El robo de agua en el Valle de Mexicali

Fotos: Cristian Torres.- Baja productividad por la falta de agua
 
Edición Impresa Lunes, 5 Noviembre, 2018 01:00 PM

Decenas de ranchos, empresas de la construcción y agricultores, son los responsables de la pérdida del casi 2 por ciento del agua que llega a Baja California, con la complicidad de autoridades y el Distrito de Riego

La mañana del 15 de septiembre de 2018, una docena de pipas de agua se instalaron a un costado del Canal 27 de Enero (también conocido como 4 de Abril). Inmediatamente colocaron una pequeña bomba y empezaron a llenar cada una de las unidades con 10 mil litros del vital líquido.

Según un funcionario de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), quien prefirió omitir su nombre, los camiones pertenecían a varias empresas ubicadas en el Ejido Cuervos. La producción era para exportación y ocupaban regar los caminos a fin de evitar que se levantara tierra y heces fecales.

La misma fuente indicó que tuvieron que “correrlos” de la zona, al no contar con permiso para utilizar el agua.

Finalmente, entre el 16 y 17 de septiembre, las pipas empezaron a cargar líquido en la planta Número 1 de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali (CESPM), ubicada en 5 de Mayo, sin embargo, un supervisor los desalojó, ya que estaban tirando mucha agua.

Para el 20 de septiembre pasaron al fraccionamiento Valle de Cuervos, donde se conectaron a un hidrante y empezaron a sustraer agua desde las ocho de la mañana hasta las cinco de la tarde.

“Eran 52 pipas de agua”, aseguró un vecino de la zona, quien agregó, una de las pipas tenía los logotipos de El Toro, empresa ubicada en las faldas de la ciudad y que exporta sus productos.

Acorde con el entrevistado, al día siguiente más  unidades se conectaron en otro hidrante ubicado frente a la estación Número 2 de la CESPM, pero se retiraron cuando los empezaron a grabar con teléfonos celulares, incluso uno de los transportistas lo “atacó”, al bañarlo con agua que sustraían.

Ante el alboroto que se presentó en la pequeña comunidad, las pipas empezaron a cargar dentro de la instalación Número 2 de la CESPM.

Cuestionado sobre el incidente, un vocero de la paraestatal comentó que a las pipas se les permitió llenar agua en los hidrantes, ya que no había un conector para hacerlo con la planta principal, pero  con la entrada de Javier Orduño a la dirección de la CESPM, se decidió instalar la conexión para que lo pudieran realizar en las instalaciones de la Comisión.

Según el portavoz, se llegó a un acuerdo, por lo que las pipas compran agua tratada a granel y se les cobra lo que se consume, ya que la planta cuenta con un sistema de medición para entregar el volumen solicitado.

 

LOS HUACHICOLEROS DEL AGUA

En la opinión de Jesús Carmelo Gallego, presidente del Comisariado del Ejido Tabasco, el robo hormiga simboliza hasta el 2 por ciento del suministro que llega al Distrito de Riego  y podría representar hasta 108 mil metros cúbicos.

Agregó que la misma cantidad que tiene asignada el Módulo 5, representaría agua para cultivar hasta 8 mil 500 hectáreas.

Gallego explicó  que el robo hormiga lo genera la industria constructora y la que fabrica agua embotellada, y en menor proporción, otras empresas que la utilizan para el lavado de piedra y grava para la construcción.

Perteneciente al Módulo de Riego Número 5, desde hace mes y medio en el Canal Independencia se encontraron 15 pipas contratadas por empresas de la construcción con capacidad de 30 mil a 35 mil litros que extraen el líquido durante el día.

“Es una cantidad de agua exorbitante, lo peor del asunto es que esa agua tiene dueño, yo sé que no tienen permiso esas pipas para agarrar agua de los agricultores”, complementó el comisariado ejidal.

Campo en crisis

El agua es de uso agrícola, por lo que denuncia que existe corrupción entre los dirigentes de los módulos, pero tanto el Distrito de Riego como la Conagua, tienen responsabilidad en mayor o menor medida.

“Ese lapso de tiempo que cargaron esas 15 pipas, que van desde 30 mil a 35 mil litros, duró más de un mes, imagínate la cantidad de agua que se extrajo y eran tiempos críticos donde los niveles de agua no te daban, desgraciadamente es algo que no quiere entender Conagua”, consideró.

 

CORRUPCIÓN DETRÁS DEL ROBO

A través de uno de sus voceros, la Conagua aclaró que el tema de robo de agua no le corresponde, ya que el sistema hidráulico está concesionado a los Módulos de Riego por medio del Distrito 14 del Río Colorado (conocida como Sociedad de Responsabilidad Limitada).

ZETA cuestionó al representante de la Comisión del Distrito de Riego 14, Luis Barrera, quien asegura, el robo de agua se encuentra totalmente controlado y vigilado por cada uno de los usuarios de los 22 Módulos de Riego.

“Lo que se ve es que llegan pipas y extraen agua, pero hay un control de uso industrial o uso auxiliar donde los módulos se encargan de cobrarles a esas empresas lo que extraen para llenar sus pipas, lo que hagan con ellas ya es otra situación”, expuso.

Las empresas que sustraen el agua son reguladas por los Módulos de Riego en su jurisdicción hidráulica, y cuando un usuario denuncia una pipa, van con ellos y los invitan a que se regulen, pero no se les niega el agua.

El problema está en la red mayor, donde los “ranchitos” conectan sus mangueras -los llamados “chorizos”- y extraen agua para sus plantas o jardines.

“El Distrito de Riego tiene un compromiso de 30 millones de metros cúbicos para el servicio rural doméstico, para las comunidades rurales, se les surte de esa dotación”, reveló Barrera y, aunque existe un control, “podrá haber furtivismo de alguna manera”.

Sin dar cifras, el representante de la Comisión de Riego dijo que el robo compete a cada uno de los 22 módulos que existen en el Valle de Mexicali y San Luis Río Colorado, Sonora.

En total se pierde el 10 por ciento del agua en la conducción que va desde la Presa Morelos al final de los canales principales (alrededor de 27 kilómetros) Independencia, Revolución y Reforma, columna vertebral del Distrito de Riego. En total, el Distrito 014 dispone de  mil 850 millones de metros cúbicos.

 

ROBO HORMIGA

El representante de Frente de Defensa Campesino en Mexicali, Francisco Porras Medrano, opinó que “por todos es visto” cómo roban el agua en el Valle de Mexicali y ninguna autoridad ha actuado al respecto.

Robo en zona rural

“Es un tema muy álgido y de mucha preocupación, el problema de todos los campesinos y de toda la población es el agua, hemos pedido transparencia en el manejo del agua de los órganos de distribución y la verdad nos quedan muchas dudas, siempre hemos pedido que nos den una relación de usuarios de agua a nivel Estado tanto en la agricultura, industria y la ciudad”, lamentó el ingeniero agrónomo.

De igual manera, destacó que algunos empresarios que manejan grava y grava lavada, además de las constructoras que se “cuelgan” de los canales, lo que resulta en un “manoseo” del líquido.

“Existen otros horticultores que también necesitan regar sus cultivos, sobre todo cuando se siembra para que nazca la semilla, ya que no soporta el estrés de la falta de agua, entonces tienen que estar regando continuamente y en ocasiones no hay capacidad para darles agua, por lo que usan bombas de 16 pulgadas de diámetro de tubería. Todo mundo los vemos y ellos regando muy a gusto, eso debe tener un arreglo por la autoridad competente”, reprochó el agricultor.

Porras considera que la autoridad no desea entrarle a los temas, al ser asuntos entre particulares, en este caso el Módulo de Riego y las empresas, por lo que no hay constancia de que esa agua se contabilice.

Durante el último ciclo de algodón, muchos agricultores no alcanzaron el desarrollo completo de las plantas, por lo que el capullo no se dio como se debería, derivando una baja producción y por consiguiente, un problema por la falta de liquidez.

El representante de los campesinos subrayó que gran parte de los mil 600 agricultores que se encuentran en cartera vencida tuvieron bajos rendimientos por la falta de agua en el Valle de Mexicali en los últimos años, consecuencia de una mala aplicación y cuidado de los directivos del Módulo de Riego y Conagua.

— Según el Distrito de Riego, el robo de agua es casi inexistente debido a la vigilancia en los canales…

“Lo dudo, porque para la mayor parte de los productores de algodón no había agua, ¿dónde estaba, dónde se quedó esa agua? Todos los riegos desfasados, la planta estresada con los calorones que hubo este año, ¿la vendieron a los gringos a través del Acta 319 o 322?”, planteó Porras Medrano a manera de respuesta.

El representante de Frente de Defensa Campesino en Mexicali indicó que los módulos no quieren meterse en problemas, por ello no denuncian.

“Nos ha tocado que cuando están haciendo carreteras van y pegan las mangueras a los canales y sacan agua, para la zona del Módulo 2 hay empresas que les ceden agua a las areneras, pero nunca dan a conocer los contratos con esas empresas”, puntualizó.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio