4to Informe de AMLO: los otros datos

Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro.com
Edición Impresa and lunes, 5 septiembre, 2022 12:00 PM

Cuatro años de sobresaltos con inseguridad y violencia en la mayoría de los estados. Homicidios, masacres, feminicidios, más desaparecidos y fosas clandestinas, son la constante. La apuesta por la Guardia Nacional no termina por pacificar al país. Pese a tropiezos, militares han detenido al menos a 58 líderes y lugartenientes de carteles. La captura del capo Rafael Caro Quintero, el principal triunfo del sexenio. El crecimiento económico sigue estancado, alta inflación merma poder adquisitivo, mega obras cuyo costo se ha multiplicado y permanentes rezagos en educación y salud marcan el cuarto año de gestión del presidente

A pesar de los discursos oficiales triunfalistas, la realidad en materia de seguridad, economía, salud, educación y justicia no han rendido los resultados esperados por los mexicanos. Por principio de cuentas, a cuatro años de iniciada la Cuarta Transformación persiste la inseguridad y la violencia a lo largo del territorio nacional. Homicidios y masacres, feminicidios y guerras regionales de cárteles del narcotráfico; personas desaparecidas, fosas clandestinas, crisis forense, uso selectivo de la justicia y una Guardia Nacional que no cumple su misión de pacificar el país, son la realidad que todos los días estalla en la cara de los ciudadanos.

El sistema de justicia mexicano en sus cuatro esferas -prevención del delito, procuración de justicia, administración de justicia y reinserción social- no muestra avances en comparación con sexenios anteriores, pero sí deterioro, pasividad y una estrategia fallida que desemboca en mayores índices de criminalidad y produce una dolorosa impunidad. El Presidente Andrés Manuel López Obrador defiende reiteradamente su política criminal de “Abrazos, no balazos”, con la que asegura, seguirá hasta el fin de su mandato.

Sólo en lo que va de la presente administración federal, del 1 de diciembre de 2018 al 20 de julio de 2022, se perpetraron 120 mil 854 homicidios dolosos, más 3 mil 560 feminicidios, lo que suma 124 mil 414 muertes violentas de mano ajena, según cifras reveladas por la titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez Velázquez, y que desde junio rebasaron los 120 mil 463 delitos violentos que ocurrieron en toda la administración de Felipe Calderón Hinojosa.

Las masacres han sido una constante, registrándose más de mil 200 multihomicidios en los que han perdido la vida tres personas o más en un solo hecho, siendo la cifra de 30 personas muertas, diez de ellas mujeres, en un ataque a un bar de Coatzacoalcos el 27 de agosto de 2019, la mayor matanza de este tipo. También han sido asesinados 36 periodistas y mil 673 policías de diversas corporaciones y niveles de gobierno en el país. Aunque el gobierno argumenta que ha detenido 26 partícipes en homicidios de periodistas y decenas de presuntos delincuentes que participaron en las masacres de Bavispe, San José de Gracia y la muerte de dos sacerdotes jesuitas en la Sierra Tarahumara.

La peor tragedia de México no ha parado, y hasta inicios de agosto de 2022, la Subsecretaría de Derechos Humanos -de la Secretaría de Gobernación- reportó 103 mil 376 personas desaparecidas y no localizadas, además de una creciente crisis forense con más de 52 mil cuerpos de personas que no han sido identificadas y se encuentran en morgues de los Servicios Médicos Forense de los estados o en fosas comunes, sin que aún sea una realidad la operación del anunciado proyecto del Centro Nacional de Identificación Humana.

En materia de combate a la delincuencia organizada existen claroscuros, pues aunque algunos presuntos cabecillas del narcotráfico, como Rafael Caro Quintero, ex líder del Cártel de Guadalajara, han sido detenidos, permanece en la memoria de los mexicanos el episodio del 17 de octubre de 2017, cuando en Culiacán, Sinaloa, fue capturado Ovidio Guzmán López “El Ratón”, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, y por órdenes del Presidente López Obrador -ha admitido en declaraciones públicas el propio mandatario- fue dejado en libertad, bajo el argumento de que la población civil se encontraba bajo riesgo.

 

CONTRASTE MILITAR

Producto de la política de “Abrazos, no balazos”, las Fuerzas Armadas se han visto en desventaja ante criminales, como cuando militares no pudieron actuar ante el saqueo masivo de un poliducto de Petróleos Mexicanos en Tlahuelilpan, Hidalgo, y una explosión produjo la muerte de 137 personas el 18 de enero de 2019.

FOTO: CUARTOSCURO.COM

En mayo de ese año, líderes de autodefensas sometieron a un pelotón de soldados en La Huacana, Michoacán, manteniéndolos retenidos hasta que les regresaron las armas que les habían asegurado. Y en mayo de 2022, varias camionetas de soldados fueron perseguidas por sicarios, haciéndoles huir en Múgica, Michoacán.

En contraparte, militares, marinos y elementos de la Guardia Nacional (implementada en el actual sexenio), en coordinación con algunas autoridades estatales, han detenido al menos a 58 presuntos cabecillas y jefe de células del narcotráfico de los cárteles de Sinaloa (CDS), del Noreste (CDN), Beltrán Leyva, Los Zetas, Guerreros Unidos, Santa Rosa de Lima (CSRL) y, principalmente, del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Entre los capos más reconocidos se encuentra Jesús Ricardo Patrón Sánchez “El H-3”, de la organización criminal de los hermanos Beltrán Leyva, aprehendido el 8 de febrero de 2019. Casi un mes después, el 2 de febrero, fue capturado Alfredo Cárdenas Martínez “El Contador”, del Cártel del Golfo. El 4 de agosto del mismo año, en San Luis Potosí, cayó en manos de la autoridad federal Édgar Alejandro Herrera Pardo “Cabo 8”, del CJNG.

El 26 de junio de 2020 fue atrapado José Armando Briseño de los Santos “La Vaca”, operador del CJNG que participara en el atentado contra el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch. El 28 de ese mes y año detuvieron en Guadalajara a Armando Gómez Núñez “Delta 1”, también de Jalisco. El 2 de agosto, militares y policías estatales de Guanajuato aprisionaron a José Antonio Yépez Ortiz “El Marro”, líder del CSRL.

El CNJG fue el objetivo principal de 2021, pues de 12 detenciones relevantes, once eran del clan que presuntamente lidera Rubén y/o Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, entre ellas su esposa Rosalinda González Valencia el 15 de noviembre de esa anualidad. Antes cayeron en manos de la autoridad federal, el 9 de marzo, Juan Manuel Abouzaid El Bayeh “El Árabe”; el 20 de marzo, Erick Joel del Toro López “El M-3” y/o “El Toro”; y el 4 de noviembre, Armando Bátiz Camarena “El Ingeniero”, del CDS.

 

NARCOS Y GUERRAS

En 2022 continuaron las capturas de jefes y lugartenientes del CJNG. El 21 de enero, en Puerto Vallarta, detuvieron a Carlos Pelayo Núñez “Don Carlos”. El 13 de marzo, en Manzanillo, Colima, ubicaron y apresaron a Aldrín Miguel Jarquín “El Chaparrito”. El 10 de abril, atrapan en Ciudad de México a José Manuel Sánchez Cruz “Manu Vaquita”, dueño del bar donde asesinaron al ex gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, en Puerto Vallarta, en diciembre de 2021. También fue abatido el 23 de ese mes, Saúl Rincón Godoy “El Chopa”, presunto autor intelectual del homicidio del ex mandatario tapatío.

Las detenciones de mayor relevancia en este año han sido las de Rafael Caro Quintero el 15 de julio en San Simón, municipio de Choix, Sinaloa, quien debe aún once años ocho meses de la condena de 40 años de prisión que le fue impuesta por los secuestros y homicidios del agente de la DEA, Enrique Camarena, y el piloto Alfredo Zavala; además de una orden de detención provisional con fines de extradición a Estados Unidos.

El otro detenido relevante es José Bernabé Brizuela Meraz “La Vaca” el 18 de agosto en Ciudad de México, generador de violencia en Colima por disputa interna del CJNG.

Con todo y estas detenciones, la guerra de las organizaciones criminales por el control de territorios no cesa en algunas regiones del país. En Zacatecas se enfrentan con crueldad el CJNG y CDS, mientras que en Sonora, la batalla brutal es interna entre células de Sinaloa y estos grupos criminales contra el llamado Cártel de Caborca, cuyo liderazgo era atribuido a la familia de Caro Quintero, en alianza con los Beltrán Leyva y CJNG.

Michoacán también es víctima de la barbarie por los avances del CJNG y la oposición de Cárteles Unidos, con la alianza de La Familia Michoacana, Los Caballeros Templarios, Los Viagra y grupos de autodefensa que se han multiplicado en los últimos dos años; fenómeno que se replica en Puebla, Guerrero, Oaxaca, Chiapas y otros territorios ante lo que ellos consideran falta de autoridades para contener a las organizaciones delincuenciales estructuradas que actúan con toda impunidad, despojando a personas de sus propiedades.

En esta guerra entre células de narcotraficantes y en contra de autoridades, principalmente militares, durante la presente administración han aparecido prácticas nunca antes vistas, como el uso de drones con explosivos y la siembra de minas antipersonales que se sumaron a las estrategias del empleo de poderoso armamento bélico y los ya antes conocidos monstruos, vehículos con blindaje artesanal.

Por lo que ve a la procuración de justicia, los casos más visibles están relacionados con el ámbito político. La extradición a México de Emilio Lozoya, ex director de Petróleos Mexicanos por los casos Odebrecht y Altos Hornos. La detención, encarcelamiento y libertad de Rosario Robles por el caso de “La Estafa Maestra”. La reapertura del Caso Colosio en la Fiscalía General de la República y, recientemente, la resolución de las investigaciones de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, con la aprehensión del ex procurador general de la República, Jesús Murillo Karam.

Sin embargo, no se ha avanzado en las investigaciones en contra de los ex presidentes Felipe Calderón Hinojosa y sobre todo Enrique Peña Nieto, por casos de corrupción. Incluso, el Presidente López Obrador ha moderado su discurso en contra de su inmediato antecesor. Tampoco se ha actuado para investigar al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, por supuestas transacciones financieras de recursos y prácticas corruptas en la procuración de justicia, según señalamientos que surgen de la opinión pública y de ex colaboradores de la 4T, como el ex titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, y del ex asesor jurídico de la Presidencia, Julio Scherer.

 

ECONOMÍA, SALUD Y EDUCACIÓN SUMAN DETERIORO

En la víspera del Cuarto Informe de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la aprobación del político tabasqueño se ubicaba en promedio en 62% según Oráculus (plataforma que integra los sondeos de diferentes casas encuestadoras).

Foto: Tomada de Internet

La “muy alta” popularidad presidencial se debe a su base de programas sociales (de más de 300 mil millones de pesos) y a su discurso nacionalista sobre la electricidad y el petróleo. Pero no se sustenta en términos económicos, de energías limpias, ni por los persistentes rezagos en educación y salud, señaló Adriana García Hernández, coordinadora de Análisis Económicos de México Cómo Vamos.

El país tiene “una economía deprimida” que no genera empleos de calidad ni oportunidades para toda la población. La informalidad ha crecido, del total de ocupados, 51.7% lo hace sin contrato, prestaciones, ni seguridad social, y con salarios bajos.

A julio de 2022, cuando ya se debían llevar 700 mil nuevos puestos de trabajo, se generaron 450 mil. Esto es “insuficiente” para dar oportunidades a quienes perdieron su empleo y aquellos que se integran al mercado laboral.

Si bien, la pandemia de COVID-19 provocó grandes afectaciones a la actividad económica, antes de ésta México ya tenía un crecimiento negativo en 2019. Actualmente, la economía mexicana “tiene el mismo tamaño que tenía al final de 2017”, los ingresos per cápita se encuentran en niveles similares a 2014 y no hay una estimación de cuánto tiempo llevará recuperar lo perdido, puesto que dependerá de las medidas que implante el gobierno, dijo la especialista.

Con una alta inflación de 8.62%, claramente se ha deteriorado el poder adquisitivo de los mexicanos. Según los últimos datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), al cierre de junio, “49.2 millones de personas se encontraban en pobreza laboral”.

En la captación de Inversión Extranjera Directa (IED) en el primer semestre de 2022 “sí hay datos muy positivos”, pero pudieron ser “mucho mejores” si hubieran llegado inversiones en materia energética. Tema en que el gobierno pretende privilegiar a Comisión Federal de Electricidad y Pemex, opinó García.

Si bien, expuso que “ha sido prudente” el manejo de las finanzas públicas por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la especialista advirtió que para duplicar la pensión universal de adultos mayores al final del sexenio -como propuso AMLO-, no hay dinero público: “Cumplir esa promesa sin una reforma fiscal no es posible”.

Para la consolidación de la autollamada Cuarta Transformación, “veo una bomba de tiempo para el próximo gobernante”, ya que las finanzas públicas tienen “muy poco espacio” y la economía no está creciendo lo necesario.

DESBORDADO COSTO DE MEGA OBRAS

Con motivo de su Cuarto Informe, en sendos spots AMLO presume la construcción del Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas de Tabasco y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA). En ninguno reconoce que las emblemáticas obras de la 4T costaron mucho más que lo originalmente proyectado, menos aún explica la causa.

El sobrecosto más escandaloso es el del Tren Maya, que tuvo un alza de 150%, al pasar de una inversión inicial de 120 mil millones a 299 mil 367 millones de pesos, debido a la falta de planeación y a los constantes cambios en el programa maestro.

La Refinería Dos Bocas, inaugurada e1 1 de julio y actualmente en fase de pruebas, costará 72% más. En 2018, aun como Presidente Electo, López Obrador aseguró que costaría 8 mil millones de dólares; el monto alcanzaría los 20 mil millones de dólares en 2022.

En tanto, la construcción del AIFA se encareció más del 23%, contabilizándose más de 104 mil 531 millones de pesos erogados por la SHCP. Ya en operación, la terminal aérea acumula pérdidas, porque “no era lo que México necesitaba” y se perdió la oportunidad de ser un puente para el comercio internacional, opinó García Hernández.

En julio, el AIFA transportó 35 mil 117 pasajeros (apenas 12 pasajeros más que su mejor mes, mayo, con 35 mil 129), según datos de la Agencia Federal de Aviación Civil.

 

11 MILLONES DE BECAS; DISMINUYE APRENDIZAJE EFECTIVO

En un video difundido en su cuenta de Twitter, López Obrador asegura que “se están entregando 11 millones de becas” y que 116 mil escuelas cuentan con presupuesto para su mantenimiento, “porque la educación no es un privilegio, es un derecho de nuestro pueblo”.

Sin embargo, al segundo trimestre de 2022 la Secretaría de Hacienda erogó 21 mil 131.7 millones de pesos menos que el año anterior. “Aunque la educación, junto con la salud, fueron los sectores más afectados por la pandemia de COVID-19, continúan siendo sectores en los que, de manera recurrente, se ejercen menos recursos, tanto respecto a lo programado para el año en curso, como con relación a años anteriores”, señaló el Centro de Estudios Económicos de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados en un análisis publicado el 29 de agosto.

De acuerdo con la coordinadora de Análisis Económicos de México Cómo Vamos, “la educación no es una prioridad en este gobierno” y se han privilegiado las obras emblemáticas de AMLO en lugar de la educación, sobre todo considerando el rezago que dejó la pandemia de COVID-19.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indican que derivado de la enfermedad respiratoria, 740 mil alumnos no concluyeron el ciclo escolar 2019-2020. Para el ciclo escolar 2020-2021 dejaron de inscribirse 5.2 millones por falta de recursos y motivos asociados a COVID-19.

En tanto, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias estimó que derivado de la pandemia, la pérdida efectiva promedio se redujo dos años y dos meses, lo que significa un retroceso de 24% en la escolaridad.

La especialista de México Cómo Vamos observó que las becas del Bienestar necesitan focalizarse y evaluarse, ya que los programas sociales “no están llegando realmente a las personas que los necesitan”.

 

REPROBADO EN SALUD

Andrés Castañeda Prado, coordinador de Causas de Salud y Bienestar, Nosotrxs (una de las organizaciones que integran el Colectivo Cero Desabasto, el cual registra la carencia de medicamentos en instituciones públicas del país) calificó con 5 la gestión federal en materia de salud, ya que ha empeorado el acceso a ésta y la calidad con la que se brinda.

Con la desaparición del Seguro Popular para crear el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), entre 2018 y 2020 aumentó la carencia en el acceso a servicios de salud, ya que 15 millones de personas no cuentan con seguridad social en México.

En un mensaje difundido por su cuarto año de gestión, López Obrador asegura que “durante los gobiernos neoliberales por corrupción se apostó a privatizar la salud” y que actualmente su administración está dedicada “a levantar” el sistema de salud pública, a dar atención médica y medicamentos gratuitos.

Sin embargo, Castañeda Prado señaló que el presupuesto a salud tuvo reducciones al inicio del actual sexenio, y fue hasta 2022 que aumentó “un poquito”, pero en “términos reales el presupuesto en salud no ha aumentado en 10 años”.

“Así es bien difícil alcanzar los objetivos tan ambiciosos que se planteó el Presidente”, indicó el activista, quien advirtió que las acciones no están alineadas para cumplir las metas planteadas.

2021 fue el año con el “peor acceso a los medicamentos en la historia moderna del país”, por lo que ni presupuestalmente ni en gestión, la salud ha sido una prioridad, “ha quedado como en segundo y tercer plano y los resultados lo dicen: hoy se tiene que anunciar una vacunación extraordinaria a niñas de 13 y 14 años de VPH (Virus del Papiloma Humano), pero es que llevamos cuatro años sin aplicar la vacuna. Estamos teniendo que hacer acciones extraordinarias por omisiones de los años anteriores”, indicó.

En cuanto a las carencias del sistema público de primer nivel, expuso que una de cada cuatro unidades del sistema público no tiene médico titular contratado, aunado a que presentan falta de medicamentos.

En contraste, solamente en 2021 se abrieron más de 8 mil 200 consultorios de medicina general privada en el país, más del doble de lo que se venía abriendo cada año. “Los consultorios anexos a las farmacias que tanto se han criticado son un síntoma de las grandes carencias que tiene el sistema público de salud”, observó.

Por último, Castañeda Prado, estimó que es posible que las condiciones de salud mejoren en el último tramo de la administración de López Obrador, siempre y cuando la autoridad escuche a las instituciones de salud, los pacientes, los profesionales de la salud y a la industria, ya que “cuando falla un sistema tan importante como el de salud, se ve afectada la ciudadanía y sobre todo quienes viven en mayores condiciones de vulnerabilidad”.

Comentarios

Tipo de Cambio