20.3 C
Tijuana
lunes, mayo 27, 2024
Publicidad

Australia colabora con MX en repatriación de asesinados en Ensenada, informa embajadora

Autoridades australianas colaboraban con funcionarios mexicanos para facilitar la investigación y la repatriación de los cuerpos de los hermanos australianos Jake y Callum Robinson -quienes fueron asesinados en Ensenada, Baja California-, según lo informó el 6 de mayo del 2024, Rachel Moseley, titular de la Embajada de Australia en México.

A través de su cuenta de la red social X -antes Twitter-, la diplomática australiana lamentó el asesinato de sus compatriotas, los hermanos Callum, así como del estadounidense Jack Carter Rhoad, quienes habían realizado un viaje de surf, hasta que desaparecieron el 27 de abril de 2024, en Ensenada.


Publicidad


“La Embajada, la Policía Federal Australiana y el Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio están brindando todo el apoyo posible, incluyendo su viaje de regreso a casa. Seguimos trabajando con México en la investigación, y agradecemos a las autoridades su estrecha cooperación en este momento tan difícil”, escribió Moseley.

“Tengo el corazón roto por las muertes de los australianos Callum y Jake Robinson y de su amigo estadounidense Jack Carter Rhoad. Esto es devastador para sus seres queridos”, había indicado la embajadora, también en X.

GOBIERNO DE EU SE CONDUELE POR ASESINATO DE SURFISTAS EN BC, UNO DE ELLOS ESTADOUNIDENSE


Publicidad

 


El Gobierno de Estados Unidos expresó, el 6 de mayo de 2024, su pésame por la muerte del turista estadounidense Jack Carter Rhoad, luego de que autoridades de Baja California encontraran su cuerpo este fin de semana al sur de Ensenada, junto al de otros dos aficionados al surf de nacionalidad australiana.

La Fiscalía General del Estado (FGE) investiga el multihomicidio de los extranjeros, por un supuesto intento de robo de vehículo. Ante ello, Matthew Miller, vocero del Departamento de Estado de EE.UU. aseguró que la Administración encabezada por el presidente Joseph Biden se encontraba siguiendo de cerca el caso, así como contribuyendo con la investigación de los hechos ocurridos en la zona de Punta Santo Tomás.

“Podemos confirmar la muerte de un ciudadano estadounidense, Carter Rhoad, cerca de Ensenada, México, y estamos siguiendo de cerca la situación. Ofrecemos nuestras más sinceras condolencias a la familia por su pérdida. Estamos coordinando con las autoridades locales su investigación sobre el asunto. Y por respeto a la privacidad de la familia, nos negaremos a hacer más comentarios en este momento”, dijo el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., en una conferencia de prensa.

Además del turista estadounidense originario de San Diego, California, la FGE bajacaliforniana también encontró los cadáveres de los hermanos australianos Jake y Callum Robinson, quienes habían realizado un viaje de surf, hasta que desaparecieron el 27 de abril de 2024.

El 6 de mayo de 2024, Jim Chalmers, titular del Ministerio de Recaudación y Tesoro del Gobierno australiano, expresó su solidaridad a la familia de los hermanos Robinson, al calificar el presunto crimen en contra de los tres surfistas como un suceso “horrendo”.

La titular de la Fiscalía General del Estado de Baja California, María Elena Andrade Ramírez, reveló que las víctimas, quienes viajaron desde California, Estados Unidos, recibieron disparos en el cráneo, por haberse resistido a un robo de las llantas de su camioneta, en un paraje despoblado en el sur de Ensenada.

El estadounidense Jack Carter Rhoad, de 30 años de edad, y los hermanos australianos Callum, de 33, y Jake Robinson, de 30, buscaban surfear y fueron vistos por última vez el 27 de abril de 2024, cuando se dirigían a Punta San José, dentro de la Bahía La Bocana, a unas dos horas del centro de Ensenada.

Los tres cadáveres, localizados el viernes 3 de mayo, dentro de un pozo cercano a un acantilado en el Océano Pacífico, tenían balazos en la cabeza. Al menos dos casquillos pudieron recuperarse en la escena del crimen, donde también estaban quemadas sus casas de campaña, había sangre y una pieza dental.

“La hipótesis preliminar: Estimamos que estas personas se fueron a acampar a ese lugar [Punta San José], hay evidencia de eso, pasan los agresores en una Ford Ranger blanca, mientras estaba ahí el pick up Colorado blanco, de las víctimas”, relató Andrade Ramírez, durante una conferencia de prensa, llevada a cabo el 5 de mayo de 2024.
“Se acercan [los agresores] con el ánimo de apoderarse del pick up para quitarle las llantas, y ponerlas en su carro de año más antiguo. Seguramente hubo resistencia de parte de ellos y los agresores sacaron el arma y privan de la vida al que de inicio se opuso”, agregó la titular de la FGE bajacaliforniana.

Andrade Ramírez insistió en la hipótesis de que posteriormente les dispararon a los otros dos extranjeros, que defendían a su compañero, y su patrimonio. Asimismo, comentó que los agresores trataron de deshacerse de los cadáveres, arrojándolos a un pozo con agua, ubicado unos siete kilómetros de donde estaba la camioneta.

“No fue un ataque en calidad de turistas, sino para robar un vehículo, seguramente desconocían la nacionalidad de las víctimas”, comentó la titular de la Fiscalía bajacaliforniana, quien también indicó, que no poseía evidencia de que el crimen organizado estuvo involucrado en las ejecuciones, específicamente un cártel de la droga. Sin embargo, reconoció que esa línea de investigación no estaba descartada.

“No puedo confirmar esa teoría [involucramiento del crimen organizado], hasta ahora la hipótesis es eso, que se acercaron a robar […] No está descartado (el crimen organizado), pero sí es una zona de trasiego de droga, la Fiscalía estatal no investiga cárteles de droga, ese es un delito federal”, enfatizó Andrade Ramírez.

La titular de la Fiscalía General del Estado se reunió la mañana del 5 de mayo de 2024, con las familias de las víctimas, de quien dijo escuchó decir que sus hijos ya habían venido a Baja California y no había pasado nada grave.

“Después de conversar con los padres, dicen que sus hijos vinieron en muchas ocasiones a practicar su deporte favorito y nunca hubo algo que lamentar, esta vez lamentablemente se internaron en lugar inhóspito sin poder pedir ayuda por la falta de comunicación”, señaló Andrade Ramírez.

“Nos informa la Fiscalía General del Estado de Baja California que las familias de los ciudadanos extranjeros no localizados confirmaron la identidad de los cuerpos rescatados al sur de Ensenada”, escribió, el 5 de mayo de 2024, en su cuenta de la red social X, Marina del Pilar Ávila Olmeda, gobernadora de dicha entidad.

“Por lo tanto, reitero mi solicitud de que, en estricta coordinación entre los tres órdenes de gobierno, el caso se investigue con claridad y efectividad para esclarecer todas las dudas alrededor de estos hechos, además, hago un llamado al Poder Judicial del Estado para que aplique la ley con todo rigor contra los responsables de estos lamentables acontecimientos”, indicó la mandataria estatal.

“Baja California es y seguirá siendo un estado con un turismo seguro para las miles de personas que nos visitan del resto del país y del mundo. Envío mis condolencias y mi solidaridad a las familias en este difícil momento”, finalizó la gobernadora bajacaliforniana.

HALLAN 3 CADÁVERES EN ENSENADA, DONDE DESAPARECIERON 2 SURFISTAS AUSTRALIANOS Y UN ESTADOUNIDENSE

Elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Baja California localizaron, el 3 de mayo de 2024, tres cadáveres dentro de un pozo ubicado en La Bocana, delegación de Santo Tomás, en Ensenada, zona en la que tres turistas extranjeros desaparecieron el 26 de abril del presente año.

Según lo reportó el medio local Semanario Zeta, el hallazgo de los restos humanos fue realizado durante la mañana del 3 de mayo de 2024, sin que hasta el momento se haya podido confirmar la identidad de las víctimas.

Los tres cuerpos sin vida pudieran ser los de Jake y Callum Robinson, oriundos de Australia, y Carter Rhoad, estadounidense, quienes se encontraban viajando por Baja California, para practicar surf.

La búsqueda inició después de que una de las madres de los surfistas pidió ayuda a través de redes sociales, para dar con el paradero de sus hijos Jake y Callum Robinson, quienes viajaron a México, junto a un amigo estadunidense, para practicar surf.

“No se han puesto en contacto con nosotros desde el sábado 27 de abril […] Tenían que reservar en un Airbnb en Rosarito [una localidad costera en Baja California], después de pasar un fin de semana de camping, pero no se han presentado en el lugar”, dijo Debra Robinson, en un mensaje publicado en Facebook, el 3 de mayo de 2024.

“Por favor, póngase en contacto conmigo si los ha visto o sabe su paradero”, agregó la madre de los jóvenes australianos, al explicar que Callum es diabético y requiere atención especial médica.

Según el diario Sydney Morning Herald, Jake, quien es médico, viajó a Estados Unidos para visitar a su hermano Callum, un jugador de lacrosse que reside en EE.UU.

Ambos hermanos y otro amigo estadounidense, quienes viajaron a México para practicar surf, fueron vistos por última vez el fin de semana en Santo Tomas, a más de 100 kilómetros al sur de Rosarito, según indicó el mismo medio australiano, citando fuentes mexicanas.

El medio australiano también publicó que un periodista mexicano reportó que las autoridades mexicanas arrestaron a una mujer que tenía en su poder el teléfono celular de uno de los tres viajeros.

La titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Baja California, María Elena Andrade Ramírez, informó,el 2 de mayo de 2024, que la institución a su cargo trabajaba con el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, para investigar la desaparición, desde el pasado sábado, de dos ciudadanos australianos y un estadounidense, en el municipio de Ensenada.

La funcionaria estatal afirmó que la comunicación con el FBI “es permanente”, así como con los consulados de Estados Unidos y Australia, luego de que las autoridades mexicanas se percataran de la desaparición de los tres extranjeros, por publicaciones hechas en redes sociales.

Andrade Ramírez dijo a representantes de medios que se había iniciado una investigación para dar con el paradero de los hermanos Jake y Callum Robinson, de Australia, y Jack Carter, de Estados Unidos, quienes habían llegado al estado para practicar surf en la playa de Punta San José.

La titular de la FGE explicó que aunque el reporte oficial se hizo 48 horas después de la desaparición, la Fiscalía estatal “actuó de manera inmediata al enterarse de los hechos a través de publicaciones en plataformas digitales”.

“Al momento, tres personas de nacionalidad mexicana, están siendo investigadas por parte de la Fiscalía General del Estado para obtener información que permita localizar a las tres personas desaparecidas”, indicó la titular de la FGE bajacaliforniana, en conferencia de prensa.

Además, Andrade Ramírez apuntó que fue localizado un vehículo tipo ‘pick-up’ color blanco y un equipo de agentes trabajaba en el lugar donde “se les vio por última vez [Punta San José] y donde se encontraron casas de campaña y algunos indicios que pueden relacionar a estas tres personas que tenemos ahora en investigación”, precisó>

Por su parte, el primer ministro australiano, Anthony Albanese, expresó su “preocupación” por la situación de Jake y Callum Robinson, quienes junto a un amigo estadounidense viajaron a México para practicar surf y se encontraban desaparecidos.

“Esperamos que estos hermanos sean encontrados sanos y salvos, pero existe una verdadera preocupación por el hecho de que hayan desaparecido. Su madre está obviamente muy angustiada por esto. Y solo esperamos un resultado positivo”, señaló Albanese a la cadena pública australiana ABC.

El político australiano también explicó que el Ministerio de Exteriores de dicho país estaba brindando ayuda a la familia de los hermanos Robinson, mientras que la Embajada de Australia en México trabajaba con las autoridades locales, para dar con su paradero.

Por su parte, el diario Sydney Morning Herald informó, el 4 de mayo de 2024, que la Policía mexicana detuvo a dos hombres y una mujer en conexión con la desaparición de los hermanos Robinson y su amigo, el estadounidense Jack Carter Rhoad.

El medio australiano precisó que la búsqueda se centraba en los alrededores de San Juan de las Pulgas y Punta San José, al sur del municipio de Ensenada, donde las autoridades mexicanas habían descubierto, abandonadas, las tiendas de campaña de los tres turistas.

Los tres jóvenes extranjeros habían reservado el sábado 27 de abril de 2024, un alojamiento en Rosarito, localidad costera en Baja California a unos 100 kilómetros al norte del supuesto lugar de la desaparición, pero no llegaron a su destino, según publicó en Facebook la madre de los dos hermanos australianos, Debra Robinson.

La desaparición de los dos hermanos y su amigo estadounidense se da nueve años después de que los surfistas australianos Dean Lucas y Adam Coleman fueran asesinados mientras viajaban por México en una autocaravana.

“El operativo comenzó por la mañana, eran los tres cuerpos […] Bomberos estaban ayudando a la extracción de los cadáveres de un pozo”, dijo a la agencia británica Reuters, una fuente que prefirió no ser nombrada por no tener autorización.

Foto: Cuenta en X de Rachel Moseley

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas