Los Cadillacs, un auténtico carnaval

Fotos: Agustín Reyes/Vicentico casi no interactuó con el público
 
Espectáculoz lunes, 25 abril, 2016 12:10 PM

Sazonados magistralmente al paso de tres décadas, Los Fabulosos Cadillacs hicieron de su encuentro con Baja California una fiesta de ritmos, donde 15 mil personas palparon la música de la banda argentina, saltando entre bailes, cervezas y gráficos

Madurados de a poco en el Sur del continente, Los Fabulosos Cadillacs arribaron a la entidad para regocijarla con su herencia sonora, la efervescencia de sus melodías y los acertados versos insertados sobre múltiples ritmos energéticos cargados de ska y un menú de diversas posibilidades.

Inamovible sobre el extremo derecho del escenario, Flavio Cianciarulo perturbando el silencio con su bajo; a su costado, Vicentico vociferando palabras y versos en el ambiente, el corazón, alma y mente de 15 mil que como hermanos saltaron de lado a lado en el Baja California Center, en Playas de Rosarito.

Las últimas horas del domingo 17 de abril, quedarán enmarcadas con la agresividad armoniosa de “V Centenario”, dada a conocer en 1993 en su disco “Vasos Vacíos”, el primer y más premiado álbum recopilatorio en su historia, y que eligieron para comenzar su encuentro con Baja California.

Al compás de un auténtico carnaval, los Cadillacs sumaron “La Luz del Ritmo” y  “Manuel Santillán el León” al cancionero de la velada, protagonizada por éxitos y recuerdos memorables para los asistentes, treintones y cuarentones en su mayoría que revelaron pasión en sus rostros excitados.

los cadillacs

“Estoy Harto de Verte con Otros” y “El Genio del Dub”, del emblemático disco “Yo te Avisé”, publicado en 1987, además de “Demasiada Presión” de “Volumen 5” (1990) y “Destino de Paria” de su álbum “El León” (1992), dieron rienda suelta a las emociones, donde Florian y Ástor, hijos de Flavio y Vicentico, respectivamente, compartieron el escenario con la banda de sus padres, quienes con el tiempo pasarán la batuta a sus herederos.

Once músicos en escena, con la peculiaridad de dos sets de baterías, una sesión de vientos, teclados, guitarras y bajo, fueron parte de “Piazzolla” y “Sábato”, extraída de “Fabulosos Calavera” (1997); “Saco Azul”, “Mal Bicho” y “Carmela”, de “Rey Azúcar” (1995); “Siguiendo la Luna” y “Carnaval Toda la Vida” de “El León” (1992); “Revolution Rock”, de “El Ritmo Mundial” (1988), y “El Satánico Dr. Cadillac” (1989).

Con el mar en el horizonte y la Luna iluminando el derredor, las cervezas convirtieron el encuentro en fiestas populares por doquier, sobre la calle, los estacionamientos y las pequeñas plazas aledañas al Centro de Convenciones, donde la alegría previa, durante y posterior saciaron los cuerpos indomables, ante la interpretación de unos cuantos versos de “Stand By Me”.

Con un amplio recorrido de melodías, Los Fabulosos Cadillacs hicieron memorable el domingo, sin importar que el inicio de la semana laboral de la mayoría comenzaría a una horas, lo colorearon con gráficos caricaturescos, de líneas suaves y colores fluorescentes que brillaron sobre tres pantallas digitales insertadas al centro y a los costados del escenario, en el que la cantante tijuanense Cecilia Bastida aprovechó para mostrar su propuesta.

Con un “Gracias TJ”, la institución sonora, ícono de Latinoamérica, agradeció la convocatoria, donde la noche fue teñida con solemnidad al enfrentar los coros masivos de “Calaveras y Diablitos”, “Vasos Vacíos”, “Vos Sabés” y “Matador”, cerrando un ciclo inolvidable que continuará con la salida de su próximo álbum “La Salvación” a publicarse en mayo.

Lo malo del concierto fue la poca interacción de Vicentico hacia el público, a quien básicamente agradeció su asistencia en nombre de toda la banda; la deuda que para muchos, Cadillacs deja con respecto a la interpretación de otros emblemáticos temas pese a las dos horas de presentación; el insuficiente estacionamiento para dar cabida a los visitantes de ambos lados de la frontera y la región; además del caos de los accesos para ingresar y salir hacia los linderos del Baja California Center, donde muchos tuvieron que esperar por cerca de dos horas a la llegada o al final del recital para retomar cualquiera de los sentidos de la carretera de cuota.

Los Fabulosos celebraron su 30 Aniversario en un inmueble en el que también fue insuficiente el servicio de sanitarios para hombres y mujeres, pero quizá habrá que destacar las facilidades del Centro de Convenciones para lograr un montaje del tamaño y calidad para una legendaria agrupación, como lo fue la de estos argentinos, así como para dar cabida a más de 15 mil rockeros que se dieron cita la noche del domingo.

Sergio Rotman

Sergio Rotman

INVASIÓN ARGENTINA

Como anotación a 2016, habrá que destacar una invasión de músicos argentinos que han hecho felices los corazones de los bajacalifornianos, específicamente en el primer cuatrimestre del año, en inusuales días para concierto, iniciando por el arribo del músico, compositor, arreglista, y cineasta Fito Páez.

Con entusiasmo y su pasión infinita, Páez comenzó la irrupción argentina el jueves 3 de marzo, cuando se presentó en la Sala de Espectáculos del CECUT, bajo un formato de “Sólo Piano” y por primera vez en Tijuana, a la que le cantó siempre al lado del camino.

De igual manera Los Pericos, esa legendaria banda de propuesta reggae rock que el domingo 10 de abril celebró un encuentro eufórico con los tijuanenses en Black Box, donde adelantaron temas que formarán parte de su nueva placa discográfica, de la que enlistaron títulos como “Señales Erróneas”, “La Hora 25”, “Inalcanzable”, y “Perdón”.

Siete días después, Los Fabulosos Cadillacs, también en domingo, hicieron lo propio, superando cualquier expectativa, que si por el lugar, el día o el precio. Seguido de los intérpretes de “Siguiendo la Luna”, llegaron a la entidad ayer jueves 21 de abril, Los Auténticos Decadentes, para redefinir la fiesta y fusión de estilos que amalgaman su propuesta, en medio de una gira llamada “Por Siempre Decadente”.

Una banda cuyo espíritu bailable, e intérpretes de “Un Osito de Peluche del Taiwán”, “La Guitarra” y “Cómo me Voy a Olvidar”, pisó Tijuana para dejar claro por qué son una de esas grandes propuestas que no se debe dejar pasar.

losfabulososcadillacs6b

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio