19.3 C
Tijuana
viernes, octubre 7, 2022
Publicidadspot_imgspot_imgspot_img

Diputada a favor de maestros estéticos también presenta iniciativa

Mientras la gobernadora busca que sólo especialistas certificados realicen procedimientos, la diputada Montserrat Rodríguez Lorenzo pretende avalar a aquellos que sólo cuenten con maestría, pero no con la práctica

La diputada Montserrat Rodríguez Lorenzo, quien preside la Comisión de Salud en el Congreso local, presentó una propuesta de reforma a la Ley General de Salud ante el Congreso de la Unión para que se incluya a los médicos con maestría en Cirugía Estética para que realicen procedimientos quirúrgicos, justo lo contrario a lo que se pretende combatir con la iniciativa de la gobernadora Marina del Pilar Ávila Olmeda.


Publicidad


Después de los hechos ocurridos en las clínicas Jerusalem y Beauty Diagnosis de Tijuana, donde dos mujeres murieron durante una cirugía estética en lugares que no contaban con los permisos requeridos y médicos no certificados, Ávila Olmeda se apresuró a presentar una iniciativa de reforma para imponer penas más severas y delimitar los requisitos para que los médicos obtengan su certificación.

LO QUE DICE LA LEY

En su Artículo 81, la Ley General de Salud establece que “para la realización de los procedimientos médicos quirúrgicos de especialidad se requiere que el especialista haya sido entrenado para la realización de los mismos en instituciones de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes.


Publicidad


“El Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas tendrá la naturaleza de organismo auxiliar de la Administración Pública Federal a efecto de supervisar el entrenamiento, habilidades, destrezas y calificación de la pericia que se requiere para la certificación y recertificación de la misma en las diferentes especialidades de la medicina reconocidas por el Comité y en las instituciones de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes”.

Asimismo, en el Artículo 272 BIS señala que “los médicos especialistas podrán pertenecer a una agrupación médica, cuyas bases de organización y funcionamiento estarán a cargo de las asociaciones, sociedades, colegios o federaciones de profesionales de su especialidad; agrupaciones que se encargan de garantizar el profesionalismo y ética de los expertos en esta práctica de la medicina”.

Dichos artículos fueron homologados en la Ley General de Salud en el Estado desde 2014, por lo que, desde entonces, sólo médicos con especialidad deberían realizar procedimientos propios de la misma.

 LO QUE QUIERE MARINA DEL PILAR

En la propuesta de reforma de la gobernadora de Baja California, presentada el 29 de julio, sugiere modificar el Artículo 269 del Código Penal del Estado, el cual de contemplar una pena de un mes a dos años de prisión para los médicos que incurran en una negligencia, aumentaría a cinco años de cárcel.

Sin embargo, además de las sanciones ya establecidas en el Código Penal tanto por negligencia como por usurpación de funciones, no hay penas para los médicos que realicen procedimientos quirúrgicos sin tener una especialidad certificada.

“En los últimos años se ha presentado una nueva realidad desde el ámbito de la formación de los profesionales, que contribuye a elevar los estándares de profesionalización de quienes prestan servicios en las distintas profesiones reconocidas por la legislación y las autoridades educativas. Esta circunstancia ha provocado un fenómeno, donde ha proliferado la prestación de servicios especializados en la rama médica, y con ello, desafortunadamente en forma simultánea, se ha detectado que no en todos los casos quienes ejercen esta actividad cuentan con la acreditación profesional para la realización de las intervenciones quirúrgicas que brindan a las personas”, cita la exposición de motivos de Marina del Pilar.

“… en el caso de Baja California la problemática se acentúa, ya que además de sus habitantes, es grande la afluencia de extranjeros que buscan someterse a algún tratamiento o cirugía en razón a las condiciones que el ejercicio de la medicina ofrece en México, aprovechándose de esa situación pseudomédicos o especialistas”, agrega.

Ávila Olmeda recalcó lo expuesto en los artículos 81 y 272 BIS, “para realizar cualquier procedimiento médico quirúrgico de especialidad, el profesional requiere contar con cédula de especialista legalmente expedida por las autoridades educativas competentes”.

A pesar de que el Artículo 14, párrafo segundo de la Carta Magna, se pronuncia en relación a la usurpación de profesiones, no contempla la usurpación de especialidades o ramas específicas de la Medicina, por lo que propone una pena de prisión de entre seis meses a seis años, y de 20 a 200 días de multa a los médicos que realicen procedimientos quirúrgicos no relacionados con su especialidad, en el Artículo 260 del Código Penal del Estado, así como inhabilitación para ejercer la carrera.

José Adrián Medina Amarillas, secretario de Salud en el Estado, argumentó a ZETA que el objetivo es poner un “candado” para que médicos sin especialización pongan en riesgo la vida de los pacientes que acuden con ellos para un procedimiento en específico.

Este hecho, dijo, es más común en la cirugía plástica, pero en realidad sucede en cada especialidad, como Neurología, Cardiología, Neumología e incluso Pediatría.

 MONTSERRAT ALEGA “INCLUSIÓN”
El 9 de agosto, la diputada Montserrat Rodríguez Lorenzo, del Partido Encuentro Solidario y presidente de la Comisión de Salud en el Congreso local, acompañada de Renato Rodríguez Hirales, presidente del Colegio Bajacaliforniano de Maestros en Cirugía Estética, realizó una conferencia de prensa para dar a conocer su propuesta de reforma a la Ley General de Salud, para que se incluya a este grupo de médicos por tener maestría.

En la edición 2522 de ZETA, el reportaje “Vacíos legales facilitan que médicos no capacitados operen en BC” da a conocer las maestrías en cirugía estética que se ofertan en universidades privadas como el Instituto de Estudios Superiores en Medicina en Veracruz y la Universidad Autónoma del Estado de México, a médicos generales, cirujanos, otorrinolaringólogos, odontólogos, oncólogos y ginecólogos, en un programa de estudios de 200 a 300 horas, contra las más de 25 mil que se estudian en una especialidad.

Al respecto, la diputada explicó que “es una iniciativa que va a reformar, prácticamente, el saber a nivel nacional y ante el Congreso del Estado de Baja California, proponer al Congreso de la Unión que haga una distinción entre los cirujanos plásticos reconstructivos, cirujanos estéticos y los cirujanos plásticos, estéticos y reconstructivos”.

Reconoció que la Ley especifica la especialidad de “cirujano plástico, estético y reconstructivo”, pero la calificó de “ambigua” por no detallar la labor de cada una, ya que “no existe la especialidad de cirugía estética en el sistema de educación pública”.

Su propuesta implica una reforma al Artículo 272 BIS, en el que se sugiere agregar un párrafo para que en lugar de que se utilice el término especialidad y que sea el colegiado de la especialidad relacionada el que certifique al médico interesado, se usen los términos especialidad, posgrados y/o maestría para que entonces los cirujanos estéticos estén incluidos.

La exposición de motivos de la iniciativa entregada al Congreso local, menciona que “profesionistas de la salud, que al contar con un grado de maestría en cirugía estética, erróneamente se les confunde como ‘profesores docentes’”.

Para la diputada, la cirugía estética está dirigida sólo a personas que quieren embellecer su cuerpo a través de procedimientos quirúrgicos por derecho de autonomía, mientras que la cirugía plástica y/o reconstructiva sólo es para personas que “padecen malformaciones congénitas o han sufrido accidentes que trajeron como consecuencia una anormalidad o deformidad del cuerpo”.

“¿Qué hace un cirujano plástico y reconstructivo? Como bien lo dice la palabra, reconstruye una consecuencia de una enfermedad. ¿Y qué hace la cirugía estética? Esta es en cuanto a la belleza, tú estás bien, no tienes ninguna enfermedad, pero te quieres arreglar algo de tu cuerpo con lo que no estás conforme, entonces esas son las diferencias que nosotros queremos hacer”.

 

NOS SENTIMOS DISCRIMINADOS: CIRUJANOS ESTÉTICOS

Renato Rodríguez Hirales, titular del Colegio Bajacaliforniano de Cirujanos Estéticos y primo de la diputada pesista, mencionó que desde 2007 se les quiere ver como “charlatanes”.

“Como cirujanos estéticos contamos con cédula profesional tanto del Estado como la Federal, y al contar con una cédula profesional cuenta como una patente, que emite la Dirección General de Profesiones para ejercer la profesión en cirugía estética”, señaló.

Cabe resaltar que el Estado no tiene la capacidad de emitir cédulas profesionales, toda vez que dicho trámite corresponde a la Secretaría de Educación Pública federal.

“Nos han tratado como charlatanes porque no dice ‘Especialidad’ en nuestra cédula, el hecho de ser maestros en Cirugía Estética, al final de cuentas depende de una interpretación legal, y la interpretación de una maestría es equivalente, junto al ejercicio de la profesión a una especialidad”, dijo.

“Aplaudimos la iniciativa de la gobernadora, estamos de acuerdo, sólo sugerimos unos pequeños cambios, ojalá y nos escuchen, porque en la iniciativa, al decir ‘especialidad’, algunas veces es un problema de interpretación jurídica, tanto abogados como instituciones lo confunden y dicen que tiene que ser literal; lo que sugerimos es que hagan un pequeño cambio y que diga ‘posgrado’, con eso ya estamos incluidos como cirujanos estéticos. De otra manera, a nosotros se nos está discriminando”, argumentó Rodríguez Hirales.

El plan de estudios del Instituto de Estudios Superiores en Medicina, donde se oferta esta maestría, señala en su página de internet que son alrededor de 300 horas de clase teórico-prácticas, donde el alumno egresa con la “adquisición de habilidades en la ejecución de técnicas quirúrgicas de cirugía de mamas, plástica, estética y reconstructiva”.

Sin embargo, de acuerdo con información obtenida por ZETA, en dicho Instituto se realizan talleres de Medicina Estética de dos horas un día a la semana, seguido de cuatro horas de clases teóricas; mientras que los sábados el día inicia con una cirugía en vivo, realizada a pacientes que van al Instituto a atenderse porque es de bajo costo y/o gratuito, y les practican un examen cada mes de la materia que se cursó y a realizar suturas o lavado quirúrgico.

Asimismo, se debe cumplir con una bitácora de 30 cirugías, mientras que un residente de la especialidad en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva lo debe hacer en una semana.

Al respecto, Laura Carmina Cárdenas Malta, quien preside el Colegio de Cirujanos Plásticos, Estéticos y Reconstructivos del Estado, señaló que sólo hay 78 médicos en el colegiado, más 16 que están por integrarse, provenientes de Mexicali.

Un especialista en esa rama estudia entre 25 mil y 30 mil horas teórico-prácticas, comparadas con las 200 de los estéticos, por lo que no se compara el nivel de entrenamiento y experiencia que se tiene en la atención de eventualidades o emergencias.

- Publicidad -spot_img

Autor(a)

Ángela Torres Lozano
Soy licenciada en Comunicación por UABC, periodista desde 2008, reportera en ZETA de temas generales y especializada en periodismo de ciencia y salud, también soy miembro de la Red Mexicana de Periodistas de Ciencia desde 2017.
- Advertisement -spot_img

Puede interesarte

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

-Publicidad -spot_img

Notas recientes

Destacadas