Olga Gutiérrez García, homenajeada en el Festival Internacional de Poesía Caracol


 
Cultura Viernes, 28 Septiembre, 2018 08:05 AM

Con un homenaje a la escritora y editora Olga Gutiérrez García, inició el jueves 27 de septiembre de 2018 la XIII edición del Festival Internacional de Poesía Caracol Tijuana 2018.

Ante alrededor de 200 personas congregadas en la Sala Carlos Monsiváis del Centro Cultural Tijuana (CECUT), Olga Gutiérrez estuvo acompañada por Yohanna Jaramillo, directora fundadora del Festival Internacional de Poesía Caracol; así como de las escritoras Amaranta Caballero y María Elena Tejada Yeomans, quienes comentaron la obra y trayectoria de la homenajeada:

“Esta poesía de Olga utiliza nociones específicas de la física y las matemáticas para transmitir micro momentos micro sentimientos que al unísono transmiten la gran idea, la ley. La ciencia y la poesía son lo opuesto de la vaguedad”, advirtió la doctora María Elena Tejada Yeomans.

 

“La poesía de Olga –continuó Tejeda Yeomans-, me plantea una nueva cartografía de mi mundo científico que exploro a tientas todavía. Un nuevo mapeo con el que me tengo que reconciliar. La poesía de Olga me permite ver patrones que están y no, imaginar leyes universales con las que ella escribe. Me enseña, me revisa, me revive momentos cruciales de mi formación. Los momentos que tienen que estar frescos para poder enseñar a quien comienza”.

“La poesía de Olga me hace revivir la sensación de libertad que da el abrazar la incertidumbre. Me hace revivir la sensación de conocer por primera vez, de tocar por primera vez, lo que a veces parece lugar común en mi ejercicio científico. La poesía de Olga atrae las inquietudes científicas y las lleva a la arena de la exploración sin guía. Una exploración obligatoria en el camino de la construcción del nuevo mundo”, concluyó Tejada Yeomans.

Asimismo, la poeta Amaranta Caballero, manifestó en su turno: “… hay tres ejes rectores con los cuales la poética de Olga Gutiérrez se sostiene desde hace varios años, éstos son: la religión, las matemáticas y la sexualidad. A partir de estos temas se puede observar la encrucijada por la cual, los poemas de Gutiérrez García tienen a repasar – a veces entre sarcasmo, a veces entre casi rezos, a veces entre profundo dolor-, la circunstancia vital de su escritura. ¿Qué significan la imaginación, el asombro, frente a la ciencia, a la física? ¿Qué significa la realidad frente al mundo abstracto del pensamiento? ¿Qué significa la particularidad de la ausencia en un problema cuántico? ¿Qué es la energía y cuál su magnitud medible?”.

La escritora y ensayista Amaranta Caballero contó también que conoce a Olga Gutiérrez desde 2005, por lo menos, tiempo en que ha conocido también su obra:

“A través del tiempo he tenido la oportunidad de compartir con ella múltiples conversaciones, viajes en carreteras, en freeways, cruzando fronteras entre caminos y lenguajes. Una de las particularidades que he observado en ella desde el inicio de nuestra conversación primera, ha sido su magnífica capacidad de asombro. Esa natural curiosidad frente a los asuntos, problemas y fenómenos que la vida nos presenta. Mencionaré algunos ejemplos: podría tratarse de un iglú, un témpano de hielo, o de una granada incandescente. Podría decir algunas palabras como violencia, susurro, llanto. Podría ejemplificar perfectamente en este texto el asombro como idioma divino, como traducción directa hacia las voces de los ángeles, podría hablar incluso de cómo Olga traduce sus manos y las compara y devuelve así, a las manos dementes de su padre”.

“Quiero decir junto ahora –complementó Amaranta Caballero-, en esta conversación con ustedes, cómo la sensibilidad, la generosidad y cómo la inteligencia son factores comunes en la fórmula, en la combinatoria, en el secreto a voces que ha sido su poesía. No existe problema sin resolver, pregunta sin respuesta, no existe la palabra NO porque ella, sin querer, la convierte en canto. A través del asombro y del acierto. A través del ágil pensamiento numérico. A través de la sagaz particularidad de saberse humana, finita, materia, cuerpo”.

Al final de su intervención, Amaranta Caballero no dudó a la hora de expresar: “Actualmente, en el panorama de nuestro país, allende fronteras, no hay poética más interesante, más vital, más inteligente y lúdica que la escrita por Olga Gutiérrez, perdón, quise decir enriKetta Luissi, perdón, quise decir Olga Gutiérrez Galindo, perdón quise decir todo al mismo tiempo porque Olga es enriKetta pero es Olga”.

Durante su homenaje, Olga Gutiérrez leyó algunos poemas al público que la escuchaba muy atentamente; mientras que para concluir la velada, Johanna Jaramillo entregó una placa a Olga Gutiérrez que decía: “El Festival Internacional de Poesía Caracol Tijuana en su décima tercera edición le extiende este homenaje a Olga Gutiérrez García por su constante labor científica y poética”, leyó Jaramillo para dar paso a los aplausos y vítores para la homenajeada Olga Gutiérrez.

Finalmente, cabe destacar que Olga Gutiérrez García nació en Torreón, Coahuila, en 1951; se estableció en Baja California en 1977; luego, a principios de los 90, se mudó a Chula Vista, California. Es autora de los poemarios (bajo el pseudónimo “enriKetta luissi”): “Ostrich Sky”, “Disclosed”, “In Vitro”, “Poetica Mathematica”, “Binaria”, “IIE” y “Re-Versed”, y la novela “El peso de los ovarios”; también es editora de la antología “San Diego Poetry Annual”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio