14.6 C
Tijuana
lunes, febrero 19, 2024
Publicidad

Gobierno de AMLO seguirá pagando 376.6 mpd, por el avión presidencial que rifó y vendió

A pesar de que el Gobierno de México vendió el avión presidencial TP-01 Boeing 787-8 “José María Morelos y Pavón”, a su homólogo de la de la República de Tayikistán, en mil 658 millones 684 mil 400 pesos, en el proyecto de Egresos de la Federación (PEF), para el Ejercicio Fiscal 2024, la Administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), tiene planeado destinar 387 millones 618 mil 574 pesos, para pagos relacionados con la aeronave.

Bajo la clave 12071320003, en el proyecto del PEF 2024 se encuentra el concepto “Adquisición de una Aeronave de Transporte Estratégico para uso Presidencial y del Estado Mayor”, para que dichos recursos sean pagados al Banco Nacional de Obras y Servicios (BANOBRAS), que arrendó el avión presidencial.


Publicidad


“El pago de la venta lo recibió BANOBRAS y fueron integrados a la Tesorería de la Federación para obras de salud. La SEDENA aclaró que no comprará un nuevo avión, como circuló estos días. Ha pagado [a BANOBRAS] 4 mil 606 millones, pero adeuda mil 764 millones”, informó la Presidencia de la República, el 20 de septiembre de 2023.

“#Aveg, en el presupuesto 2024 vienen millones de pesos destinados a comprar una aeronave para uso presidencial. Hay de dos sopas: @lopezobrador_ tendrá nuevo avión o seguimos pagando uno que ya ni es de nosotros”, escribió, el 18 de septiembre de 2023, en su cuenta de la red social X, Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz, virtual candidata a la Presidencia de la República de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), que integran la alianza “Va Por México” y que junto a algunos grupos de ciudadanos conforman el Frente Amplio por México (FAM).

“No me queda claro cómo estuvo la venta, porque está solicitando 595 millones de pesos para pagar a Banobras el anterior avión presidencial. Entonces, ahí o no pagaron lo que decían que iban a pagar o se lo están pagando en abonos, pero ese tema hay que aclararlo. Y lo del nuevo avión presidencial hoy lo vi como nota y sería muy mal mensaje. Sí se necesitaba y malbaratar el otro es muy delicado y muy grave”, comentó la senadora panista, ese mismo día, a su salida de la reunión que sostuvo con integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).


Publicidad

 


El 16 de mayo de 2023, el avión presidencial que vendió el Gobierno de México a su homólogo de la República Tayikistán, realizó su primer vuelo oficial como aeronave de dicho país asiático. El vuelo lo realizó el presidente tayiko, Emomali Rahmon, durante una visita de Estado a la ciudad de Beijing, en China.

Jorge Mendoza Sánchez, director general de BANOBRAS, informó, el 28 de abril de 2023, que el avión presidencial TP-01 Boeing 787-8 “José María Morelos y Pavón”, saldría el mismo día del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México “Benito Juárez” (AICM), rumbo a la República de Tayikistán, cuyo Gobierno realizó un depósito de mil 658 millones 684 mil 400 pesos, para comprar dicha aeronave.

El funcionario federal detalló que la venta se llevó a cabo mediante el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP) y se hizo de conformidad con el valor comercial determinado por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN).

El director general de BANOBRAS comentó que dicha venta se realizó bajo cuatro criterios: conseguir las mejores condiciones; el precio no podía ser menor al valor comercial; atender la normatividad aplicable; y que se iba a hacer a través de una coordinación con las instituciones competentes.

El funcionario federal también mencionó que, de 2019 a 2023, tuvieron 94 expresiones de interés, personas que estuvieron interesadas en comprar al aeronave, pero “no se pudo concretar la venta, porque no eran serias las ofertas o porque estaban por debajo del valor comercial”, pero fue hasta el 23 de abril del presente año, que se concretó la adquisición del avión con el Gobierno de la República de Tayikistán.

Asimismo, Mendoza Sánchez recordó que en 2012, la aeronave costó 114.61 millones de dólares, mientras el equipamiento de la cabina fue de 79.8 millones de dólares, con el fin de hacerlo de lujo. A ello se sumaron 23 millones de dólares gastados para refacciones.

El director general de BANOBRAS comentó que el avión estaba pagado al 100 por ciento, debido a que el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos lo compró en 2012, por lo que no se le debía nada a ninguna entidad fuera del Gobierno mexicano.

El funcionario federal aclaró que el arrendamiento de la aeronave era entre la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y BANOBRAS, por lo que de los mil 658 millones de pesos, se iban a utilizar mil 229.8 mdp, para saldar el pago del arrendamiento al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, mientras que 196.8 millones de pesos serían para el pago de Impuesto al Valor Agregado (IVA); y, 33.2 mdp para la comisión del INDEP.

“Hay un remanente de 198.9 millones de pesos, que se van a quedar en la Tesorería de la Federación, pero nos hemos comprometido que lo que le paguen a BANOBRAS, se le va a regresar en su totalidad al Gobierno mexicano, para que se pueda utilizar para la construcción de dos hospitales, en Oaxaca y Guerrero”, aseguró Mendoza Sánchez.

El director general de BANOBRAS agregó que sería la SEDENA, la institución que construiría los dos hospitales, que estarían ubicados en Tlapa de Comonfort, en Guerrero y San Juan Bautista Tuxtepec, en Oaxaca, y que una vez finalizada la edificación de dichos inmuebles, serían transferidos al IMSS-Bienestar.

“Quise que se aclarara bien, porque también ha habido mucha especulación sobre la venta del avión presidencial, ya nuestros adversarios nos están culpando a nosotros, ya dándole la vuelta como si yo hubiese comprado el avión, como si yo hubiese usado el avión, como si yo fuese el responsable de ese despropósito de comprar ese avión de lujo”, explicó, antes López Obrador.

Para 2023, la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión autorizó a la SEDENA, un presupuesto de 370 millones de pesos para seguir pagando el avión presidencial, que fue reportada con un costo total de 6 mil 79 millones de pesos, de los cuales, se han pagado 3 mil 899 millones. De dicha cifra, la deuda pendiente con BANOBRAS, es de 2 mil 180 mdp.

El mandatario nacional mencionó, el 28 de marzo del 2022, que el avión presidencial TP-01 “José María Morelos y Pavón”, sería rentado para traslados a fiestas, bodas y XV años, por la empresa militar “Olmeca, Maya, Mexica”, misma que que sería la responsable de operar y administrar el Tren Maya y los aeropuertos de Santa Lucía, Tulum, Chetumal y Palenque.

La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés), lanzó, el 14 de mayo del 2021, una licitación para la contratación de un servicio especializado que apoye al proceso de comercialización y enajenación del avión presidencial TP-01 “José María Morelos y Pavón”.

La aeronave -modelo Boeing 787-8 Dreamliner VVIP, serie 40695, matrícula XC-MEX- que se compró durante la Administración de Felipe Calderón Hinojosa, se puso en venta desde el inicio del Gobierno del presidente López Obrador, en diciembre del 2018, con un precio base de salida 2 mil 286 millones 017 mil 512 pesos.

El 17 de septiembre del 2020, Ernesto Prieto Ortega, director de la Lotería Nacional (LOTENAL), informó que se vendieron 4 millones 685 mil 800 cachitos de la rifa del avión presidencial, lo cual equivalía al 79 por ciento de los 6 millones de boletos disponibles.

Durante la conferencia matutina presidencial, el funcionario federal detalló que el 235 Sorteo Especial -alusivo al equivalente del precio del avión presidencial y que se realizó el 15 de septiembre del 2020-, generó ventas por 2 mil 342 millones 900 mil pesos en total.

Foto: Cuartoscuro

Autor(a)

Carlos Álvarez Acevedo
Carlos Álvarez Acevedohttps://www.carlosalvarezacevedo.com
Corresponsal del semanario ZETA de Tijuana y del periódico Noroeste de Sinaloa, desde febrero de 2016. Durante varios años fungí como editor de opinión y jefe de redacción del diario digital SinEmbargo.
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas