24.8 C
Tijuana
mi茅rcoles, septiembre 27, 2023
Publicidadspot_imgspot_img

Queja

La estamos llamando porque su hijo se porta mal en las clases.

鈥淧ues en mi casa tambi茅n se porta mal 隆y yo no los llamo a ustedes!鈥.


Publicidad


Autora: Madre de familia.

Maestro dormido en el aula


Publicidad


Cierto d铆a, a mitad de una clase, un maestro de Literatura se qued贸 profundamente dormido detr谩s de su escritorio. Cuando despert贸, queriendo disculparse, muy serio expres贸 a sus alumnos:

鈥淢e remont茅 en sue帽os al tiempo de Don Quijote de la Mancha y le ped铆 consejo sobre los mejores libros de caballer铆a鈥.

Al siguiente d铆a, uno de los muchachos se acomod贸 en su pupitre y lo venci贸 el sue帽o.

Al verlo, el maestro lo despert贸 y pidi贸 una explicaci贸n, a lo que el chico respondi贸:

鈥淢e remont茅 en sue帽os al tiempo de Don Quijote, le pregunt茅 por usted y me dijo que NO lo conoc铆a鈥.

Autor: Ex alumno.

Evaluaci贸n final de ingl茅s

Se acercaba la fecha para evaluaci贸n final de ingl茅s en la facultad, como muchos de los ex谩menes universitarios, su principal objetivo era eliminar a los que no llegaban al promedio exigido.

El examen duraba dos horas y cada estudiante recibi贸 su correspondiente hoja de examen con las preguntas.

El profesor era muy recto y severo, catedr谩tico a la antigua usanza, y advirti贸 a toda la clase que si el examen no estaba sobre su mesa despu茅s de dos horas exactamente, no se aceptar铆a y el estudiante ser铆a suspendido.

Media hora despu茅s de empezar, un estudiante entr贸 por la puerta y pidi贸 una hoja de examen al profesor:

No va a tener tiempo usted para terminarlo.

鈥淪铆 lo terminar茅鈥. Acto seguido, el estudiante se sent贸 y empez贸 a escribir.

Despu茅s de dos horas, el profesor pidi贸 los ex谩menes y, en forma ordenada, los estudiantes entregaron su respectiva hoja. Todos, menos aquel que hab铆a llegado tarde y continu贸 escribiendo como si nada pasara.

Despu茅s de otra media hora, el estudiante se acerc贸 a la mesa donde se encontraba el profesor sentado, leyendo un libro.

En el instante en que intent贸 poner su examen encima del mont贸n, el profesor dijo:

鈥淣i lo intente. No puedo aceptar eso. Termin贸 tarde鈥.

Furioso e incr茅dulo ante tal aseveraci贸n, el estudiante amag贸:

驴Sabe qui茅n soy?

鈥淣o, no tengo ni la menor idea鈥, contest贸 el profesor en tono sarc谩stico.

驴Sabe qui茅n soy?, insisti贸 el estudiante, apuntando a su propio pecho con su dedo y acerc谩ndose de manera intimidante.

鈥淣o, y no me importa en absoluto鈥.

En ese momento, el estudiante agarr贸 r谩pidamente su examen, lo meti贸 entre los dem谩s ex谩menes y exclam贸:

鈥溌aravilloso!鈥. Y se march贸.

Autor: Un maestro cansado.

Borracho en el infierno

Despu茅s de un accidente, un borracho va al infierno y, al llegar, pregunta al diablo:

驴D贸nde est谩n las mujeres?

鈥淎qu铆 no hay mujeres鈥.

Entonces, esos cuernos te los ganaste en una rifa, o qu茅鈥

Autor: Otro borracho en el limbo.

Beb茅 adivino

Naci贸 un hermoso beb茅, luego de un a帽o, dos a帽os, tres a帽os, cuatro a帽os, el ni帽o no hablaba y a los 5 a帽os dijo 鈥淎buelo鈥︹. Y a los dos d铆as, el abuelo muri贸.

El padre qued贸 sorprendido y el ni帽o no habl贸 m谩s si no hasta despu茅s de cuatro a帽os m谩s, para pronunciar:

鈥淎buela鈥︹. Y a los dos d铆as muri贸 la abuelita.

Preocupado, el pap谩 pens贸:

鈥溌ff, este ni帽o adivina el futuro! No habla y, cuando habla dice el nombre de alguien, dos d铆as despu茅s se muere. Dentro de unos a帽os dir谩 pap谩 y me voy a morir yo鈥.

Pasaron cuatro a帽os m谩s y, ya adolescente, el menor dijo:

鈥淧ap谩鈥︹.

Y el padre exclama:

鈥溌isto! Me voy a morir por la culpa de este chamaco rarito鈥.

Y a los dos d铆as, 隆PUM! Se muri贸 el vecino.

Autor: Otro vecino.

La tortuga en el poste

Un joven est谩 paseando por la plaza de un pueblo y decide tomar un descanso. Se sienta en un banco y al lado hay un se帽or de m谩s edad. Naturalmente, comienzan a conversar sobre el pa铆s, el gobierno y, finalmente, sobre legisladores y similares.

El se帽or dice al joven:

鈥溌縎abe? Los legisladores y dem谩s son como una tortuga en un poste鈥.

Despu茅s de un breve lapso, el joven responde:

鈥淣o comprendo bien la analog铆a. 驴Qu茅 significa eso, se帽or?鈥.

El se帽or explica:

鈥淪i vas caminando por el campo y ves una tortuga arriba de un poste de alambrado haciendo equilibrio, 驴qu茅 se te ocurre?鈥.

Viendo la cara de incomprensi贸n del joven, contin煤a con su explicaci贸n:

鈥淧rimero, no entender谩s c贸mo lleg贸 ah铆.

鈥淪egundo, no podr谩s creer que est茅 ah铆.

鈥淭ercero, sabr谩s que no pudo haber subido solita ah铆.

鈥淐uarto, estar谩s seguro que no deber铆a estar ah铆.

鈥淨uinto, ser谩s consciente de que no va a hacer nada 煤til mientras est茅 ah铆, as铆 que, en las pr贸ximas elecciones, 隆tratemos de que ning煤n animal suba al poste!鈥.

Autor: Un fif铆.

Autor(a)

Gabriela Olivares
Gabriela Olivares Torres Gabriela Olivares Torres GabrielaOlivares 10 gabriela@zeta.com
- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

-Publicidad -

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas