertos, indica que los matones dispararon desde un vehículo en movimiento, cayendo tres de los casquillos dentro del vehículo en el que viajaban, y uno más en el piso.

Según datos recabados por ZETA, “Don Carlos” traía fajada una pistola calibre 9 milímetros en la cintura,  la cual no pudo utilizar por su exceso de confianza.

La hipótesis del crimen fue hecha por autoridades federales y de las Fuerzas Armadas, en virtud de la total desconfianza que acecha a los agentes de investigación de la PGJE, los cuales podrían contaminar la investigación, en virtud de las sospechas de posible vinculación en el crimen de agentes y mandos de la institución; como es el caso del ex subprocurador de Investigaciones Especiales, Samgar Salvador Gómez Reyes, y el ex encargado del despacho de la Policía Ministerial del Estado, Bibiano Rigoberto Burgoing García; así como del todavía encargado del despacho de la Policía Ministerial, Josué Geovanny Zúñiga Méndez.

Del crimen del también conocido como “El Artista”, un agente de investigación consultado por este Semanario expuso que apenas estaban iniciando las indagatorias oficiales del crimen, y admitió que por estar en vigor el Nuevo Sistema de Justicia Penal, el proceso de investigación sería complicado, máxime cuando la principal arma de investigación es probar científicamente quién detonó el arma en contra del narcomenudista.

Cabe destacar que, conforme a la versión de algunos familiares, hacía poco tiempo que Montoya Beltrán se había ausentado del Estado y estuvo viviendo en Jalisco, porque supo que “algunos policías”, quería matarlo por órdenes del bando contrario, incluso desde aquella entidad y durante algunos meses, estuvo dirigiendo sus operaciones criminales en La Paz.

 

LOS ATAQUES

Alrededor de 72 horas después del crimen de “El Montoya”, la madrugada del 8 de mayo, dos vehículos oficiales de la PGJE fueron atacados con bombas molotov

El primero sobrevino alrededor de las 3:20 am, en el domicilio particular de un perito en la calle de Península de San Francisco y Península del Portugal en  el fraccionamiento Península del Sur, cuando el automóvil Nissan Sentra de color blanco se encontraba estacionado en la cochera de la casa.

La ejecución del ex jefe de la plaza de narcomenudeo en La Paz, Luis Antonio Montoya Beltrán "El Artista" o "Don CArlos", detonó ataques en contra de vehículos oficiales y viviendas de funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado, por presuntamente haberlo entregado a los asecnos del cabecilla de las organizaciones de Ismael #El Mayo" Zambada, los Beltrán Leyva y Los Zetas

La ejecución del ex jefe de la plaza de narcomenudeo en La Paz, Luis Antonio Montoya Beltrán “El Artista” o “Don CArlos”, detonó ataques en contra de vehículos oficiales y viviendas de funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado, por presuntamente haberlo entregado a los asecnos del cabecilla de las organizaciones de Ismael #El Mayo” Zambada, los Beltrán Leyva y Los Zetas

El segundo percance tuvo lugar cerca de las cinco de la mañana en el domicilio del comandante de la Policía Ministerial del Estado, Alfredo Avilés en la calle de Damiana y Geranios en el fraccionamiento Jardines del Sur, donde una camioneta Dodge Ram estaba parqueada en un estacionamiento publico.

La primera unidad sufrió daños parciales, y la segunda, daños totales en el motor.

Después del ataque, la PGJE anunció la apertura de dos carpetas de investigación por el delito de daños en contra de quien o quienes resulten responsables de los hechos.

Sin embargo, apenas investigaban y, cuatro días después, es decir, el 12 de mayo -al cierre de esta edición-, el domicilio particular del ex encargado del despacho de la Policía Ministerial del Estado, Bibiano Rigoberto Burgoing García, fue atacado a tiros alrededor de las tres de la madrugada en Bahía Campeche y Bahía Banderas número 68, Fraccionamiento Paraíso del Sol en La Paz.

Los atacantes dispararon en contra de la vivienda de interés social, tres asestaron en la reja de protección de la entrada, el cristal de una ventana y en  el vidrio trasero de una camioneta Honda CRV  de color blanco, placas de circulación 145-PMX-2.

Después del tercero y último ataque, la PGJE emitió un comunicado de prensa,  donde el procurador Palemón Alamilla Villeda se deslindó de sus principales hombres de confianza:

En relación a la nota informativa que aparece en algunos medios electrónicos el medio día de hoy, sobre un supuesto ataque dirigido al C. Bibiano Rigoberto Burgoing García, de quien algunos medios se refieran como funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Estado, esta institución aclara que dicha persona no labora en ninguna de sus áreas, pues presentó su renuncia con carácter de irrevocable el 30 de abril del presente (…)

Cuatro días después del ataque de patrullas de la Policía Ministerial y de Servicios Periciales, la casa del comandante de Homicidios de la Policía Ministerial, Bibiano Rigoberto Burgoing García, fue baleada la madrugada del 12 de mayo en la calle de Bahía Campeche No. 68 y Bahía Banderas en la colonia Paraíso del Sol en La Paz. Uno de los tres tiros, pegó en la reja, uno en la ventana y otro en una camioneta de RAV4

Cuatro días después del ataque de patrullas de la Policía Ministerial y de Servicios Periciales, la casa del comandante de Homicidios de la Policía Ministerial, Bibiano Rigoberto Burgoing García, fue baleada la madrugada del 12 de mayo en la calle de Bahía Campeche No. 68 y Bahía Banderas en la colonia Paraíso del Sol en La Paz. Uno de los tres tiros, pegó en la reja, uno en la ventana y otro en una camioneta de RAV4

El C. Burgoing García estuvo como encargado de la dirección de la Policía Ministerial en el periodo que comprende del 1 de marzo al 30 de abril del presente. De igual forma y con la misma fecha, el Lic. Samgar Salvador Gómez reyes, quien fungió como encargado de la Unidad Especializada en la Investigación del Delito de Privación Ilegal de la Libertad, Secuestro y Judicialización, presentó su renuncia voluntaria con carácter de irrevocable…”.

Cabe destacar que ambos funcionarios fueron señalados en sendas narcomantas de estar vinculados con el Cártel de Sinaloa, los cuales -según los escritos- vendieron la plaza del narcomenudeo por 5 millones de pesos, pero no habrían cumplido.

Sangar y Viviano (sic) tienen 5 dias para entregar los 5 millones que les pagamos por limpiar la plaza traidores hijos de su puta madre contesten los blackberry ratas traidoras… (Cartel de Sinaloa) CDS”, transcribía la última manta colgada en un puente cercano a la Plaza Paseos de La Paz.

 

 

Comentarios

Tipo de Cambio