20.2 C
Tijuana
lunes, mayo 6, 2024
Publicidad

El TEPJF revoca medidas contra AMLO por entrevista con periodista rusa

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), revocó, el 19 de abril de 2024, las medidas cautelares aplicadas -el 15 de marzo del presente año, la orden de la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE), que un día antes exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador, eliminar o modificar el video de la entrevista que concedió al medio digital español Canal Red y a la periodista rusa Inna Afinogenova, por hacer alusión a Claudia Sheinbaum Pardo, entonces precandidata presidencial de la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, integrada por los partidos Morena, del Trabajo (PT), y el Verde Ecologista Mexicano (PVEM).

En sesión privada, con cuatro votos a favor y un sufragio en contra -del magistrado Felipe de la Mata Pizaña-, la mayoría de los integrantes de la Sala Superior del TEPJF avaló el proyecto de Reyes Rodríguez Mondragón, que consideraba la medida de la Comisión de Quejas y Denuncias del INE, como “desproporcionada”.


Publicidad


Ante dicha resolución, el titular del Poder Ejecutivo Federal podría publicar nuevamente la citada entrevista en sus diversos canales de difusión, hasta que la Sala Especializada del TEPJF resolviera el fondo del asunto.

Rodríguez Mondragón consideró que en dicha entrevista había frases de interés general, además calificaba como incongruente que se pidiera a López Obrador eliminar la entrevista y a la periodista rusa no, por ser un ejercicio de libertad de expresión.

“Si se escucha la entrevista denunciada es posible advertir que en ella prevalecen los contenidos de interés general frente a contenidos con posible incidencia electoral, no siendo evidente o clara una probable vulneración a la normativa electoral”, señaló el magistrado.


Publicidad

 


“Consecuentemente, ordenar el retiro del material denunciado, en este caso, es una medida desproporcionada que debe revocarse, sin que ello prejuzgue sobre la existencia de las infracciones denunciadas”, indicó Rodríguez Mondragón, en su proyecto.

PRESIDENCIA BAJA ENTREVISTA DE AMLO CON MEDIO DIGITAL ESPAÑOL Y PERIODISTA RUSA

La Presidencia de la República acató, el 15 de marzo de 2023, la orden del Instituto Nacional Electoral (INE), que un día antes exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador, eliminar o modificar el video de la entrevista que concedió al medio digital español Canal Red y a la periodista rusa Inna Afinogenova, por hacer alusión a Claudia Sheinbaum Pardo, entonces precandidata presidencial de la coalición “Sigamos Haciendo Historia”, integrada por los partidos Morena, del Trabajo (PT), y el Verde Ecologista Mexicano (PVEM).

En enlace en la plataforma de YouTube, donde estaba alojado dicha grabación, ya no estaba disponible y solo aparecía la leyenda “Video no disponible. Este video es privado”. Mientras que en los canales oficiales del político tabasqueño, entre ellos en la red social Facebook, aparecía solo un “short” de la entrevista, de poco más de un minuto de duración.

No obstante, el titular del Poder Ejecutivo Federal mantenía en su cuenta de la red social X, un enlace que permitía a los usuarios dirigirse al canal de Youtube del medio digital español Canal Red, donde se podría ver completa la conversación de dos horas y 15 minutos de duración. “Les comparto la entrevista con la periodista Inna Afinogenova del medio independiente Canal Red”, se lee en el mensaje, publicado el 20 de febrero de 2024.

Durante una Sesión Extraordinaria Urgente, de carácter privado, celebrada a las 07:30 horas del 14 de marzo de 2024, la Comisión de Quejas y Denuncias del INE le pidió al político tabasqueño que frenara la difusión de dicha entrevista, en la red social Facebook, en la plataforma YouTube y en la página oficial de la Presidencia de la República.

Por votación unánime, los consejeros electorales determinaron que los dichos del mandatario nacional en favor de la precandidatura de la ex titular de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y en contra de la oposición gubernamental, podrían provocar un desequilibrio en la equidad del proceso electoral en curso.

La Comisión de Quejas y Denuncias del INE otorga un plazo de seis horas al presidente de la República, para dar cumplimiento a la medida cautelar, derivada de una queja de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD). Además, los consejeros electorales reiteraron el llamado a López Obrador, para que se abstuviera de realizar comentarios, que pudieran afectar los comicios durante los próximos meses, esto en cualquier modalidad o formato.

“Son procedentes las medidas cautelares respecto a la difusión de la entrevista en los perfiles de Facebook y YouTube de Andrés Manuel López Obrador, así como de la página oficial de la Presidencia de la República, porque en apariencia del buen derecho las expresiones del servidor público denunciado, respecto de quien lo sucederá al final de su mandato, la continuidad de la se llama durante la entrevista 4T y la aceptación de que ha convencido de votar cierto grupo de personas por la 4T, así como las expresiones sobre las cualidades de quien se identifica como Claudia y el nuevo relevo generacional y la realización de juicios negativos respecto a los partidos PAN y PRI, podrían generar un desequilibrio en la equidad de los procesos electorales dado el nivel del servidor público”, indicó el acuerdo de la Comisión de Quejas y Denuncias del INE.

“Se considera procedente dictar la tutela preventiva en razón de que en diversas ocasiones el denunciado ha sido señalado y conminado a ajustar su conducta a los principios constitucionales de imparcialidad y neutralidad que rigen la función pública”, establecieron los consejeros. Por lo que se propone ordenar nuevamente al Presidente se abstenga en todo momento, bajo cualquier modalidad o formato, realizar manifestaciones, emitir comentarios, opiniones o señalamientos sobre temas electorales, cuidando que su actuar se encuentre ajustado a los principios constitucionales de imparcialidad y neutralidad”, agregó el acuerdo de los consejeros electorales.

“Acaban de resolver en el INE que nos van a bajar una entrevista, que nos hizo una periodista española de origen ruso, Inna. Todavía no nos han notificado. Ya parezco abogado huizachero del Poder Judicial. ¿No es así? ‘Mientras no te notifiquen”, dijo el político tabasqueño, a Jesús Ramírez Cuevas, Coordinador General de Comunicación Social y Vocero del Gobierno de la República.

“Es una buena entrevista que me hizo esta periodista, se ha visto mucho en México, se ha visto mucho en España, ahora resulta que quieren que la baje, censura”, respondió el presidente de la República, durante su conferencia de prensa matutina, llevada a cabo desde Mexicali, Baja California.

“Acaba de venir una marquesa, duquesa o condesa española a hablar mal de mí y a ella no la censuran, la trajo el bloque conservador, es de un partido de España, de estos franquistas que quedaron, son muchos, porque falleció franco, pero sigue el franquismo. Y vino a hablar mal de mí, la trajeron con ese propósito y pues a ella no la sancionan”, insistió el mandatario nacional.

“Es lo que habla de Claudia Sheinbaum”, señaló un reportero. “Pues es que ella me pregunta […] No hablamos de eso. Está bastante vista la entrevista porque hasta lo comento, me dejó como un limón exprimido, porque me preguntó de todo, sí. Pero ahorita me están informando que ya la censuraron, nada más que podemos acudir al Tribunal, ¿verdad? Sí, se va a recurrir. Sí, y nos va a dar tiempo, ya tácticas dilatorias, o sea, ya estamos igual. ¡Qué barbaridad!”, respondió el titular del Poder Ejecutivo Federal.

Durante la tercer entrevista que concedió a un medio de comunicación -nacional o extranjero, en 5 años y 5 meses de lo que va de su Gobierno-, López Obrador comenzó con halagos a Sheinbaum Pardo, de quien dijo que estaba más preparada que él, además de que la describió como “una mujer con convicciones, principios y honesta”.

El político tabasqueño dio una entrevista al medio digital español Canal Red, que dirige el español Pablo Iglesias Turrión, fundador y ex secretario general del partido Podemos, además de ex titular del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 de España, así como ex vicepresidente segundo del Gobierno de dicho país europeo.

La entrevista, de 2 horas y 15 minutos de duración, comenzó a circular el 20 de febrero de 2024. Fue conducida por la periodista rusa Inna Afinogenova, quien hasta mayo de 2022 trabajó como subdirectora del sitio web de Russia Today (RT) en español, una cadena de televisión internacional de noticias financiada por el Estado ruso, al cual renunció, después de que el presidente Vladimir Putin le declaró la guerra a Ucrania. En la actualidad es directora de Canal Red Latinoamérica, donde también emite su programa de análisis político CaféInna.

Portando lentes de montura negra, un traje azul oscuro, una camisa blanca y una corbata color malva, el político tabasqueño se rió cuando Afinogenova le cuestionó respecto a “una silla presidencial que está embrujada”, a lo cual López Obrador respondió: “imagínate si fuera cierto, yo no estaría aquí”. Esta fue la tercera entrevista concedida por el mandatario mexicano, la primera fue al medio estadounidense Bloomberg, en 2019, y, al diario La Jornada, en 2020.

Desde el despacho presidencial de Palacio Nacional y sin mencionar el nombre de la también ex titular de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, el titular del Poder Ejecutivo Federal destacó que estaba “bien el relevo generacional, nos va a ir bien, el porvenir viene acompañado de la justicia y tiene rostro de mujer”.

“Va a quedar en muy buenas manos la dirección y va a continuar la transformación en el país. [Sheinbaum Pardo] tiene todo, está más preparada que yo, habla inglés. Pero Claudia es muy inteligente, académicamente es más que yo, yo apenas terminé la licenciatura, ella es doctora, es una mujer con convicciones, con principios, honesta. Tiene muchos méritos, muchas virtudes”, respondió López Obrador, luego de ser cuestionado por Afinogenova, qué tenía la candidata presidencial, que no tenía él.

El mandatario nacional también habló de la continuidad de su movimiento, la llamada “cuarta transformación” y de Morena, partido del que descartó que con su salida del Gobierno se pudiera “correr” al espectro ideológico de la derecha.

“Se podría correr al centro ¿no? y no hay problema por lo que comentábamos, el cambio en México lo hemos hecho desde abajo y entre todos […] Hay resultados, está bien el relevo generacional, nos va a ir bien. El porvenir viene acompañado de la justicia y tiene rostro de mujer”, expresó el político tabasqueño.

“El cambio en México lo hemos hecho desde abajo y entre todos, no es una vanguardia, aves una revolución la conducen mujeres y hombres conscientes pero no dejan de ser una minoría, y pueden llegar al poder, pero el pueblo sigue pensando igual, por eso hay revoluciones que fracasan”, señaló López Obrador, quien también destacó que la llamada “cuarta transformación” había logrado cambiar la mentalidad de manera pacífica, lo cual dijo que era lo más difícil de lograr, pero también era lo más importante.

“Ya termino. No quiero ser hombre fuerte, líder moral, jefe máximo, caudillo, y mucho menos cacique, quiero dar espacio a que otros participen. Es el movimiento de todo un pueblo, por eso estamos muy contentos y va a quedar en muy buenas manos la dirección y va a continuar la transformación. Además, ya se avanzó bastante en algo que es fundamental: el cambio de mentalidad del pueblo de México, nosotros llamamos a eso ‘revolución de las conciencias’”, añadió el político tabasqueño.

“¿Cómo está la Oposición mexicana, la ve fuerte, es una amenaza?”, le preguntó la periodista rusa. “No, se han portado muy bien, porque no pasan de insultos, me mientan la madre, pero Manuelita ya está en el cielo, mi madre, entonces ya no se da cuenta. Pero están perdidos”, respondió López Obrador.

“No han entendido que ya se llevaron a cabo cambios, reacomodos y como son muy clasistas, muy racistas, no quieren aceptar de que el pueblo participe, para ellos el pueblo no existía, la política era asunto de los políticos, y entonces ahora es distinto”, detalló.

“Porque una cosa es lo que significa la democracia para un pobre y otra lo que significa para un integrante de la clase media o de la clase alta, para el pobre la democracia es su posibilidad de supervivencia, es fundamental, tiene un sentido más íntimo, más profundo, el que haya una verdadera democracia”, dijo.

