A Juan Gabriel

Cartaz lunes, 7 marzo, 2022 12:00 PM

Triste veintiocho de agosto,

dos mil dieciséis corría,

cuando muere Juan Gabriel

muy cerca del mediodía.

 

Él “no tenía dinero”,

pero mucho amor que dar,

con su dulce “Amor Eterno”

que siempre nos va a cantar.

 

Un infarto es el culpable

de que el cantante se fuera,

cuando más lindo entonaba

como verdadera estrella.

 

Ayer apenas cantó

y su público, feliz,

tarareaba las letras

de su hermoso popurrí.

 

En Santa Mónica fue

donde feliz entregara

bello y último concierto

a su gente mexicana.

 

Se fue a reunir con su madre,

a quien él amara tanto,

y un ramillete de flores

le depositaría en las manos.

 

Juanga seguirá cantando

entre sus buenos amigos,

mientras alegre nos brinda

sus cantos y bellos ritmos.

 

Juan Gabriel, nunca te irás

porque en el alma tenemos

las notas “a tu guitarra”

y tu gran “Amor Eterno”.

 

Lourdes P. Cabral.

San Diego, California.

Comentarios

Tipo de Cambio