AMLO disolvió unidad antinarcóticos de élite, que trabajaba con la DEA, afirma Reuters

Foto: DEA
Destacados martes, 19 abril, 2022 4:00 PM

La Administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador disolvió una unidad antinarcóticos de élite, que durante casi 25 años trabajó junto a la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), en el combate al crimen organizado.

Así lo indicó la agencia británica Reuters, en un despacho -publicado el 19 de abril- en el que citó a dos fuentes, mismas que indicaron que dicha grupo era una de las unidades de investigaciones especiales (SIU, en inglés), mismas que operan en unos 15 países y “que los funcionarios estadounidenses consideran invaluables para desmantelar poderosas redes de contrabando y atrapar a innumerables capos de la droga en todo el mundo”.

Según las mismas fuentes, las SIU son entrenadas por la DEA, pero están bajo el control de los gobiernos nacionales. “En México, los más de 50 oficiales de esa unidad policial fueron considerados entre los mejores del país y trabajaron en los casos más importantes”, como la captura de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo”, entonces líder del Cártel de Sinaloa, en un motel del municipio de Los Mochis.

El Gobierno encabezado por el presidente López Obrador notificó formalmente a la Agencia antinarcóticos de EE.UU., en abril del año pasado, que la unidad había sido clausurada, según un agente de la DEA con conocimiento del asunto, mismo que se negó a ser identificado porque no estaba autorizado a hablar sobre el tema. Una segunda fuente familiarizada con la situación confirmó el cierre del grupo, según confirmó Reuters.

“La Secretaría de Seguridad Pública y de Protección Ciudadana [SSPC] de México no respondió a reiteradas solicitudes de comentarios. La DEA se negó a hablar de la cuestión. Nadie había informado hasta ahora sobre la clausura de la dependencia. Reuters no pudo averiguar por qué el Gobierno mexicano no lo anunció públicamente en su momento”, detalló la agencia británica.

Sin embargo, según Reuters, una segunda unidad mexicana de la SIU, con sede dentro de la oficina del titular de la Fiscalía General de la República (FGR) -Alejandro Gertz Manero- e independiente del Gobierno Federal, continúa operando.

“‘La estrangularon’, afirmó el agente, refiriéndose a la unidad. ‘Hace añicos los puentes que tardamos décadas en armar’. El equipo de élite, fundado en 1997, fue el principal conducto para que la DEA compartiera con el Gobierno de México pistas sobre envíos de drogas e indicios obtenidos en suelo estadounidense”, indicó la agencia británica.

“La agencia antidrogas de Estados Unidos habría llevado a los nuevos integrantes mexicanos de la unidad policial a sus instalaciones de última generación en Quantico, Virginia, para capacitarlos en las últimas técnicas de vigilancia. Les habrían examinado, incluso con pruebas de polígrafo”, señaló Reuters.

La agencia británica citó Mike Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la DEA, quien dijo que el cierre de la SIU y la restricción de la cooperación en seguridad por parte de López Obrador, dañarán a ambos países. “Significará más drogas yendo a Estados Unidos y más violencia en México”, advirtió. “México se está disparando en el pie”, sentenció.

“En privado, los funcionarios estadounidenses señalan que el papel vital de México en el bloqueo del flujo de migrantes de América Latina, una prioridad para Washington, les deja una influencia limitada para presionar a López Obrador en otros temas, como la cooperación en seguridad”, insistió Reuters en su despacho.

La agencia británica dijo que la reputación de la SIU -que en México operaba dentro de la ahora extinta Policía Federal (PF)- quedó “dañada”, Iván Reyes Arzate, alias “La Reina”, ex director de la División Antidrogas de dicha institución, quien se entregó en febrero del 2017 al Gobierno de EE.UU. y en mayo del 2018 fue sentenciado en Illinois a 40 meses por cargos de obstrucción de justicia y por vender información confidencial a una facción del cártel de los hermanos Beltrán Leyva, por 3 millones de dólares.

El 9 de febrero del 2022, en la sala 8D de la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, el juez Brian M. Cogan sentenció a 10 años de prisión, a Reyes Arzate, preso en el Centro Correccional Metropolitano (MCC, por sus siglas en inglés), ubicado en Brooklyn, acusado de conspirar para distribuir, poseer e importar 450 kilos de cocaína a Estados Unidos, cargo que aceptó el 19 de octubre del 2021.

“Los agentes de la DEA siguieron trabajando con sus homólogos mexicanos durante un tiempo, especialmente en el aeropuerto de Ciudad de México, donde los integrantes del grupo interceptaban el contrabando de fentanilo, una droga sintética hiperpotente a la que se atribuye el aumento vertiginoso de las sobredosis en Estados Unidos”, agregó Reuters.

La agencia británica recordó que la cooperación en materia de seguridad entre la DEA y México se desplomó a “un nuevo mínimo” el 15 de octubre del 2020, cuando fue detenido en Los Ángeles, California, Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto, bajo acusaciones de narcotráfico.

“Los fiscales estadounidenses liberaron rápidamente a Cienfuegos, citando consideraciones de política exterior ‘sensibles’, pero López Obrador acusó a la DEA de tener ‘poco profesionalismo’ y de fabricar pruebas en el caso. En diciembre de 2020, el Gobierno mexicano despojó a los agentes extranjeros de la inmunidad diplomática y obligó a los funcionarios locales a redactar informes sobre interacciones con agentes de seguridad del exterior”, recordó Reuters.

“‘Ese fue el clavo en el ataúd’, consideró el agente de la DEA. Meses después se cerró la SIU. Para el momento en que la unidad se disolvió formalmente, según esa fuente, ya había estado inoperativa durante algún tiempo porque la Guardia Nacional de México antepuso la disuasión de la violencia a las investigaciones de los cárteles de la droga”, aseveró la agencia británica.

GOBIERNO DE AMLO YA APROBÓ VISAS PARA QUE AGENTES DE LA DEA TRABAJEN EN MÉXICO, AFIRMA FUNCIONARIO

El 30 de noviembre del 2021, se conoció que el Gobierno de México había aprobado visas para que agentes de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) operen en territorio mexicano, según lo aseguró Todd Robinson, subsecretario de Estado de EE.UU. para Narcóticos Internacionales y Aplicación de la Ley.

“Ellos [los mexicanos] recién accedieron a más visas para agentes de la DEA en México”, dijo Robinson al comparecer ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense. Además, agregó que el Gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador accedió a trabajar más de cerca con agencias de EE.UU.

Entre ellas la propia DEA y el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), luego de que el 8 de octubre del 2021, durante el Diálogo de Alto Nivel de Seguridad (DANS), ambos gobiernos pusieron fin a la Iniciativa Mérida y dieron comienzo a un nuevo plan conjunto llamado Entendimiento Bicentenario.

“Ellos [los mexicanos] han accedido a un acuerdo que presenta una lista de una serie de cosas que vamos a hacer, incluyendo mayor cooperación en intercambio de inteligencia y trabajar más cercanamente con nuestros socios en otras agencias [de EE.UU.], como el FBI, la DEA”, enfatizó Robinson ante el Comité legislativo.

“Ya hemos visto progreso en esa área en términos de cooperación más cercana, mejor acceso para agentes de nuestras agencias de aplicación de la ley”, dijo, por su parte, el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, quien también participó en la misma audiencia en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense.

MÉXICO HA ATRASADO APROBACIÓN DE VISAS PARA AGENTES DE LA DEA, INFORMA CNN

Tras la detención, el 15 de octubre del 2020, de Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto, bajo acusaciones de narcotráfico, el Gobierno de México revisó la forma en que permitía operar a la DEA en territorio mexicano y no había aprobado las visas para agentes estadounidenses durante el 2021.

“México no ha aprobado visas para agentes de la DEA este año […] Normalmente, el proceso para obtener visas toma alrededor de un mes, pero muchos de estos agentes de la DEA han estado esperando más de seis meses”, dijeron fuentes citadas por la cadena de noticias estadounidense CNN, el 7 de octubre del 2021.

Según el medio extranjero, el Gobierno de México tomó “represalias” tras la detención de Cienfuegos Zepeda, suspendiendo en gran medida las operaciones de la DEA en territorio mexicano. Además, CNN citó a funcionarios federales que indicaron que las autoridades mexicanas “amenazaron con retirarse de los acuerdos migratorios que la Administración [encabezada por Donald] Trump consideraba clave para frenar los cruces fronterizos”.

Por otra parte, un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. dijo a CNN que “México sigue siendo un socio de seguridad fundamental de Estados Unidos y estamos comprometidos a trabajar con la Administración de {Andrés Manuel] López Obrador para promover prioridades compartidas”.

Así como para “fortalecer la capacidad de México para combatir la corrupción y la impunidad e implementar estrategias más efectivas para desmantelar el crimen organizado transnacional, incluso a través de la cooperación operativa en materia de aplicación de la ley en México”.

Los mismos funcionarios detallaron a CNN que a un año de la detención de Cienfuegos Zepeda en Estados Unidos, “la DEA aún no puede realizar la mayoría de las operaciones en México, y el tema ha sido discutido en conversaciones entre altos funcionarios de los dos países en los últimos meses”.

Según la cadena estadounidense, la Agencia antinarcóticos había extendido las estadías de algunos agentes que ya se encontraban en México, pero el problema del visado afectaba a casi dos docenas de sus elementos y dificulta labores de inteligencia, como el trabajo con informantes.

La negativa de México a otorgar visas a los agentes de la DEA era un punto “que está contribuyendo a una decadencia en la relación de seguridad entre los países limítrofes”, abundó CNN. Una semana antes, Anne Milgram, directora de la Agencia Antinarcóticas de EE.UU., pidió a Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR), permitirles colaborar en operaciones con policías mexicanas.

Según Milgram, la operación de la DEA en México era una de la lista de peticiones entregadas por ella misma a Gertz Manero, cuando éste viajo a Washington, a principios de octubre del 2021, para una visita de trabajo con el Fiscal General de EE.UU., Merrick Garland.

Consultado sobre el bloqueo a la renovación de visas de los agentes de la DEA, el Secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, evitó responder directamente sobre el tema durante un viaje de trabajo por Francia, asegurando que se debía esperar a los resultados del DSAN, que se llevó a cabo el 8 de octubre del 2021, en la Ciudad de México.

En este primer encuentro, participaron, por parte de México, además del canciller; Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación (SEGOB); Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC); el general Luis Crescencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional; y, el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina.

Mientras que la delegación estadounidense estuvo compuesta por los secretarios de Estado, Antony Blinken; Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas; y, de Justicia, Merrick Garland. En 2022 el DANS tendrá un segundo capítulo en Estados Unidos, en el que se revisarán los avances de la agenda que será acordada en México.

Por su parte, el 5 de octubre del 2021, Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), indicó que México ya tenía definidas sus prioridades para dicho DSAN: que Estados Unidos contribuyera a la reducción de homicidios dolosos, que hubiera corresponsabilidad en el control del tráfico de armas y cooperación para extradiciones.

DEA ACUERDA CON GOBIERNO DE MÉXICO MEJORAR INTERCAMBIO DE INTELIGENCIA PARA COMBATIR AL NARCO

El 1 de julio del 2021, la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) acordó, durante una reunión con autoridades mexicanas, encabezadas por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), mejorar el intercambio de inteligencia para combatir a los cárteles del narcotráfico.

“De manera específica, las autoridades de ambos países abordaron la colaboración entre el gobierno de México y la Administración de Control de Drogas para reducir los daños del consumo y tráfico de drogas en la región. Ambas delegaciones coincidieron en establecer como una prioridad bilateral mejorar los mecanismos para compartir inteligencia contra el crimen organizado”, indicó la SRE en un comunicado.

Durante la reunión bilateral, las autoridades estadounidenses compartieron con sus homólogos mexicanos, datos e información respecto a las tendencias actuales del consumo y producción de drogas, así como las distintas estrategias para la reducción del consumo de estas sustancias.

“El intercambio fue siempre respetuoso de nuestra soberanía. Un diálogo que busca estrechar la cooperación para enfrentar al crimen organizado trasnacional de manera efectiva entre ambos países”, señaló el jefe de la Unidad para América del Norte de la SRE, Roberto Velasco Álvarez.

Por su parte, Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública, de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC) del Gobierno Federal, destacó que las actividades criminales en México y Estados Unidos estaban “profundamente” interconectadas.

“Trabajamos de manera coordinada y respetuosa con las autoridades de Estados Unidos para compartir mejores prácticas e inteligencia y, de este modo, disminuir los crímenes violentos que afectan nuestras sociedades”, explicó Mejía Berdeja.

En el encuentro -que se llevó a cabo en el edificio central de la Cancillería, ubicado en avenida Juárez, en la colonia Centro, alcaldía Cuauhtémoc, de la Ciudad de México-, participó por parte de la delegación estadounidense: Amanda Liskamm, fiscal general asistente adjunta de EE.UU.; así como Anthony Nardozzi, jefe adjunto de litigio, narcóticos y drogas peligrosas de la DEA; además de de Michael Cabral, jefe de sección de la División de Operaciones Extranjeras de la Agencia Antinarcoticos estadounidense.

Además, estuvieron presentes, John Creamer, encargado de negocios en la Embajada de Estados Unidos; Christina Vejar, agregada del Departamento de Justicia de EE.UU.; Matt Allen, director regional adjunto de la DEA; Rocío Zamudio, agregada adjunta del Departamento de Justicia; y Lori Antolinez, subdirectora de la Oficina de Narcóticos Internacionales y Asuntos de Aplicación de la Ley.

Por parte de México también estuvieron presentes mandos de las secretarías de Defensa Nacional (SEDENA) y de Marina (SEMAR), así como de la la Guardia Nacional y del Centro Nacional de Inteligencia; además de Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), y, Gady Zabicky Sirot, titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC).

Antes, el 30 de junio del 2021, se efectuó otra reunión bilateral, entre las autoridades mexicanas con la fiscal general asistente adjunta de EE.UU., Amanda Liskamm; y con Calvin A. Shivers, subdirector del Buró Federal de Investigaciones estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés), en la cual los funcionarios de Estados Unidos compartieron estrategias de cooperación para la reducción de la violencia en México, con un enfoque menos punitivo.

COOPERACIÓN BILATERAL DE EU Y MX PARA COMBATIR AL NARCO, ESTÁ DETENIDA, ACUSA DEA

El 4 de mayo del 2021, Matthew Donahue, subjefe de Operaciones Antinarcóticos de la DEA, denunció que las operaciones binacionales conjuntas de inteligencia en contra de los cárteles del narcotráfico mexicano, estaban paralizadas.

“Estamos dispuestos a compartir [inteligencia] con nuestras contrapartes en México, pero ellos mismos tienen demasiado miedo de siquiera involucrarse con nosotros”, dijo el funcionario de la DEA, en entrevista con la cadena estadounidense de radio pública NPR.

“Esto debido a las repercusiones [que pudieran sufrir] por parte de su propio Gobierno si los cachan trabajando con la DEA […] En este momento, [los cárteles del narcotráfico] no le temen a ningún tipo de policía o ejército dentro de México”, añadió el subjefe de Operaciones Antinarcóticos de la DEA.

“Las operaciones se han paralizado, básicamente […] Lo que Estados Unidos había construido en términos de buenas relaciones con partes del Estado mexicano ha desaparecido”, indicó, además, Falko Ernst, analista del International Crisis Group, citado por NPR.

LANDAU ASEGURA QUE AMLO DEJA OPERAR A CÁRTELES POR CONSIDERARLOS “UNA DISTRACCIÓN”

El 27 de abril del 2021, durante una reunión organizada por el Consejo de Embajadores Estadounidenses (CAA, por sus siglas en inglés), Christopher Landau, ex representante diplomático de EE.UU. en México, consideró que el titular del Poder Ejecutivo Federal mexicano asumía una actitud pasiva frente al crimen organizado y optaba por no enfrentarlos.

Según el diplomático que dejó el cargo en enero del 201, López Obrador consideraba que enfocarse en el combate a los cárteles del narcotráfico era una distracción parecida a lo que fue la Guerra de Vietnam para el ex presidente estadounidense Lyndon Johnson, en la década de 1960.

“Ha adoptado básicamente una actitud de ‘laissez fair’ [dejar hacer] ante los cárteles, lo cual es obviamente problemático para nuestro Gobierno. Es un gran problema para México […] Él ve a los cárteles como su Vietnam. Tal como lo fue para sus antecesores”, dijo Landau.

“Andrés Manuel López Obrador es muy insistente en intentar evitar ese tipo de conflicto”, dijo el ex embajador, quien aseguró, además, que los cálculos del Gobierno estadounidense son que los cárteles del narcotráfico controlan entre 35 y 40 por ciento del territorio mexicano. “Pienso que no hay duda de que juegan un papel amplio en la gobernanza de México”, insistió.

“[El Gobierno de López Obrador] dejó ir [a Ovidio Guzmán López, alias ‘El Ratón’] porque no quería tener un derramamiento de sangre más generalizado en Culiacán. Fue simplemente un momento terrible. La verdad es que el Ejército mexicano fue superado en armas [el 17 de octubre del 2019]”, aseguró el diplomático.

“Nunca había habido un ataque tan descarado como [el del Cártel Jalisco Nueva Generación contra Omar Hamid García Harfuch] en el corazón de la Ciudad de México [el 26 de junio del 2020]. Y, para mi sorpresa, ¡el Gobierno central mexicano básicamente no hizo nada! No dijo: ‘¡Ya fue suficiente! ¡No vamos a tolerar que ocurra una cosa así!’”, añadió Landau.

Por otra parte, el ex embajador calificó como desastrosa la captura el 15 de octubre del 2020, Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) durante el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto, bajo acusaciones de narcotráfico y su eventual liberación un mes después tras un acuerdo con México.

“En retrospectiva, desearía haber luchado y haber acudido con el Fiscal General [de EE.UU., Bill Barr], para pararlo”, insistió Landau, refiriéndose al episodio cuando al llegar al cargo de embajador en México, en agosto del 2019, fue informado de la investigación abierta por fiscales federales de Estados Unidos.

“Los intereses más amplios de nuestra cooperación en aplicación de la Ley son más grandes que este personaje”, añadió Landau, quien aseguró, además, que el Gobierno estadounidense mismo debe de replantearse su estrategia de combate antinarcóticos que incluya más articulación entre las agencias.

“Probablemente mi mayor frustración fue en el área antinarcóticos. Ese es un tema muy complicado. Estoy muy frustrado con nuestro Gobierno. Creo que no tiene una estrategia integral para enfrentar este problema”, enfatizó el ex embajador.

ESTADOS UNIDOS OFRECIÓ A MÉXICO REPLANTEAR LUCHA CONTRA EL NARCO

El 3 de marzo del 2021, durante una llamada telefónica sostenida entre Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la SRE y el Secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, el director senior para el Hemisferio Oeste del Consejo Nacional de Seguridad estadounidense, Juan González, dijo a sus contrapartes mexicanas que había aspectos clave de la lucha contra el narcotráfico de los dos países, que no estaban funcionando.

Sin embargo, según personas con conocimiento del mensaje, que pidieron el anonimato porque las pláticas eran privadas, el alto funcionario de la Casa Blanca añadió que Estados Unidos estaba abierto a buscar nuevas estrategias junto con México, ya que las tácticas usadas en años recientes no habían producido resultados que ambos lados querían y que necesitaban adaptarse a los nuevos retos.

COOPERACIÓN BINACIONAL ENTRE EU Y MEX PARA COMBATIR AL NARCO, DETENIDA DESDE ENERO: REUTERS

“Los esfuerzos de Estados Unidos para combatir a los cárteles de la droga desde el interior de México están detenidos desde enero, ya que las tensas relaciones entre ambos países han congelado los intentos de acorralar a los capos del narcotráfico, según altos funcionarios de las actuales administraciones -y de anteriores- de las dos naciones”, indicó la agencia británica Reuters, en un amplio despacho, publicado el 31 de marzo del 2021.

La información de inteligencia que ambos países compartían de “manera rutinaria, aunque con cautela”, se paralizó luego de que el 15 de enero del 2021 entraron en vigor las reformas a Ley de Seguridad Nacional (LSN), propuestas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que buscaban regular la operación de agentes extranjeros en México y la actuación de sus agencias en territorio mexicano, siempre que se realizaran en el marco de convenios bilaterales en materia de cooperación internacional.

“Hasta hace poco, las autoridades de Estados Unidos y México compartían de manera rutinaria, aunque con cautela, inteligencia sobre casos importantes. Pero en diciembre, México promulgó una ley que requiere que las autoridades estadounidenses informen sobre sus contactos policiales en el país al Gobierno mexicano, que los investigadores estadounidenses consideran ampliamente como corruptos”, indicó Reuters.

“La nueva política ha llevado a los investigadores de ambos lados de la frontera a poner en pausa su cooperación, temerosos de que las nuevas reglas puedan comprometer los casos o, peor aún, la posibilidad de conseguir informantes”, abundó la agencia británica.

Según dos fuentes de Reuters, “familiarizadas con el asunto”, las operaciones sobre el terreno, incluidas redadas en laboratorios de drogas mexicanos, habían cesado en gran medida, por lo que las autoridades estadounidenses luchaban por rastrear los movimientos de cocaína con destino a Estados Unidos desde Venezuela y Colombia, a través de Centroamérica y hacia México.

“Algunos agentes antidrogas estadounidenses que trabajaban en México informaron que habían sido seguidos por la policía local, lo que generó alarmas sobre su seguridad. Y decenas de agentes del orden de Estados Unidos no pueden obtener visas para trabajar en México”, abundó la agencia británica.

“La mayoría de nuestros casos más importantes están paralizados […] Si tenemos que informar nuestras fuentes a su Ministerio de Relaciones Exteriores, se ponen en peligro nuestras fuentes y métodos. El sistema está configurado intencionalmente ahora para que la policía mexicana no pueda ayudarnos”, dijo a Reuters un alto funcionario policial de EE.UU.

Por otra parte, un alto funcionario militar mexicano dijo que México no había realizado prácticamente ningún esfuerzo antidrogas con Estados Unidos desde que se aprobó la LSN. “Sin el apoyo de Estados Unidos, en tecnología e inteligencia, será más difícil contener el crimen”, dijo a Reuters.

“Los grandes ganadores son los cárteles”, dijo a la agencia británica, Timothy Shea, quien renunció en enero del 2021, como director de la Administración de Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés). “Es justo lo que querían los cárteles para poder expandir su alcance y pasar de contrabando más drogas mortales a Estados Unidos”, agregó.

“No sabes en quién puedes confiar”, dijo Mark Morgan, quien dirigió la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés), hasta enero del 2021. “No sabes quién es corrupto. Y eso es un desafío”. Si los investigadores estadounidenses se ven obligados a revelar las fuentes al Gobierno mexicano, dijo, “existe una gran probabilidad de que esas fuentes terminen muertas”.

Dos altos funcionarios estadounidenses indicaron a la agencia británica que la DEA no era la única afectada y que el problema no se limitaba a los casos de drogas, ya que la LSN “ha interrumpido los casos transnacionales manejados por otras agencias federales estadounidenses.

Sin embargo, a través de comunicado citado por Reuters, la portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Nicole Navas Oxman, enfatizó que “continúa la cooperación activa y efectiva en materia de aplicación de la ley entre Estados Unidos y México”.

REFORMAS QUE REGULAN LA OPERACIÓN DE AGENTES EXTRANJEROS EN MÉXICO

El 15 de enero del 2021, entraron en vigor las reformas a Ley de Seguridad Nacional (LSN), propuestas por el presidente Andrés Manuel López Obrador y aprobadas por el Congreso de la Unión, que buscaban regular la operación de agentes extranjeros en México.

Según lo publicado el 14 de enero del 2021, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), por el titular del Poder Ejecutivo Federal, entraron en vigor las fracciones IV y V de la Ley de Seguridad Nacional y a la cual se le adicionó la fracción VI.

Así como un Título Séptimo denominado “De la Cooperación con los Gobiernos Extranjeros en Materia de Seguridad que Contribuyan a Preservar la Seguridad Nacional”, conformado por dos capítulos y los artículos 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75 y 76.

La iniciativa de reformas a la LSN, aprobada por el Congreso de la Unión el 15 de diciembre del 2020, busca regular la presencia de agentes extranjeros en México y la actuación de sus agencias en territorio mexicano, siempre que se realice en el marco de convenios bilaterales en materia de cooperación internacional.

Asimismo, dispone que las Representaciones Diplomáticas acreditadas en nuestro país, deben informar a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) los hechos que conozcan en el desempeño de las funciones de sus agentes.

Además, se plantea que la Cancillería mexicana -previo acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), de la Defensa Nacional (SEDENA) y de Marina (SEMAR)- acreditará a dichos agentes extranjeros y establecerá su circunscripción territorial.

Aunado a lo anterior, la iniciativa establece que los servidores públicos de los tres Poderes de la Unión, de los organismos autónomos, así como de las entidades federativas y municipios, deben apegarse a la LSN cuando se relacionen con agentes extranjeros, so pena de sanciones administrativas o penales.

Estos funcionarios deben entregar a la SRE y a la SSPC, un informe por escrito cuando celebren alguna reunión, haya intercambio de información, realicen llamadas telefónicas o intercambien comunicaciones con agentes extranjeros, lo anterior en un periodo no mayor a tres días, después de establecido dicho contacto y/o intercambio de información.

La iniciativa también prohíbe a los agentes extranjeros ejercer facultades reservadas a las autoridades mexicanas y se les obliga a informar al Estado mexicano respecto a todos los datos que recopilen en el ejercicio de sus funciones en México.

Asimismo, señala que los agentes extranjeros no tendrán ninguna inmunidad si incurren en la comisión de delitos; y en caso de que se compruebe algún incumplimiento por parte de dichos agentes, se solicitará al gobierno de origen el retiro de sus funcionarios y se suspenderán los convenios de cooperación.

Por último, la iniciativa establece un Grupo de Alto Nivel de Seguridad como órgano auxiliar del Consejo de Seguridad Nacional, para la atención y gestión de los convenios de cooperación internacional, integrado por los representantes de las instituciones y autoridades que determinen.

Comentarios

Tipo de Cambio