Cuestionado respecto al paquete de reformas que recientemente envió al Congreso de la Unión, el presidente de la República dijo que si bien las presentó en un momento calculado, ya que aseguró, “la política es tiempo”, también fueron presentadas en el lapso en que se debía recuperar lo que perdió la Constitución de 1917.

“Sí, la política es tiempo, entre otras cosas, pero es el momento también de recuperar lo que perdió la Constitución del 17. No encuentras una reforma que se haya hecho en 36 años para favorecer al pueblo, no se puede probar que hubo algo en beneficio del pueblo”, enfatizó el mandatario nacional.

Respecto a su relación con el Poder Judicial de la Federación (PJF), el político tabasqueño aseguró que había sido una relación bastante tirante, ya que insistió, “está muy sometido a las oligarquías, está al servicio del poder económico”.

López Obrador criticó que, según él, en la actualidad había magistrados y jueces que eran muy corruptos, que les gustaba mucho el dinero y que presumían ser gente de bien, porque dijo, “la verdadera doctrina de la derecha es la hipocresía”.

“Se llegó a que el Procurador de Justicia, en la época de [Carlos] Salinas [de Gortari] y [Ernesto] Zedillo [Ponce de León] era del [Partido Acción Nacional] PAN, entonces ahora que estamos llevando a cabo cambios, nos declaran inconstitucional cualquier reforma aprobada por las dos cámaras, entonces, extralimitándose, se sitúan como el supremo poder conservador”, dijo el presidente de la República.

El político tabasqueño insistió en que el PJF también estaba al servicio de las empresas, y apuntó, una muestra de ello fue la reciente cancelación de la reforma eléctrica, que él había impulsado, con el objetivo de apoyar a los consumidores.

Al hablar respecto a su admiración por Benito Juárez García, el mandatario nacional apuntó que aunque algunas cosas habían cambiado, en la actualidad, como en ese entonces, existía una lucha entre grupos conservadores y liberales.

“La esencia, el tronco es liberal-conservador y eso siempre ha existido, con matices, entonces, cuando a mí me tocó definir cómo podría yo llamar a nuestros adversarios, en vez de decir derecha, decidió por conservadores y puede parecer fuera de época pero no, son conservadores porque quieren mantener el ‘estatus quo’, quieren mantener el régimen e injusticia, de corrupción, el clasismo, el racismo y todo eso es conservador”, insistió.

Respecto a su relación con la prensa, el presidente de la República denunció que había padecido mucho de los ataques de los medios, debido a que el conservadurismo se apoyaba mucho en lo mediático, lo cual dijo, “eso hay que combatirlo”.

Mientras que sobre los reportajes publicados en medios extranjeros, que presentaron testimonios de que en 2006 recibió financiamiento del narcotráfico, el político tabasqueño acusó que los periodistas que llevaban a cabo dichas investigaciones, tenían prestigio, porque eran empleados de la oligarquía, que actuaban como mercenarios.

“Esto del reportaje, imagínate si fuese cierto, yo no estaría aquí, eso no se puede hacer, lo más importante para un dirigente que quiere transformar es ser honesto, porque al ser honesto, independientemente de sentirse bien con su conciencia, es ser libre y puedes enfrentarte a quien sea […] Si eres honesto, libre y lo que he estimado más importante en mi vida, es la honestidad”, expresó López Obrador, quien reconoció, además, que aunque había temido por su vida, era algo en lo que no pensaba. “El que lucha por la justicia no tiene nada que temer”, señaló.

Respecto a la relación con Estados Unidos, López Obrador dijo que su Gobierno había tenido la fortuna de que tanto el ex presidente Donald Trump como Joseph Bidenm lo habían respetado. Asimismo, apuntó que ahora que en EE.UU. había campañas electorales y se hablaba de cerrar la frontera, “es algo de risa”, ya que contó, a pesar de ello, continuaban existiendo túneles que van de México a territorio estadounidense.

“Cierran la frontera y a lo mejor me tumban, pero primero cae el presidente de Estados Unidos”, mencionó el titular del Poder Ejecutivo Federal mexicano, entre risas. “Son exageraciones, disparates”, ironizó.

En cuanto al tema del fentanilo, así como del tema migratorio, el presidente mexicano insistió en que se debían de atender las causas de fondo. Mientras que sobre la relación con Rafael Sebastián Guillén Vicente, mejor conocido como el Subcomandante Marcos, líder y portavoz del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), indicó que aunque llevaban una buena relación, “él no cree como otros que se podría transformar por la vía pacífica”.

“Ellos no apuestan o no apostaban a que por la vía pacífica-electoral se podía lograr una transformación igual de profunda y radical como las transformaciones que han habido en México, como la Independencia, la Reforma, la Revolución, no creían y nosotros perseverando, porque si se puede”, explicó el político tabasqueño.

López Obrador apuntó, además, que durante su Gobierno no había habido una decisión difícil que tuviera que tomar, aunque reconoció, lo que más le había dolido, fue la explosión ocurrida en Tlahuelilpan, Hidalgo, ocurrida el 18 de enero de 2019, en donde murieron 137 personas.

Al ser cuestionado respecto a algo qué le produjera tristeza por no haber cerrado definitivamente durante su Administración, recordó que “puede ser [el caso Ayotzinapa], el no encontrar a los jóvenes hasta ahora, no hemos dejado de buscarlos y ya se han castigado a quienes han participado, pero lo más importante es encontrar a los jóvenes y en eso estamos y tienes razón, esa es una asignatura pendiente y que me dolería no resolver”.

“Todavía tenemos tiempo y vamos bien, es que fue una maraña, cuando dicen que fue un asunto de Estado, sí fue pero no porque el Estado haya mandado, ordenado desaparecerlos sino porque el Estado encubrió, en vez de informar lo que había sucedido, culpar a los responsables, inventaron la llamada ‘verdad histórica’, incluso encubrieron cuando tenían que hacer castigado desde el principio”, abundó.

“Y por eso se hizo más difícil, doloroso para los familiares y más susceptible para la manipulación política, porque intervino desde el principio y sigue interviniendo la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos [CIDH], que no me da nada de confianza, porque son muy tendenciosos y son de derecha, están al servicio de las oligarquías y de los gobiernos de derecha”, apuntó López Obrador.

Además, reveló que desde su punto de vista, el mejor presidente en Latinoamérica había sido Salvador Guillermo Allende Gossens, presidente de Chile, desde el 3 de noviembre de 1970 hasta el 11 de septiembre de 1973,​ cuando, tras el golpe de Estado que lo derrocó, se suicidó.

Respecto a la relación entre España y México, tras la propuesta para que la corona española ofreciera una disculpa por los abusos cometidos durante la conquista, el presidente mexicano no descartó que esto pudiera ocurrir más adelante.

“Para los monarcas es arrogancia, se sintieron ofendidos, me mandaron a sus escritores, a [Mario] Vargas Llosa que terminó en una situación muy lamentable, que es un gran escritor, pero en política es una chiva loca”, dijo, antes de criticar a José María Aznar López, presidente del Gobierno de España, de 1996 a 2004.

“Tengo en pausa las relación con el gobierno español pero el pueblo español es otra cosa […] Yo pienso que sí, sí lo van a hacer, creo que fue un error de los reyes, porque era la oportunidad, era una oportunidad para iniciar una etapa nueva. Porque eso está presente, además la propuesta que le hacíamos era: nosotros también vamos a ofrecer disculpas a los pueblos originarios”, indicó el mandatario mexicano.

“¿Cuándo hay más esclavitud? Bueno, al inicio [de la Colonia], pero sigue habiendo después, pero después de la Independencia, en el Porfiriato, hay una esclavitud inhumana. Eso hace 120 años, o sea, la esclavitud en México es abolida en 1914. El peón no era considerado un ciudadano. Ya nosotros hicimos eso [ofrecer disculpas a las comunidades originarias], fuimos al perdón con los mayas, con los yaquis”, recordó.

Foto: Captura de pantalla

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas