3 millones de turistas en 2017: Ordóñez Bastidas

Foto: Cortesía
 
Edición Impresa Lunes, 4 Junio, 2018 01:00 PM

Según el director del Fideicomiso de Turismo del Estado, pese a que el año pasado los homicidios crecieron 192 por ciento, el sector tuvo afectaciones marginales y el número de visitantes creció 15% en comparación con 2016

La ola de violencia registrada durante 2017, en la que el número de homicidios en Baja California Sur se disparó en 192 por ciento, ha impactado en el sector turístico, reconoció Jesús Ordóñez Bastidas, director del Fideicomiso de Turismo del Estado.

Estimó que las afectaciones han sido marginales, de dos puntos porcentuales en el crecimiento de la actividad turística, ya que al cierre de ese año, la entidad recibió tres millones de visitantes, lo que representa 15% más que en 2016.

Lo anterior, dijo, se debe a la coordinación entre la iniciativa privada y la Secretaría de Turismo del Estado, que mediante sus fideicomisos, han trabajado en la promoción del destino.

“Baja California Sur es de los estados donde su población lo percibe como más seguro, estamos en el tercer lugar a nivel nacional”, afirmó.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, en diciembre de 2017 Los Cabos y La Paz se situaron en los lugares 18 y 44 de inseguridad; es decir, 69.7% de los encuestados en Los Cabos (incluye a San José del Cabo y Cabo San Lucas) consideraron insegura la localidad. En tanto, el porcentaje ascendió a 85.6% en La Paz.

Para marzo de 2018, ambas cifras disminuyeron, con lo que Los Cabos se ubicó entre las tres primeras ciudades más seguras, con 38.8%. Mientras que en La Paz, todavía 73.7% de las personas la perciben como insegura.

 

LOS CABOS, DESTINO DE LUJO MÁS IMPORTANTE DEL PAÍS

En entrevista para ZETA, Ordóñez Bastidas abundó que de los tres millones de turistas que visitaron Baja California Sur, 2.1 millones tuvieron como procedencia Estados Unidos y Canadá, lo que significa 70% del total.

En tanto que el turismo nacional fue de 12%, conformado básicamente por visitantes de Ciudad de México; Guadalajara, Jalisco; Monterrey, Nuevo León; Sonora, Sinaloa y Baja California; así como algunos estados del Bajío, como Querétaro, y de Puebla.

El resto corresponde a turistas europeos, australianos, sudamericanos, sobre todo de Colombia, y en menor proporción japoneses. La mayor parte de los visitantes tienen un poder adquisitivo alto, sin embargo, existen atracciones y lugares de hospedaje para todo presupuesto.

Destacó que derivado de la ocupación hotelera registrada durante 2017 y el primer trimestre de este año, Los Cabos se consolida como el destino de lujo más importante del país, por encima de Cancún y la Riviera Maya, en Quintana Roo.

De enero a marzo de 2018, la ocupación hotelera en BCS se concentró principalmente en Los Cabos con 81%, seguida de Loreto con 74% y La Paz con 67%.

En cuanto al número de habitaciones, Ordóñez Bastidas expuso que al cierre de 2017 el Estado tenía 23 mil 900, es decir 700 más que el año inmediato anterior; la mayoría en Los Cabos.

En los próximos meses se proyecta la construcción de tres hoteles en Los Cabos, lo que representará cuatro mil cuartos más, y en La Paz se han hecho obras de remodelación en establecimientos de ese tipo, que significarán aproximadamente 200 habitaciones más.

“En Loreto también se trae un crecimiento de cuartos de hotel, y un hotel en particular que está haciendo un nuevo edificio, y otro más que está terminando una sección. Entonces está habiendo la inversión y la reactivación del destino”.

Resaltó que hubo un aumento de 10% en los lugares de asiento de aviones, gracias a la conectividad aérea con la que cuenta el Estado, ya que existen tres aeropuertos internacionales.

Además de la vía terrestre, que en la mayoría del trayecto se encuentra en buenas condiciones. “hay que tomar previsiones en cuanto a gasolina, porque hay tramos que son largos, sobre todo de Cataviña a Guerrero Negro”, advirtió.

 

PROMUEVEN ATRACTIVOS TURÍSTICOS EN BC

El 2 de mayo, una comitiva de Baja California Sur viajó para reunirse con 15 agencias de viajes y operadores turísticos bajacalifornianos para brindarles información que oriente a los turistas, y esa entidad reciba más visitantes.

Como primer punto de atracción, de norte a sur, el funcionario citó Guerrero Negro, lugar donde se ubica la segunda salina más grande del mundo a cielo abierto, y donde hay mayor concentración de ballenas en el planeta, del 15 de diciembre al 15 de abril.

Si bien, Guerrero Negro es considerado un sitio de paso, hay diversas actividades que se pueden hacer a lo largo de hasta tres días, como el tour de la salina, el avistamiento de ballenas (durante la temporada) y de aves en los humedales que están en la región.

Así como recorridos, de dos y cuatro horas, con automóviles todo terreno o bicicletas de montaña por unas dunas de arena blanca.

Además de la visita a la reserva del berrendo, “el mamífero de pezuñas más rápido del mundo”, en la que también existe un museo donde explican la recuperación de este antílope endémico en la región.

Como segundo polo de atracción está San Ignacio. Ahí se puede visitar el museo y La Misión, así como las pinturas rupestres en la Sierra de San Francisco, en la Cueva del Ratón o en el Cañón de Santa Teresa.

Por otro lado, en la Laguna de San Ignacio los operadores han desarrollado un producto ecoturístico con cabañas ecológicas y área de acampar. Y ofrecen actividades de senderismo y avistamiento de ballenas y aves.

El siguiente punto turístico es Bahía Asunción, donde se puede observar a los lobos marinos, así como bucear y surfear. “En la Bocana hay playas vírgenes donde se puede apreciar la vida marina y hay pesca deportiva”, subrayó el entrevistado.

Foto: Cortesía.- Jesús Ordonez Bastidas, director del Fideicomiso de Turismo de BCS

El tercer punto turístico es el área del Volcán de las Tres Vírgenes, donde también hay cabañas y tours para subir a este y avistar el borrego cimarrón.

Más al sur se encuentra Santa Rosalía, “una sorpresa, porque en la mitad de la nada, en el mar hay un pueblito francés, fundado por la compañía minera de El Boleo, que extrajo cobre de la mina”. En el lugar hay un museo sobre su historia.

El quinto sitio turístico es La Heroica Mulegé, donde se puede hacer senderismo y kayak. También se puede visitar La Misión y “una cárcel sin rejas, porque fue un sistema de reinserción social que se inventó por los años de la Revolución Mexicana”.

En esa área se ubica Bahía Concepción, que tiene media docena de islas y playas vírgenes con aguas cristalinas de colores intensos. Ahí se puede practicar snorkel, nadar y comer platillos marinos.

Mientras que en Loreto se puede visitar el museo y la Misión de la Señora de Loreto. En la Sierra de La Giganta, se ubica la Misión de San Javier, en la que todavía existen cuatro olivos plantados por los misioneros y las acequias para regar sus huertas.

Este Pueblo Mágico es el único con aeropuerto internacional en México. Tiene más de 300 sitios para bucear, y fue la primera Capital de las Californias.

En esta zona se encuentra el parque  marino de las Islas de Loreto, el segundo más grande del país; en él se pueden apreciar delfines, mantarrayas, y lobos marinos. Además de que es uno de los pocos lugares del mundo donde es visible el bobo de patas azules.

Los hoteleros tienen un convenio con 15 restauranteros, integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), para ofrecer a los visitantes paquetes de hospedaje con alimentos incluidos en el centro de la ciudad. Loreto también tiene dos resorts: Villa del Palmar y Loreto Bay.

En San Miguel y San José de Comondú, el turista puede apreciar los Prismas Basálticos; mientras que San Juanico es famoso porque se encuentra la segunda ola más grande del mundo. “Es muy conocido en California, Estados Unidos, como Scorpion Bay, por ser punto de reunión de surfistas”, citó Jesús Ordóñez Bastidas.

En la Capital del Estado, La Paz, el turista puede disfrutar del Museo de la Ballena y las playas Pichilín, El Tecolote, El Tesoro, y Balandra, “que ha sido calificada como la playa más bonita del país por usuarios de redes sociales. Cerca de Bahía de La Paz se pueden avistar tiburones ballenas”, agregó.

Además de recorrer la Isla Espíritu Santo, un Área Nacional Protegida, para ver a los lobos marinos, y aves, así como hacer snorkel.

“En esa isla se dan servicios de campamentos de lujo, con todas las comodidades, tienes una cama con sábanas y almohadas, baño y un chef. Hay tres campamentos que ofrecen los servicios en diferentes épocas del año”, resaltó.

Mientras que en el balneario público Coromuel hay tirolesas, restaurantes, bar y baños. Es una playa Blue Flag, denominación que otorgó la organización internacional del mismo nombre, auspiciada por Fundación para la Educación Ambiental con sede en Copenhague, Dinamarca. El Estado tiene siete playas Blue Flag y una marina, apuntó el funcionario.

Cerca de La Paz se ubica El Triunfo, un Pueblo con Encanto, donde hay un Museo de la Música. Del lado del Pacífico se encuentra Todos Santos, que es el segundo Pueblo Mágico de BCS.

“Éste es un oasis en el Pacífico, porque tiene un microclima especial. También se puede visitar el Hotel California, y hay muchas galerías de arte, así como tienditas de artesanías”.

En la zona del pescadero se puede surfear y hay una amplia oferta gastronómica. “Uno de los chefs más famosos de Baja California, Javier Plascencia, tiene un restaurante, Jazamango que ha sido bien recibido y ha tenido mucho éxito”, externó el director del Fideicomiso de Turismo del Estado.

Finalmente, en Los Cabos el visitante puede disfrutar de tirolesas, paseos en camello, nado con delfines, además de pesca deportiva y triatlón con competencias internacionales.

“Los Cabos está considerado como la meca del golf en Latinoamérica. Tenemos 16 campos de los mejores diseñadores del mundo. Ahí está el primer campo que el famoso golfista Tiger Woods diseñó en su vida. “El hospedaje y la gastronomía son para todos los presupuestos, desde las marisquerías y taquitos, hasta la comida de los mejores chefs del mundo”, expuso Ordóñez.

Otro lugar turístico es Cabo Pulmo, el último un arrecife de coral vivo más al norte del continente. La comunidad y los operadores llegaron a un acuerdo para respetar la vida marina. “Ahí realmente puedes tener un encuentro con el acuario del mundo”, resaltó.

 

META PARA 2018, RECIBIR A 3.5 MILLONES DE TURISTAS

Para concluir, el director del Fideicomiso de Turismo de Baja California Sur declaró que con la instauración de una nueva ruta de ferry, que va de Acapulco a Cabo San Lucas, se espera recibir más turistas, por lo que la meta para el cierre de 2018 es que se alcancen los 3.5 millones, lo que representaría un incremento de 10% comparado con el año anterior.

En ese sentido, el sector turístico representa 80% del Producto Interno Bruto de la entidad federativa.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía refieren que al término del cuarto trimestre de 2017, Baja California Sur tuvo un crecimiento económico de 13.7%, el más alto del país.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio