Matan a lugarteniente del CJNG; BC, con más ejecuciones que en 2017

Fotos: Cortesía
 
Edición Impresa Lunes, 8 Octubre, 2018 01:00 PM

José Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas”. principal sospechoso del asesinato de Erick Manuel Deraz González “El Cabo 03”, cabecilla de Jalisco, fue asesinado el sábado 29 de septiembre. Su muerte se sumó a las más de 2 mil 325 ejecuciones con las que Baja California superó durante la primera semana de octubre, el total de homicidios registrados durante el año pasado

 

Con 2 mil 325 muertos, a poco menos de tres meses de que culmine 2018, Baja California ya superó la cifra de 2 mil 322 homicidios dolosos registrada durante 2017 en la entidad.

A nivel municipal, Tijuana sigue a la cabeza con mil 886 asesinatos, seguido de Ensenada (183), Mexicali (118), Tecate y Rosarito (69 cada uno).

Pese a que en septiembre, el Grupo Coordinación creció el Operativo de Disuasión y Captura para disminuir la incidencia de homicidios, aumentando la presencia en un mayor número de delegaciones en Tijuana, a partir de la llegada de 130 elementos de la Gendarmería, los resultados fueron negativos

El mes anterior, la ciudad fronteriza cerró con 215 víctimas de homicidio doloso, cinco víctimas más que en agosto. Entre las ejecuciones, se incluyó el asesinato del sinaloense Erick Manuel Deraz González “El Cabo 03”, identificado como cabecilla delictiva del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Y los ajustes de cuentas por la venta de droga al menudeo siguen: en los primeros cuatro días de octubre, hasta el cierre de esta edición, veinte personas fueron asesinadas.

 

LOS URIARTE  AMENAZARON AL “GÜERO CANESTEN”

“Por seguridad lo habían mandado fuera”, refirieron testigos del asesinato de Erick Samuel Deraz González  “El Cabo 03” y/o “Güero Canesten”, identificado por el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California como lugarteniente del CJNG desde agosto de 2016.

En su oportunidad, Deraz negó públicamente su pertenencia al Cártel Jalisco cuando el Grupo Coordinación dio a conocer su nombre. Aseguró trabajar en los mercados que su familia tiene en las colonias Sánchez Taboada y 3 de Octubre. Hoy, una de las versiones consignadas y firmadas ante el Ministerio Público, en la carpeta de su muerte, indica que “… es compadre de  Juan José Pérez Vargas ‘El Piolín’, con él tenía actividades delictivas”.

También informaron que “… tenía poco de haber regresado, lo hizo por la chamaca”, en referencia a su pareja. “Le habían asignados dos escoltas”, detallaron sus amigos. Pero el sábado 29 de septiembre, pasadas las 4:30 pm, cuando lo ejecutaron a balazos, no estaban con él. De acuerdo a versiones dadas conocer por su círculo inmediato, no pidió que lo acompañaran o los evadió, porque iba a presenciar un juego con uno de sus mejores amigos.

Respecto a los presuntos responsables del operativo homicida, las versiones de los cercanos al hombre asesinado señalaron -extraoficialmente- como autor intelectual a José Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas”, porque existían amenazas previas, algunas públicas, hechas a través de narcomantas, al pertenecer a grupos rivales, y se están disputando el control de la venta de droga en la Zona Este de Tijuana y la delegación Sánchez Taboada.

Joven asesinada en centro comercial

Sin embargo, en las declaraciones incluidas en la carpeta de investigación, nadie admite haber visto a los atacantes o identificarlos. Las autoridades no han encontrado videograbaciones que permitan ver la cara de los matones y el análisis balístico aún no arroja resultados.

Al “Güero Canesten” lo mataron en una de las zonas blindadas de la ciudad, en pleno Río Tijuana, a unos metros de la Garita Internacional,  en medio de canchas de futbol rápido repletas de jugadores y sus familias.

En el ataque armado, el joven Víctor David, de 15 años de edad, quien ni siquiera estaba cerca del abatido,  fue herido por un rozón de bala en la cabeza. Cuando salía de las canchas, le dijo a su padre que sintió un “ardor” y,  al ver sangre en la cabeza del menor,  lo trasladó inmediatamente a la Cruz Roja, donde informaron que su estado era estable y fue dado de alta.

En el caso de Erick Deraz, fue ultimado por los impactos de cinco balas, las cuales recibió  mientras estaba de espaldas. Los casquillos de una arma calibre 40 fueron localizados en el lugar, su cuerpo presentaba heridas en ambos lados de la cabeza, tórax, hombro, cuello, mano y pierna izquierda.

Como agresores, los testigos y una cámara de video vigilancia lejana, ubicaron a dos hombres, quienes llegaron en una camioneta Jeep Cherokee “vieja”, con vidrios polarizados y sin placas. En cuanto al color, los testigos mencionaron verde oscura y negra; una cámara situada en Paseo de los Héroes y Márquez de León, identifica el auto con el color “negro rata”.

Los reportes de la fuga fueron confusos, algunos testigos declararon que uno de los atacantes se fue a pie rumbo a la Zona del Río, mientras que otros dos masculinos huyeron en la camioneta rumbo a la Vía Rápida Poniente. Sin embargo, la mayoría aseguró que sólo participaron los sujetos del auto.

Las autoridades informaron que  “El Cabo 03”, ostentaba ese número de identificación entre los miembros del crimen organizado por su cercanía con Juan José Pérez Vargas, identificado como cabecilla operativo del CJNG en Tijuana, y preso en Jalisco desde septiembre de 2017.  Detallaron que en el pasado, Deraz mantuvo una relación sentimental con una prima de Vargas, de nombre Karen, quien fue privada de la libertad en 2013.

Su esposa, hoy viuda,  es hija del ex policía municipal Rubén Dorador, quien fue destituido y después reinstalado, como sospechoso de estar ligado al CJNG.

En abril de 2017, la familia de “El Güero Canesten” denunció a elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) después que estos “intervinieron”  a Pedro Deraz, su hermano. La esposa convocó a rueda de prensa para acusar a los policías de haber golpeado a su marido frente a sus hijos.

En cuanto a los antecedentes del asesinado,  se le ubicó cómo parte del CJNG a partir de 2015, pero su registro delictivo data de 2004, cuando fue detenido por faltas administrativas, en 2011 por delitos contra la salud, y en 2009 por robo con violencia.

La aprehensión más reciente se dio en marzo de 2016, cuando agentes de la PEP lo presentaron por la posesión de 26 gramos de cristal. Fue liberado y ese mismo año tramitó y obtuvo una serie de amparos en contra de posibles capturas o presentaciones.

 

TIJUANA: PESE A OPERATIVOS, CRÍMENES NO CESAN

El objetivo principal del Operativo Coordinación, que está concentrando esfuerzos en el Este de Tijuana, es  reducir homicidios, que haya menos que el mes anterior; y segundo, que la incidencia baje de las 200 ejecuciones al mes.

El primero se logró de agosto a septiembre, al bajar de 253 a 210 asesinatos, sin embargo, en septiembre subió a 215 homicidios. En cuanto a bajar la incidencia a menos de 200 ejecuciones, no lo han logrado desde abril, cuando se registraron 212 muertes violentas, seguidas de 216 en mayo, 221 en junio 253 en junio, 210 en agosto, 215 en septiembre y octubre inició con un promedio de seis cadáveres diarios.

“Esto le va a pasar a todas las muñecas CDS”, fue el mensaje que le dejaron al cadáver de un hombre, de entre 35 y 40 años de edad, colgado la madrugada del jueves 4 de octubre en un puente peatonal localizado en Bulevar 2000, a la altura del fraccionamiento Cañadas del Florido, Delegación La Presa. La víctima no ha sido identificada. Cabe destacar que hace dos meses, el cuerpo de otro hombre fue abandonado en condiciones similares sobre la misma vía.

Puente peatonal Cañadas del Florido

El domingo 30 de septiembre, los cadáveres de cuatro hombres con disparos de arma de fuego fueron abandonados en Parajes del Valle. Presentaban visibles huellas de violencia y oscilaban entre los 35 y 45 años. Minutos más tarde, el cuerpo de otro hombre fue localizado en la misma zona, a unos 300 metros de la primera escena del crimen, por lo que el paraje fue identificado como  un “tiradero” para los homicidas de la zona.

 

MATAN MUJER POR NO QUERER SEGUIR VENDIENDO DROGA

El lunes 1 de octubre, dos mujeres fueron asesinadas en hechos distintos, una fue desmembrada y junto a sus  restos se encontró un narcomensaje en una cartulina color azul que a la letra decía: “Seguimos y seguiremos limpiando de ratas corrientes jalicienses y cafeteros y todo aquel que anden haciendo males a la gente inocente atte. El DV”.  El hecho ocurrió en la colonia Los Laureles, y, pese a las pesquisas realizadas por la autoridad ministerial, la fémina aún no ha sido identificada.

En otra escena criminal, la joven Griselda Iria Osorio Álvarez, de 21 años, fue asesinada a quemarropa cuando se encontraba en el estacionamiento de un restaurante de comida rápida en el centro comercial Macroplaza. Recibió mínimo cinco tiros. Testigos indicaron que los agresores huyeron en dos vehículos, una camioneta y una motocicleta.

Los antecedentes de la mujer refieren que se dedicaba a la venta de droga, actividad en la que se inició de la mano de su pareja, otro vendedor al que apodan “El Toro”, desaparecido desde el mes de mayo.

Por el seguimiento de las áreas de Inteligencia a las actividades de narcomenudeo, se sabe que la joven fue reclutada para continuar con las actividades delictivas de su ex pareja por operadores criminales del Cártel de Sinaloa, que tienen su área de influencia en Otay.

Pesquisas recientes indican que la occisa ya no quería seguir vendiendo droga, pero tenía “deudas” con sus jefes criminales, quienes la mandaron asesinar para aterrorizar al resto de los narcomenudistas.

 

CONTEO DE MUERTES SIGUE CON ENCOBIJADOS Y CALCINADOS

La mañana del martes 2 de octubre, en la canalización del Río Tijuana -a la altura de la colonia Empleados Federales-, se reportó el hallazgo de un cadáver masculino de entre 35 y 40 años; estaba cubierto de plástico y con una cobija amarrada con cable.

Después, en la colonia Los Reyes se suscitó un tiroteo que dejó una persona muerta y dos heridas.  Más tarde, en la colonia Xochimilco Solidaridad, se registró la muerte de una persona de entre 35 y 40 años en Las Delicias II. Un cuerpo masculino sin vida, atado de pies y manos, también se reportó en un domicilio de la Zona Norte.

Ese día hubo dos muertos identificados: Raúl Cabrera Alvarado, de 34 años, ejecutado a tiros en El Florido. Y Juan Moisés Hernández, de 32, víctima de disparos de arma de fuego; pereció en el Hospital General.

El miércoles 3, en el interior de un vehículo calcinado, se localizó el cadáver de una persona en la colonia Antorcha Campesina. Después, en una vivienda en la colonia 3 de Octubre, fue acribillado José Luis Madrigal Servín, de 64 años.

Los cadáveres se siguieron acumulando: en la canalización del Río Tijuana, a la altura de la Garita El Chaparral, otro hombre de entre 40 y 45 años fue encontrado sin vida, con heridas de arma de fuego; también en la Zona Río encontraron a otro sujeto asesinado a golpes.

Otro muerto más en el Hospital General, identificado como Ángel Gaxiola Camacho, llegó con heridas de bala. Después, en la colonia García fue localizado un masculino de entre 25 y 30 años, sin señales de vida. Y un hombre de entre 35 y 40 años, fue hallado muerto en Colina de la Cantera.

La madrugada del jueves 4 de octubre, en el puente peatonal del fraccionamiento Cañadas del Florido, fue colgado el cadáver de un hombre de entre 35 y 40 años. Horas más tarde, en una vivienda en la colonia Vías de Monterrey, otro masculino de características similares fue asesinado, dejando el conteo mortal en veinte ejecuciones entre el 1 de octubre y la mañana del jueves 4.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio