Transportistas madrugan a Hirata


 
Reportajez BCS Lunes, 29 Septiembre, 2014 07:00 PM

El ilegal incremento a las tarifas del transporte público en Ensenada, que realizaron en conjunto las empresas de este municipio el 20 de septiembre, subiendo de 10 a 13.50 pesos el servicio de los microbuses, está siendo apenas revisado por la autoridad municipal, que al menos hasta el miércoles 24 de septiembre, no había sancionado a nadie. Los transportistas, a manera de presión ante el gobierno local, tomaron atribuciones exclusivas del Cabildo, e incrementaron en 35 por ciento el precio del pasaje entre el sábado y el domingo. Generando la molestia de cientos de usuarios en Ensenada, quienes desconocían que una nueva tarifa estaba vigente. Y es que según declaraciones de la autoridad municipal desde el sábado 20, el cobro debía ser de 10 pesos, la realidad fue que el cobro fue de 13.50 sábado y parte del domingo, y mientras definían si sí o si no, las empresas obtuvieron una cantidad no determinada de ingresos por ese aumento, de manera ilegal. El Presidente Municipal, tras su regreso por un recorrido por la zona afectada de Bahía de los Ángeles, se reunió con representantes de las empresas transportistas el domingo, para solicitarles que mantuvieran el precio en 10 pesos. Las reacciones no se hicieron esperar, “prácticamente le robaron al pueblo”, dijo un usuario del transporte, durante una manifestación organizada por el grupo denominado #NiUnPesoMás. Personas de la tercera edad, comentaron que aún con la tarjeta proporcionada por el gobierno municipal para que se les exente del cobro, los choferes de microbuses el fin de semana, les cobraban la nueva tarifa, y si no querían se podían bajar. Testimonios de amas de casa, y personas afectadas por el incremento, comenzaron a plagar medios locales, y estaciones de radio. El Síndico Procurador, Iván Alonso Barbosa Ochoa, envió un comunicado de prensa el sábado 20, donde anunciaba que derivado de las quejas que vieron en medios de comunicación respecto al albazo al transporte, iniciaron una investigación. Barbosa consideró como arbitrario el incremento a la tarifa, pues no tenía la autorización del Ayuntamiento. “Los transportistas al haber incrementado el precio de la tarifa actual de 10 pesos a 13.50 pesos, sin la debida autorización del H. Cabildo de Ensenada, pueden ser acreedores a diversas sanciones, como multas, e inclusive, la posibilidad de la revocación de permisos y concesiones”, refirió Sindicatura. Asimismo, adelantó que la petición del sector transportistas para incrementar en 35 por ciento la tarifa, estaba siendo analizada en la Comisión de Seguridad, Tránsito y Transporte del Cabildo, que coordina la regidora del Partido Revolucionario Institucional, Columba Domínguez Delgadillo, quien es a su vez miembro de la empresa de microbuses amarillo y blanco, una de las que incrementaron la tarifa a 13.50. El alcalde de Ensenada, Gilberto Antonio Hirata Chico, dio sus primeras declaraciones públicas al respecto, el 24 de septiembre, mientras era abordado por medios locales durante un recorrido que realizó en la zona del colapso de la carretera Escénica. El martes 23 de septiembre, los manifestantes de #NiUnPesoMás, pedían les diera respuestas y le exigían que cancelara las concesiones a las empresas que violando todos los reglamentos, decidieron aumentar la tarifa, afectando a toda la población de Ensenada. “Yo creo que la gente que se manifiesta tiene todo su derecho. Yo les di la cita a las 6 de la tarde, tuvimos la reunión, en lo personal, con todos los integrantes de esa manifestación, y recibí un documento donde ellos exponen cuáles son las acciones que hizo el ayuntamiento en relación a cuando nos enteramos que se había aumentado irresponsablemente la tarifa del transporte”, explicó Hirata. “Yo les contesté como Presidente Municipal, di instrucciones al Secretario de Gobierno, para que hiciera lo propio ante el director de la Unidad Municipal de Transporte (UMT), y éste a su vez, empezó a accionar, a detener unidades que fueron, tengo entendido, 14, y se levantaron multas a las diferentes (líneas)”, agregó. El Alcalde asegura haber convocado a los transportistas el domingo, para que “detuvieran” el alza a la tarifa. “y empezamos a trabajar y a dialogar”, explicó. “Así como tuve reuniones y continuamos en reuniones con el sector transportista, tengo reuniones con los ciudadanos para escucharlos. ¿Y qué es lo que estamos haciendo? Dándole seguimiento al estudio técnico que ya existe, tanto propuesto por la UMT, como por el sector transportista. Y sobre todo aquí lo interesante es retomar aquellas acciones que pueden beneficiar a la gente”, dijo. Asegura no querer aumento al transporte, pero quiere que funcione mejor. Y adelantó que el mismo miércoles, viajaría a la Ciudad de México con una propuesta para la Secretaría de Gobernación, donde lleva información a BANOBRAS, “para ver si es factible el recurso federal que solicitamos para la mejora y la atención del transporte en Ensenada”. — ¿Por qué incrementaron la tarifa? ¿Fue una manera de presión?, se le preguntó. “Fue una manera de presión, y fue irresponsable. Y en eso estamos trabajando, la UMT para subirlo ante el Consejo Municipal de Transporte y a su vez a las comisiones”. — ¿Habrá Sanciones? “Lo que corresponda tiene que hacerse”. — ¿Se van a revocar las concesiones? “Se están analizando todos los puntos y todas las propuestas que está haciendo la ciudadanía y nosotros mismos y también en qué parte se incumplió del reglamento que ya existe”. — ¿Y van a regresar el dinero que cobraron el día que cobraron de más? “Se tendrá que hacer el estudio, efectivamente para dar respuesta a eso”. El regidor Arturo Serratos Tejeda, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), durante la manifestación del día martes, refirió que desde el sábado a primera hora su teléfono comenzó a sonar, con preguntas respecto al incremento al transporte. Al revisar lo que ocurría confirmaron que todos los microbuses traían la leyenda de 13.50, y 6 pesos discapacitados, como tarifa oficial. El sábado se reunieron algunos regidores con el director de la UMT, quien les dijo ese día, que no tenían ninguna queja por parte de ningún ciudadano, para poder actuar. Esto luego de que los regidores le cuestionaran el no actuar al titular de la UMT, José Felipe Romero Guzmán. Los regidores presentes (los del PRI estaban en Bahía de los Ángeles), junto con el Síndico Procurador y el Síndico Social tuvieron que ir directamente a subirse a los microbuses, que les cobraran los 13.50 pesos y presentar denuncias. Lo mismo hicieron sus asistentes y asesores. De ahí se trasladaron a la UMT para presentar quejas y que los funcionarios pudieran actuar. Hasta las 4pm a 6pm del sábado 9 unidades del transporte público fueron detenidas y no hubo más. Posteriormente, dijo Serratos, el domingo acudieron a la UMT y vieron que estaban cerradas las oficinas. De la reunión anunciada por Hirata con los transportistas el domingo, al menos los regidores del PRD ni se enteraron. — ¿Se reunió Hirata con transportistas sin invitarlos? “No fuimos convocados”, respondió. Ahora, la fracción del PRD adelantó que iniciarán un procedimiento para cancelar las concesiones a todos los transportes públicos que infringieron la ley, propuesta que será presentada en la próxima sesión de Cabildo.  

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio