Jackie y Alicia cumplen con la báscula


 
Noticias del día viernes, 5 septiembre, 2014 06:47 PM

  Ciudad de México.- “La Princesa Azteca” Jackie Nava y Alicia “Slick” Ashley superaron sin problemas el pesaje previo a la pelea unificatoria de las correas súper gallo del Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Los pesos fueron anunciados en libras, ambas detuvieron la romana en 121.5 libras. La tijuanense posee la faja AMB. De ganar, recuperaría el cinturón que alguna vez le perteneció y ahora está en manos de la jamaicana. El combate con sede en la Arena Ciudad de México será transmitida mañana por televisión abierta. Estelares en peso Los protagonistas de la pelea principal de la función, Juan Francisco “Gallo” Estrada y Giovani “Guerrero Azteca” Segura, marcaron peso idéntico de 50 kilos con 800 gramos en pelea por los cinturones mosca de la Asociación Mundial de Boxeo y la Organización Mundial de Boxeo, ambos en poder del “Gallo” sonorense. Ashley buscará su ritmo La titular súper gallo del Consejo Mundial de Boxeo, Alicia “Slick” Ashley espera una pelea dura ante Jackie Nava y señaló como clave la necesidad de imponer su ritmo y no seguir el de la veloz tijuanense. “Es lo que tiene el Boxeo, tienes que imponerte y nunca dejo que la rival dicte el ritmo. He visto pelear a Jackie, ella me ha visto a mí, somos profesionales y será una gran pelea”, comentó la jamaicana. Un factor importante en la sede es la altura de la Ciudad de México. Alicia lleva tres semanas de campamento de altura y dice no sentir los efectos. “He peleado aquí antes con solo diez días en la ciudad y fueron más que suficientes. Tres semanas aquí son tiempo extra, además, Jackie y yo entrenamos casi en los mismos lugares”, explicó “Slick”. Calificó a Nava como una de las mejores rivales de su carrera, aunque sin la presión de ser la visitante. “He peleado contra las mejores, como cuando fui a Argentina a pelear con Marcela Eliana Acuña. Estoy acostumbrada y lista para una gran pelea”, finalizó Jackie con todo el apoyo Aunque la promoción del evento gira alrededor de Juan Francisco Estrada y Giovani Segura, la atención del público y las cámaras se concentra sobre Jackie Nava. “La Princesa Azteca” lleva más de un mes fuera de casa, ha estado acompañada por su familia sanguínea y boxística. “Este pedacito que tengo aquí me acompaña siempre y me motiva mucho”, dijo Jackie refiriéndose a su hija, Frida. Contar con sus seres queridos fue de vital importancia para un entrenamiento intensivo que comenzó en Tijuana y concluyó en el Estado de México, con carreras matutinas en la altura de Temoaya y trabajo boxístico con Miguel Reyes en Jiquipilco. “Estuvo más intensa la preparación en todos los aspectos”, reconoció la tijuanense, “sólo descansé una semana después de mi pelea en mayo, pero eso es parte de mi loquera”, admitió fresca de caminar desde el centro del Distrito Federal hasta su hotel en Chapultepec “para bajar la comida”. Después del receso por embarazo, reapareció contra Alys Sánchez en Tijuana, cayó en el primer asalto por un golpe en la sien. Terminó con victoria por la vía del nocaut técnico. “El primer asalto es de estudio, eso fue en los últimos cinco segundos, cuando bajé la mano. Mi esquina me dijo 'si ya sabes que tira ese golpe, ¿para qué bajas la mano?' Realmente no me hizo daño”, detalló. Nava sabía que tenía pelea programada para septiembre, desconocía el nombre de la rival, pero la preparación ya estaba en progreso. “Nos aventamos el Medio Maratón como entrenamiento, son metas a corto plazo para ir sintiéndote mejor”, relató. El trabajo físico rindió frutos en Temoaya durante su cuarta visita al mítico recinto para entrenamiento de altura, el Centro Ceremonial Otomí. “Las ocasiones anteriores que subí al Otomí era mucho el cansancio, esta vez me sentí muy bien, me doy cuenta que mi cuerpo responde y me da la confianza de que puedo hacer más”, consideró. Respecto a su rival, Alicia “Slick” Ashley, resalta la dificultad de su estilo. Entrenó con rivales zurdos, como Jonathan Lecona, quien también forma parte del cartel sabatino, pero el enfoque estará en no dejarla escapar. “Es elusiva, se mueve muy bien. Su récord dice que no pega fuerte, no le tenemos confianza a eso; si bien no es noqueadora, sí pega fuerte. “El problema al principio va a ser encontrarla, ella tira uno o dos (golpes) y se va. Es una peleadora inteligente, muy completa, tiende a hacer peleas aburridas y desesperar a la rival. Trabajamos sobre eso”, confió “La Princesa Azteca”.   El premio final es especial. Salir con la mano en alto significa regresar a la gloria pintada de verde y oro. “Fui la primera campeona del CMB, no se me había dado la oportunidad de pelear por él. (Ashley) ya tiene más de un año como campeona. Me dio la oportunidad porque ella no quería pelear. Es un reto volver a estar en ese nivel”, expresó. A 2300 kilómetros de distancia, Jackie será la “local” en la Arena Ciudad de México. “Siempre he sentido mucho apoyo de la gente y no soy de la capital. Hay varias boxeadoras capitalinas que las traen como si fuera lo máximo, yo hago mi trabajo y sé que la gente me apoya, me siento muy contenta”, compartió. Las peleas recientes contra Ana María Torres llamaron la atención de quienes no la conocían. No surgió de la noche a la mañana, es el resultado de trece años de trabajo. “Espero que el trabajo se vea. Va a ser una pelea interesante, que la disfruten tanto como yo la voy a disfrutar”, invitó.  

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio