Perro Pitbull atacó a una familia en La Paz


 
Ezenario BCS martes, 26 abril, 2016 01:00 PM

“Los niños estaban en el patio, se metieron a la sala de la casa y el perro se le fue encima a la niña de siete años, su hermano de ocho años, en su desesperación, le quiso quitar a la perra y también lo mordió de su muslo, de su cara lo arañó; la mamá los quiso ayudar y el perro se le prendió del brazo”, fue el relato de Luis Enrique Cota Flores, padre y esposo de los agredidos por un perro de la raza Pitbull.

El suceso ocurrió la noche del martes 19 de abril, mientras los menores se encontraban en el patio de enfrente de su vivienda en la colonia Villa Santa María, en La Paz, abrieron la puerta y el perro atacó sin provocación alguna. Y mientras más familiares se unían con el afán de rescatarlos del poderoso can, uno a uno los fue lastimando. Los niños de 7 y 8 años de edad estaban en el patio y al ver al perro, corrieron hacia la sala, pero el animal fue certero, les dio alcance con un desenlace terrible para la familia Cota. Las heridas son visibles en las fotografías que se presentan a ZETA.

Desesperada por el suceso, la madre de los niños arriesgó su integridad para salvarlos y, como pudo, quitó al perro de encima del niño y a ella se le prendió del brazo sin dejar de morderla, pero los infantes pudieron ponerse a salvo. Fue en ese momento que los vecinos escucharon las súplicas de auxilio.

“Lo bueno que unos vecinos nos ayudaron porque el perro se quiso volver a meter a agredir a la casa, pero lo atrancan en el portón y los niños estaban encerrados en la casa y nadie se quería meter a sacarlos, la ambulancia nunca llegó, los policías nunca llegaron, llegaron como a las dos horas después; yo llegué los niños estaban encerrados en la casa y no podían recibir atención médica, yo me metí, no me importó, los saqué en brazos, se los llevaron a urgencias y la mamá todavía estaba encerrada, me tuve que regresar por ella y pues como pude me eché encima del perro y lo tuve que agarrar porque no sabía si tenía rabia. Como a la hora llegó la patrulla y a las dos horas los bomberos, pero ya estaba afuera y la ambulancia nunca que llegó”, recordó el padre de los menores.

El perro pertenece a un vecino de la zona, siempre está amarrado y en esa ocasión se escapó, lo cual comentan es un grave descuido, pues según especialistas, “un perro de este tipo, no es que sean muy agresivos como se dice, pero si los tienes todo el tiempo amarrados, sin ver gente, obvio cualquier animal, en este caso un perro pues son territoriales, y lo primero que hacen es atacar”.

Luego de lesionar a la familia, el animal tuvo que ser sometido de sus cuatro patas para que no siguiera mordiendo, lo amarraron con cuerdas que encontraron y lo alejaron del lugar. El dueño del perro no estaba, había salido de viaje y nadie se quedó a su cuidado, lo que ocasionó que éste saltara y nadie hasta el cierre de la edición se había responsabilizado de las heridas causadas.

“Me avisaron cuando estaban encerrados, los vecinos no podían entrar para sacar a los niños por la agresividad del perro, yo tuve que llegar y los saqué en brazos, y a la mamá y se los llevaron a urgencias”, reiteró el afectado jefe de familia.

Personal del Heroico Cuerpo de Bomberos de La Paz confirmó el suceso, quienes acudieron en apoyo de la familia tras la carencia de una ambulancia, relatan que “recibimos un reporte del C4 y una llamada más, se dio a la tarea de cuatro elementos de la unidad número 11, de ir a prestar apoyo a la familia, y cuando llegaron al domicilio que se indicó el perro ya estaba sometido por la Policía y harían lo correspondiente para entregarlo a donde debe ser, es lamentable este tipo de accidentes, lo que se reporta es que el perro llegó de la nada y empezó a atacar a las personas de la casa en una situación de mucho riesgo”, expuso el comandante de la corporación, Raúl Sánchez.

Según la Dirección de Seguridad Publica, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de la capital, “dos menores de edad resultaron lesionados, un niño de ocho años en la mejilla del lado izquierdo y una mordedura en la rodilla, asimismo, una niña de siete años que presentaba una mordedura en el muslo derecho con herida hasta la dermis; del mismo modo la mamá de los menores, quien presentó lesiones en la muñeca izquierda”, lesiones que no ponen en riesgo la vida, pero toman 15 días en sanar.

Aunque la corporación de Bomberos acudió al reporte, reconocen que para estos casos no cuentan con un equipo especial ni para someter animales de esta raza, pues “para este tipo de incidentes, como son perros que en ocasiones dependiendo la raza son súper agresivos, en ocasiones pudieran traer problemas de rabia o por el estilo. Los compañeros iban a tratar de despejar los riesgos que no hubiera más mordedura a gente que por ahí circulaban, iban a tratar de someterlo con lazos o tratar de agarrarlo con alguna red o situación para posteriormente amarrarlo y controlarlo, pero en realidad herramienta especializada que tengamos aquí en Bomberos para realizar una captura de algún animal de estas características, no”, lamentó un miembro de la corporación.

No es la primera ocasión que un perro de esta raza ataca a personas en Baja California Sur, anteriormente un trabajador de la CFE fue atacado en Comondú, las heridas le costaron la vida y el perro fue puesto a disposición, pero como en este nuevo caso, es evidente que no hay una unidad de control animal que pueda actuar en estos casos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio