Van mil 33 heridos en narcoguerra

Fotos: cortesía
 
Edición Impresa Lunes, 12 Noviembre, 2018 01:00 PM

Ladrones y narcomenudistas convertidos en matones, fracasan en el cumplimiento de órdenes homicidas. En Tijuana, durante 2017 se registraron 895 lesionados por arma de fuego, y este año ya acumula mil 033 lesionados a balazos en once meses. Los matones fallidos enfrentan penas mínimas de nueve a veinte años de prisión, y los pagos que les prometen van desde 500 hasta 8 mil pesos

De acuerdo a versiones no oficiales de los implicados, esta semana, en la Zona Norte, Jorge Alberto Ávila Alvarado “El Chacal”, mandó asesinar a Víctor Manuel Berrelleza “El Tiburón”, presunto delincuente de una de las células de la mafia de Sinaloa encabezada por Edgar Moran Zavala “El Turbo”. Pero el improvisado operativo homicida, perpetrado el lunes 5 de noviembre, no tuvo éxito.

También resultó fallido, el 4 de noviembre, el intento de los integrantes del Cártel de Sinaloa (CDS) para ejecutar a Alejandro Miranda Flores, al que ubicaron como integrante de una célula del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), encabezada por Israel Alejandro Vázquez Vázquez “El Goofy” y/o “El 50”, quien de acuerdo al Grupo Coordinación, encabeza las actividades delictivas en la delegación Centenario.

Como resultado de estas dos tentativas de homicidio, seis personas fueron detenidas, incluidos un menor de 16 años y una mujer sin antecedentes penales. Esta media docena se sumó a las 101 personas que la Policía Municipal ha capturado en flagrancia, después de intentar cometer asesinatos con arma de fuego en lo que va de 2018.

Además de las 2 mil 138 personas que han sido asesinadas en Tijuana, otras mil fueron lesionadas por arma de fuego. Tales estadísticas indican que la ola homicida podría superar los 3 mil cadáveres, lo cual no ha sucedido porque los matones han fallado.

Conforme a estadísticas de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), entre 2017 y 2018, los intentos de homicidio han incrementado en un 15.41 por ciento en la ciudad fronteriza durante el presente año: en enero se registraron 94,  64 en febrero, 71 en marzo, 83 en abril, 89 en mayo, 116 en junio, 127 en julio, 154 en agosto, 92 en septiembre, 11 en octubre y 29 durante los primeros siete días de noviembre.

Las zonas donde más intentos de homicidios se cometen, son San Antonio de los Buenos, Sánchez Taboada, Los Pinos y La Presa.

En el pleito armado por las calles de Tijuana, narcomenudistas, ladrones violentos y roba-autos intentan “ascender” rápidamente en el organigrama criminal, convirtiéndose en matones desechables para los cárteles.

Esteban Rosales Moreno, 31 años / Christian Brayan Ramírez Madueño, 25 años / Victor Manuel Barelleza Martinez, 30 años

Este año, el exceso de confianza basado en la impunidad en poco más del 80 por ciento de los homicidios, la ausencia de experiencia y organización entre los matones improvisados y la reorganización de los patrullajes en las zonas de mayor incidencia homicida, ha resultado en un centenar de homicidas fallidos detenidos en flagrancia.

 

INTENTO DE HOMICIDAS

El domingo  4 de noviembre, alrededor de las diez de la noche, Gibrán Raúl Pérez, de 35 años, estaba en un punto de la delegación Centenario, acompañado de quien dijo es su amigo, el joven Juan Jesús “N”, de 16 años de edad.

Alejandro Miranda Flores,35 años / Gibran Raúl Millán, 36 años

De acuerdo a la versión de Gibrán, esperaba, porque así se lo había pedido, a su amigo Miguel, quien “trabaja para la gente de Sinaloa”.

Ante sus captores, aseguró que en un momento, antes de las diez de la noche, Miguel llegó corriendo y le entregó una bolsa negra que pidió le guardara y después regresaría por ella. Explicó que después se fue caminado rumbo a su casa, pero en la calle Juan de Dios Peza, frente al número 46 de la colonia Nueva Tijuana, fue abordado por dos elementos de la Policía Municipal que le dieron la orden de detenerse y tirar la bolsa al suelo, lo que hizo.

Frente a él, los uniformados, sacaron el arma de la bolsa y le dijeron que con ella se acababa de atacar a un hombre a balazos.

La víctima fue Alejandro Miranda Flores, de 35 años, quien ha sido detenido en dos ocasiones: una en 2011 y otra en 2014, por los delitos de violencia intrafamiliar y lesiones agravadas.

En cuanto a los detenidos como agresores, Pérez Millán fue capturado previamente en 2008 por daño en propiedad ajena; en 2010, por lesiones culposas, daño en propiedad ajena y manejar en estado de ebriedad; en 2011, por robo con violencia; y en  2016, por robo simple.

Mientras que Juan Jesús “N” también ha sido aprehendido anteriormente, a los 13 años por portación de arma prohibida.

De acuerdo a la información del Grupo Coordinación, en la delegación Centenario aún no tiene identificado quién encabeza el CDS, pero por parte del CJNG,  ubican a Israel Alejandro Vázquez Vázquez “El Goofy” y/o “El 50”.

Pese a la versión dada Pérez, el detenido fue presentado ante el juez y se le inició el proceso y la investigación por intento de homicidio, no así por posesión de arma prohibida.

Al día siguiente, el lunes 4 de noviembre, agentes de la delegación Centro capturaron a tres hombres y una mujer que participaron en otro intento de asesinato.

A bordo de la unidad  P-0438, los oficiales informaron de “… una persona de sexo masculino, la cual realiza detonaciones en contra de una persona de sexo masculino y posteriormente abordan un vehículo sedán Honda Civic de color negro, mismo que aceleró su marcha sobre la calle Coahuila, y dio vuelta hacia la av. Baja California por la calle Niños Héroes, donde inicia la unidad 0455 con la persecución ininterrumpida del vehículo, permaneciendo el primer respondiente con la persona lesionada por arma de fuego”.

Los agentes de la unidad 0455 informaron que le dieron seguimiento ininterrumpido y, “… en persecución sobre av. Internacional, logrando abordarse descendiendo del mismo cuatro personas uno de ellos con un arma de fuego en la mano con la cual apunto  al oficial, por lo que el oficial al ver en peligro real e inminente su vida hizo uso de su arma e inmovilizo al responsable quien fue atendido por la ambulancia”.

De estos hechos resultó lesionado en el brazo  y mano izquierda Víctor Manuel Berrelleza Morfín, de 30 años, cuyos antecedentes indican que ha sido detenido en dos ocasiones (en 2013 por violencia intrafamiliar e incumplimiento de obligaciones  de asistencia; y en 2018 por robo de vehículo).

De acuerdo a los detenidos, esa mañana habían circulado por la Zona Norte durante varios minutos, buscando a “El Tiburón” para matarlo.

El auto era manejado por Roberto Arturo Mora Mendoza, en el lugar del copiloto iba la joven Martha Cruz alias “Joana Vianey”, de 23 años; detrás de ella, Esteban Rosales Moreno “El Chapo”, quien portaba el arma; y detrás del piloto, Christian Brayan Ramírez Madueño.

En la plática informal previa, todos confesaron “trabajar para ‘El Chacal’, el que quedó en lugar del ‘Mono”, hombre identificado por las autoridades con el nombre de Jorge Alberto Ávila Alvarado.

De acuerdo a la conversación de los detenidos con las autoridades, “El Chacal”, “… le dijo a ‘El Chapo’ que matara a un narcomenudista de apodo ‘El Tiburón’, que trabajaba para la gente de Sinaloa”, y una vez que lo encontraron, disminuyeron la velocidad de su auto, le dispararon y huyeron rumbo a la Avenida Internacional, pero “se embancaron en un camellón central” y los alcanzó la patrulla.

Agregaron que la joven detenida con ellos y que no cuenta con antecedentes delictivos, era novia de un joven llamado Edgar, quien fue asesinado por “El Tiburón” en la colonia 20 de Noviembre en abril. Y era la razón por la que los acompañaba.

Respecto a los antecedentes de los implicados en estos hechos, la víctima, Manuel Berrelleza, fue requerido  por la autoridad ministerial en 2013 por violencia intrafamiliar e incumplimiento de obligaciones de asistencia, y en 2018 por robo de auto.

Del lado de los victimarios, Mora Mendoza ha sido detenido y procesado tres veces en 2018 y en dos ocasiones en 2017 por robo de auto; en 2016 por lesiones agravadas por razón de parentesco, violencia familiar y robo por querella. Esteban Rosales Moreno ha sido capturado en dos ocasiones en 2018 por narcomenudeo, y en 2017 por daño en propiedad ajena. Y Brayan Ramírez cuenta con antecedentes por robo en 2017.

 

UN MÍNIMO DE OCHO AÑOS Y NUEVE MESES DE PRISIÓN

“En la mayoría de estos casos, no los procesamos por lesiones, buscamos judicializarlos por intento de homicidio, incluso cuando la víctima se niega a cooperar y aportar datos a la carpeta, porque tenemos

Tijuana arranca noviembre con 53 ejecutados; van 2 mil 136 en el año

La cifra de homicidios dolosos en Tijuana sigue engrosándose. En los primeros ocho días de noviembre, 53 personas han sido privadas de la vida, la mayoría a balazos y, hasta el jueves 8, la estadística asciende a 2 mil 136 víctimas.

Aquí los homicidios perpetrados del domingo 4 al jueves 8 de noviembre.

Domingo 4. En la Cruz Roja falleció Hilda Pelayo Herrera, de 40 años de edad, víctima de impactos de bala. Un cuerpo calcinado fue localizado en Cuero de Venados. Un desconocido fue encontrado muerto en el Ejido Francisco Villa. En una maleta se localizó un cuerpo calcinado en Torres del Matamoros. Tapado con una cobija, se halló el cadáver de un hombre en Praderas de la Mesa. Con un cuchillo fue ejecutado Carlos Efraín Bañuelos Gallegos en Ampliación Guaycura.

Lunes 5.  En el Hospital General murió Ismael Chavira Gómez, quien había sido lesionado a balazos. Un desconocido de 35 años fue ultimado de un tiro en la cabeza en Villas del Campo. Luis Romero Fupen, de 27 años, fue ejecutado a balazos en el fraccionamiento Alcalá. Ramón Chávez Canales, de 18 años, murió por los tiros que le dieron en Villa del Álamo. En un terreno baldío en Hacienda Agua Caliente fue hallado el cuerpo de un joven de  20 años. En Terrazas del Valle fue encontrado muerto de un disparo de arma de fuego un hombre de 25 años. Ese mismo día se registró otro doble homicidio, sin dar a conocer más detalles.

Martes 6. De un vehículo en movimiento fue arrojada una maleta y una bolsa con el cadáver de un desconocido de alrededor de 40 años en la colonia 20 de Noviembre. De un tiro en el pecho, fue asesinada María Mercedes Zamora Vega, de 58 años, en Los Laureles. En la misma colonia fue encontrado el cadáver de un masculino en la canalización.  En el Mariano Matamoros Centro, una persona fue asesinada por arma de fuego.

Miércoles 7. Alejandro del Villar Verdín, de 36 años, falleció a consecuencia de los tiros que le dieron en el ejido Francisco Villa. En un camino de terracería con disparos en zona dorsal y rodilla fue localizado el cuerpo sin vida de un sujeto. Restos humanos calcinados fueron localizados en  Torres del Matamoros. En la colonia Emperadores fue hallado un desconocido de 30 años, con una herida por disparo de arma de fuego. En el Mariano Matamoros Sur, fue asesinado a tiros Humberto Montero Polanco, de 47 años. Un masculino de entre 50 y 55 años de edad, fue ultimado a balazos cuando se encontraba dentro de un taller de carrocería en Nuevo Tijuana Módulo 1. A la víctima le dejaron un narcomensaje que a la letra decía:  “Esto es por lo del Muki ya van 2 el Rudy y el Patron Falta 1 y ese eres tu PANTERA Att. La Mera Verga La Nueva”. Un joven de 20 años fue asesinado por proyectil de arma de fuego en Las Torres parte baja. Israel Flores García, de 42 años, fue lesionado por arma de fuego en El Pípila. De un tiro en el tórax fue ejecutado un hombre en en Urbi Villa del Prado II.

Jueves 8. Una cabeza cercenada y dos brazos de una mujer fueron localizados al interior de una maleta color negro en Las Delicias II. En Natura fueron localizadas dos piernas junto a una maleta.

De acuerdo a cifras de la Procuraduría General de Justicia del Estado, hasta el jueves 8 de noviembre se cometieron 2 mil 665 crímenes en BC, con Tijuana a la cabeza (2 mil 136 víctimas), seguida de Ensenada (220), Mexicali (132), Rosarito (99) y Tecate (78).

otros elementos”, detalló el subprocurador de Zona Tijuana, licenciado Jorge Álvarez.

Con estas acusaciones, los homicidas fallidos enfrentan penalidades altas. Actualmente, la pena mínima por homicidio en juicio es de 30 años, en tanto que, por tentativa de homicidio, es de 20 años en juicio, y de ocho años y nueve meses en juicio abreviado.

De acuerdo a los detenidos, las cantidades que les ofrecen a cambio de cometer homicidios varían. A veces les pagan con mercancía, otras veces deben 500 pesos de droga, y para cancelar la deuda, deben acompañar a otros narcomendistas en operativos homicidas, algunos pagan 2 mil 500 pesos.

“Los que más pagan son de una línea del Cártel de Sinaloa que ofrecen entre 5 mil y 8 mil pesos”, remataron los implicados.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio