Jorge Drexler, un artesano de la música

Fotos: Internet
 
Espectáculoz Sábado, 17 Febrero, 2018 03:15 PM

El cantautor uruguayo presentará un minimalista “Salvavidas de Hielo” en Tijuana. Integrando a México en su disco, el músico tomó la guitarra como único recurso instrumental y, apoyándose de fuerza femenina, logra un retrato introspectivo, nostálgico y experimental

Girándolo todo alrededor de su guitarra, en su próxima visita a Baja California, Jorge Drexler traerá consigo su más reciente producción discográfica, “Salvavidas de Hielo”, para la cual se volvió a aliar con el productor catalán Carles “Campi” Campón, con quien logró un disco minimalista en el que expande sus posibilidades melódicas, delirantes, tímbricas y percusivas, a partir de la madera de diversas guitarras.

El rasgueo de las cuerdas alimenta cada verso de temas como “Movimiento”, “Telefonía”, “Silencio”, “Pongamos que Hablo de Martínez”, “Estalactitas”, “Asilo” (con Mon Laferte), “Abracadabras” (con Julieta Venegas), “Mandato”, “Despedir a los Glaciares”, “Quimera” y “Salvavidas de Hielo” (con Natalia Lafourcade), que conforman el conjunto de composiciones del último año del uruguayo en la Capital española, para el que, Carles Campón fue nuevamente su cómplice desde su anterior disco, “Bailar en la Cueva”.

“Para este disco necesitaba un productor muy valiente y versátil, y que yo tuviera confianza en él, Campón tiene una gran cultura sonora, de programación digital, muy buena cultura acústica, sabe captar los sonidos y le gusta la locura como a mí: el disco sin más vueltas es un experimento bastante delirante, porque hacer un disco donde todas las percusiones son hechas por guitarras, tener cinco percusionistas en el disco y no dejarlos usar nada que no fuera guitarras, hizo que durante un tiempo los amigos percusionistas nos odiaran porque era muy limitante, venían al estudio con su batería, congas, cajones y nosotros le decíamos ‘no, en realidad vas a tener que tocar en esto’ y les dábamos una guitarra”, expresó el cantautor en entrevista vía telefónica con ZETA.

“Para un experimento tan curioso, con tantas posibilidades de fracaso, necesitaba a alguien muy experimentado y del que tuviera mucha confianza, aventurero, y las tres cosas las tenía ‘Campi’”, expresó, para ampliar sobre su más reciente placa discográfica:

“El espectro sonoro de ‘Salvavidas de Hielo’ es más reducido que los anteriores, no tiene platos ni bombos, por eso no hay sonidos agudos. Todo gira alrededor de la guitarra, al no haber ningún instrumento que no sea guitarra, el disco acaba con un sonido muy autorreferencial, estoy muy orgulloso del sonido, estamos acostumbrados a un disco muy abierto, con muchos sonidos, pero todos sus matices están en otro rango, no hay cambios entre canción y canción”.

Más minimalista que nunca y provocando un giro de 180 grados desde “Bailar en la Cueva”, el ganador del Óscar por su tema “Al Otro Lado del Río”, que hiciera para la película “Diarios de Motocicleta”, destacó que la transformación instrumental se dio por la mera necesidad de cambiar:

“Me gusta mucho crear un movimiento pendular entre disco y disco. El radar hace un barrido de derecha a izquierda y viceversa, me gusta mucho entender la realidad como si los discos, cada uno tuviera una visión propia; me gusta que los discos estén en diferentes lugares, si te fijas al disco anterior estaba en otro lugar, como grabado en directo, en Madrid, más europeo en su sonoridad, más sucio, usando samplers, con sonoridad latinoamericana, música colombiana, peruana, muy expansivo, colorido y muy para afuera; ‘Salvavidas de Hielo’ es más para dentro, más cerrado en su instrumentación, me gusta ir cambiando para ver la realidad desde el contraste”.

El álbum es la fotografía de un año entero en Madrid

Respecto al retrato que representa “Salvavidas de Hielo”, Drexler citó que este es la fotografía de un año entero en Madrid, yendo y viniendo, componiendo en diferentes lugares.

“Nunca había dedicado un año entero a la composición, es el primer disco en mi carrera que dedico un año entero escribiendo para él, y mi primer disco que hago en mi carrera que no tiene canciones de discos anteriores, además del primero. En todos los discos siempre hubo una canción que fue previamente escrita, había quedado fuera y había sobrevivido al disco anterior, en este disco compuse tanto material que no había sitio para ninguna otra canción que hubiera sobrado en otro disco, y no es que la canción haya sido mala. Por ejemplo ‘Cumbia de Rasqui’ es una canción que quiero mucho y sobrevivió más de un disco, le faltaba una parte y no sabía cómo resolverlo hasta ‘Bailar en la Cueva’.

“En este disco no tuve cabida para más que lo que compuse en ese año, no hay un tema que recorra todo el disco, pero hay un libro que fue muy importante para mí, ‘Sapiens’, de Yuval Harari, es una historia del ser humano como especie, ‘Movimiento’ está muy ligada a ese libro y es con lo que hablábamos del principio de las personas, pero ya había una vocación por ella desde ‘Bailar en la Cueva’. Esas dos canciones están relacionadas. En ‘Bailar en la Cueva’ ya hablaba de lo que hacíamos de juntarnos para bailar, la gente que va de antro cree que es lo más moderno y nuevo, y es la cosa más antigua que tenemos, de juntarnos, cae la noche y nos juntamos a bailar. Y la gente ve el fenómeno migratorio, y también piensa que es algo circunstancial, pero son siglos de historia de la humanidad migrando, esto existe desde antes de que existiera México o Estados Unidos, de hecho desde que somos una especie en movimiento; la especie surge en África y ocupa todo el mundo, lo que todos tuvieron es música y movimiento en la humanidad”, describió el músico sudamericano.

Hablando del origen de la humanidad y de sonoridad, Jorge coincidió en que la nueva música en el mundo se ha gestado en América: “Estados Unidos ha determinado la música en el Siglo XX desde que comienza el blues, y nosotros ahora como América, somos parte de un experimento antropológico de integración cultural con más de 500 años de antigüedad, la globalización que tanto se ve ahora, los matrimonios de diferentes orígenes étnicos, la integración de diferentes lenguas, son cosas que siempre han existido en la humanidad, pero en América, los últimos 500 años se ha hecho de forma sin escala. La relación entre África, la península ibérica, Europa y el mundo indígena precolombino, ha sido un laboratorio tan interesante que se ha adelantado a la historia de lo que está pasando hoy en el mundo, nosotros estamos con ventaja, ya sabemos integrar sin importar el origen, estamos acostumbrados a integrar hasta los apellidos y hay lugares en el mundo en donde las familias de hasta cuatro generaciones provienen del mismo lugar, todos nosotros somos un crisol, esa manera de integrar el tejido social de cada país, en Francia eso es muy difícil. Nosotros llevamos una ventaja muy grande.

“Cuando te digo que la música de Estados Unidos conquistó el mundo, en realidad es la música de África, a través de Estados Unidos conquistando culturalmente al mundo: África a través de la música negra, y Estados Unidos con su poder económico y de difusión cultural, haciendo esa historia. Ese proceso cultural de la integración de la cumbia, el reggaetón, que enganchan lo que pasó con el reggae, todas esas cosas”, ejemplificó

En el orden de ideas de integración, el autor de discos como “Amar la Trama”, “Cara B”, “12 Segundos de Oscuridad”, “Eco”, “Frontera” y “Vaivén”, detalló cómo integró a México en “Salvavidas de Hielo”.

Con sus músicos antes de salir al escenario

“Grabar en México surge después de la idea de gestar el álbum con guitarras, tenía ganas de grabar en México, me acordé que en México hay una variedad muy grande de guitarras de todos los países que conozco: la jarana, el tololoche y mil variantes de guitarras, entonces fue un buen pretexto para grabar acá, ya que elegimos los instrumentos, decidí tres personas que admiro mucho y con quienes yo quería trabajar: Mon Laferte, Natalia (Lafourcade) y Julieta (Venegas), es un privilegio tenerlas en el disco, tres mujeres con un rol de fuerza, además de la corredora tarahumara Lorena Ramírez, quien protagoniza el vídeo de ‘Movimiento’, quien le dio una gran identidad y fuerza. Me es muy importante resaltar ese rol, la portada del disco también fue hecha por una diseñadora española. Una vez que tomamos esa idea y decisión de viajar a México, tomamos el sonido de Veracruz, que es algo que me gusta muchísimo, el son jarocho, me siento muy familiar, con sus versos, poesía, sonido; nos trajimos a Joel Cruz Castellanos, que toca la jarana, luego a mi amigo, admirado compositor David Aguilar, de Sinaloa, quien vive en el DF y colaboró en la coautoría de ‘Abracadabras’, y prácticamente en todas las canciones tiene algún rol”.

Más que un experimento, lo que Jorge Drexler presenta es también un álbum de nostalgia por el agradecimiento a Joaquín Sabina en “Pongámosle que Hablo de Martínez”, o el romance que describe de su adolescencia en “Estalactitas”.

“Este disco por un lado es la visión nostálgica de alguien que ya se siente desarraigado, me siento como en el aire, lo bueno que eso tiene, es que te da otra perspectiva, te sientes en casa en muchos lados, (me) siento ciudadano del mundo, también me siento en desarraigo, no sabes dónde vas a morir ni dónde va a ser tu casa, ni dónde te gustaría que te enterraran, y esa incertidumbre de tener un poco de corazón en España y otro en Uruguay, al mismo tiempo”, confesó.

Para concluir, el uruguayo compartió su sentir sobre su regreso a Tijuana, pactado para el domingo 18 de febrero en el Teatro Zaragoza:

“Tengo de verdad muchas ganas de volver a Tijuana, te voy a dar un dato nada más: la única vez que yo hice eso de tirarse por encima de la audiencia, la única vez que lo he hecho en mi vida, lo hice en Tijuana, y voy derechito para hacerlo de vuelta, espero se pueda en ese teatro, por qué lo hice, no sé, es una anécdota que implicó un estado de éxtasis de todo el concierto que la euforia del público y de nosotros, casi no recuerdo otro lugar que haya vivido algo así. Tengo muchas ganas de volver a Tijuana, el público fue una maravilla, además, quiero agradecer porque las entradas se están vendiendo muy bien”.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio