13.6 C
Tijuana
miércoles, febrero 21, 2024
Publicidad

Tomás Yarrington, ex gobernador de Tamaulipas, saldrá de prisión en EU, en noviembre de 2024

Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba -ex militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y gobernador de Tamaulipas, del 5 de febrero de 1999 al 31 de diciembre de 2004- saldrá libre en Estados Unidos el 9 de noviembre de 2024, tras cumplir una condena de nueve años impuesta por declararse culpable de lavado de dinero, y lograr que se corrigiera su sentencia para tomar en cuenta su tiempo en prisión desde que fue detenido en Florencia, Italia, en abril de 2017.

Según el Buró Federal de Prisiones estadounidense (BOP, por sus siglas en inglés), el político mexicano tenía una sentencia en firme que indicaba que su liberación ocurriría en diciembre de 2025, sin embargo, fue actualizada al 9 de noviembre de 2024.


Publicidad


Documentos de la Corte Federal del Distrito Sur de Texas, citados por el diario Milenio, señalan que la defensa de Yarrington Ruvalcaba solicitó que se corrigiera su sentencia, debido a que no se había tomado en cuenta que estaba cumpliendo su tiempo en prisión, desde su detención previa a su extradición a Estados Unidos.

Tras ser liberado, es probable que el ex gobernador tamaulipeco sea deportado a México, donde tiene causas penales pendientes en su contra. En 2012, la ahora extinta Procuraduría General de la República (PGR) giró una orden de aprehensión en contra de Yarrington Ruvalcaba, por delitos contra la salud, en su modalidad de fomento al narcotráfico, además de lavado de dinero y fraude bancario, por 12.7 millones de pesos y 450 mil dólares.

JUEZ FEDERAL EN TEXAS CONDENA A 9 AÑOS DE PRISIÓN A TOMÁS YARRINGTON POR LAVADO DE DINERO


Publicidad

 


El juez Rolando Olvera, de la Corte Federal del Distrito Sur de Texas -con sede en Brownsville, Texas, Estados Unidos-, condenó, el 15 de marzo de 2023, a nueve años de cárcel a Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba, de 66 años de edad, ex militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y gobernador de Tamaulipas, del 5 de febrero de 1999 al 31 de diciembre de 2004.

El juzgador federal también confirmó el decomiso de un condominio en Port Isabel, Texas -que ya había decretado en marzo de 2021-, así como tres años de libertad bajo supervisión, si es que Yarrington Ruvalcaba permanecía o reingresaba a Estados Unidos tras salir de prisión.

“Yarrington aceptó sobornos de individuos y empresas privadas en México para hacer negocios con el estado de Tamaulipas mientras fue gobernador. Yarrington estuvo en esa posición de 1999 a 2005, También fue un candidato del Partido Revolucionario Institucional para la Presidencia de México en 2005 […] Al dictar la sentencia, el tribunal señaló que, como funcionario electo, Yarrington violó su juramento al cargo, debilitando a México como país y promoviendo la actividad delictiva”, dijo el Departamento de Justicia de Estados Unidos, en un comunicado.

“Aunque seas gobernador de un estado mexicano, no nos quedaremos de brazos cruzados cuando utilices tu cargo para llenarte los bolsillos indebidamente y violar las leyes de los Estados Unidos […] La sentencia de prisión de hoy para Yarrington concluye una investigación internacional de varios años y de varias agencias que abarca dos continentes y concluye con llevar a un político corrupto ante la justicia”, señaló el fiscal federal Alamdar S. Hamdani, citado en el comunicado.

El ex mandatario estatal tamaulipeco se declaró culpable el 25 de marzo del 2021, ante la juez Hilda G. Tagle, de la Corte Federal del Distrito Sur de Texas, del delito de conspiración para cometer lavado de dinero, luego de que aceptó más de 3.5 millones en sobornos ilegales y los usó para comprar propiedades de manera fraudulenta en EE.UU., mientras se desempeñaba como mandatario estatal.

La Policía italiana detuvo al ex gobernador tamaulipeco en abril de 2017, en Florencia, Italia, cuando viajaba bajo nombre y pasaporte falso. México también pedía su extradición, pero los dos países llegaron a un acuerdo tras su arresto, para que fuera entregado al Gobierno estadounidense. Un año después, el Gobierno italiano lo entregó a Estados Unidos.

Yarrington Ruvalcaba, cuyo número de registro de la Agencia Federal de Prisiones​ (BOP, por sus siglas en inglés), del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, es el 39549-479, se encontraba internado en el Centro Federal de Detención Houston (FDC, por sus siglas en inglés), pero fue trasladado a Institución Correccional Federal de Bastrop (FCI), es una prisión federal de baja seguridad, ubicada en Camp Swift, Texas.

Según lo informó el Departamento de Justicia de EE.UU. en un comunicado emitido el 25 de marzo de 2021, el ex mandatario estatal tamaulipeco admitió, durante una audiencia privada, que aceptó más de 3.5 millones en sobornos ilegales y los usó para comprar propiedades de manera fraudulenta en Estados Unidos.

La fiscal federal interina, Jennifer B. Lowery, señaló que como parte de la declaración de culpabilidad, Yarrington Ruvalcaba admitió que aceptó sobornos de personas y empresas privadas en México para hacer negocios en Tamaulipas, mientras se desempeñaba como gobernador, de 1999 a 2005.

Según lo indicó el Departamento de Justicia, Yarrington Ruvalcaba usó el dinero de los sobornos que recibió mientras era mandatario estatal, para comprar propiedades en Estados Unidos. Además, hizo que prestanombres adquirieran propiedades en territorio estadounidense para ocultarlas, así como el dinero ilegal que se utilizó para adquirir dichos inmuebles.

El ex gobernador tamaulipeco reconoció, también, que sabía que era ilegal en México aceptar sobornos y ocultar en Estados Unidos los más de 3.5 millones de dólares ilegales, mediante la compra de bienes raíces, automóviles y otros artículos personales.

La jueza Tagle aceptó la declaración y fijará la sentencia en una fecha posterior contra Yarrington Ruvalcaba, quien podría enfrentar hasta 20 años en una prisión federal, y que “también acordó perder el condominio Port Isabel”.

El ex gobernador enfrentaba un total de 11 cargos penales en EE.UU., entre los que se encontraban: delincuencia organizada, conspiración para importar cocaína, así como diversas modalidades de fraude bancario y declaraciones falsas a instituciones financieras.

El juicio contra Yarrington Ruvalcaba constaba de al menos 15 mil documentos digitales con más de 100 mil páginas que tuvieron que ser revisados por la defensa del ex gobernador tamaulipeco. Además de materiales gráficos, objetos obtenidos al ejecutar órdenes de cateo y reportes de agencias como el Servicio Interno de Recaudación (IRS, por sus siglas en inglés), la Agencia Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Seguridad Interna (Homeland Security).

“Se anticipa que se requerirá el testimonio de numerosas personas, algunas residentes en otros países, y se estima que el juicio tendrá cuatro semanas de duración”, dijo el Fiscal Ryan K. Patrick, en julio del 2018, quien recordó, además, que también se buscaba decomisar a Yarrington Ruvalcaba bienes por 200 millones de dólares.

En abril de ese mismo año, Ronald Morgan, juez de la Corte Federal del Distrito Sur de Texas, en la localidad de Brownsville, rechazó darle libertad bajo fianza al ex gobernador de Tamaulipas, extraditado días antes por Italia a Estados Unidos.

El juez Morgan rechazó fijar una fianza para dejar en libertad al ex mandatario estatal tamaulipeco y ordenó que le fuera asignado un abogado de oficio, después de que Yarrington Ruvalcaba aseguró no tener dinero para contratar a uno.

Sin embargo, el juez federal le advirtió a Yarrington Ruvalcaba de que tendría que rembolsar el coste de esta defensa si en el futuro contratara abogados privados. Asimismo, en dicha comparecencia, el ex gobernador de Tamaulipas fue informado de los cargos que pesan contra él y de sus derechos.

El 19 de marzo del 2018, Yarrington Ruvalcaba se reservó el derecho a declarar en presencia del Ministerio Público de la Federación (MPF) mexicano, así lo aseguró a través de un comunicado la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

El 26 de febrero del 2018, el Tribunal Supremo italiano rechazó un recurso de los abogados del ex gobernador de Tamaulipas contra su extradición a Estados Unidos y aceptó otro contra su envío a México, ya que ambos países le reclaman por delitos como narcotráfico.

El 19 de abril del 2017, el Gobierno de México, entonces liderado por Enrique Peña Nieto, informó que acordó con su homólogo de EE.UU., que Yarrington Ruvalcaba fuera juzgado primero en territorio norteamericano, tras una determinación con base en el tratado de extradición entre ambos países, y “se le entregará temporalmente a México, para que enfrente ante la justicia los cargos que se le imputan en ese país”.

Yarrington Ruvalcaba fue militante del Partido Revolucionario Institucional, así como gobernador de Tamaulipas entre 1999 y 2004. Asimismo, aspiró a contender por la candidatura del PRI a la Presidencia de la República en 2006, pero fue expulsado de dicho instituto político en diciembre del 2016, por violar su Código de Ética.

Sobre el ex mandatario estatal tamaulipeco pesaba una orden de captura de la Corte Federal en Brownsville, Texas, desde 2012. Estaba acusado de facilitar el transporte de drogas hacia Estados Unidos, a los cárteles del Golfo y de los Zetas.

Foto: Tomada de Internet / Google Imágenes

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas