18.4 C
Tijuana
sábado, enero 7, 2023
Publicidad

Turistas asesinados: omisión oficial

Inicialmente, autoridades mexicanas en Baja California Sur  omitieron informar sobre el fallecimiento violento de Rodney “Rod” Butler Davis, de 73 años, secuestrado el 25 de octubre en la zona de Juncalito Beach en Loreto y hallado sin vida el 7 de noviembre, a 27.3 kilómetros desde Playa El Juncalito, específicamente en el tramo carretero Loreto – Ciudad Insurgentes Kilómetro 71, del lado derecho de la carretera -por las antenas de Telmex-, a 50 metros sobre una brecha.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó hasta el 10 de noviembre, junto con la captura de los presuntos secuestradores Esteban Varela alias “El Tigresa”, de 26 años, y Yishel Carolina Mendoza, de 41, ambos oriundos de Comondú; Lissandro Villegas Mendoza, de 24 años, con domicilio en Loreto; Fernando Ruelas Obregón, de 24 años y con residencia en Guadalupe Victoria, también en Loreto.


Publicidad


El segundo homicidio trágico minimizado por el gobierno fue el de una norteamericana, Shanquella Brenada Robinson, de 25 años, originaria de Charlotte, Carolina del Norte, quien viajó al destino turístico de Los Cabos para celebrar el cumpleaños de uno de sus amigos.

A las 17:00 horas del viernes 29 de octubre, amigos de Shanquella se comunicaron por primera vez se comunicaron a los números de Emergencia, el operador del Centro de Comunicación (C2) recibió la alerta por parte de Wenter Essece Donovan, amiga de la víctima, ambas originarias de Carolina del Norte.

“Comunicaron que en el fraccionamiento Puerto Los Cabos, se solicitaba apoyo a la unidad paramédica, ya que atendían a una persona que se encontraba convulsionando, arribando a las 17:25 horas”, informaron policías de Los Cabos.

Asimismo, que ya había un médico general atendiendo a la paciente, quien manifestó que la joven de 25 años estaba “con pobre respuesta verbal en estado de ebriedad, con signos vitales estables”, pero fue declarada sin vida tras no responder a “14 sesiones de RCP, 5 dosis de adrenalina y 6 descargas”, según el informe.

Por protocolo, policías de Los Cabos llamaron al Agente del Ministerio Público para iniciar la carpeta SJC/3063/2022/NUC.

EL PRIMER INFORME MÉDICO

La doctora Carolina Beatriz Ornelas Gutiérrez, del hospital privado American Medical Center, narró a los oficiales de Policía, los hechos ocurridos en la Villa del fraccionamiento Puerto Los Cabos, sección Fundadores Beach Club.

Comentó que a las 14:13 horas solicitaron el servicio de consulta para la señorita Shanquella Brenda Robinson, pues le informaron que había bebido mucho alcohol y le querían poner suero.

A las 15:15 horas arribó la médico general Carolina Beatriz Ornelas Gutiérrez, allí observó a una persona del sexo femenino con “pobre respuesta verbal, en estado de ebriedad y con signos vitales estables”, además “deshidratada”. Aconsejó a sus amigos la trasladaran a un hospital, pero  insistieron en que la atendieran en el lugar, por lo cual “se procede a canalizar sin éxito”, refiere el relato de la doctora.

Siendo las 16:20 horas, Robinson presentó una crisis convulsiva tónico-clónica generalizada, “dura menos de un minuto con relajación esfínter”, en ese momento “su amiga de nombre Wenter Donovan” marca al 911 para solicitar una ambulancia, en el proceso la paciente presenta dificultad respiratoria, disminución del pulso y le dan ventilaciones de rescate.

A las 16:49 horas, la médico general menciona de Shanquella que “dejó de sentir su pulso e inició maniobras de RCP con la ayuda de uno de sus amigos” hasta que llegó la ambulancia. Así continuaron las sesiones de RCP, siendo en total 14, cinco dosis de adrenalina y seis descargas.

Tiempo después, a las 17:25 horas, arribaron policías de Los Cabos para resguardar el sitio y, a las 17:57, Robinson no tenía reflejos pupilares, pulso, asistolia, por lo cual la médico la declaró fallecida. 

A las 18:35 horas, policías de Los Cabos se comunican con el Ministerio Público de atención temprana, atendiendo Julio Daniel Coatzin Carmona.

EL VIDEO DE LA GOLPIZA

El certificado de defunción emitido por la Secretaría de Salud -No.220057239- desmintió por completo el informe clínico de la médico de American Medical Center, la autopsia practicada a los restos de Shanquella Robinson confirmaron la causa de muerte: lesión grave de la médula espinal y luxación del atlas. El informe oficial fue elaborado por el médico forense Rene A. Galván Oceguera el 4 de noviembre.

A pesar de todo, el informe clínico brindado a los oficiales señaló que supuestamente pasaron desde las 14:13 horas, que atendieron la urgencia por parte del personal médico privado, a las 16:49 se dejó de sentir el pulso e iniciaron las labores de RCP, es decir, dos horas y 36 minutos que la joven luchó aparentemente por su vida.

Sin embargo, el certificado de defunción y autopsia revelaron que el “tiempo aproximado entre la lesión y muerte, fue estimado de 15 minutos”, por lo que hay mucha diferencia entre el primer informe y lo que la autoridad determinó.

A la par del certificado de muerte de la joven estadounidense, se filtró un video en redes sociales que echa abajo totalmente el informe médico presentado por la doctora de American Medical Center. Se observa a Shanquella desnuda, siendo golpeada brutalmente por su supuesta amiga Daejhanae Imani Jackson; la grabación de 17 segundos culmina con la chica sentada en la alfombra, las piernas estiradas, semiconsciente y sus manos al rostro y aturdida. Pese a haber personas presentes, nadie intervino, sólo grabaron con sus teléfonos celulares.

El Gobierno de Baja California Sur ocultó el incidente hasta el 16 de noviembre, 19 días después del deceso de Robinson.

El mandatario Víctor Manuel Castro Cosío desconocía totalmente este asesinato y el secuestro y homicidio del también norteamericano Rod Butler.

“Yo desconocía el tema de la extranjera, y que dieron a conocer apenas ayer los medios, fíjate qué asunto tan difícil, que los medios lo hayan dado a conocer”, expresaría.

La autoridad sudcaliforniana fue obligada a emitir un boletín, ya que el Gobierno de Estados Unidos y medios estadounidenses, confirmaron una investigación iniciada por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) por el asesinato de Shanquella.

“Continúa PGJE investigando muerte de extranjera ocurrida en San José del Cabo. Lleva a cabo las diligencias de campo y gabinete para esclarecer los hechos en los que perdiera la vida una persona del sexo femenino de origen extranjero, el 29 de octubre, en un club de playa”, dijo el gobernador.

EL ÚLTIMO VIAJE DE SHANQUELLA

El viaje de la joven estadounidense con sus “amigos”, iniciado el 29 de octubre, terminó en tragedia al interior de una villa ubicada en Padre Kino del fraccionamiento Puerto Los Cabos, sección Fundadores Beach Club San José del Cabo, municipio de Los Cabos.

“Fue a la universidad con ellos, uno de los chicos se decía ser su mejor amigo”, declaró la madre de Shanquella.

La mujer de 25 años se hospedó en la villa en San José del Cabo junto con sus supuestos amigos procedentes de Estados Unidos: Daejhanae Imani Jackson, Nazeer Wiggins, Malik Dyer, Wenter Essece Donovan, Khalil Cooke y Alysse Hyatt.

Daejhanae estaría celebrando su cumpleaños 26 en el destino sudcaliforniano, y es precisamente ella misma quien aparece en un video difundido y filtrado en redes sociales, donde se aprecia golpeando brutalmente a Shanquella, a quien no sólo le arrebataron la vida.

El informe de investigación criminal establece un faltante de 17 mil dólares de la fallecida, dinero que no ha sido reportado y no fue encontrado en la revisión ministerial.

Según la información extraoficial recibida por ZETA, una vez ocurrido el incidente, todos los amigos de la chica regresaron a sus ciudades de origen, aprovechando la incompetencia de los informes médicos.

“Era su mejor amistad, nos acompañaba en viajes familiares, nunca nos imaginamos que le fuera hacer daño. A su regreso vino a la casa, por cuatro días estuvo visitándonos, dejó de venir cuando supo que descubrimos la autopsia y la causa de muerte de mi hija”, dijo la madre de la joven a medios estadounidenses. 

Apenas el 5 de octubre, el Departamento de Estado de Estados Unidos emitió una alerta de viaje para Baja California Sur: “Tenga mayor precaución debido a la delincuencia. La actividad criminal y la violencia pueden ocurrir en todo el estado. No hay restricciones de viaje para los empleados del gobierno de los EE. UU. en el estado de Baja California Sur, que incluye áreas turísticas en Cabo San Lucas, San José del Cabo y La Paz”.

Asimismo, la Embajada de Estados Unidos en México informó: “Estamos enterados del caso y trabajando con las autoridades mexicanas para proporcionar los servicios consulares más apropiados”.

LA DESPEDIDA

“Ella nunca maltrató a nadie, nadie podría decir una mala palabra de ella, porque Shanquella era una muy buena persona”, recordó la madre.

Su muerte le dio la vuelta al mundo, en Estados Unidos generó un movimiento intenso de familiares, amigos, personas que se unieron a la causa, estrellas del deporte y el estrellato.

La familia lanzó una petición para recaudar fondos para el funeral de la joven:

“Mi nombre es Quilla Long, la hermana de Shanquella Robinson. Mi hermosa hermana #ShanquellaRobinson, recientemente se fue de viaje a Cabo, México, con personas que creía que eran sus amigos. Durante este viaje, fue encontrada muerta. Sus asociados afirmaron que murió de intoxicación por alcohol, pero el certificado de defunción del gobierno mexicano contradice esta afirmación, ya que revela un cuello roto y una columna rota y un momento de la muerte que es 15 minutos después de que sufrió estas lesiones (…) enfrentamos una tremenda carga financiera inesperada y mucho dolor mientras nos preparamos para enterrar a mi hermana. Cualquier apoyo que pueda contribuir a nuestros honorarios legales y otros gastos críticos es muy apreciado”.

Entre los donantes destacan Kyrie Irving, jugador profesional de baloncesto, quien aportó 65 mil dólares; el magnate y multimillonario de bienes raíces Grant Cardone, con 25 mil dólares de apoyo para la familia; John Legere, empresario estadounidense, ex director ejecutivo y presidente de T-Mobile US, quien anteriormente trabajó para AT&T, Dell, Global Crossing y es parte de la junta directiva de CTIA, donó con 40 mil dólares; Kemba Walker, jugador de baloncesto, 20 mil dólares; Stormy Wellington, la famosa emprendedora estadounidense, autora, celebridad de televisión y líder de Total Life Changes, donó 5 mil.

Otras celebridades, amigos y familiares se han unido a la causa, que en dos días lograron recabar 321.938 dólares. 

GOBERNADOR DESCONOCE

Antes que se hicieran públicos los casos de los dos extranjeros asesinados en BCS, el gobernador Víctor Castro Cosío, desconocía los hechos.

Veinte días después de la muerte de Shanquella y unos más del secuestro de Rodney Butler, declaró:

“Me van a disculpar, pero no se ha presentado en la Mesa de Seguridad el día de hoy el asunto, es para mí nuevo esto, lo digo con toda honestidad, desconozco la información del caso, de cómo pereció esta persona que tú mencionas, pero investigo inmediatamente para que la procuraduría nos dé a conocer este asunto a la comunidad”, reconoció.

Respecto a la participación de autoridades de la Unión Americana en la investigación, “estamos en la mejor disposición de colaborar, que los responsables se entreguen a la justicia norteamericana si hubo este tipo de actos, que la verdad desconocía”, remató.

- Publicidad -

Autor(a)

Antonio Cervantes
Antonio Cervantes Antonio Cervantes Antonio T 42 antonio@zetatijuana.com
- Publicidad -

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

-Publicidad -

Destacadas