“La Feria del Libro de Tijuana, tres años de ausencia”: Alfonso López Camacho

Foto: Enrique Mendoza Hernández
Cultura lunes, 29 agosto, 2022 12:00 PM

Ante la cancelación de la Feria del Libro de Tijuana 2022 por la falta de apoyo económico de los diferentes niveles de gobierno, tal como anunció la Unión de Libreros de Tijuana el jueves 18 de agosto, don Vladimiro Alfonso López Camacho, fundador del evento librero en 1980, compartió con ZETA sus reflexiones.

“Triste es reconocer que nuestro México de hoy vive todavía en un subdesarrollo político y económico que se manifiesta en un campo tan sensible como el de la cultura y en la precariedad del comercio del libro y de las librerías. Un problema endémico que lleva lustros enquistado y cuya solución presente y futura exige una revolución educativa de calidad que depende de una decisiva política de Estado, sobre todo, tiempo y paciencia. El misérrimo registro de librerías en las ciudades de Baja California y de México por extensión, salta a la vista cuando se compara con las cifras de referencia que, hace unos años, estableció la UNESCO: de una media de una librería por cada diez mil habitantes, que nos remite a un hipotético censo, en relación a la población estimada, de doce mil librerías para el territorio nacional y ciento noventa para Tijuana”, lamentó López Camacho.

“Así las cosas, Tijuana sufre un déficit enorme de librerías. Nadie invierte en una actividad que no es potencialmente rentable, y las políticas de Estado no están orientadas a proteger y apoyar a un sector de vital importancia para el desarrollo del país en todas sus facetas. Los recursos de la Hacienda Pública destinados a las instituciones culturales, deberían ser canalizados prioritariamente a los sectores que son esenciales por su rendimiento social, como la educación y la cultura cuyo instrumento principal es el libro”.

El librero de origen catalán radicado en Tijuana desde 1968 también expuso:

“En Tijuana, al día de hoy, si metemos en el mismo saco a algunos de los almacenes departamentales con venta de libros, así como ofertas de libros antiguos, no se superan las veinte librerías, diez de las cuales constituyen el gremio de libreros que viene celebrando la Feria del Libro de Tijuana desde el año 1980; la que lleva tres años de pausa: 2020-21, por  el cruce de COVID-19, y 2022 por imprevistos obstáculos organizativos que, a juzgar por como se han estado dado las gestiones, tiene que ver con ciertas disonancias con la institución que en las últimas ediciones ha sido el imprescindible respaldo de la Feria, llevándola con gran éxito a su proyección nacional”.

Asimismo, comparó: “Dando un vistazo a las ferias del libro que se vienen celebrando en México, se observa que la totalidad de ellas las organizan o son patrocinadas por las instituciones públicas; es el caso de Tijuana, que nace con el respaldo del CODIECLI y ha sido apoyada por IMAC y CECUT en diferentes épocas. Es necesario repetir que la inevitable dependencia de la Unión de Libreros de Tijuana de las instituciones públicas está sustentada en la debilidad de su mercado y, consecuentemente, en el nulo crecimiento de las librerías en los últimos cuarenta años; hecho incompresible si se compara con el explosivo crecimiento demográfico y comercial que viene experimentando la ciudad, más si se observa la proliferación de universidades que deberían tener una incidencia directa en el consumo de libros”.

Además, don Alfonso recalcó: “Lo cierto es que, frente a este escenario de incertidumbre, la sociedad lectora, fiel seguidora de la Feria, se muestra inquieta esperando su celebración. Los ciudadanos se manifiestan en las redes: ‘¿Qué fue de la Feria del libro de Tijuana?, una pregunta que he escuchado aquí allá es qué ha pasado con la F.L.T. el festival cultural más antiguo de la ciudad (fresando las cuatro décadas) ¿Qué dice el CECUT y el IMAC, instituciones responsables, y la Unión de Libreros? Las instituciones culturales deben preservar y mejorar el patrimonio vivo de la cultura, en este caso la F.L.T. (L.S.Q.)’. ‘Les comparto una genuina duda colegas. ¿Alguien sabe si existe al menos la intención de celebrar la F.L.T. este año? Por obvias razones en 2020 y 2021 tuvimos que privarnos de ella, pero en 2022 muchas ferias librescas están viviendo en forma presencial (detallado algunas de ellas)’. (D.S.B.)”, citó don Alfonso López Camacho.

Finalmente, el tradicional librero advirtió:

“Tijuana bien merece una Feria del Libro. Los libros, la literatura, el arte, la cultura en general, debe ser la imagen que reivindique a una ciudad culta frente al estereotipo social de una leyenda que no sólo no se acaba de borrar, sino que renace con fuerza en estos tiempos de violencia criminal. Desde lo más profundo de mi ser pensante, deseo que el popular y chusco epitafio ‘Entre todos la mataron y ella sólo se murió’, no llegue a consumarse”.

Comentarios

Tipo de Cambio