“Pugna” por tráfico y venta ilegal de cigarrillos

Edición Impresa lunes, 4 julio, 2022 12:00 PM

Los asesinatos de dos personas y la colocación de una manta amenazando con respetar monopolio de tráfico de cigarrillos, evidencian la batalla entre grupos delictivos por controlar el mercado menudista del tabaco. En Aduanas, dicen, pagan en dólares para cruzar el contrabando

“A partir de hoy el negosio de la marca del caballo y el cigarro americano tiene dueño esto le pasará a todos los que no entiendan por eso pasa abarrotes Samantha, mi sentido pésame a las familias de las personas que no entiendan”, reza una manta atribuida a la delincuencia organizada -que no está firmada-, descubierta la madrugada del 16 de junio en el puente peatonal de la colonia Zaragoza, localizado sobre la Carretera Mexicali-Tijuana, al Poniente de la ciudad.

El mensaje rompió por completo con las amenazas y advertencias tradicionales en el municipio, las cuales eran atribuidas a los hijos de Joaquín Guzmán Loera, conocidos hoy en día como “La Chapiza”; o bien, a la agrupación delictiva dirigida por Jesús Alexander Sánchez Félix “El Ruso”, mismas que desde 2020 sostienen una reyerta por el control del tráfico y distribución menudista de enervantes en la Capital del Estado y su Valle.

En esta ocasión no fue así. El mensaje fue dirigido a los grupos delictivos dedicados al tráfico y venta de cigarrillos de diversas marcas en el Valle y la zona rural de Mexicali, cuya distribución y actividad delincuencial es poco conocida, al menos dentro de las prioridades de las autoridades locales.

El 23 de junio, el fiscal Rafael Orozco Vargas confirmó en la conferencia de prensa Impunidad Cero -realizada en las instalaciones de la Cámara Nacional de Comercio de Mexicali- que al menos dos asesinatos están relacionados con el control del tráfico y venta de cigarrillo ilegal en las calles de Mexicali, incluso se presume que pudiera tratarse del mismo tirador.

“EL OMEGA” ACORDÓ FINANCIAR A TRAFICANTES ILEGALES DE TABACO

“No, no, no, no, no… Yo no te voy a cobrar, yo te puedo decir ‘ahí te van 50 mil dólares y pues yo tengo 20 mil’, pues mete 20 mil. Tú trabájalo y, cuando saquemos, quédate con un 40 por ciento tú pero, aunque yo le meta más billete y yo te voy a pasar dos o tres contactos para que engrandezcas el negocio, yo te voy a presentar gente”, es un pequeño fragmento de una larga conversación telefónica de más de 45 minutos, entre Felipe Eduardo Barajas Lozano “El Omega” -antes de ser capturado- y un individuo conocido como “El Mano”, mientras ingresaban al mercado ilícito de tabaco.

ZETA tuvo acceso a una llamada interceptada por autoridades donde ambos individuos se ponen de acuerdo para asociarse e ingresar al negocio ilícito del tráfico y venta de tabaco en Mexicali.

La conexión se dio mediante un conocido de ambos -de nombre Brandon-, con el cual inicia la charla, para posteriormente ceder el uso del teléfono a quien se identifica como “El Omega”.

Inicialmente, “El Mano” asegura conocer a un individuo que sólo identifica como “Oliver”, el cual se encarga de la venta de alcohol clandestino en diversos antros de Mexicali, cuyo giro ilícito se vio afectado a raíz de la pandemia. Con los bares cerrados, decidió ingresar al tráfico y venta de tabaco.

“El Omega” refiere que no lo conoce, pero que tenía relación con los dueños de varios antros -del giro de música norteña- ubicados en la zona hotelera, los cuales incluso le vendían botellas a bajo costo durante sus fiestas.

MANO (M): “Y pues yo no me meto a San Luis ni al Valle por miedo, y tengo camaradas, pero ni les digo: te vendo para que vendas. Y me dijo: ‘Cigarros pura verga, los patrones ya tienen proveedor’. Me pararon y que me miran vendiendo y la verga, en San Luis y en el Valle, pues traían ‘El Omega’ y ‘El Ruso’ no querían ver a los cigarreros para allá, pero una vez me cayeron a la casa, unos que conocen al ‘Ruso’ y al ‘Omega’, unos abogados que siempre me han pedido paro para los de Culiacán, Eduardo Medina, él lo conoce”.

OMEGA (O): “¿El gordo? ¿El abogado de las máquinas?”.

M: “Su compadre era pistolero en Villavicencio, su compadre era jefe de sicarios del ‘Mayo’”.

O: “¿No es uno se llama Kirby?”.

M:Se llama Eduardo Medina y una vez que movieron por acá al JT, que era ex mujer del JT, y me dieron 500 dólares por traerla manejando ahí y el Eduardo Medina le hizo un amparo aquí”.

O: “¿Y qué dicen esos abogados?”.

M: “Cuando empezaron a matar cigarreros, ese bato, uno de mis amigos viejos Aarón, le dijeron que sí seguía vendiendo cigarros lo iban a matar, pues ahora vende puros encendedores”. 

O:Pero ¿quién?”.

M: “Un wey que vendía especies en una cigarrera, vendía especies y lo chingaron, no se sí miró un hermano en radiopatrulla, vendía un chingo de Sheriff, y Patrol; y volvió a vender cigarro y lo mataron. Pero según el pedo era porque la maña traía un cigarro que era Link, no traía ningún cigarro, hay un bato que es empresario y ese bato vendía Link, que se llama Jasco, vendía un putero y ese bato se calmó de vender, que sí vendía cigarros de Link vendiendo, y el cigarro Link es mexicano pero según lo controla la maña, lo traen de Guadalajara”.

Durante la conversación entre “El Mano” y “El Omega”, este último se descara y se identifica claramente: “Yo soy ‘’El Omega’, compa, pa’ que sepa. Y si yo le digo que no es cierto, es porque no es cierto”, refiere en tono amenazante, afirmando que es falso que la maña está “metida” -en ese entonces- en el negocio del cigarrillo, pero reiteró su interés en hacerlo.

Cigarros decomisados

“Mira, culón, escucha, yo quiero esa madre vender, podemos asociarnos y ya yo te hago el paro, te meto para el Valle y te mando con los encargados de Morelos, de Algodones, de Pólvora, de Bataquez, toda el área Norte es mía. Entonces si ya conoce gente pues ahí está. Ese que te digo que son revendedores, pero a mí no me interesan los revendedores porque no puedo andar en la calle, yo dejo encargados para todas las cosas, para poder dejar el negocio a un bato porque si le dejo descuento no va a salir, voy a asociarme con alguien y necesito a alguien movido, nomás le inyecto feria, te doy esto y te pongo esto esto y esto, y si te amenazaron pues yo lo veo; lo único que no quiero es que se sepa que el negocio es mío, porque todos dicen lo que me dices tú, todo dicen y nada es cierto, ¿sí me entiendes?”, refiere “El Omega” en la conversación.

Por su parte, “El Mano” comenta que Los Salazar tienen control absoluto del mercado ilegal de cigarrillos y alcohol en Sonora, y según un conocido suyo, ese mercado se extendería al Valle de Mexicali, lo que causó una respuesta fuerte de “El Omega”, afirmando que “Los Salazar están para chuparme la verga; no están para controlar esos putos”.

ADUANA COBRA 730 DÓLARES POR DEJAR PASAR UNA CAMIONETA

Existen dos tipos de cigarrillos que se venden en Mexicali: los primeros que son comprados en Estados Unidos, para posteriormente ser cruzados por la frontera y finalmente comercializados en diversas tiendas de abarrotes del municipio.

El segundo es mediante la compra -también irregular- de cigarros Link, originarios de Guadalajara, y que sí bien son mexicanos, un gran sector de su venta en la zona se atribuye a la delincuencia organizada.

En la manta colgada el 16 de junio, los criminales hicieron referencia a “la marca del caballo y el cigarro americano”, debido a que una de las presentaciones de los productos de la empresa Link tienen impreso un potro que levanta sus patas, el cual lleva por nombre “Garañón”.

Respecto a los “americanos”, en la conversación los identifican como Sheriff y Patrol, son los más solicitados por los consumidores habituales, sobre todo en el Valle de Mexicali.

Según lo referido por “El Mano”, hace la conexión con al menos tres ciudadanos estadounidenses a los cuales paga 40 dólares por cargar a su cuenta el traslado del cigarrillo en la aduana; al final sólo utilizan sus nombres e identificaciones para cruzar a Mexicali con dichos productos. En otras palabras, son usados como “prestanombres”.

Al llegar a la Aduana, realizan el pago de 730 dólares al representante en turno, que -según refieren- se encarga de distribuir 100 dólares para el aduanal, otros 100 para la Guardia Nacional y otros 100 en beneficio de alguien superior.

Las cajas pueden valer -dependiendo la marca- desde 5 a 8.5 dólares en la Unión Americana, pero son vendidas de 11 a 15 dólares, dependiendo del comprador.

Regresando a la escucha telefónica:

OMEGA (O): “Te voy a decir cómo está el pedo, ahorita quiero ver ese tema porque la plebada me está diciendo que los Sheriff, los quieren allá la gente, entiendo que las venden a 289 pesos, a veces 240 la caja con 10 cigarros, ahorita por ejemplo un morro me dice que yo compro 30 cajas ahorita, está un bato que compra 40 mil pesos de cigarros y él mismo lo reparte entonces me dijo que los están amenazando que porque no van para allá, pero les pregunto: ¿Quién los amenaza?, pero nadie dice quién”.

MANO (M): “Nomás nos dicen que los vamos a levantar, algunos charolean que son del ‘Ruso’ y ‘El Omega’, y lo que sí, en Mexicali en lo que va del año se han chingado a 3 cigarreros; le mando los recortes de radiopatrulla de cuando los han chingado, esa es la primera, y otro es porque le culonearon porque no más cigarro, aquí también se maneja la pipa de cristal, la maña ya se metió”.

O: “La maña es mentira, loco, las tiendas sí, esas cosas nomás”.

M:Yo pura verga te voy para el Valle”.

O: “Y si vas para allá te agarro a la verga” (risas de ambos).

“El Omega” le ofrece protección y una serie de contactos en la Zona Norte del Valle de Mexicali y el complejo de “Los Pueblas”, incluso hasta la colonia Independencia, donde -aseguró- tener contactos para la venta al menudeo de dichos productos en diversas tiendas de Mexicali, mediante un distribuidor.

Durante la charla, refiere que a cada caja de cigarrillos le saca un dólar, luego de la compra, el pago a los prestanombres (40 dólares por persona), el soborno a la aduana (730 dólares), la renta de la camioneta familiar que utiliza (120 dólares) -asegura que una panel es sometida a Rayos X, mientras que un vehículo con apariencia familiar no- y la gasolina (30 dólares).

Homicidio por trafico de cigarros

LOS DOS ASESINATOS

Entre los días 6 y 21 de junio, se registraron dos asesinatos y una amenaza relacionada con la venta suburbana de cigarrillos ilegales en Mexicali, y según las declaraciones en el audio de “El Mano”, al menos otros tres crímenes se habrían registrado durante el año pasado.

En el primero se dio muerte al de nombre Santos Severo Tirado Nava, de 54 años, en una tienda de abarrotes llamada Samantha de la colonia Los Milagros, al Poniente de la ciudad.

Criminales a bordo de una motocicleta tipo Italika color gris, arribaron durante la noche. Uno de ellos descendió de la unidad, llamó a la puerta para ser atendido desde la ventana y abrió fuego sin realizar miramientos, para después escapar a gran velocidad.

El segundo ataque tuvo lugar a las afueras de una tortillería sobre Calzada Hacienda del Viento y Calle del Molino en Los Portales II, donde el ahora occiso se estacionó a bordo de un vehículo rotulado de la empresa Café Trujillo. Su pareja descendió de la unidad para ingresar al negocio, cuando de forma sorpresiva se le emparejó una motocicleta con las mismas características que las identificadas en el crimen anterior. Ahí asesinaron a Alejandro González Valenzuela, de 37 años, cuyo cadáver quedó al interior de la unidad.

Según lo referido por fuentes encargadas de la investigación, en dicho vehículo se localizó una cantidad considerable de cajas de cigarros Link, lo que llamó la atención de los agentes investigadores.

En ambos casos se utilizó un arma calibre .9 milímetros, por lo que se encuentran analizando si ambos crímenes fueron perpetrados con la misma arma. Mientras tanto, la Fiscalía General del Estado inició su investigación partiendo de la detención de uno de los presuntos implicados en el crimen.

Sin embargo, en la Fiscalía General de la República dijeron no tener presentación por contrabando de cigarrillos o alcohol, lo cual indica que en Aduanas o no los están detectando, o como refieren los criminales: hay acuerdo con los encargados de la Administración de Aduana, militares.

Fuentes de las Mesas de Seguridad para la Construcción de la Paz, atribuyen ambos crímenes a células criminales de “El Ruso”, puesto que poco a poco ha incursionado más en negocios ajenos al tráfico y venta menudista de drogas, al grado que un gran número de polleros ya reportan con ellos. Sin embargo, la hipótesis aún es difusa para la autoridad.

Comentarios

Tipo de Cambio