Templo cívico. México: su pasado, presente y futuro (Cuadragésima tercera parte)


 
Cartaz Lunes, 2 Julio, 2018 12:00 PM

Durante su presidencia promulgó la Reforma Antirreleccionista, la cual evitaba la reelección inmediata de todos los cargos de elección popular, establecida a partir del 29 de abril de 1933.

Reformó la Ley del Patrimonio Ejidal; creó el Banco Hipotecario y de Obras Públicas, hoy Banco Nacional de Obras Públicas (Banobras), uno de los pocos bancos paraestatales que comenzó a funcionar en febrero de 1933.

Asimismo envió al Congreso, la iniciativa de Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de México y una ley contra los monopolios.

Otorgó por decreto del 2 de mayo de 1933, el completo control de cambios al Banco de México.

Estableció el 5 de enero de 1934, el salario mínimo; y el 10 de octubre del mismo año se reformó el Artículo 3 de la Constitución para establecer la educación socialista.

Por otro lado exigió a la Iglesia sujetarse a la Ley y tuvo enfrentamientos políticos serios con el clero de Veracruz, Tabasco y Jalisco.

El 29 de septiembre de 1934 inauguró el Palacio de Bellas Artes, obra iniciada desde las postrimerías del porfiriato por el arquitecto italiano Adamo Boari. La terminación de esta hermosa obra estuvo a cargo del arquitecto Federico.

El 30 de noviembre de 1934, Abelardo L. Rodríguez terminó su mandato y fue sucedido por el General Lázaro Cárdenas del Río. Se le volvió a ver públicamente cuando el entonces Presidente Manuel Ávila Camacho, con motivo de la Segunda Guerra Mundial, convocó a todos los expresidentes vivos a una marcha de unidad nacional en el Palacio Nacional. Asistieron todos los expresidentes que gobernaron el país desde 1920 a excepción de Álvaro Obregón, asesinado por José de León Toral, joven católico mexicano que pertenecía a la ACJM y a la Liga Nacional para la Defensa de la Libertad Religiosa, a la cual pertenecía Concepción Acevedo “La Madre Conchita”; ambos fueron detenidos y sometidos a juicio. A él, por asesino material, fue condenado a muerte y ejecutado por el pelotón de fusilamiento, el 9 de febrero de 1929; ella a 20 años de prisión en las Islas Marías, por ser instigadora y autora intelectual de la muerte del expresidente.

Abelardo Rodríguez fue elegido gobernador de Sonora, cargo del que tomó posesión el 13 de septiembre de 1943. Allí dedicó principal atención a la educación; destaca en su gestión, la fundación de la Universidad de Sonora.

Fundó el Banco Mexicano, el Banco Mexicano de Occidente y el Banco de Crédito Mexicano, también Pesqueras del Pacífico Mexicana y Astilleros Rodríguez.

Se retiró definitivamente en 1948, año en que anunció su renuncia al Gobierno de Sonora por problemas de salud. Rodríguez murió el 13 de febrero de 1967, en el Scripps Memorial Hospital de California, Estados Unidos. A su funeral asistió el Presidente Gustavo Díaz Ordaz. Los restos fueron sepultados en el Sauzal, municipio de Ensenada, Baja California.

En su honor existe una fundación sin fines de lucro (Fundación Esposos Rodríguez: http://fer.mx%20) que busca becar a estudiantes de escasos recursos por medio de donaciones y patrocinios; existe desde 1978 y beneficia a jóvenes mexicanos.

Lázaro Cárdenas del Río nació en Jiquilpan, Michoacán, el 21 de mayo de 1895; se complacía en ser tomado como indio tarasco, pero en realidad había nacido en el seno de una familia criolla con mezcla de mulato y muy poco de indígena, de clase media. Estudió hasta el sexto año de primaria e inicio su vida de trabajo como mozo de la oficina recaudadora de impuestos de su pueblo. Fue después aprendiz en un pequeño taller de imprenta y demostró una inteligencia sobresaliente que en poco tiempo formó una cooperativa con sus compañeros y quedó al frente del negocio.

Los padres de Lázaro Cárdenas fueron Dámaso Cárdenas, tejedor, mesonero, comerciante y entendido en hierbas y remedios; y doña Felicitas del Río. Fue el mayor de ocho hermanos, tres hermanas y cuatro varones; Angelina, Josefina y Margarita, Dámaso, Alberto, Francisco y José Raymundo, respectivamente.

Continuará…

 

Guillermo Zavala

Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio