17.7 C
Tijuana
jueves, febrero 15, 2024
Publicidad

Alumnos y maestros de la PFLC se manifiestan en pleno Aniversario 50

El festejo del 50 Aniversario de la federalización de la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas, llevado a cabo el 4 de diciembre, se realizó entre reclamos y abucheos de parte de alumnos, padres y maestros al director de la institución Carlos Abel Eslava Carrillo.

Los estudiantes interrumpieron los festejos acompañados de pancartas en mano que tenían escritas las leyendas “la educación no es un negocio”, “queremos laboratoristas” y “basta de mentiras”, acto que trató de ser ignorado por el director del plantel, quien a pesar de estar en la mesa del presídium, en todo momento evitó voltear al frente para no ver lo que ocurría; algo que no pudo continuar haciendo al finalizar el evento, pues los alumnos lo acorralaron, y al éste tratar de retirarse, los estudiantes tiraron la mesa al suelo, con todo y el pastel conmemorativo.


Publicidad


El motivo de la manifestación fue por la falta de transparencia en el manejo de los recursos, pues aseguran que cada semestre los padres de familia aportan dos mil pesos de cuota “voluntaria” para solventar la operatividad del plantel, cifra que se traduce en nueve millones de pesos, considerando que hay cuatro mil 500 estudiantes, y sin embargo, faltan profesores, laboratoristas, no hay suficientes insumos y hay deficiencias en la infraestructura de la escuela.

“Nosotros como padres de familia estamos absorbiendo prácticamente todos los gastos de la preparatoria y yo como madre tengo dudas de por qué el Gobierno Federal no tiene presupuesto para mantenimiento, materiales y pago de una plantilla de maestros completa. Del recurso que aportamos nosotros se tuvieron que reparar los techos porque se estaban cayendo y se pagaron materiales de laboratorio; se han dado una serie de corrupciones en la escuela que ya es momento de que volteemos a ver qué está pasando”, expresó Leticia Heredia, madre de familia.

Por su parte José García, quien es alumno de la capacitación de Laboratorista Clínico, hizo saber que hay 250 alumnos de quinto semestre afectados de manera directa por la falta de docentes, pues les hacen falta maestros en tres materias: Temas Selectos de Química I, Psicología I y Análisis Clínicos en el Cuerpo Humano, materias fundamentales en su formación.


Publicidad

 


Director se deslinda y avienta la bolita

Sobre la falta de docentes, el director de la PFLC, Carlos Eslava, dijo que se han solventado más de tres espacios que hacían falta de cubrir, y aunque reconoció que todavía faltan algunas vacantes, no quiso precisar el dato de cuanta. Agregó que se entregó la estructura educativa de maestros de base y tiempo fijo para el siguiente semestre a la Unidad Administrativa Central, pero hizo hincapié en que su aprobación ya no depende de él.

Respecto a la exigencia de rendición de cuentas, Eslava Carrillo se deslindó del tema, alegando que dentro de la Ley General de Educación hay responsabilidades que recaen en la Sociedad de Padres, como lo es la administración de las aportaciones voluntarias, tema en el que dijo no tiene injerencia; no obstante dijo que podría lanzar un exhorto a la Sociedad de Padres para que transparente a los alumnos el uso del recurso.

Por su parte, la representante de la Sociedad de Padres, Guadalupe Núñez, aclaró que contrario a lo que se piensa, del total de alumnos aproximadamente sólo el 60 por ciento paga la cuota voluntaria, por lo que el recurso no es del todo suficiente para solventar los gastos del plantel.

“Los alumnos saben que son cuotas voluntarias y no todos pagan. Muchos papás piensan que con la cooperación que se les pide se pueden hacer muchas cosas y realmente no es así; debemos estar conscientes de que los materiales son caros, la mano de obra es cara. Son muchos alumnos y muchas demandas que tiene la escuela; estos gastos salen de la representación de padres”, explicó.

De acuerdo a Guadalupe, durante su gestión se ha invertido aproximadamente poco más del millón de pesos en pago de nóminas de talleristas, mantenimiento, transporte para capacitaciones y servicios de los alumnos, y en pagar a la empresa de seguridad privada que vigila la escuela.

Para tranquilidad de los padres referente al uso de los recursos, afirmó que “van a tener siempre las carpetas abiertas para ir a revisar nota por nota”.

Autor(a)

Ana Karen Ortiz
Ana Karen Ortiz
Licenciada en Comunicación por la UABC con diplomado en Periodismo de Investigación por Voces Emergentes. Me interesan los temas de protesta social. Reportera desde 2021 en Tijuana, Baja California.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas