Vacíos legales facilitan que médicos no capacitados operen en BC

Fotos: Jorge Dueñes
Edición Impresa lunes, 1 agosto, 2022 12:00 PM

Mientras que un especialista se prepara entre 8 y 14 años, médicos no cirujanos tardan máximo un par de años en terminar un posgrado en Cirugía Estética, sin haber pasado antes por la práctica en hospitales

La muerte en Tijuana de la esposa del cónsul de Guatemala en Denver, Colorado tras realizarse una cirugía estética, sacó a la luz -entre otras irregularidades- las deficiencias en la Ley General de Salud que permite que médicos que cuentan con maestría, pero no con los años de práctica necesarios, realicen este tipo de procedimientos, a veces con resultados fatales.

El viernes 8 de julio, en la edición 2519 de ZETA, se informó sobre el deceso de María José Chacón Herrera, esposa del cónsul de Guatemala en Denver, Colorado, Henry Ortiz, en la Clínica Jerusalem, ubicada en Playas de Tijuana.

La clínica no contaba con personal capacitado, ni con cédula profesional como médicos y enfermeras, tampoco permisos, licencias para operar, además del uso exclusivo de medicamentos que son de hospital.

Pero este no es el primer caso. En enero de 2021, tres estadounidenses visitaron esta frontera con el fin de realizarse cirugías estéticas en la clínica Art Siluette Aesthetic Surgery, ubicada en Las Torres, a cargo del doctor Jesús Manuel Báez López. Una de ellas murió y otras dos resultaron con afectaciones físicas, de acuerdo con una nota publicada en el diario The San Diego Union Tribune en abril de ese año.

Otra clínica, dirigida por el mismo médico, ya había sido clausurada en 2015 por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), al no cumplir con los requisitos mínimos para operar legalmente.

En 2019, el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) emitió una alerta, ya que once personas que habían visitado esta frontera para someterse a cirugías de pérdida de peso, regresaron al país vecino con infecciones y resistencia a los antibióticos.

Adrián Murillo, consejero del Baja Cluster Health and Wellness, señaló que cada año Baja California recibe entre 2.5 y 3 millones de personas que vienen a realizarse algún procedimiento médico.

“La gran mayoría de los servicios corresponde a servicios odontológicos, la mitad de ellos por lo menos y el resto a otras especialidades, seguido de las cirugías plásticas, bariátrica, ortopédica y medicina general”, precisó.

VACÍOS EN LA LEY

El 1 de septiembre de 2011 se hicieron reformas a los artículos 81, 83 y 271, y se adicionó el 272 BIS, 272 BIS, 272 BIS 1, 272 BIS 2 y 272 BIS 3 de la Ley General de Salud, destacando el 81, el 272 BIS, y 272 BIS 1 para quedar de la siguiente manera:

– El Artículo 81 menciona que la emisión de los diplomas de especialidades médicas corresponde a instituciones de educación superior y de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes.

– Para la realización de procedimientos médicos quirúrgicos de especialidad, se requiere que el especialista haya sido entrenado para la realización de los mismos en instituciones de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes.

– El Artículo 272 BIS indica que, para la realización de cualquier procedimiento médico quirúrgico de especialidad, los profesionales que lo ejerzan requieren de una cédula de especialista legalmente expedida; certificado vigente de especialista que acredite capacidad y experiencia en la práctica de procedimientos y técnicas; además de pertenecer a algún colegio u agrupación médica validada.

– El Artículo 272 BIS 1 refiere que la cirugía plástica, estética y reconstructiva relacionada con cambiar o corregir el contorno o forma de diferentes zonas o regiones de la cara y del cuerpo, deberá efectuarse en establecimientos o unidades médicas con licencia sanitaria vigente, atendidas por profesionales de la salud especializados en dichas materias y de conformidad con lo que establece el Artículo 272 BIS.

En entrevista con ZETA, Murillo afirmó que el vacío legal radica en que la Ley no obliga a que los médicos que toman maestrías o diplomados en cirugía y/o procedimientos estéticos tengan los ocho años de práctica mínimos que se requieren en una especialidad.

“Desafortunadamente, por unos vacíos legales, aún prevalecen prestadores de servicios, pseudo profesionales, que son personas que no cumplen, por mucho, la más mínima formación profesional. Por ejemplo, un cirujano plástico, estético y reconstructivo que ha cursado una residencia en los centros hospitalarios nacionales, dentro del Programa Nacional de Residencias, que han pasado por una formación de por lo menos 14 años, para poder ejercer como cirujanos plásticos, estéticos y reconstructivos”, explicó el especialista.

“Aquellos que se autonombran cirujanos estéticos, son médicos generales que han cursado en su mayoría, la carrera de Médico Cirujano, pero después de una formación de seis u ocho meses, con algunas de sus clases a distancia, están prestando sus servicios en un vacío legal”, recalcó, para rematar:

“Lo sucedido en la Clínica Jerusalem son algunos de los que pululan, que ofertan servicios muy baratos, que prometen realizar procedimientos a costos que no son verosímiles y que por supuesto comprometen la vida de los pacientes”.

 

MAESTROS ESTÉTICOS

Escuelas como el Instituto de Estudios Superiores en Medicina, SC (IESM), Universidad Autónoma del Estado de México, así como otras en Veracruz y Puebla, tienen un programa de estudios para médicos que quieran realizar un posgrado en Cirugía Estética.

Dentro de su publicidad, el IESM explica que la formación de cirujanos estéticos es de dos años, contra los 8 a 14 que dura la de cirujanos plásticos estéticos y reconstructivos, ya que ese tipo de procedimientos se hacen en personas sanas.
La materia de Cirugía Estética consta de 23 horas docente y 22 horas independiente, al igual que el segundo nivel, y está dirigida a “médicos generales, odontólogos, médicos cirujanos, ginecólogos, oncólogos y otorrinolaringólogos”, es decir, que gracias a ese vacío legal, un médico cuya especialidad es la Ginecología, puede realizar un aumento de senos, glúteos o una rinoplastia, siempre y cuando el paciente no padezca enfermedad alguna.

“Un cirujano plástico, en principio cursó la carrera de Medicina al menos seis años, después cursó la especialidad de Cirugía General cuatro años más, y por lo menos cuatro años más en la subespecialidad de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva. La cantidad de experiencia que ha adquirido un profesional a lo largo de 14 años, difiere por mucho de la habilidad y destreza que pueda adquirir un pseudo profesional que pueda haberse formado para hacer este tipo de cirugías en algunos meses”, ejemplificó Adrián Murillo.

En su portal web, el Colegio de Profesionistas con Maestría en Cirugía Estética de México, Asociación Civil señala que “Todos los miembros que pertenecen a nuestro Colegio de Cirugía Estética, cursaron estudios especializados de posgrado, rigurosos y con altos estándares de calidad; tanto nacional como internacional, mismos que usted puede revisar y validar directamente en el portal de la Dirección General de Profesiones”.

Al respecto, el consejero fundador del Baja Cluster Health and Wellness afirmó que esos títulos cuentan con la validez académica necesaria tanto de los colegiados, como de la Secretaría de Educación Pública (SEP), sin embargo, son grados académicos que pueden servir para dar clases sobre los temas, no para realizar procedimientos quirúrgicos en los que está en riesgo la vida de las personas.

PROMUEVEN INICIATIVA EN CONGRESO LOCAL

El miércoles 20 de julio, durante su conferencia matutina, la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda informó que se trabaja en una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud del Estado para evitar que médicos charlatanes realicen ese tipo de procedimientos.

En entrevista con este Semanario, José Adrián Medina Amarillas, titular de Salud en la entidad, comentó que parte de la propuesta de reforma consiste en que cada colegio médico de la especialidad que se solicite, avale que sí es parte del gremio.

“Una cosa es que haya maestría y otra cosa es que haya especialidad, pueden estar colegiados, pero no certificados, y lo que vamos a buscar nosotros, es que estén certificados por el Colegio de cada especialidad”, dijo.

Este problema tiene más de 10 años y cada vez es más común, por lo que además de reformar la Ley para evitar más tragedias, se debe reforzar el recurso humano para la inspección de clínicas y hospitales.

La autoridad sanitaria admitió que se han recibido 30 quejas contra clínicas, 22 de éstas en Tijuana, y sólo reciben alguna alerta o denuncia contra charlatanes cuando ya pasó un hecho fatal, como el suscitado en Clínica Jerusalem, por lo que tampoco cuentan con la cifra de cuántos hospitales operan de manera irregular.

En la zona metropolitana de Tijuana, Tecate y Rosarito hay alrededor de 200 clínicas, por lo que se espera contratar más personal para la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios que ayude a verificar cada establecimiento.

 

SE SIGUE INVESTIGANDO

Luis Alberto Machado, jefe de Oficina de la Fiscalía General del Estado, comentó que en relación a lo sucedido en Clínica Jerusalem hace falta un mayor análisis y pruebas periciales que lleven a entender de forma precisa en quién recae la responsabilidad de lo ocurrido.

“En cuanto al inmueble, por supuesto que de inmediato lo aseguramos, estamos en búsqueda de los indicios que de ahí emanen para efecto de continuar engrosando esta investigación”, mencionó.

El funcionario expuso que no se sabe desde dónde se estén manejando las redes sociales de la clínica, ya que ésta continúa promocionándose en Facebook, ni se ha determinado quiénes laboraban ahí y revisar sus antecedentes.

Mientras tanto, autoridades de Salud, Gobierno del Estado e iniciativa privada coinciden en que los interesados e interesadas en realizarse cualquier procedimiento quirúrgico, deben revisar que el médico elegido tenga a la vista en su consultorio los permisos, certificados y licencias relacionadas con la especialidad que buscan, y que el hospital también cuente con su documentación en regla y a la vista.

Comentarios

Tipo de Cambio